Cómo Escribir un Informe de Desempeño

Una evaluación del rendimiento es un informe anual redactado por un funcionario superior y entregado a los empleados que supervisa. Es una pauta que muestra a los miembros de su equipo en qué aspectos lo han hecho bien y en cuáles deben mejorar. Redactar una revisión del rendimiento implica tener tacto y ser honesto, además de mostrar a los empleados de todos los niveles que lo han hecho bien y en qué pueden mejorar en el siguiente periodo de revisión.

En este artículo, repasamos cómo redactar revisiones de rendimiento alentadoras y procesables para su equipo.

Cómo redactar un informe de rendimiento eficaz

Siga estos pasos para escribir una revisión del rendimiento que ayude a los miembros de su equipo a seguir creciendo en el trabajo.

1. Abrir la reseña de forma positiva

Empezar la revisión elogiando al miembro de tu equipo le recuerda que ha hecho valiosas contribuciones a su equipo, incluso si tienes que repasar con él las áreas de mejora necesarias. Reconocer sus logros le ayuda a establecer una atmósfera positiva desde el principio de la reunión.

El objetivo general de una revisión del rendimiento es mostrar al empleado en qué aspectos lo está haciendo bien y en qué aspectos podría mejorar. Una apertura positiva muestra al empleado que te fijas en él y que revisas su rendimiento en lugar de basarte en parámetros impersonales. También les dice que sabe de ellos y de sus contribuciones, lo que puede motivarles a mejorar en su trabajo.

Relacionado: Cómo prepararse para una evaluación de resultados

2. Ser siempre honesto

La honestidad es siempre la mejor política, especialmente durante una evaluación del rendimiento. Una evaluación del rendimiento es una buena oportunidad para hacer saber a alguien, con mucho tacto, si puede mejorar su rendimiento laboral en algunas áreas. Utilice un lenguaje directo pero que siga abordando los puntos fuertes del empleado.

Concéntrese en utilizar palabras que eliminen el escozor de la sinceridad y demuestre al empleado que no le está llamando la atención por ser incompetente. Quiere que el empleado entienda que no ha cumplido las expectativas, pero que no es el fin de su carrera en la empresa, sino que le indica que puede mejorar. El empleado no se alegrará de leer esto en su evaluación, pero al menos entenderá que se le da la oportunidad de mejorar en esas áreas.

3. Señala los objetivos que se han alcanzado o superado

Esta parte de la revisión puede servir para ver los puntos fuertes del empleado. Si lleva un tiempo en su lugar de trabajo, puede señalar en qué ha mejorado con respecto al año anterior y hasta qué punto ha llegado a alcanzar o superar sus objetivos. Si es una persona recién contratada, señale su rendimiento en función de las expectativas que se fijaron al principio. Por lo general, no es necesario entrar en detalles en esta sección, pero si quiere destacar logros específicos, es una buena oportunidad para hacerlo.

Si ha establecido objetivos SMART—objetivos específicos, medibles, alcanzables, relevantes y basados en el tiempo—con las personas que trabajan en su organización, esta es también una buena oportunidad para repasar qué objetivos han cumplido, en cuáles están trabajando y qué objetivos pueden necesitar ajustes. Los objetivos SMART deben diseñarse pensando en una revisión anual.

Relacionado: Objetivos SMART: Definición y ejemplos

4. Señala los objetivos que no se han cumplido o que se han quedado cortos

Todo el mundo tiene puntos débiles o áreas en las que puede mejorar. Por eso, a veces es necesario decirle a un empleado en qué puede mejorar durante su revisión.

Durante esta parte de la revisión, haga hincapié en que el empleado sigue siendo un miembro valioso de su organización y que usted está disponible para ayudarle a cumplir las nuevas normas que ha establecido para él. También puede reiterar que esta es su oportunidad para poner más esfuerzo y cuidado en su trabajo en adelante.

5. 6. Ofrezca comentarios constructivos

Los comentarios constructivos consisten en explicar por qué crees que el empleado ha hecho o no ha hecho bien su trabajo. Utiliza ejemplos de su trabajo, cómo se ha comportado con respecto a las métricas aceptadas, cómo se ha comportado en comparación con sus compañeros de trabajo y cómo se compara con su trabajo del año anterior.

Si el empleado hizo algo ejemplar en nombre de la empresa, explique por qué fue bien recibido y cómo benefició a la empresa y a la carrera del empleado, y traiga a colación detalles específicos que muestren por qué ese trabajo o incidente se menciona en la revisión.

Es posible que también tenga que dar su opinión sobre los objetivos que un empleado no ha cumplido. Reconozca las circunstancias que pueden haber influido negativamente en su rendimiento, pero señale que la falta de rendimiento no pasó desapercibida. Es una forma sutil de mostrar al empleado que se compadece de los problemas vitales que afectan al rendimiento laboral. Si el empleado no se ha esforzado lo suficiente, es una declaración que le muestra que tiene que contribuir más a su equipo.

Relacionado: ¿Qué es un formulario de evaluación de empleados?

6. Utilice ejemplos que sean relevantes para lo que ha hecho el empleado

En lugar de confiar en la memoria, revise el expediente o el historial laboral del empleado para refrescar su memoria o investigar más a fondo. Debe tener ejemplos sólidos del trabajo del empleado que pueda señalar durante la revisión. La vaguedad da lugar a interpretaciones y hace que el empleado se pregunte de qué está hablando.

Una reseña adquiere mucha más fuerza cuando la información utilizada en su construcción tiene una base real. Si vas a señalar un aspecto en el que un empleado tuvo un rendimiento inferior al esperado o lo hizo mejor, muestra un ejemplo concreto. Enumere el proyecto en la revisión y, si es posible, enumere el incidente específico en el que el empleado lo hizo o no lo hizo bien. Al incluir esto en la revisión, el empleado tiene una referencia tangible y puede volver a repasar su trabajo para ver lo que hizo o no hizo.

7. Orientar al empleado sobre cómo puede mejorar

Todos los empleados pueden encontrar margen de mejora, incluso los que tienen una buena evaluación de su rendimiento. Pero no seas vago al señalar las áreas de mejora. Céntrese en el área de debilidad, explique por qué cree que no se han esforzado al máximo o que están perdiendo una oportunidad que puede ayudarles a progresar en su carrera. Si existe una oportunidad en el lugar de trabajo para ampliar la formación en un área en la que el empleado puede mejorar, indíquelo. O si el empleado está preparado para avanzar, pero se ve frenado por la falta de formación o experiencia, indíquele dónde puede encontrar la formación y las herramientas que necesita para avanzar.

A primera vista, se puede considerar que alguien que tiene una revisión pobre tiene mucho margen de mejora. Asegúrate de que no hay circunstancias que expliquen el mal rendimiento antes de hacer sugerencias, y luego ofrece opciones y oportunidades. A veces un empleado tiene las habilidades necesarias, pero algo le ha impedido utilizarlas plenamente.

Relacionado: Utilización de la gestión del rendimiento en el lugar de trabajo

8. Concluye con las expectativas para el año siguiente

La revisión es una mirada retrospectiva a lo que el empleado hizo o no hizo en el último año y explica en qué puede mejorar su rendimiento o qué debería seguir haciendo. También es el momento adecuado para establecer los objetivos para el año siguiente y explicar qué pasos debe dar el empleado para alcanzarlos. El nivel de los objetivos que les fijes dependerá del rendimiento de la empresa y de lo que se necesite de los empleados para alcanzar los objetivos de toda la empresa. También dependerá de los objetivos que creas que puede alcanzar el empleado en función del rendimiento que haya mostrado hasta ahora. Concéntrese en establecer los objetivos con claridad y póngalos a un nivel que el empleado pueda alcanzar razonablemente con cierto esfuerzo.

9. Termina la reseña con un tono positivo

Concluya la revisión animando al empleado a mejorar en el año siguiente en las áreas señaladas y a mantener el buen trabajo en las áreas en las que lo ha hecho bien. Esto ayuda al empleado a mantenerse animado después de una revisión, especialmente si no tuvo muchos comentarios positivos. El hecho de ser positivo también da al empleado la motivación para hacerlo mejor en el futuro y para solucionar sus puntos débiles. Utiliza esta sección para orientar sobre dónde encontrar información que les ayude a mejorar sus habilidades, saber con quién pueden hablar para pedir ayuda y acceder a los recursos que su empleador pueda ofrecer.

Siempre se puede encontrar algo positivo incluso en las críticas negativas. Encuéntrelo, destáquelo y utilícelo para matizar las secciones negativas. Esta crítica debe utilizarse como un instrumento para ayudarles a mejorar. Cuando el empleado entiende que no está siendo despedido, es mucho más probable que se esfuerce por mejorar la calidad de su trabajo.

10. Haz un punto de vista informal a lo largo del año

La revisión del rendimiento suele realizarse una vez al año y resume todo lo que el empleado hizo o no hizo durante ese tiempo. Sin embargo, no debería ser la única retroalimentación que esperan. Proporcionar una retroalimentación periódica sobre lo que un empleado ha hecho o no ha hecho bien le ayuda a mejorar y a mantener sus objetivos en mente. El deseo de mejorar en las áreas señaladas en la revisión puede decaer si no hay refuerzo. Dar un feedback regular e informal sobre el rendimiento es beneficioso para el empleado al hacerle saber que está mejorando sus áreas de debilidad y que puede esperar una mejor revisión del rendimiento en el año siguiente.

Te recomendamos

6 Métodos estadísticos (más su definición e importancia)

De RN a NP: Cómo hacer la transición de enfermera registrada a enfermera practicante

Facturación vs. Facturación: ¿Cuál es la diferencia?

Cómo Calcular el Valor Actual Neto (VAN)

¿Qué son las acumulaciones mensuales? Definición y ejemplos

Cómo convertirse en reportero de noticias