Cómo escribir una firma

No sólo es divertido experimentar con el aspecto de tu firma, sino que practicar tu firma también puede asegurarte que estás preparado para la próxima vez que tengas que proporcionarla en varios documentos. En este artículo, enumeramos los beneficios de una buena firma, explicamos cómo escribir una firma y te damos algunos consejos para ayudarte a mejorar tu técnica de escritura de firmas.

Relacionado: Cómo crear una firma de correo electrónico empresarial con 10 ejemplos

¿Cuáles son las ventajas de una buena firma?

Ya sea para su uso personal o profesional, escribir una buena firma tiene varios beneficios. Comprender estas ventajas puede inspirarte a la hora de crear una nueva firma y ayudarte a guiarte en la dirección correcta. Estas son las ventajas que se derivan de escribir una buena firma:

  • de la marca y la identidad: Disponer de una firma comercial para usar puede ayudar a que su marca o empresa sea más reconocible para sus clientes y socios comerciales. Como empleado o empleador, tener una firma coherente puede ayudar a que los demás le reconozcan más rápidamente.
  • Profesionalidad: Cuando firmas documentos importantes u otros materiales con tu firma, se pone de relieve tu profesionalidad y tu posición en el mundo empresarial.
  • Añade valor: Firmar un documento con su firma añade valor al propio documento. Por ejemplo, si firmas un documento comercial, tu firma demuestra que estás de acuerdo con lo que dice el documento y, por tanto, valida su contenido.

Cómo escribir una firma

Para empezar a practicar, determina lo que quieres de una firma y da los pasos adecuados para crear tu firma ideal. Utilice los siguientes pasos para escribir y elegir una buena firma:

1. Decida qué quiere que transmita su firma

Mientras que una firma sencilla es más legible, una firma compleja muestra más estilo. Cuanto más compleja sea su firma, más seguro u ostentoso puede parecer. Mientras que los médicos tienden a tener firmas escritas de forma apresurada, los actores tienden a tener firmas más extravagantes con diseños intrincados.

Determina cómo tu firma puede reflejarte como persona y cómo quieres que te refleje como tal. Ten en cuenta que las firmas que sólo llevan iniciales suelen reservarse para ocasiones más formales o de negocios. Si tienes un nombre común, intenta que tu firma sea más larga y única para diferenciarla de las demás.

Si te preocupa que alguien falsifique tu firma, utiliza tu nombre completo y haz que tu firma sea clara y única. Una firma garabateada es más fácil de falsificar. También puedes crear dos firmas distintas, una para uso personal y otra para fines comerciales.

2. Analice las letras de su nombre

Tanto si está actualizando su firma actual como si está creando la primera, fíjese en las letras de su nombre. Identifica las letras más interesantes, como las que tienen más bucles, curvas o barras, como la W, la G o la B. A continuación, identifica las letras más sencillas de tu nombre—especialmente las que tienen un aspecto similar tanto en mayúsculas como en minúsculas, como la C o la O. A partir de ahí, determina qué letras quieres que sean los puntos centrales.

3. Determina qué partes de tu nombre quieres incluir

Considere qué partes de su nombre quiere enfatizar. Por ejemplo, mientras que algunas personas firman con su nombre completo, otras sólo lo hacen con su nombre o sus iniciales. Si eres conocido por tu nombre, considera la posibilidad de utilizar sólo ese nombre. Si es un profesor que se conoce por su apellido, considere la posibilidad de firmar sólo con su apellido.

4. Experimentar con diferentes estilos

Una vez que tengas una idea de cómo quieres que sea tu firma, empieza a experimentar. Reescribe tu firma varias veces para descubrir nuevas posibilidades e ideas. Jugar con diferentes estilos puede ayudarte a determinar la dirección que quieres seguir. Si está actualizando su antigua firma, considere lo que le gusta de su estilo actual e identifique lo que necesita trabajar.

5. Piensa de forma diferente

Es importante crear una firma que sea exclusivamente tuya. Puesto que no es como tu escritura diaria, no necesitas una firma legible—especialmente si tu firma puede compensar en cuanto a distintividad. Utiliza tus habilidades creativas para idear formas divertidas de hacer que tu firma destaque.

Pruebe a hacer una letra más grande para que destaque o a hacerla más pequeña para que se mezcle con el resto de su firma. Por ejemplo, considera la posibilidad de enfatizar la primera letra de tu nombre y hacer pequeñas el resto de las letras. También puedes divertirte con ciertos elementos de tu nombre o subrayar tu firma si quieres añadir énfasis. Añade florituras, lazos, zigzags y otros diseños que consideres oportunos.

Relacionado: Habilidades de Creatividad: Definición, consejos y ejemplos

6. Elija su firma favorita

Después de escribir una cantidad decente de firmas, considera cuáles se sintieron más cómodas, cuáles se ven mejor, cuáles puedes replicar fácilmente y cuáles representan mejor lo que quieres transmitir. Determina cuáles de tus firmas utilizan tus elementos favoritos. Si lo necesitas, haz pequeñas modificaciones hasta que encuentres tu favorita. También ayuda a reducir la lista de firmas antes de elegir la mejor.

Relacionado: Las mejores formas de firmar una carta comercial (con consejos y ejemplos)

Consejos para escribir una buena firma

Si necesita más ayuda para escribir una buena firma, tenga en cuenta los siguientes consejos:

  • Encuentre la inspiración. Para darte algunas ideas sobre cómo escribir nuestra firma, investiga en Internet sobre las firmas de los famosos. Aunque no deberías copiar una firma, puedes tomar prestados algunos detalles únicos o llamativos. También puedes inspirarte en diferentes tipografías para ayudarte a determinar el aspecto que quieres conseguir.
  • Aprende caligrafía. Para mayor inspiración, considera la posibilidad de tomar una clase de caligrafía. Esto puede ayudarte a conocer ciertas letras, pero también te permite experimentar y conocer las distintas formas de escribirlas.
  • Actualízalo con el tiempo. Si quiere dar un nuevo aspecto a su firma, no tenga miedo al cambio. Repasa los pasos, determina qué quieres actualizar y experimenta con los nuevos estilos que hayas descubierto.

Te recomendamos

22 Ejemplos de cierre de cartas comerciales

Cómo Calcular la Deuda Total (Con Ejemplo)

Cómo practicar la gratitud mientras se trabaja a distancia

¿Qué es la tasa de abandono? Definición y ejemplo

10 razones para participar en un programa de mentores

La importancia del autoconocimiento en el liderazgo