Cómo liderar a tu equipo en una crisis como la de COVID-19

Tomar las medidas adecuadas para dirigir a un equipo durante una crisis, como la pandemia de COVID-19, ayuda a que los empleados se sientan tranquilos, mejorando su moral durante un momento confuso y difícil. Demostrar que la dirección se preocupa por su salud y seguridad también puede inspirar la productividad y la lealtad de los empleados.

En este artículo, exploraremos cómo liderar a su equipo durante la crisis actual, incluyendo puntos de partida que seguirán siendo relevantes una vez que haya pasado.

Relacionado:

Relacionado: Qué hacer si tu trabajo se ve afectado por la COVID-19

¿Por qué es importante el liderazgo durante una crisis?

Las crisis generan incertidumbre. Para encontrar respuestas a las numerosas preguntas que se plantean en torno a la COVID-19, las personas se ven expuestas a copiosas cantidades de información que cambian a menudo y no siempre son reales. En esos momentos, las personas buscan a sus líderes como fuentes de estabilidad, verdad y ánimo. Los grandes líderes facilitan una comunicación frecuente y abierta que mantiene a los empleados informados y tranquilos en medio de vidas personales y laborales agitadas por los trastornos.

Cómo liderar durante una crisis

He aquí algunos pasos concretos que puede dar para dirigir con mayor eficacia a su equipo durante la crisis de COVID-19:

1. Manténgase positivo pero realista

Muchas empresas se están adaptando rápidamente ante la agitación económica que ha provocado la pandemia, pero mantenerse positivo en medio del cambio es un ejemplo útil para su equipo. Será más probable que sigan trabajando de forma productiva desde casa cuando vean que sus líderes no entran en pánico.

Además, si se niega a pensar en las circunstancias que no puede controlar, tendrá más posibilidades de mantener la calma. A su vez, tener la cabeza despejada puede ayudarle a ajustar de forma proactiva su estrategia empresarial para adaptarse al cambiante panorama económico y a tomar otras decisiones informadas e inteligentes.

2. Apoyarse en información creíble

Es importante ayudar a su equipo a separar las emociones de los hechos para mantener la calma durante una crisis. Reúna información de fuentes de confianza, como los Centros de Control de Enfermedades (CDC) y el departamento de salud de su condado, y compártala con sus empleados a través de la intranet de la empresa o de correos electrónicos y videoconferencias regulares. Asegúrese de explicar cómo se aplican las recomendaciones de estas organizaciones y cómo afectan a su empresa, concretamente al trabajo de sus empleados y a su forma de operar.

También es importante distribuir de forma clara y periódica la información clave del equipo directivo de su empresa. Su empresa puede estar experimentando una serie de cambios durante este tiempo, por lo que ser transparente y comunicarse constantemente puede ayudar a ofrecer respuestas y aliviar la ansiedad en torno a esos cambios.

3. Comunicar a través de los canales adecuados

Cualquier grado de conexión humana es reconfortante durante este periodo de distanciamiento social, así que considere la posibilidad de ofrecer actualizaciones diarias por chat y correos electrónicos semanales con videollamadas quincenales o mensuales para ofrecer información esencial y responder a las preguntas de los empleados «cara a cara». Repitiendo y reforzando la información a través de diversos canales y de forma periódica, ayudará a garantizar que todos conozcan los procedimientos adecuados para mantener las operaciones y la productividad.

4. Enfatizar la preparación

Comunique el plan de funcionamiento de la empresa durante la crisis. Por ejemplo, puede optar por reducir o cancelar los viajes de negocios, animar a quien se sienta mal a trabajar desde casa o cerrar la oficina y hacer que todos los empleados trabajen a distancia. Si su equipo necesita estar en el lugar de trabajo, comunique las estrategias que aplicará para mantener a todos seguros y sanos. Esto podría significar separar más los escritorios, reducir el número de personas que trabajan en cada sala y limpiar con frecuencia los objetos, las superficies y las zonas de mucho tránsito.

Si tiene que modificar su plan de negocio a causa del cierre del gobierno, sea transparente con su equipo y comunique su respuesta de forma clara y concisa para darles mayor confianza en su seguridad laboral.

Relacionado: Todo lo que debes saber sobre el trabajo desde casa

5. Estar presente y disponible

Durante una crisis, es especialmente importante que la dirección esté presente y disponible para orientar a los empleados. Si usted’es el responsable de dirigir la empresa, los empleados pueden no sentirse cómodos poniéndose en contacto con usted directamente si no han tenido mucha, o ninguna, interacción con usted anteriormente. Destaque su accesibilidad animándoles a ponerse en contacto con usted a través del correo electrónico o de la mensajería en línea, o programando horas de oficina para que pueda atender sus preguntas y preocupaciones por videoconferencia y en tiempo real.

Como jefe de equipo, puede ser útil celebrar una breve reunión diaria con su equipo para asegurarse de que entienden todo lo que hay que hacer ese día y tienen lo que necesitan para hacerlo. No olvide proteger su tiempo individual para que sus empleados también puedan recibir una atención y dirección más personalizadas.

6. Construir una comunidad

No sólo es posible, sino esencial, reforzar la comunidad de su empresa en tiempos de crisis. Además de comunicar cómo funcionará su empresa durante la crisis, también debe centrarse en el impacto que la crisis tiene en el bienestar de su equipo. Cree oportunidades de colaboración y celebración con su equipo, y anímeles a que se pongan en contacto directamente con los demás para hacer lo mismo. Asegúrese de que los empleados son conscientes de los recursos, incluidos los que su empresa puede proporcionar, que pueden ayudarles a gestionar mejor las emociones a veces abrumadoras que acompañan a una crisis como ésta.

Relacionado: Relacionado: 9 actividades sociales virtuales para estar conectado

7. Solicite opiniones

Pida a su equipo que le diga cómo se siente durante la crisis y qué más puede hacer para que se sienta apoyado. Sus preguntas pueden ir desde las logísticas (como, por ejemplo, “¿Cómo podemos, como empresa, mejorar el apoyo técnico prestado?”) hasta las emocionales (“¿Qué podemos hacer para facilitarles el trabajo al tiempo que cuidamos de nuestra familia?"). Aunque no pueda aliviar todas las preocupaciones, comprobar el estado de su equipo confirma que se preocupa de verdad por ellos más allá de su rendimiento como empleados.

8. Evalúe sus políticas

Considere la posibilidad de reevaluar las políticas relacionadas con los viajes, el trabajo a distancia, el horario habitual de trabajo y las bajas por enfermedad o el tiempo libre remunerado. Puede tener sentido modificar las normas habituales de su empresa para cumplir las recomendaciones del CDC y apoyar mejor las necesidades emocionales de su equipo. Su equipo recordará cómo antepone su salud física, mental y emocional, lo que inspirará su fidelidad a largo plazo.

Relacionado: Cómo mantener la concentración cuando se trabaja desde casa

9. Dedicar recursos para futuras crisis

Una vez que termine la crisis de COVID-19, la presión disminuirá y tendrá la oportunidad de evaluar cómo funcionan sus políticas y sistemas tanto en tiempos de prosperidad como de crisis. Considere soluciones tecnológicas para facilitar una comunicación coherente y multicanal. Explore programas de formación que enseñen a sus empleados técnicas para desarrollar su capacidad de recuperación, de modo que puedan prepararse y perseverar en futuros desafíos. Introduzca ejercicios regulares de construcción de la empresa o del equipo, tanto en persona como virtualmente, para fomentar aún más las conexiones que los empleados están formando con usted y entre sí durante este tiempo.

Te recomendamos

Cómo escribir una carta de solicitud de ingreso a la escuela

Todo sobre los programas de enfermería para no enfermeros

Cómo Calcular un Descuento

Cómo prepararse para hablar en público y en diferentes tipos de eventos

Cómo Escribir una Carta de Propuesta de Negocio (Con Plantilla)

Ética publicitaria: Qué es y cómo se aplica