Cómo hablar bien (con consejos para mejorar la confianza)

Ser capaz de comunicarse bien es un activo maravilloso en cualquier profesión, ya que hace que la comunicación sea sencilla y eficaz. Hablar bien puede ser beneficioso en numerosas situaciones, como la negociación de un contrato con su empleador o la presentación ante un grupo de personas. Si trabajas en un puesto que implica una comunicación frecuente con colegas o clientes, puede resultarte beneficioso aprender a hablar bien.

En este artículo, analizamos lo que significa hablar bien y exploramos algunos pasos y consejos que te ayudarán a mejorar tu capacidad y confianza al hablar.

Cómo adquirir confianza al hablar

¿Qué significa tener buena labia?

Tener una gran confianza personal en su capacidad de hablar o disponer de un vocabulario amplio puede contribuir a hablar bien. Hablar bien puede ser beneficioso en muchos campos diferentes, especialmente en la comunicación, la presentación y la negociación, donde la comunicación eficaz es importante.

Relacionado: 10 maneras de mejorar las habilidades de comunicación verbal

Cómo hablar bien

Estos son algunos pasos que puedes seguir para aprender a hablar bien:

1. 2. Grabarte a ti mismo hablando

Una de las formas más eficaces de evaluar tu propia capacidad de hablar es grabarte a ti mismo y escucharlo después. Esto puede ayudarte a identificar las cualidades de tu discurso que son eficaces, así como las que podrías mejorar.

Sin embargo, puede ser un reto hablar de forma orgánica cuando eres consciente de que te están grabando, sobre todo si no estás hablando con nadie más. Por lo tanto, un método eficaz para este ejercicio puede ser recitar un párrafo o discurso previamente escrito. Esto puede garantizar que no te quedes sin temas de los que hablar y puede permitirte caer en tu patrón de habla natural.

2. Controla tu respiración

La respiración puede ser un aspecto muy importante para hablar bien, ya que su patrón de respiración puede afectar directamente a su patrón de habla de muchas maneras. Por ejemplo, acordarse de respirar con regularidad puede ayudarle a mantener una velocidad y un volumen regulares, mientras que olvidarse de respirar puede hacer que hable más bajo o que haga más pausas para tomar aire. Al hablar, puedes controlar y mantener tu respiración inspirando por la boca antes de empezar una nueva frase. Esto puede obligarte a hacer una pausa para tomar aire y recordarte que debes respirar durante toda tu intervención.

3. Controla tu velocidad

La velocidad es otro factor que puede afectar a la claridad con la que se habla. La mayoría de las personas que hablan bien pueden mantener una velocidad constante al hablar que no sea demasiado rápida ni demasiado lenta. Por ejemplo, puede ser beneficioso hablar lo suficientemente rápido como para no consumir demasiado tiempo, pero también lo suficientemente lento como para que tus oyentes puedan asimilar toda la información que compartes. Para determinar si necesita ajustar la velocidad de su discurso, puede pedir la opinión de otras personas sobre si pueden entenderle con claridad y hablar más despacio o más rápido según sus consejos.

4. Considere su tono y volumen

Otras dos características clave de alguien que' es bien hablado son un tono profesional y un volumen constante en lo que respecta a la voz. Esto se debe a que el tono y el volumen de un orador pueden afectar a la forma en que los miembros de su audiencia reaccionan y retienen la información de su discurso. Por ejemplo, un orador que utiliza un tono profesional y cuyo volumen se mantiene constante puede ser capaz de mantener la atención de la audiencia más de cerca que alguien que utiliza un tono informal y cambia su volumen con frecuencia.

Puede consultar grabaciones de su voz para determinar qué debe hacer para conseguir un volumen eficaz. En cuanto al tono, puede ser útil escuchar a otros oradores de su sector para identificar el tono que utilizan al hablar y adaptar el suyo a él.

5. Tenga en cuenta las palabras de relleno

Las palabras de relleno pueden referirse a palabras como «um,» «como» o «uh» que pueden interrumpir el flujo de una frase al hablar. Estas palabras también pueden distraer al público, sobre todo si el orador las utiliza a gran volumen. Si intentas abstenerte de utilizar palabras de relleno, puedes asegurarte de que utilizas tu tiempo de intervención para centrarte en las ideas que quieres exponer y dar explicaciones claras.

Una buena forma de sustituir las palabras de relleno en el discurso es hacer una pausa cuando creas que vas a decir una y decir algo como «pasemos a» para volver a centrarte en tus ideas.

Relacionado: Palabras de relleno: Definición, ejemplos y cómo evitarlas

6. Escuchar a los demás

Una de las mejores maneras de mejorar tu propia capacidad de hablar es prestar atención a otras personas que ya hablan bien. Esto puede proporcionarle ejemplos de técnicas que puede utilizar para hablar con claridad y eficacia, especialmente cuando el orador tiene mucha experiencia. Puedes escuchar a otras personas hablar asistiendo a eventos que impliquen hablar en público o hacer presentaciones. También puedes buscar en Internet vídeos de personas conocidas por su facilidad de palabra y utilizarlos como referencia.

Consejos para mejorar la confianza al hablar

Estos son algunos consejos que pueden ayudarte a mejorar tu confianza al hablar:

Practicar la oratoria

Aunque practicar la oratoria por tu cuenta o con compañeros puede ser muy eficaz, puede serlo aún más practicar la oratoria. Esto puede aumentar tu confianza con el tiempo, a medida que te familiarizas con la sensación de hablar frente a una multitud. Para practicar la oratoria, puedes ofrecerte como voluntario para hacer presentaciones en el trabajo o en tu comunidad.

Relacionado: Consejos para mejorar tu capacidad de hablar en público

Hable con su cliente de forma positiva

La autoconversación positiva puede referirse a la recitación de afirmaciones u otros tipos de declaraciones alentadoras para uno mismo en voz alta. Practicar la autoconversación positiva puede ayudar a aumentar la confianza en uno mismo al reafirmarse en sus capacidades. Aunque puede ser difícil practicar la autoconversación positiva si estás en el trabajo, puedes hacerlo en un área privada antes de ir al área donde planeas hablar.

Pida opiniones a sus amigos o familiares

Los amigos y los miembros de la familia pueden ser muy útiles cuando se trata de mejorar la confianza al hablar. Esto se debe a que estas personas probablemente estén familiarizadas con su forma de hablar, por lo que pueden ofrecer una visión de cuáles son sus cualidades que consideran más fuertes. Puedes pedir a tus amigos y familiares que te den su opinión de manera informal por teléfono, en un correo electrónico o mientras te reúnes en persona.