Cómo gestionar el personal de un restaurante y crear equipos eficaces

Los estilos de gestión eficaces son importantes en cualquier campo, pero pueden ser especialmente necesarios en el sector de la restauración. Aprender a gestionar el personal de su restaurante con éxito puede ayudarle a mejorar la comunicación entre usted y sus empleados, a mejorar la experiencia gastronómica de sus clientes y a aumentar la moral en el lugar de trabajo. Ser capaz de gestionar el personal de su restaurante con eficacia puede requerir paciencia y habilidad, pero trabajar para desarrollar su estilo de gestión puede producir incentivos positivos tanto para usted como para su personal.

En este artículo, explicamos por qué es importante gestionar bien al personal de un restaurante y enumeramos los pasos que puedes dar para mejorar tus habilidades como gerente de un restaurante.

¿Por qué es importante la gestión del personal de un restaurante?

La gestión del personal de un restaurante es importante porque una gestión eficaz ayuda a los equipos a funcionar con fluidez y eficiencia, incluso en los entornos exigentes y de ritmo rápido típicos del sector de la restauración. Entender qué estilos de gestión motivan a su personal a hacer bien su trabajo puede ayudarle a mejorar la comunicación, garantizar un rendimiento de calidad y, en última instancia, ofrecer la mejor experiencia posible a sus clientes. Con tantas funciones, un gerente competente ayuda a los equipos a responder a situaciones, como las prisas o la falta de personal, sin comprometer el servicio al cliente.

Estos son algunos de los beneficios de una gestión eficaz de los restaurantes:

  • Reduce la rotación de personal: Uno de los objetivos de la gestión de restaurantes es reducir la rotación de personal. Al crear un entorno positivo y de apoyo, puede animar a los empleados a permanecer en sus puestos, lo que puede reducir los costes de formación y apoyar el sentido de comunidad.

  • Mejora del ambiente de trabajo: Los equipos bien gestionados suelen estar menos estresados en sus funciones y son más capaces de contribuir a un ambiente divertido y alentador.

  • Aumento de la moral: Cuando los empleados se sienten valorados y escuchados, es más probable que trabajen duro y disfruten viniendo al trabajo.

  • Mejora de la experiencia del cliente: Una gestión eficaz puede mejorar la experiencia del personal, lo que puede traducirse en un mejor trato y servicio para sus clientes. Garantizar que tu personal tiene los recursos adecuados y la formación que necesita para tener éxito puede ayudarles a realizar su trabajo al máximo nivel posible.

  • Equipos motivados y productivos: Establecer objetivos, priorizar la eficiencia y crear un sentido de comunidad puede conducir a equipos más productivos y motivados.

  • 2. Aumentar la eficiencia: Los directivos que planifican y delegan responsabilidades con éxito suelen mejorar las operaciones del restaurante, reducir los costes y encontrar nuevas formas de alcanzar los objetivos empresariales.

Relacionado: Nuevo en la gestión: 20 consejos para los nuevos directivos

Cómo gestionar el personal del restaurante

Si eres nuevo en la gestión o quieres convertirte en un mejor gestor, aquí tienes algunos pasos que puedes dar:

1. Desarrolla tus habilidades de gestión

Convertirse en un líder eficaz puede llevar tiempo y un compromiso de mejora continua. Desde el principio, esté abierto a los comentarios de su equipo para saber cuáles de sus estrategias están funcionando y cuáles necesitan más tiempo para crecer. Comprenda que las transiciones suelen llevar tiempo, y que puede aprender mucho en sus primeras semanas y meses como nuevo director. Aproveche este tiempo para trabajar en las habilidades que pueden mejorar su capacidad para gestionar su equipo de forma eficaz.

Considere la posibilidad de desarrollar habilidades como:

  • Comunicación: La comunicación es una habilidad imperativa para un gerente de restaurante. Saber hablar con sus equipos de forma rápida y eficaz puede ayudarle a transmitir información en momentos de agitación, establecer expectativas claras y abordar las preocupaciones de rendimiento.

  • Liderazgo: Las habilidades de liderazgo le permiten crear un entorno de confianza y respeto. Cuando los equipos confían en su capacidad de liderazgo, es más probable que escuchen sus indicaciones y trabajen más para obtener su aprobación.

  • La paciencia: Establecer relaciones exitosas con los miembros de su equipo puede llevar tiempo y paciencia. Tenga en cuenta que la creación de confianza y comunidad no son procesos rápidos. Sea paciente con los nuevos miembros del personal y las nuevas relaciones mientras evalúa qué estrategias de gestión son más eficaces para usted y su equipo.

  • Gestión del tiempo: Otra habilidad que hay que trabajar como gerente de un restaurante es la gestión del tiempo. Saber cuántos miembros del personal necesita para un turno, cómo coordinar sus equipos y cuándo permitir descansos puede mantener a sus equipos funcionando sin problemas y de manera eficiente.

  • Flexibilidad: En la gestión de restaurantes, las cosas pueden cambiar rápidamente. Prepararse para lo inesperado puede ayudarle a resolver problemas y a adaptarse a nuevas situaciones y acontecimientos.

  • Organización: La organización es una habilidad esencial para los gerentes de restaurantes. Hacer un seguimiento de los horarios, las necesidades de inventario, las peticiones de los empleados y los objetivos de la empresa puede requerir una planificación estratégica y técnicas de organización fiables.

Relacionado: 11 habilidades que debes incluir en tu currículum de gerente de restaurante

2. Pida ayuda

Si estás empezando en un nuevo trabajo, es posible que tengas que pedir ayuda a los empleados para que aprendan los procedimientos de apertura y cierre del restaurante, con conocimientos técnicos como el manejo del sistema de punto de venta (TPV) o con los pedidos de suministros.

Pedir ayuda y ser paciente mientras aprendes a tener éxito en una nueva función no hará que tu personal te respete menos. Simplemente demuestra que se preocupa por el trabajo y por rendir a un alto nivel. Una vez que aprenda a realizar las tareas necesarias para dirigir el restaurante, podrá dirigir mejor a su equipo y ayudarles si están faltos de personal o abrumados.

3. Sea proactivo

Las cosas pueden moverse rápidamente en el negocio de la restauración. Ser proactivo puede ayudarle a anticiparse a los retos antes de que surjan. A la hora de tomar decisiones de gestión importantes, intente mirar hacia el futuro en lugar de limitarse a planificar el momento o la situación actual.

Esto puede aplicarse a cosas como:

  • Necesidades de personal
  • Inventario
  • Tecnología
  • Marketing
  • Actualizaciones del menú
  • Tendencias de los clientes

4. Preparar a su equipo para el éxito

Asegúrese de preparar siempre a su equipo para el éxito. Si lo hace, demostrará a sus equipos que prioriza su bienestar y que está pendiente de ellos. Asegúrese de que su plantilla es lo suficientemente amplia como para adaptarse a las horas más populares del día y del año. De este modo, si alguien no se presenta, los demás miembros del equipo no se verán obligados a trabajar más de lo que pueden.

También puede asegurarse de que tienen todo lo que necesitan. Asegúrese de que su inventario puede hacer frente a las exigencias de cada día, de que los miembros del equipo saben dónde están trabajando, de que todos entienden sus expectativas y de que usted exige a todos los miembros del equipo el mismo nivel de exigencia. Promover la equidad puede aumentar el respeto del personal hacia usted.

Relacionado con esto: 22 lecciones que se aprenden trabajando en un restaurante

5. Crear un sentido de comunidad

Una de las mejores cosas que puede hacer al dirigir un equipo de personal de restaurante es crear un sentido de comunidad y espíritu de equipo. Cuando las personas sienten que forman parte de una familia o de un grupo, es más probable que vayan más allá para alcanzar los objetivos colectivos. Puede crear un sentido de comunidad estableciendo entornos de confianza y respeto. Cree vías de comunicación abierta y fomente ambientes divertidos y lúdicos en los que los miembros del equipo sean libres de ser ellos mismos y mostrar su personalidad.

Si está a cargo de la contratación, busque nuevos miembros del equipo que encajen bien con sus empleados actuales. Puede ser más fácil entrenar las habilidades que la cultura. Sin embargo, tenga cuidado de no dejar que la cultura amistosa o familiar interfiera con sus límites. Se puede ser amable con el personal sin sacrificar las expectativas. Sea coherente, pero fomente la camaradería y el respeto para mantener a sus equipos motivados y felices.

6. Establezca objetivos

Considere la posibilidad de establecer objetivos para usted y su equipo. Los objetivos que se fije para sí mismo pueden mejorar sus habilidades como directivo y ayudarle a priorizar sus valores. Lo mismo puede ocurrir con su personal. Establecer objetivos y expectativas claros puede ayudar a centrarlos y fomentar una sensación de logro cuando alcanzan sus objetivos. Sea coherente con las expectativas que establece para sus equipos. Puede celebrar reuniones de equipo para discutir tanto los objetivos personales como los relacionados con la empresa, crear algo por lo que trabajar y desarrollar un sentido de propósito compartido.

Relacionado: ¿Cuánto puede ganar un gerente de restaurante?

7. Establezca límites

Si bien es importante establecer un sentido de comunidad entre su personal, asegúrese de establecer también límites claros. Esto puede ser especialmente importante si su restaurante le ha ascendido a un puesto directivo desde dentro. Es posible que haya entablado amistad con otros miembros del personal cuando trabajaba junto a ellos. Convertirse en gerente no significa que esas amistades tengan que terminar, pero sí puede significar que necesita comunicar sus límites y expectativas en su nueva función.

También es importante que te des el tiempo que necesitas para recargarte y cuidarte. La gestión de un restaurante puede ser una función muy exigente y, si se aleja cuando es necesario, podrá ayudarse a sí mismo y a su personal a realizar bien sus funciones.

8. Esté disponible

Una de las mejores formas de apoyar a su personal es estar a su disposición. Ofrecer orientación, escuchar los comentarios y aceptar las sugerencias puede ayudar a que sus equipos se sientan valorados. Estar disponible también significa que está dispuesto a echar una mano cuando la situación lo requiera. Aunque su nueva función pueda tener responsabilidades diferentes, puede ayudar a la moral de su equipo ver que realiza tareas no necesariamente asignadas a la dirección. Ser útil cuando se necesita puede aumentar el respeto de su equipo por usted y reforzar su capacidad para crear un entorno productivo orientado al equipo.

9. Muestre su agradecimiento

Asegúrese de mostrar su aprecio por los miembros de su plantilla. Felicítelos por haber superado las expectativas, haber cumplido los objetivos y haber mejorado sus habilidades. Hay muchas formas de mostrar su aprecio por el personal, como premiar al empleado del mes, dar aumentos de sueldo, expresar su gratitud verbalmente, organizar eventos o fiestas y escribir notas de agradecimiento a cada miembro del personal.

Sea cual sea la forma que elija para agradecer a sus empleados su duro trabajo, el gesto puede hacer que los empleados se sientan vistos, atendidos y valorados, lo que puede reducir la rotación de personal, mejorar la moral y motivarles a seguir haciendo un trabajo excelente.

10. Centrarse en la formación

Cuando incorpores nuevo personal, ayúdales a entender las expectativas y la cultura del restaurante. Dales el apoyo que necesitan para realizar bien su trabajo y encajar en el equipo. En última instancia, el objetivo de cualquier restaurante es ofrecer la mejor experiencia posible a los clientes. Aunque una gestión eficaz del equipo puede mejorar la vida del personal, también debe traducirse en una mejor experiencia para los clientes. Una forma de garantizarlo es formar a los empleados en diferentes situaciones.

Por ejemplo, si un cliente pide un elemento del menú modificado o pregunta sobre la preparación debido a problemas de dieta, asegúrese de que su personal sabe cómo responder a las preguntas y satisfacer las peticiones. Del mismo modo, cuente con un proceso para manejar a los clientes molestos o enfadados. Cuantas más situaciones prepare a su equipo, más probabilidades tendrá de tener una interacción satisfactoria con los clientes y de representar bien a su empresa.

11. Comparta el crédito

Puedes apoyar a tu equipo reconociendo el papel que desempeñan en la consecución de los objetivos empresariales. Si la alta dirección o los propietarios te felicitan por un trabajo bien hecho, asegúrate de destacar a todas las personas que han contribuido a hacerlo posible. Asegúrese de dar crédito a quien lo merece y no acepte el reconocimiento por algo que no hizo solo. Compartir el mérito puede demostrar a tu equipo que valoras sus contribuciones y su apoyo y que entiendes que todos sois responsables del éxito de los demás.

12. Busque constantemente la forma de mejorar

En su función, intente identificar las áreas en las que puede mejorar, incluso cuando se sienta satisfecho y cómodo con su rendimiento y el de su personal'. Esto puede referirse a mejoras personales, como el desarrollo de sus habilidades como gerente, pero también puede referirse a sus operaciones y al aumento de la eficiencia de su restaurante. Considere la posibilidad de pedir a sus equipos que aporten ideas sobre las áreas que puede desarrollar. Es posible que tengan valiosos comentarios sobre las operaciones del restaurante que podrían beneficiar a todo el personal y al negocio.

También puedes leer libros, artículos y asistir a eventos que te ayuden a seguir formándote y conociendo el negocio. Siendo proactivo en su desarrollo, puede asegurarse de seguir siendo un gran recurso para su personal y un valioso activo para el restaurante.

Te recomendamos

¿Qué es la diligencia debida y cuándo debe utilizarse?

Proyectos de prácticas de marketing: 6 ideas para sacar lo mejor de sus becarios

19 Tipos de palabras clave

Cómo convertirse en un asistente de enseñanza: Función, requisitos y preguntas frecuentes

Cómo encontrar su público objetivo

Cómo analizar el riesgo: pasos y beneficios