Cómo gestionar los grupos de trabajo: definición y consejos

Como empleado de una organización, tienes que saber cómo comunicarte eficazmente con tus superiores. Su capacidad para comunicarse eficazmente con su superior directo ayuda a promover las operaciones diarias de la empresa y el desarrollo de su carrera. Si aprendes a dirigirte hacia arriba, podrás empezar a poner en práctica tácticas en el lugar de trabajo que te beneficien a ti y a tu jefe' la productividad del trabajo. En este artículo, definimos lo que significa dirigir hacia arriba, revisamos por qué es importante dirigir hacia arriba y proporcionamos una lista de consejos para ayudarle a dirigir hacia arriba de forma eficaz.

Relacionado: Cómo utilizar Managing Up en el trabajo

¿Qué significa gestionar de forma ascendente?

Gestionar hacia arriba, o dirigir hacia arriba, significa conocer los hábitos de tu jefe, sus puntos fuertes y débiles y tu relación con él para anticiparte a sus necesidades. También incluye proporcionar ayuda con sus tareas laborales cuando sea necesario y ser honesto sobre sus capacidades profesionales o aspiraciones de carrera.

Relacionado: Preguntas y respuestas: ¿Qué es una relación de subordinación-supervisión en el lugar de trabajo?

¿Por qué es importante la gestión?

Es importante gestionar por varias razones. He aquí algunos ejemplos concretos de cómo puede beneficiarte a ti, a tu jefe y a tu empresa:

  • Fomenta las relaciones sólidas entre usted y un nuevo gerente: Si has empezado a trabajar recientemente en otra empresa o has recibido un nuevo jefe en tu actual lugar de trabajo, la gestión de la información es un método importante para conocer a tu nuevo jefe y saber cómo trabajar con él de forma eficaz. También te ayuda a desarrollar preguntas importantes para hacer en tu reunión inicial con ellos sobre sus expectativas y estilo de gestión.
  • Mejora la comunicación y la productividad gracias a la comprensión mutua: Si se toma el tiempo necesario para conocer a su jefe, sus intereses personales, su personalidad y sus experiencias profesionales, tendrá la oportunidad de comunicarse con él de forma que lo entienda. Esto evita la falta de comunicación y le permite maximizar su productividad en el trabajo.
  • Permite aprender y asumir nuevas tareas laborales: Gestionar hacia arriba incluye ser proactivo y pedir a tu jefe que se encargue de tareas adicionales o que le ayude a gestionar su carga de trabajo. Esto le ayuda a conocer las diferentes funciones en el lugar de trabajo y le permite aprender nuevas habilidades técnicas o interpersonales.
  • Te anima a tomar el control de tu trabajo y de tus objetivos profesionales: En lugar de depender de su gerente para hacer cumplir la productividad y los objetivos profesionales, la gestión de arriba le anima a hablar con su gerente acerca de las cosas que quiere lograr en su trabajo actual y la carrera. Esto te permite ganar confianza en ti mismo y también ayuda a tu jefe a conocer lo que te motiva.
  • Proporciona un ejemplo para tus compañeros de trabajo: Cuando te propones ayudar a tu jefe, conectar con él y hablarle de tus necesidades, animas a los que te rodean a que hagan lo mismo. Al animar a tus compañeros de trabajo a gestionar, puedes promover la productividad y la comunicación en todo el departamento.

Relacionado: 32 preguntas para su jefe

Consejos para una gestión eficaz

Aquí tienes 14 consejos que te ayudarán a gestionar con eficacia:

1. Conoce las prioridades actuales de tu lugar de trabajo

Ser consciente de las prioridades actuales de su lugar de trabajo significa comprender cuándo debe comunicar sus necesidades a un directivo y cuándo debe permitir que las necesidades de los demás se antepongan a las suyas. Por ejemplo, tienes algunas ideas sobre cómo organizar mejor el sistema de archivo digital. Sin embargo, su departamento se está preparando para el lanzamiento de un producto importante. Los miembros del equipo de producto tienen mucho trabajo que hacer, y a menudo necesitan consultar con su jefe para tomar decisiones importantes y oportunas.

En esta situación, debes continuar con tu propio trabajo y anotar tu idea para compartirla en un momento de menor actividad en la oficina. De este modo, te aseguras de que tu jefe tenga tiempo para considerar tu idea. También se asegura de que usted mantenga la productividad de su lugar de trabajo reconociendo las prioridades más altas.

2. Sea transparente sobre sus objetivos y necesidades profesionales

Como empleado, debes asegurarte de comunicar tus objetivos profesionales a tu jefe. Esta es una parte importante de la gestión porque permite a tu jefe conocer tus puntos fuertes, las áreas en las que quieres mejorar y tus objetivos profesionales futuros. En función de lo que le hables, podrá asignarte diferentes tareas y actuar como una figura de mentor adecuada para ti.

3. Comunicar de forma concisa para promover la comprensión

Dado que los directivos tienen mucho trabajo que realizar a diario, debes comunicarlo mediante mensajes claros y concisos. Por ejemplo, en lugar de escribir un correo electrónico de tres párrafos, exponga su pregunta, idea o necesidad en la parte superior y pida su opinión en un momento conveniente. Así te aseguras de que tu jefe entienda el sentido de tu mensaje y de que se acuerde de seguir hablando contigo sobre el tema.

4. 5. Realice una investigación en profundidad antes de presentar una idea

Si quieres convencer a tu jefe sobre una idea que tienes para el departamento, debes tener las pruebas que apoyen la idea antes de presentársela. Si investigas antes, podrás responder a sus preguntas inmediatas y darles suficiente información para que tomen una decisión rápida sobre si deben seguir con la idea.

5. Equilibra la conversación sobre las tareas laborales y la vida personal

Una parte importante de la gestión es mantener una relación positiva y profesional con tu jefe y, al mismo tiempo, conectar con él a nivel personal. Para hacerlo de forma eficaz, hay que equilibrar el tiempo que se dedica a hablar de temas profesionales y de temas personales. Por ejemplo, después de hacer a tu jefe una pregunta relacionada con el trabajo, pregúntale cómo ha sido su fin de semana o cómo está su familia.

6. Utilizar preguntas para ayudar a un directivo a darse cuenta de los beneficios potenciales de una idea

Si tu jefe no está seguro de una de tus ideas, hazle preguntas para calibrar su razonamiento y ayudarle a conocer mejor la idea. Por ejemplo, si tu jefe tiene dudas sobre tu propuesta de teletrabajar dos veces por semana. Podrías hacer preguntas como, "¿Qué percepción tienes sobre el teletrabajo?" o, "¿Hay alguna opción alternativa a la que estarías abierto?"

Relacionado: 21 consejos que te ayudarán a encontrar el éxito en tu carrera

7. Habla con tu jefe sobre tus obligaciones personales y tu disponibilidad fuera del horario de trabajo estándar

Dependiendo de las preferencias de su gerente, puede que tenga que informarle de ciertos horarios después del trabajo o los fines de semana en los que no estará disponible. Esto es importante para establecer tus límites, pero también ayuda a tu jefe a saber más sobre ti, tu vida personal y cómo comunicarse contigo de forma eficaz.

8. Comunícate con tu jefe cuando necesites ayuda

Cuando se gestione, comunique a su jefe los retos o las preguntas que tenga en relación con sus obligaciones laborales. Dado que su gerente supervisa a varios empleados, debe ser proactivo para obtener la información que necesita para realizar bien su trabajo.

9. Aprende a empatizar con tu gerente

Considerar a tu jefe como una persona, además de como un líder, te ayuda a formar conexiones más significativas con él y te anima a ofrecerle ayuda cuando tenga mucho trabajo que realizar. Puedes aprender a tener empatía con tu jefe pensando en las posibles razones de sus estados de ánimo o acciones e imaginando cómo te sentirías tú en circunstancias similares.

10. Evaluar su estilo de gestión

Una vez que trabaje bajo la dirección de un gerente durante un periodo de tiempo significativo, investigue los estilos de gestión y determine qué estilo se ajusta a sus acciones. Al hacerlo, también puede descubrir consejos para trabajar con un tipo de gerente concreto que puede utilizar para mejorar su relación con él en el lugar de trabajo.

Relacionado: Mejorar la responsabilidad en el lugar de trabajo

11. Asuma que no conocen sus tareas de trabajo tan bien como usted a la hora de elaborar preguntas o ideas

Los directivos suelen tener que supervisar a diario una variedad de puestos de trabajo diferentes, y pueden tener o no experiencia previa en esas funciones. Por lo tanto, tienes que asumir que es posible que no tengan el mismo nivel de comprensión sobre tu puesto de trabajo cuando lo gestiones. Utilizando esta idea como parte de su estrategia de gestión, puede aclarar sus mensajes verbales o escritos. También puedes utilizar ejemplos de tus tareas diarias para ayudarles a entender lo que necesitas para hacer bien tu trabajo.

12. Pide a tu jefe que defina tu trabajo y sus expectativas

Al interactuar con un nuevo directivo, puedes arreglártelas hablando con él sobre cómo define tu trabajo dentro del contexto más amplio de la empresa y preguntándole directamente sobre las expectativas que tiene para ti como empleado. Al comprender las expectativas de tu jefe, puedes utilizarlas como guía para comunicarte con él y hacer contribuciones significativas a tu función laboral.

13. Sé sincero cuando te pidan tu opinión

Otra parte importante de la gestión es ser honesto cuando un directivo le pide su opinión sobre su rendimiento, la cultura del lugar de trabajo o los procedimientos actuales. Esto les permite determinar las áreas de mejora y te da la oportunidad de compartir tus ideas sobre cómo puedes ayudarles a mejorar una o más áreas en el lugar de trabajo.

14. Aprovecha las ventajas de las sesiones individuales

Las reuniones individuales te permiten hablar con tu jefe durante un tiempo prolongado. Suelen tener lugar como revisiones de rendimiento, pero también permiten a los empleados hacer preguntas sobre sus funciones, futuras oportunidades de promoción y cambios recientes en el lugar de trabajo. También da a los empleados la oportunidad de discutir cualquier idea que quieran comentar con su jefe.

Te recomendamos

¿Qué es la excelencia operativa?

Presupuesto: Definición y Tipos

Guía del proceso de selección de proveedores (con consejos)

32 Regalos de agradecimiento para su jefe

10 Estilos de Liderazgo Efectivo en la Educación

Los componentes de una comunicación eficaz en el lugar de trabajo