25 maneras de mantener a un empleado motivado

Las empresas se plantean objetivos de crecimiento y producción que pueden depender en gran medida de sus empleados. Los empleados que se sienten motivados aprecian su parte del proceso para ayudar a la empresa a alcanzar sus objetivos. Cuando una empresa tiene una plantilla motivada, la dirección puede esperar una mayor fidelidad de los empleados y un aumento de la producción.

En este artículo, compartimos por qué es importante mantener a los empleados motivados y una lista de 25 formas de hacerlo.

¿Por qué es importante mantener a los empleados motivados?

Es importante mantener a los empleados motivados para que la empresa pueda aumentar la productividad y retener a los empleados, lo que le permite asumir más oportunidades de producción. Muchas empresas dependen en gran medida de sus empleados para mantener las operaciones, por lo que es importante crear un lugar de trabajo motivador en el que los empleados se sientan impulsados a venir a trabajar y dar lo mejor de sí mismos, a colaborar estrechamente con sus compañeros y a permanecer fieles a la empresa.

Cómo motivar a tus empleados

He aquí 25 formas de mantener a los empleados motivados para que la empresa pueda seguir creciendo y cumpliendo objetivos:

1. 2. Capacitar a su equipo

Los directivos pueden dar poder a su equipo de varias maneras, como pidiendo al grupo su opinión sobre un nuevo proceso y permitiendo que un equipo trabaje en un proyecto conjunto sin mucha supervisión. Al asumir un papel menos supervisor, los directivos pueden demostrar que confían en su equipo para realizar el trabajo de la forma que los miembros del grupo decidan que es la mejor.

2. Empoderarse individualmente

Al igual que un equipo debe sentirse capacitado, cada miembro del equipo debe sentirse capacitado. Para ello, los directivos deben trabajar con los empleados para desarrollar sus objetivos personales, permitirles tener autonomía en sus tareas y orientar a los empleados para ayudarles a darse cuenta de sus puntos fuertes. Esto ayuda a mantener la motivación porque los empleados se sienten una parte valiosa del espacio de trabajo.

3. Fomentar el trabajo en equipo

Cuando los empleados forman parte de un equipo y trabajan por un objetivo común, tienden a exigirse mucho para no defraudar al equipo. Por lo tanto, pueden sentirse motivados para realizar su parte del proyecto rápidamente y colaborar con sus compañeros para producir un trabajo de alta calidad.

4. Programe actividades de creación de equipos

Dé a los empleados la oportunidad de conectarse de una manera que vaya más allá de las tareas de grupo y la satisfacción debería aumentar. La actividad de creación de equipos adecuada reconocerá los puntos fuertes de cada miembro del grupo, promoverá la colaboración, aumentará la conexión y celebrará la diversidad del lugar de trabajo.

Relacionado: Relacionado: 6 ideas para actividades de creación de equipos

5. Mantenga un ambiente de trabajo positivo

Una actitud positiva es contagiosa, especialmente entre los compañeros de trabajo que colaboran estrechamente cada día. Los responsables deben mostrar positividad en sus comunicaciones con el equipo, tanto verbales como escritas a través de correos electrónicos o memorandos de oficina. Un entorno de trabajo positivo significa también que se fomenta la colaboración y se enseña al personal que no pasa nada por cometer errores, siempre y cuando se aproveche la oportunidad de aprendizaje que ello supone.

6. Esté disponible

Aunque los directivos asistan a las reuniones de liderazgo obligatorias y dediquen tiempo a otros asuntos, como la elaboración de presupuestos y los planes de comunicación de crisis, también es importante que estén disponibles para su personal. Los directivos deben ajustar su horario, si es posible, para acomodar a un empleado que quiera tener una discusión más improvisada. Esto ayuda a mantener a los empleados motivados porque saben que su jefe les apoya y valora su tiempo.

7. Recompensar a los empleados

Considere la posibilidad de implantar un sistema de recompensas para motivar a los empleados a realizar tareas que les acerquen al objetivo. Las recompensas pueden incluir una tarjeta de regalo para su restaurante favorito, una taza de café o tiempo libre en el trabajo. Es importante encontrar una recompensa que resulte atractiva para la mayoría del grupo. Los empleados deben sentirse naturalmente impulsados a aumentar su rendimiento para tener derecho a la recompensa.

8. Compartir opiniones

Una de las principales formas de mantener a un empleado motivado es compartir los comentarios relacionados con su rendimiento. Cuando un empleado sabe lo que está haciendo bien y en qué puede mejorar, se sentirá motivado tanto para continuar con sus esfuerzos como para implementar cambios en su proceso para elevar su revisión la próxima vez.

9. Hacer mejoras en la oficina

La funcionalidad y la distribución del espacio de trabajo pueden influir en la motivación de los empleados. Los directivos deben tener en cuenta las ventajas de una planta abierta frente a las paredes altas de los cubículos y la forma en que un equipo puede trabajar mejor de forma conjunta e individual para alcanzar sus objetivos. Las mejoras en la oficina pueden incluir la creación de un espacio dedicado a los juegos de mesa para que los empleados puedan tomarse un descanso rápido u ofrecer café gratis en la sala de descanso. Si los empleados comienzan su día con una nota fuerte y tienen un descanso divertido que esperar, la motivación debería aumentar.

10. Fomentar los descansos

Las pausas permiten al empleado alejarse de su mesa y refrescarse. Esto ayuda a un empleado a volver con un sentido renovado de motivación para terminar su jornada laboral con fuerza. Como descanso, los empleados pueden dar un paseo por el edificio de la oficina, tomar un tentempié en la cafetería común o leer un capítulo de su libro en una sala de reuniones no utilizada.

11. Permitir jornadas de trabajo a distancia

Permitir días de trabajo a distancia puede significar dedicar un día a la semana como un día "creativo" en el que los empleados pueden trabajar fuera de la oficina en un lugar de su elección, ya sea su casa o una cafetería local. Los directivos también pueden permitir el trabajo a distancia para los acontecimientos de la vida en casa, como una visita de reparación a domicilio o una cita con el médico a mediodía. Los empleados se sienten motivados tanto por un cambio de escenario como por saber que su jefe confía en ellos para completar sus tareas incluso cuando están fuera de un entorno de oficina tradicional.

Relacionado: La guía definitiva para el equilibrio entre trabajo y vida privada

12. Reconocer públicamente a los empleados

A la mayoría de los empleados les gusta que su equipo directivo les reconozca públicamente el trabajo que hacen. Es importante que los compañeros tengan una sensación de logro en el trabajo y sepan que su equipo valora su contribución. Reconocer públicamente a los empleados también motiva a los demás miembros del equipo porque quieren que los directivos les reconozcan también, lo que puede provocar un aumento de la productividad.

13. Empezar una competición

La competencia amistosa entre compañeros de trabajo es un motivador intrínseco. La competencia debe seguir ayudando a avanzar en los proyectos, tener recompensas y celebrar las victorias del equipo. Las competiciones también deben introducir la creatividad y la innovación para llegar al resultado, y son una gran manera de que los compañeros de trabajo se vinculen entre sí.

14. Conozca a los empleados

A los empleados les motiva tener miembros de la dirección que se tomen el tiempo de conocerlos. Sin entrar en temas demasiado personales, a menos que el empleado introduzca temas más serios, los directivos deben preguntar a sus empleados sobre sus aficiones, intereses y familia. Interesarse por el personal ayudará a desarrollar relaciones de trabajo positivas y motivará a los empleados a continuar con su trabajo y a mantenerse fieles a la empresa.

15. Sea transparente

Cuando los empleados saben cómo va la empresa, qué proyectos hay en marcha y cuáles son los objetivos de crecimiento a largo plazo, se interesan por la empresa y por el modo en que su trabajo encaja en el panorama general. Para ser transparente, comparte los informes de ventas y proyecciones y establece una comunicación abierta y honesta en el lugar de trabajo.

16. Comparta su visión

Los empleados que conocen la visión de la empresa sabrán la importancia de su papel y es más probable que se sientan motivados en su trabajo diario. Los empleados que conocen la visión se sentirán inspirados para contribuir y el lugar de trabajo puede esperar un aumento de la moral general.

17. Hable de las oportunidades de progreso

Los empleados que quieran crecer con la empresa agradecerán las conversaciones sobre las oportunidades de ascenso. Los directivos deben reunirse con cada miembro del equipo para hablar de sus objetivos, puntos fuertes, oportunidades de mejora y la dirección de la empresa. Esto ayudará a establecer un camino para el empleado y le motivará a trabajar duro y eficazmente para llegar a él tan pronto como pueda.

18. Establece objetivos SMART

Los objetivos SMART son una parte crucial de cualquier lugar de trabajo. SMART es un acrónimo de Specific (específico), Measurable (medible), Attainable (alcanzable), Relevant (relevante) y Time-bound (limitado en el tiempo), y mientras los objetivos que los gerentes establezcan sean SMART, deberían motivar al empleado a seguir rindiendo al máximo.

Relacionado: Cómo escribir objetivos SMART (con ejemplos)

19. Salir a comer

Los empleados pueden necesitar un descanso a mitad de la jornada, y un almuerzo gratuito es motivador. Puede ser un incentivo por un trabajo bien hecho o una comida «porque sí» para mostrar el aprecio por un equipo colaborador que siempre trabaja unido hacia un objetivo común. Los almuerzos de equipo también dan a los empleados la oportunidad de alejarse del trabajo por un momento y conocer a sus compañeros fuera de la oficina.

20. Agradezca a los empleados

La gente quiere sentirse apreciada por sus esfuerzos. En el trabajo, esto significa tener un equipo de liderazgo que reconozca el talento, los esfuerzos y el compromiso de los empleados con el equipo. Un simple mensaje de agradecimiento puede suponer una gran diferencia en la motivación de los miembros de la plantilla, porque la gente quiere trabajar duro para una empresa que valora su trabajo.

21. Apoyar las nuevas ideas

Los empleados son los que trabajan más de cerca con las herramientas, el software y los procesos del lugar de trabajo que ayudan a mantener una empresa en marcha. Los empleados tienen la experiencia de primera mano con los proyectos y pueden ver más fácilmente una oportunidad de mejora. Crea un entorno en el que los empleados se sientan capacitados para aportar ideas y se sientan cómodos compartiéndolas, y luego demuéstrales tu apoyo escuchando sus ideas e implementándolas si tienen sentido para la organización.

Al apoyar sus ideas, los empleados deberían sentirse motivados para continuar con su duro trabajo y aportar más ideas para agilizar los procesos y hacer crecer la empresa.

22. Celebrar los hitos

Los directivos también pueden mantener a los empleados motivados celebrando los hitos. Los hitos pueden incluir cumpleaños, aniversarios de trabajo o incluso logros personales, como la obtención de un máster o el compromiso. Las celebraciones de hitos pueden mantener a un empleado motivado porque se sentirá valorado y querrá seguir haciendo todo lo que pueda por su equipo.

Los directivos pueden celebrar los hitos llevando al equipo a comer, repartiendo una tarjeta de felicitación para que el grupo la firme o simplemente enviando un correo electrónico con la noticia.

23. Dar ejemplo

Es probable que los empleados sigan el ejemplo de sus jefes, por lo que los jefes que siguen motivados transmitirán esa ética de trabajo a su equipo. También es más probable que los empleados sigan motivados si tienen un superior al que puedan admirar. Los directivos pueden dar ejemplo respondiendo a los correos electrónicos con prontitud, trabajando con su equipo para completar un proyecto y estando disponibles para las reuniones.

24. Fomentar el aprendizaje

El aprendizaje fomenta el crecimiento y los empleados que forman parte de un entorno de aprendizaje se sienten motivados para asumir nuevas tareas, adquirir una nueva habilidad o buscar un puesto de liderazgo. Es importante que los equipos directivos faciliten el aprendizaje en el lugar de trabajo, ya sea mediante oportunidades de formación en la oficina o animando a los empleados a inscribirse en conferencias que les ayuden a crecer en su puesto.

25. Fomentar la creatividad

La creatividad de un empleado puede manifestarse en un diseño artístico para un anuncio, como en el trabajo de un diseñador gráfico, o en su forma única de enfocar un proyecto. Por ejemplo, puede haber un proceso establecido que ayude a los empleados a realizar una tarea. Tal vez sea la forma en que todos lo han hecho siempre, pero un empleado debe sentirse capacitado para enfocar la tarea de una forma nueva que pueda funcionar mejor para todos. Los directivos deben fomentar la creatividad, lo que anima a los empleados y los mantiene motivados.

Te recomendamos

Planificación de Scrum con Sprints: Roles, Fases y Consejos

Habilidades de toma de decisiones: Definición y ejemplos

13 Beneficios del mapeo del viaje del cliente

¿Qué son los intermediarios comerciales? (Incluye 11 ejemplos)

Cómo escribir un correo electrónico de agradecimiento después de una entrevista en vídeo (con plantilla y ejemplos)

¿Qué es una historia de marca y cómo crearla?