23 Consejos para conservar el empleo

Aunque hayas conseguido tu trabajo tras una impresionante ronda de entrevistas, demostrar continuamente tu valor como empleado puede ayudarte a conservarlo. Por suerte, hay varias formas de ayudarte a conseguir la seguridad laboral, sea cual sea tu sector. En este artículo, explicamos las ventajas de permanecer con su actual empleador y enumeramos 23 consejos para conservar un puesto de trabajo.

¿Por qué deberías intentar conservar tu trabajo?

A menos que esté preparado para dejar su trabajo actual y le espere otra oportunidad, lo mejor es mantener su puesto actual. Sin embargo, es importante tomar la decisión correcta para usted. Antes de decidir si quiere dejar su trabajo, considere las siguientes razones que explican por qué es beneficioso permanecer en su actual empresa:

  • Proporciona estabilidad financiera. Mantener tu trabajo te asegura un flujo de ingresos constante. Si decide dejar su trabajo sin otra oportunidad, por ejemplo, no se sabe cuándo volverá a ganar un sueldo. Tener cierta estabilidad financiera le facilita el pago de los gastos ordinarios, como el alquiler, los servicios públicos y la comida.
  • Asegura sus beneficios de salud. Si tu puesto actual te proporciona un paquete de beneficios, dejar tu trabajo significa que perderás las ventajas que éste proporciona. Aunque los paquetes de beneficios duran un tiempo después de dejar la empresa, en algún momento caducan. Si no ha encontrado un nuevo trabajo para cuando expiren, tendrá que pagar de su bolsillo cualquier necesidad de asistencia sanitaria.
  • Puedes evitar una búsqueda de empleo estresante. Cuando dejas tu trabajo y empiezas a buscar nuevas oportunidades, te enfrentas a la competencia de otros profesionales en activo que buscan trabajos similares. Incluso si encuentra una oportunidad que merezca la pena, tendrá que pasar por el proceso de entrevistas y esforzarse por destacar entre los demás candidatos que compiten por el mismo puesto.
  • No tiene que reconstruir las relaciones laborales. Dejar tu actual puesto para una nueva oportunidad significa nuevos compañeros de trabajo y un nuevo jefe. Establecer estas conexiones requiere tiempo y esfuerzo. Ten en cuenta que el esfuerzo que hagas en tus relaciones actuales no se trasladará a tu nuevo puesto.
  • Es posible que te encuentres con un cambio de liderazgo. Si estás descontento con tu trabajo pero pronto habrá un nuevo liderazgo, puede valer la pena quedarse. Mantener tu trabajo en estas circunstancias puede merecer la pena en el caso de que te proporcione cambios positivos en el lugar de trabajo, como oportunidades de promoción profesional o una mejor cultura laboral.
  • Usted' tiene menos de 12 meses de empleo. Lo mejor es permanecer con su actual empleador durante al menos un año. Permanecer menos de 12 meses puede hacer saltar las alarmas a los posibles contratantes sobre su estabilidad y dedicación profesional.

Cómo mantener un trabajo

Si usted' está buscando seguridad laboral con su puesto actual, hay varias cosas que puede hacer para ayudar a la causa. Cuanto más se esfuerce por mantener su puesto de trabajo, mayores serán sus posibilidades de permanecer durante más tiempo. He aquí algunos métodos que te ayudarán a conservar el empleo:

1. 2. Considere si puede hacer algún cambio beneficioso

Si quiere conservar su puesto de trabajo, considere si hay algo que pueda hacer para ayudarle a sentirse diferente en él. Por ejemplo, puedes pedir que te trasladen a otro departamento o pedir un turno diferente. Cualquier cambio, ya sea grande o pequeño, puede tener el poder de convencerte para que te quedes.

2. Llevarse bien con los compañeros de trabajo

Como empleado, es importante llevarse bien con todos tus compañeros y supervisores. Ofrécete a ayudar a tus compañeros en todo lo que puedas y muestra respeto a todos. Hacer esto te ayuda a ser más un jugador de equipo y puede incluso mejorar tu felicidad general en el trabajo.

Relacionado: Las mejores formas de llevarse bien con los compañeros de trabajo (más consejos y ejemplos)

3. Ser insustituible

Asegúrate de que tu empleador no pueda sustituirte fácilmente por otra persona. Trabaja para mejorar las habilidades que nadie más tiene y sé la persona a la que todos recurren cuando surgen ciertos problemas. Esto demuestra que no sólo puedes asumir tus responsabilidades, sino que también puedes ir más allá de lo que se te pide.

4. Haz tu trabajo lo mejor que puedas

Aunque está bien tomarse un descanso ocasional, céntrate en tus principales responsabilidades como empleado. Si tu empresa tiene que tomar decisiones de despido, suele mantener a los empleados más productivos y a los que siguen superando las expectativas. Por ello, es importante que te mantengas en el camino y termines todo tu trabajo a tiempo.

5. Sé puntual

Llega siempre al trabajo con puntualidad para demostrar tu compromiso con tu trabajo y la consideración que tienes tanto con la empresa como con tus compañeros. También es importante que evites tomar un almuerzo largo o un descanso demasiado largo. Ser puntual te ayuda a ir directo al trabajo y puede contribuir a fortalecer tus relaciones con tus compañeros.

Relacionado: Habilidades de gestión del tiempo: Definición y ejemplos

6. Mantén un buen registro de asistencia

Evita utilizar demasiados días de baja por enfermedad, ya que esto puede demostrar a tu empleador que no estás dedicado a tu puesto en la empresa. Si tienes que faltar al trabajo, notifica tu ausencia a tu jefe con antelación.

7. Ofrezca su ayuda

Para mejorar su seguridad laboral, considere la posibilidad de ofrecer su ayuda o de ofrecerse como voluntario para asumir nuevas responsabilidades. Esto no sólo beneficia a tu empleador, sino que también te permite aprender cosas nuevas y puede ayudarte a crecer profesionalmente.

8. Añadir contribuciones valiosas

Cuando los responsables de la contratación buscan a un posible empleado, quieren a alguien que reúna los requisitos del puesto y que pueda añadir valor a la empresa en su conjunto. Como empleado, asegúrate de que aportas contribuciones cuantificables de las que tu empleador pueda ser testigo o hacer un seguimiento. Por ejemplo, puedes ayudarles a ahorrar costes o a aumentar las ventas en una cifra determinada. Asegúrate de que tanto tú como tu jefe sois conscientes de tus contribuciones en el futuro.

9. Asumir más trabajo

Los empresarios aprecian a los empleados que expresan su disposición a aceptar trabajos adicionales. Esto hace que te vean como un empleado valioso que quiere seguir creciendo dentro de su organización. Acepte el crecimiento y busque oportunidades en las que pueda asumir tareas adicionales.

10. Tenga una relación genuina con su jefe

Tómate el tiempo necesario para desarrollar una relación positiva y profesional con tu jefe o supervisor. Asegúrese de que se apoyan y confían mutuamente. Cuando tienes una genuina amistad laboral con ellos, ayuda a disminuir tus posibilidades de ser despedido.

11. Ser flexible

Como empleado, es importante ser flexible para satisfacer las necesidades inesperadas de su empleador. Ser flexible puede ayudar cuando tu jefe necesita que cambies de turno con otro empleado, cuando tienes que cubrir una baja inesperada, cuando te piden que trabajes el fin de semana o cuando te piden que hagas horas extra. Tu disposición a adaptarte demuestra tu valía como empleado cuando surgen circunstancias inesperadas.

Relacionado: Cómo ser flexible en el trabajo (con consejos y ejemplos)

12. Tener una actitud positiva

Mantén una actitud positiva cuando llegues al trabajo cada día. Independientemente de lo que ocurra durante la jornada laboral o de los problemas que surjan, practicar la gratitud y mantener un comportamiento alegre demuestra a tu empleador que eres un jugador de equipo que puede mirar más allá de los problemas difíciles. Una actitud positiva también puede influir en la moral del lugar de trabajo.

13. Trabajar más horas

Aunque el equilibrio entre la vida laboral y la personal es importante, también lo es que tu jefe te considere un empleado muy trabajador. Para ello, empiece su turno temprano y quédese hasta tarde si es necesario. Asegúrate de que tu jefe note tu esfuerzo y dedicación al trabajo.

14. Pida que le den una formación cruzada

Aunque trabajes en un departamento concreto, es útil aprender cómo trabajan otros equipos. Pide que te formen en otras áreas para ayudar cuando surja la necesidad o en caso de escasez de personal. Tu disposición a aprender nuevas habilidades o conocimientos demuestra tu dedicación a la empresa y te ayuda a desarrollar nuevas habilidades en el camino.

15. Amplía tu formación

Como empleado, es importante buscar formas de crecer en su carrera. Considere la posibilidad de obtener un título avanzado, seguir una formación u obtener una credencial en su campo. Ampliar tus conocimientos puede ayudarte a desempeñar mejor tu trabajo y puede aumentar tus posibilidades de promoción. Para ayudarle a conservar su empleo, asegúrese de que su jefe es consciente de sus esfuerzos por avanzar en su campo y en la empresa.

16. Mantén tus habilidades al día

Los empleadores quieren empleados que puedan crecer junto a la empresa. Por ello, es importante que te tomes el tiempo necesario para mejorar tus habilidades en tu puesto actual. Asegúrate de que tus habilidades se aceleran a medida que pasa el tiempo y que contribuyen al éxito de la empresa. Cuando tu jefe vea tu crecimiento y las valiosas contribuciones que has hecho, puede ayudarles a buscar en otra parte cuando necesiten recortar costes o despedir empleados.

17. Sea un participante activo

Aparte de cumplir con tus obligaciones laborales, esfuérzate por involucrarte en la empresa. Por ejemplo, puedes asistir a las comidas o salidas de la empresa. Esto demuestra a tu empleador que te interesa la empresa más allá del valor monetario que te proporcionan. También es útil hacer preguntas y ofrecer ideas durante las reuniones, ya que esto demuestra tu interés en la empresa en general.

18. Pida opiniones

Aunque los empleadores suelen realizar revisiones del rendimiento de los empleados para ayudar a calibrar lo que haces bien y mal, siempre puedes preguntar a tu jefe sobre las formas de mejorar. Esto no sólo puede ayudarte a ser un mejor empleado, sino que también les demuestra que estás dispuesto a realizar tu trabajo lo mejor posible.

Relacionado: Cómo pedir feedback

19. Plantear soluciones

Tener una gran capacidad de resolución de problemas puede ayudar en cualquier sector. Aunque siempre puedes acudir a tu jefe cuando surja un problema, los empresarios valoran a los empleados que pueden resolver sus problemas de forma independiente. Ofrece soluciones cuando haya problemas para impresionar a tu jefe y mejorar tu reputación general en el trabajo.

Relacionado: Habilidades para la resolución de problemas: Definiciones y ejemplos

20. Siga las políticas de la empresa

Conozca las distintas políticas de su organización para poder cumplirlas mejor. Por ejemplo, conocer el código de vestimenta puede ayudarte a representar a la empresa de forma más adecuada.

21. Investigar la empresa

Tómese el tiempo necesario para comprender los objetivos, los valores y la cultura general de la empresa. Hacerlo puede ayudarte a encajar y demostrar a tu empleador que les respetas como empresa. Conocer sus objetivos puede incluso ayudarte a motivarte para realizar mejor tu trabajo.

22. Estar al tanto de los plazos

Lleve un registro de todos los plazos de los proyectos y las tareas y asegúrese de completar su trabajo en la fecha especificada. Manténgase organizado y asegúrese de priorizar su trabajo para poder terminar todo a tiempo. El cumplimiento de los plazos garantiza el flujo constante de ingresos de la empresa y ayuda a mantener la productividad.

23. Mantener un puesto de trabajo limpio y organizado

Su puesto de trabajo es un reflejo de usted y de su calidad de trabajo. Por ello, es importante mantener un puesto de trabajo ordenado, libre de desorden y basura. Un espacio de trabajo limpio no sólo impresiona a su empleador, sino que también puede ayudarle a localizar documentos importantes más rápidamente y contribuye a aumentar su productividad general.

Te recomendamos

Cómo calcular el valor contable de una empresa y su significado

20 tácticas de marketing para una campaña de marketing exitosa

Economía 101: Cómo calcular el coste medio

Cómo superar la torpeza social

¿Qué son las partes interesadas externas?

6 Métodos de presupuestación para la gestión de proyectos