Cómo hacer que le guste a su jefe

Es importante llevarse bien con los compañeros en cualquier lugar de trabajo, pero una relación positiva con tu supervisor puede facilitar el éxito a largo plazo en tu vida profesional. Conseguir caerle bien a tu jefe puede ayudarte a desarrollar una sólida relación profesional que podría reportarte beneficios como una carta de recomendación, un aumento de sueldo o un ascenso.

Mantener las actitudes personales y profesionales correctas también puede ponerle en situación de tener éxito a largo plazo y facilitarle la vida laboral diaria. En este artículo te explicamos qué pasos puedes dar para caerle bien a tu jefe.

¿Por qué es importante caerle bien a tu jefe?

La relación que tienes con tu jefe o supervisor puede desempeñar un papel importante en el éxito de tu carrera. Además, las interacciones positivas con tu jefe pueden limitar el estrés y crear un entorno beneficioso para tu salud física y emocional. Hacer tu trabajo con eficacia también puede ayudar a aliviar el estrés de tu jefe y contribuir al éxito general de la organización. Cuando esto sucede, el tiempo que todos pasan en el lugar de trabajo es más agradable y productivo.

Cómo caerle bien a tu jefe

Siga estos pasos para conseguir que su jefe se fije en usted de forma favorable:

1. Involucrarse

Participa en las reuniones de equipo e intenta aportar soluciones inteligentes a los problemas que puedan surgir durante los proyectos. Puedes causar una buena impresión a tu jefe y a tus compañeros de trabajo ofreciéndoles tu ayuda en proyectos importantes, así que toma la iniciativa de prestar ayuda cuando sea necesario.

2. Conozca su estilo de comunicación

Puede llevar tiempo entender cómo prefiere comunicarse su gestor. Por ejemplo, puede que prefiera hacer preguntas en persona, por teléfono, por mensaje instantáneo o por correo electrónico. Si no estás seguro, lo mejor es preguntar. Puede ahorrarte tiempo y esfuerzo en el futuro, y tu jefe debería agradecer tu intento de comunicarte utilizando el método que ellos prefieren.

3. Responsabilízate

Si cometes un error, asegúrate de asumirlo. Pedir disculpas cuando has cometido un error puede ayudar a crear confianza y fomentar una buena relación con tu jefe. También demuestra tu compromiso, honestidad y sinceridad.

Relacionado: Cómo disculparse con el jefe por un error en el trabajo

4. Vístase adecuadamente

Los distintos lugares de trabajo tienen diferentes códigos de vestimenta, pero si no estás seguro, suele ser mejor elegir un aspecto más profesional. Esto demuestra que prestas atención a los detalles y te preocupas por causar una buena impresión. Para demostrar a tu jefe que te preocupas especialmente por la forma en que te presentas en el trabajo, considera la posibilidad de hablar con él y preguntarle qué tipo de código de vestimenta espera que sigan sus empleados.

5. Ser puntual

Haz el esfuerzo de llegar a tiempo o temprano todos los días que trabajes. Cuando tu jefe llega y te ve allí preparado y dispuesto a trabajar de forma constante, puede ayudarle a creer en tu fiabilidad.

6. Enorgullézcase de su trabajo

Tu trabajo es un reflejo de ti, de tu equipo y de tu supervisor. Tómate un tiempo extra para corregir tus correos electrónicos y comprobar dos veces las tareas que realizas. Esto puede ayudarte a demostrar a tu jefe que puede contar contigo para entregar un trabajo de calidad de forma constante.

7. Manténgalos informados

Sé sincero con tu jefe sobre cualquier problema que tengas en el trabajo. Por ejemplo, puede que un proyecto se esté retrasando y necesites un ajuste de los plazos. Comunica cualquier novedad rápidamente a través de su método de comunicación preferido. También puedes enviarle actualizaciones periódicas sobre lo que has conseguido y tus próximas tareas. Esto les permite saber que eres proactivo y que te tomas tu trabajo en serio.

8. Mantenga una actitud positiva

El estrés puede venir a veces con el ambiente de trabajo, pero puedes tomar medidas para asegurarte de que no afecte a tu estado de ánimo ni a tu productividad. Mantén la constancia en tu enfoque del trabajo y demuestra a tu supervisor que estás centrado y eres fiable. Además, seguir siendo amable y profesional a pesar del estrés ayuda a mejorar la moral de todos los que trabajan contigo.

9. Mantén las promesas que hagas

Si le dices a tu jefe que puedes entregar un proyecto en un tiempo determinado, asegúrate de hacerlo. Recuerda también que solo debes comprometerte con proyectos que sepas que puedes completar, pero siempre puedes intentar entregar incluso más de lo que prometiste. Hacer esto de forma constante demuestra a tu jefe que puede confiar en ti.

10. Respeta su tiempo

Es posible que tu jefe esté ocupándose de muchas tareas a la vez, así que considera cuidadosamente qué preguntas o preocupaciones puedes discutir con tus compañeros de trabajo en su lugar. Haz lo posible por trabajar de forma proactiva para resolver los problemas antes de pedir ayuda a tu supervisor. Cuanto más consigas resolver esos problemas por ti mismo, más respeto te ganarás de tu jefe.

Relacionado: 27 Cosas que debes y no debes hacer para hablar con tu jefe

11. Muestra interés por su vida fuera del trabajo

Haga el esfuerzo de preguntar a su jefe cómo ha sido su fin de semana, cuáles son sus intereses y cómo le gusta pasar el tiempo. Esto le permite construir una relación personal con ellos y conectar a un nivel que no implica el trabajo.

12. Aproveche las oportunidades para socializar

Las horas felices de la oficina, las fiestas de fin de año y los eventos de creación de equipos ofrecen grandes oportunidades para relacionarse con tu jefe y tus compañeros de trabajo. Tratar de conocerlos a un nivel más personal puede ayudar a fortalecer tus vínculos en el lugar de trabajo.

13. Ayúdales en su trabajo

Aunque es importante que te centres en tu crecimiento y desarrollo personal, asegúrate de reconocer que tu jefe también tiene objetivos. Piensa en las cosas que puedes hacer para apoyar sus esfuerzos en el trabajo y tómate el tiempo para determinar si hay algo que puedas hacer para ayudar a agilizar los procedimientos que ahorran tiempo o dinero a la empresa. Esto demuestra que usted' mira por los mejores intereses de su jefe y de la organización.

14. Sé sincero sobre tus límites

Puede ser tentador aceptar todos los proyectos que se te presentan, pero reconocer y trabajar dentro de tus límites es una de las formas más eficaces de garantizar que presentas un trabajo de alta calidad de forma constante. Sepa cuándo ha alcanzado un umbral y comuníquelo con sinceridad.

Relacionado: Cómo decirle a tu jefe que tienes demasiado trabajo

15. Comprenda que su jefe es humano

Al igual que con otras personas, tu relación con cada jefe o supervisor es diferente. Algunos pueden ser inmediatamente amables y abiertos, pero puede llevar algún tiempo construir una relación con otros. Sigue haciendo tu mejor trabajo y podrás ganarte su respeto de forma natural.

Relacionado: Relacionado: 8 estrategias para lidiar con un jefe difícil

16. Comuníquese abiertamente

La comunicación abierta y honesta es clave para un trabajo en equipo eficaz. Sea reflexivo sobre sus propias interacciones y trabaje para mejorarlas, lo que beneficia tanto a sus directivos como a su equipo.

17. Guarda cualquier queja para las reuniones 1 a 1

Si empiezas a tener algún problema con tu trabajo o con tu jefe, intenta abordarlo en privado y no delante de los demás. Tu discreción debe ser apreciada y puede ayudarte a crear confianza con tu supervisor.

18. Hazles saber cuándo no estarás disponible

Intente avisar con la mayor antelación posible cuando se tome días libres. Esto permite a tu jefe planificar adecuadamente tu ausencia, y demuestra que eres responsable.

19. Muestre su agradecimiento

Siempre que tu jefe saque tiempo de su agenda para ayudarte a desarrollarte profesionalmente, asegúrate de agradecerle sus esfuerzos. Hazle saber que aprecias sus comentarios. Esta es una habilidad fundamental para desarrollar una relación positiva, ya que les hace saber que respetas sus opiniones y que estás trabajando para mejorar.

Relacionado: Carta de agradecimiento a tu jefe: consejos y ejemplos

20. Ser un jugador de equipo

Los directivos se fijan en cómo se lleva la gente de su equipo, así que ayuda a demostrar que puedes trabajar bien con los demás. Comparte tus conocimientos y habilidades con tus compañeros de equipo e intenta ayudar a los demás si tienen dificultades con su trabajo. Incluso puedes ofrecerte como voluntario para dirigir eventos de creación de equipos o salidas de la empresa.

Te recomendamos

FAQ: ¿QUÉ ES UNA ITERACIÓN EN INFORMÁTICA? ¿Qué es una iteración en informática? (Con ejemplos)

Costeo por absorción: Definición, consejos y ejemplos

Correos electrónicos de reclamo: Definición, tipos y consejos

Cómo crear un plan de transición de empleados (con ejemplos)

107 Preguntas para los representantes de ventas

Cómo calcular la inflación