Cómo gestionar eficazmente

Una gestión eficaz puede aumentar la productividad tanto para ti como para las personas que diriges. Independientemente de la situación, saber gestionar con eficacia puede tener un impacto directo en el éxito de la empresa o del departamento. La gestión es una habilidad valiosa, pero requiere investigación y práctica. En este artículo, analizamos por qué es importante la gestión eficaz de los empleados y ofrecemos pasos y consejos prácticos para ser un gestor eficaz.

¿Por qué es importante gestionar eficazmente a los empleados?

La gestión eficaz es una forma orgánica y rentable de aumentar la productividad de su equipo. Las principales razones por las que la gestión eficaz de los empleados es importante para una organización o un departamento son

  • Esto aumenta la motivación. Una gestión eficaz puede aumentar los niveles de motivación de los empleados. Un equipo que recibe apoyo por su trabajo y recompensas por sus éxitos suele tener una buena moral y se siente motivado para seguir mejorando.
  • Resuelve los problemas con rapidez. Ser un gestor eficaz significa que eres capaz de solucionar varios problemas en el lugar de trabajo antes de que puedan afectar a la productividad del mismo. Cuestiones como las disputas de los empleados, los problemas imprevistos y cualquier otra situación emergente pueden resolverse rápidamente mediante una gestión eficaz.
  • Favorece las soluciones innovadoras . Los empleados bien gestionados suelen sentirse inspirados y animados a utilizar su experiencia para idear nuevas formas de resolver los problemas existentes. Esto puede suponer una ventaja competitiva frente a la competencia.
  • Facilita la comunicación. Cuando se dirige un equipo o un departamento, la comunicación adecuada entre los empleados y la dirección suele ser un aspecto crucial del funcionamiento diario. La buena comunicación entre los directivos de los distintos departamentos de una organización es también un signo de gestión eficaz.

Relacionado: ¿Qué es la gestión?

Cómo gestionar eficazmente

Tenga en cuenta estos pasos para una gestión eficaz:

Relacionado: Cómo gestionar un equipo

1. Asegúrese de que sus decisiones son coherentes

Un sistema de gestión eficaz debe ser coherente en su toma de decisiones, lo que significa que situaciones similares deberían provocar decisiones similares. Instruir, recompensar y penalizar a las personas que dirige de forma coherente probablemente le hará ganarse su respeto y le impulsará a tomar mejores decisiones en el futuro, basándose en sus comentarios.

2. Centrarse en la cohesión del equipo

Hacer que su equipo o departamento trabaje conjuntamente para lograr un objetivo común es una parte importante de la gestión eficaz. Los objetivos individuales pueden aislar a los miembros del equipo e impedir que se saque el máximo provecho de ellos como equipo, mientras que hacer que trabajen por un propósito unificado puede inspirarles a mejorar su rendimiento.

3. Obtenga la opinión de su equipo

Una gestión eficaz suele requerir la aportación constante de las personas a las que diriges. Animarles a que ofrezcan constantemente sus aportaciones y opiniones sobre diversos asuntos puede ayudarle a descubrir cosas que pueden mejorarse y también a fortalecer su relación de trabajo con su equipo o departamento. Es importante que las personas a las que diriges sientan que está bien criticar cualquier aspecto de la gestión del equipo o departamento, siempre que los comentarios sean constructivos.

Relacionado: Nuevo en la gestión: 20 consejos para los nuevos gestores

4. Asegúrese de que todas las decisiones se comunican adecuadamente

La comunicación adecuada con su equipo no sólo es importante a la hora de pedir opiniones, sino también en todos los demás aspectos de la gestión. Las instrucciones, las actualizaciones, las decisiones y otra información importante deben comunicarse de forma no ambigua, ya sea en persona o por teléfono o correo electrónico.

5. Da ejemplo a tu equipo

Tu comportamiento debe servir de ejemplo e inspiración para el resto de tu equipo. Desde pequeños detalles, como llegar al trabajo a tiempo, hasta un comportamiento tranquilo y una buena ética de trabajo, los miembros del equipo tienden generalmente a emular a su líder.

6. Reconocer siempre los buenos resultados

Cualquier miembro del equipo que realice una tarea excepcionalmente bien debería ser elogiado y recompensado, al menos simbólicamente. Si se hace esto delante de todo el equipo, es probable que el miembro en cuestión mejore su motivación y autoestima, mientras que los demás miembros del equipo pueden ver que el trabajo eficaz se nota y se recompensa. Como en prácticamente todos los aspectos de la gestión eficaz, la coherencia es importante.

7. Personalizar su enfoque

Es importante entender que las personas que usted dirige tienen formas únicas de hacer las cosas y de reaccionar ante los acontecimientos. También tienen diferentes puntos fuertes y débiles. Esto significa que una gestión eficaz implica adaptar su enfoque en función de los rasgos y la personalidad del destinatario.

Relacionado con lo anterior: Cómo ser un líder eficaz

Consejos para ser un gestor/jefe de equipo eficaz

Estos consejos pueden mejorar tu eficacia como gestor o jefe de equipo:

  • Muestra tu lado humano. Aunque algunos directivos pueden tener la tentación de ocultar sus emociones a sus empleados, generalmente es una buena idea hacer saber a su equipo cuando tiene diversas dificultades o si comete un error.
  • Aprende a delegar. Una gestión eficaz implica generalmente saber delegar algunas responsabilidades en las personas adecuadas. Si confía a los miembros de su equipo varias responsabilidades en lugar de asumirlas usted mismo, aumentará tanto su productividad como la del equipo.
  • Aborde los conflictos de inmediato. Es probable que los conflictos en el lugar de trabajo se produzcan de vez en cuando y, cuando lo hacen, la forma más eficaz de afrontarlos suele ser comunicarse abiertamente con las personas implicadas. Ignorarlos con la esperanza de que desaparezcan por sí solos puede afectar a la productividad y a la moral y, además, puede agravarse con el tiempo.
  • Sé decisivo en tus acciones. Aunque por lo general es una buena idea tomarse su tiempo y analizar todos los aspectos antes de actuar, una vez que se decida debe actuar con rapidez y decisión. La vacilación suele ser perjudicial para una gestión eficaz, ya que las personas de su equipo suelen esperar un líder de mentalidad fuerte.
  • Comunícate con los miembros de tu equipo de forma individual, no sólo como grupo . Conocer a las personas que diriges, tanto personal como profesionalmente, puede ayudarte a tomar mejores decisiones de gestión a lo largo del tiempo. Si aprende lo que les interesa, lo que les gusta y lo que les disgusta, y lo que les motiva tanto en el trabajo como en casa, tendrá más posibilidades de mantener una comunicación eficaz con ellos.
  • Aprenda a gestionarse a sí mismo, no sólo a su equipo. La gestión eficaz no suele consistir sólo en encontrar formas de mejorar la productividad de las personas que diriges, sino también en mejorar tú mismo como gestor. La autoevaluación y la reflexión constantes pueden revelar aspectos de tu trabajo que pueden mejorarse, lo que con el tiempo te convierte en un gestor más eficaz.

Te recomendamos

P&R: ¿Por qué es importante el liderazgo en las organizaciones?

Cómo ser un buen vendedor: Habilidades, pasos y consejos para el éxito

22 Consejos para escribir una novela

¿Qué es la alineación estratégica? (Importancia y cómo conseguirlo)

Cómo convertirse en comadrona: Pasos y preguntas frecuentes

8 Estrategias de organización para el éxito de los proyectos