Cómo escribir una novela en 10 pasos

Mucha gente sueña con escribir una novela y convertirse en un autor famoso, pero escribir una novela puede ser un proceso difícil. Se necesita determinación para terminar una novela y determinación y talento adicionales para publicarla. Si usted' está interesado en escribir una novela, una excelente manera de comenzar el proceso es aprender los pasos que debe seguir para escribir una. En este artículo, explicamos qué es una novela y cómo escribirla, incluyendo cómo desarrollar tus personajes y hacer revisiones.

¿Qué es una novela?

Una novela es un libro de ficción de larga duración, que un escritor o escritores crean y publican. Las novelas pueden incluir una gran variedad de temas y estar escritas para diversos públicos. Hay muchos géneros de novelas, como el romance, la ciencia ficción, la fantasía, el drama, la ficción histórica y el thriller. Algunos autores que escriben novelas lo hacen como su carrera a tiempo completo, mientras que otros lo hacen como un trabajo secundario. Escribir una novela puede llevar mucho tiempo, pero la preparación y la planificación pueden reducir las posibilidades de frustrarse en medio de la escritura.

Relacionado: Cómo convertirse en novelista

Cómo escribir una novela

Estos son los pasos que puedes seguir para escribir una:

1. Desarrollar un concepto

Para empezar, querrás desarrollar un concepto. Se trata de la idea básica de la historia. No tiene que ser mucha información, siempre que sea suficiente para empezar. La extensión adecuada de un concepto puede variar en función del escritor, ya que algunos quieren empezar con más detalles y otros quieren desarrollarlos más tarde, siempre que les guste la idea básica. Algunos escritores crean su concepto escribiendo una lista de conceptos y eligiendo su favorito, mientras que otros lo piensan mientras hacen otra cosa.

El concepto puede ser una descripción de una sola frase de la trama, puede ser un tema o un asunto general que quieras tratar o puede ser una combinación de algunas historias diferentes que otros hayan creado. Por ejemplo, quizá la forma más fácil de describir su concepto sea decir que será como una película específica combinada con una novela específica. Esta información es sólo para ti, para que puedas avanzar en el desarrollo de la historia general con más detalle.

2. Organice sus pensamientos y planes

Una vez que haya seleccionado un concepto que quiera convertir en una novela, puede empezar a organizar sus pensamientos y planes. Para muchos escritores, esto significa crear un esquema de su historia, que puede ser muy breve o extremadamente detallado. Otros escritores pueden limitarse a crear una sinopsis de la trama en prosa de una o dos páginas y utilizarla como inspiración y orientación mientras escriben la novela. Si es la primera vez que escribe, es posible que aún no sepa qué es lo que mejor le funciona, pero no pasa nada por probar varios métodos y ver cuál prefiere.

Este es también un buen momento para considerar algunos de los detalles de cómo va a escribir su novela. Existen programas informáticos especializados para ayudar a los escritores a escribir sus libros, con los que algunos prefieren trabajar. Es posible que tengas que establecer un área especial para escribir en un lugar tranquilo de tu casa para poder concentrarte. A medida que empiece a escribir, puede hacer cambios en la forma de hacerlo físicamente, pero puede ser útil empezar con un plan.

Relacionado con lo anterior: Cómo escribir un esquema

3. Crear personajes principales

Una vez que sepas cuál será tu trama, puedes desarrollar el o los personajes principales que aparecerán en tu novela. El personaje principal se denomina protagonista y suele ser el más importante a desarrollar. Algunos escritores también dedican algún tiempo a desarrollar el villano o antagonista de su novela, cualquier otro personaje principal e incluso a veces los personajes secundarios. Este desarrollo puede incluir la creación de un documento escrito que describa a cada uno de los personajes o incluso la creación de tableros de humor para mostrar el estilo, la apariencia o las motivaciones de un personaje.

4. Determina el punto de vista

El punto de vista puede ser muy importante en una novela y puede cambiar la sensación que el lector tiene de la historia. Hay diferentes opciones de punto de vista, que incluyen la primera persona, la segunda persona y la tercera persona. Algunos de estos puntos de vista también tienen variaciones dentro de ellos, como el punto de vista limitado en tercera persona y el punto de vista omnisciente en tercera persona.

Cada tipo de punto de vista tiene sus ventajas y dificultades y la elección más eficaz para tu historia puede variar en función de muchos factores. El punto de vista es una decisión compleja para cualquier novela, por lo que puede ser útil dedicar algún tiempo a leer sobre cada tipo y considerar cómo pueden afectar al tipo de historia que quieres contar.

Relacionado: Cómo utilizar el punto de vista en tu escrito

5. Haz la investigación necesaria

Algunas novelas tienen personajes, escenarios e historias que no requieren ninguna investigación, ya sea porque el autor ya sabe lo que necesita para describir las cosas con precisión o porque es un mundo totalmente creado por el autor. Otras novelas pueden requerir una gran cantidad de investigación, especialmente las novelas históricas ambientadas en una época en la que el autor no estaba vivo.

Los autores tienen diferentes enfoques de la investigación, ya que algunos pueden limitarse a leer libros sobre un tema concreto y otros pueden viajar a lugares relevantes. Incluso si una historia es contemporánea y un autor conoce bien la historia y la caracterización, si ambienta la historia en un lugar con el que no está familiarizado puede resultarle útil visitarlo e investigar.

6. Establece objetivos de redacción medibles y alcanzables

Una vez que hayas hecho toda la planificación y preparación que consideres necesaria, es el momento de empezar a escribir tu novela. El primer paso para escribir es fijarse objetivos para animarse a seguir escribiendo. Estos objetivos pueden ser escribir 1.000 palabras al día o 25.000 palabras al mes. Lo que sea que funcione para ti y no te haga sentir demasiado abrumado o sin desafíos es lo adecuado.

Algunos escritores tienen experiencia con otros tipos de escritura y pueden saber cuántas palabras o páginas pueden completar en un tiempo determinado. A estos escritores les puede resultar más fácil saber qué es realista establecer como objetivo para escribir su novela. Si no estás seguro, puedes establecer pequeños objetivos para empezar y controlar si son alcanzables. Si al cabo de un tiempo te parecen demasiado fáciles, puedes aumentar tus objetivos. Es útil hacer un seguimiento de los objetivos mediante un programa informático, y algunos tipos de programas de redacción permiten hacerlo dentro del programa.

7. Escribe regularmente

Mientras que algunos autores dicen que es necesario escribir todos los días, otros reconocen que eso puede no ser posible para todo el mundo y sugieren simplemente comprometerse a escribir con regularidad. Por ejemplo, si tienes una agenda de trabajo y vida personal muy apretada y el único tiempo que puedes dedicar a escribir es cuatro horas cada sábado, está bien que te comprometas a hacerlo. Puede que te lleve más tiempo terminar tu novela, pero seguirás avanzando.

Una razón importante para escribir con regularidad es que cuanto más tiempo pase entre las sesiones de escritura, más fácil será perder el punto en el que se encuentra la escritura. Además, programar tiempos regulares de escritura te ayuda a asegurarte de que terminas tu novela, ya que muchos autores noveles abandonan el proyecto si otras cosas necesitan atención.

Relacionado: Cómo encontrar tu voz al escribir

8. Autoeditar el primer borrador

Una vez que hayas completado el primer borrador de tu novela, querrás revisar y hacer una autoedición. Puede que no seas un editor profesional, pero puedes revisar lo que has escrito para buscar áreas que necesitan ser mejoradas. Puede que identifiques un agujero en la trama, una serie de errores gramaticales u ortográficos o que decidas que necesitas añadir detalles adicionales. Más adelante en el proceso, puede que trabajes con un editor profesional que tenga notas adicionales, pero esta es tu oportunidad para asegurarte de que tu novela es tan buena como puedes hacerla.

9. Esté preparado para reorganizar y cambiar cosas

A medida que editas tu primer borrador, puede que decidas que hay cambios más importantes que simples correcciones de pruebas que quieres hacer. Muchos autores deciden reorganizar sus novelas una vez terminadas, por ejemplo, cambiando el orden de algunos capítulos o trasladando un argumento concreto a un nuevo lugar. También es posible que encuentres áreas que puedes mejorar haciendo cambios más amplios. Aunque estos cambios pueden requerir más tiempo de escritura, si cree que hacen que su novela sea más completa y se ajuste más a su visión, no hay razón para no hacerlo.

10 Considere los siguientes pasos

Una vez que haya terminado su novela, es el momento de considerar qué quiere hacer a continuación. Si crees que quieres publicarla, cosa que hace mucha gente, hay varias opciones de publicación. Algunos autores autopublican su obra, mientras que otros buscan una editorial y otros encuentran un agente que les ayude a encontrar una editorial. La opción más adecuada para ti puede variar en función de lo que quieras conseguir con la publicación de tu libro y de cuál sea tu escenario editorial ideal.

Te recomendamos

¿Qué es un anuncio de display?

Estrategia de comunicación y plan de comunicación: ¿Cuál es la diferencia?

Cómo calcular el NOPAT: Una guía con ejemplos

Cómo escribir un correo electrónico de felices fiestas con consejos y ejemplos

10 Consejos Para Convertirse en Empresario y Mejores Títulos para la Carrera

¿Qué es la integración horizontal? (Más ventajas y desventajas)