Cómo escribir una propuesta

Una propuesta es un documento que se utiliza para solicitar una venta u otros términos transaccionales de un acuerdo. Muchas organizaciones se benefician del uso de propuestas claras y bien construidas para facilitar el compromiso de las actividades comerciales con clientes y socios. Dado que las propuestas son tan comunes, es importante que las personas de casi todas las áreas de negocio entiendan su utilidad y cómo crearlas. En este artículo, hablaremos de cómo escribir una propuesta.

¿Qué debe incluirse en una propuesta?

Para redactar una propuesta debes centrarte en los siguientes elementos que deben incluirse en una carta de propuesta:

  • Una introducción concisa: La introducción debe ofrecer una imagen breve pero muy clara de la situación. Incluye quién eres, a quién te diriges y por qué les envías la propuesta.
  • Identificar el problema del punto de dolor: Un punto de dolor es un problema que tiene el cliente potencial. Estos problemas deben surgir de la investigación y de la formulación de las preguntas adecuadas en la fase de evaluación de necesidades que suele tener lugar antes de redactar una propuesta.
  • Su solución: Posiblemente el punto más crítico de su propuesta sea la solución. Aquí es donde respondes a la pregunta, "¿Cómo puede tu producto, servicio o acuerdo solucionar este punto conflictivo para el cliente potencial?"
  • Requisitos generales y especificación del alcance: El alcance y las especificaciones deben ser una sección muy detallada que explique lo que implica su propuesta y cómo la llevará a cabo.
  • Conclusión sobre costes y beneficios: Por último, puedes concluir ofreciendo información sobre el coste y los beneficios para el cliente o socio potencial.

Relacionado: Guía para la redacción de memorandos con consejos y ejemplos

Cómo escribir una propuesta

A continuación se indican los pasos que hay que seguir para escribir una propuesta eficaz:

  1. Planificar y preescribir.
  2. Cree un esquema.
  3. Incluya los componentes necesarios.
  4. Recuerde los presupuestos y los calendarios.
  5. Termina con una conclusión contundente.

1. Planificar y redactar previamente

El primer paso de la planificación es entender a su público. Debes saber a quién te propones y por qué. Normalmente, antes de llegar a la fase de la propuesta, habrá realizado un análisis de necesidades que consiste en una investigación y una reunión destinada a extraer los puntos débiles del cliente potencial. En su propuesta, debe ser capaz de identificar el problema del cliente y cómo su solución lo resuelve. Todo eso lo conceptualizarás en la fase de pre-escritura.

Otras consideraciones son:

  • Utilizar los mejores elementos de estilo
  • Emplear un lenguaje sencillo en lugar de jerga
  • Ser claro y conciso

2. Crear un esquema

Una vez que haya realizado la diligencia debida y la redacción inicial, puede utilizar el conjunto de ideas resultante para crear un esquema. Para crear un esquema, siga estos pasos:

  • Seleccione la idea principal.
  • Agrupa toda tu lluvia de ideas en categorías por idea.
  • Estructúrelos en una jerarquía alfanumérica o decimal de temas y subtemas.
  • Incluya una conclusión que resuma los puntos principales.

3. Incluya los componentes necesarios

He aquí cinco componentes que le ayudarán a organizar su documento final:

  • Introducción
  • Punto de dolor
  • Solución
  • Alcance
  • Coste y beneficios

La sección más larga y detallada debe ser el alcance. En esta sección, ofrecerás un informe detallado y exhaustivo de lo que vas a realizar y cómo. La siguiente sección de costes y beneficios indicará al cliente potencial cuáles son las expectativas de costes para él, y cómo le beneficiará la compra de la propuesta.

4. Recuerde los presupuestos y los calendarios

Es importante incluir elementos auxiliares como presupuestos y calendarios. Estos documentos, que suelen completarse en una hoja de cálculo, pueden incluir visualizaciones y resaltar los datos clave que son importantes para el cliente:

  • 2. Presupuestar el documento: Un documento sobre el presupuesto de la propuesta incluye una hoja de cálculo con las cifras de los gastos previstos y el coste total presupuestado por partida.
  • Programa: Ofrece un calendario para que el cliente potencial sepa qué puede esperar en cuanto a la finalización del proyecto o acuerdo, quién lo llevará a cabo y cuándo.

5. Termine con una conclusión fuerte

Por último, hay que tener en cuenta cómo terminar la propuesta para que tenga el mayor impacto posible. Normalmente, en la conclusión hay que resumir breve y claramente el contenido de la propuesta que apoya la decisión de compra. Esto podría significar concluir reafirmando los puntos clave y cómo resolverán el problema del cliente.

Relacionado: Consejos necesarios para solicitar un nuevo puesto de trabajo

Consejos para escribir una propuesta de negocio ganadora

Estos son algunos consejos que puede utilizar para una propuesta empresarial ganadora:

Sé literal

Al trabajar con datos y cifras, debe utilizar un lenguaje claro y literal y evitar elegir palabras demasiado narrativas.

Preste atención a la longitud total

Lo ideal es que su carta de propuesta tenga cuatro páginas o menos. Algunas propuestas pueden necesitar mucho menos, mientras que otras pueden requerir más. Sin embargo, prestar atención a la longitud puede ayudarte a mantener la atención del lector.

Conozca a su público

Asegúrese de que ha investigado para saber a quién se dirige. Deberías incluir el nombre de la persona a la que te propones y qué tipo de lenguaje de propuesta le resultaría más atractivo.

Utiliza la investigación desde el principio

Es importante tener hechos que respalden tus afirmaciones, y a menudo eso viene en forma de datos, ya sean datos de clientes, datos del sector o lo que sea. Presentar una investigación que respalde tus argumentos en una fase temprana de la propuesta es una buena forma de llamar la atención del revisor y atraerlo hacia lo que estás diciendo.

Defina un equipo

Es importante definir un equipo en su propuesta, pero no cualquier equipo, necesita un equipo competente y capaz de realizar el trabajo. Si puede demostrar que cuenta con el apoyo de un equipo competente y capaz, es más probable que reciba la aprobación.

Revisión ortográfica y gramatical

En la era digital actual, hay muchas herramientas diseñadas para ayudar a revisar la ortografía y la gramática. Asegúrate de que tu propuesta no tiene errores antes de enviarla para que la revise un posible cliente.

Te recomendamos

Cómo mejorar los procesos de calidad de la producción (con beneficios)

Proyección presupuestaria: Definición, importancia y elaboración

Cómo decidir el nombre de un producto (con pasos y consejos)

Habilidades para la actuación

Cómo ser un buen gerente y líder (con consejos)

12 Valores y creencias importantes del líder