Cómo medir el compromiso de los empleados

Los empleados que se sienten comprometidos con su trabajo suelen rendir más y producir un trabajo de mayor calidad, lo que se traduce en mayores beneficios. Es beneficioso para las empresas medir el compromiso de los empleados para poder crear entornos en los que los miembros del equipo disfruten activamente de su trabajo. Medir el compromiso puede ser un proceso de varios niveles, pero es una parte importante para identificar tendencias más amplias en una empresa y construir una cultura en la que los empleados se sientan valorados.

En este artículo, analizamos qué es el compromiso de los empleados, por qué es importante y algunos pasos para medir y aumentar el compromiso en una empresa.

¿Qué es el compromiso?

El compromiso de los empleados se refiere a la conexión que los trabajadores sienten con su lugar de trabajo, ya sea mental o emocionalmente. Los empleados comprometidos suelen sentirse más satisfechos y contentos con su trabajo y más alineados con las iniciativas de la organización. Los factores que pueden influir en el nivel de compromiso de un empleado son la retroalimentación, las oportunidades de crecimiento personal y el reconocimiento por un trabajo bien hecho.

Si se centran en las formas de involucrar a sus trabajadores, las empresas pueden aumentar la productividad y la retención de los empleados, creando al mismo tiempo un entorno laboral óptimo en el que el personal se sienta comprendido y apreciado.

Relacionado: Cómo comprometer a los empleados

¿Por qué es importante el compromiso?

Los empleados que se sienten comprometidos en el trabajo generalmente rinden más, se enorgullecen más de su trabajo y permanecen más tiempo en la empresa, lo que supone un ahorro de costes a largo plazo relacionados con la incorporación y la formación de nuevos empleados. El desarrollo de una estrategia de compromiso puede ayudar a las empresas a identificar las preocupaciones más comunes entre los empleados antes de que se conviertan en problemas de mayor envergadura y puede proporcionar datos a los equipos de gestión para ayudar a entender cómo se sienten sus empleados. Una estrategia de compromiso eficaz también puede aumentar el nivel de confianza que los empleados tienen en su empresa si los directivos deciden poner en práctica sus ideas para mejorar la cultura del lugar de trabajo.

Cuando una empresa muestra su aprecio por los empleados, éstos suelen tener más incentivos para realizar su trabajo lo mejor posible y muestran una mayor lealtad a la organización, lo que puede ayudar a la empresa a alcanzar sus objetivos más amplios.

Relacionado: 8 razones por las que la cultura organizativa es importante

Cómo medir el compromiso

He aquí seis pasos útiles para medir y mejorar el compromiso de los empleados:

1. Elija un objetivo y trabaje hacia atrás

Antes de comenzar las fases de planificación de una estrategia de compromiso, la dirección de la empresa debe tener un objetivo definitivo en mente. Los tipos de objetivos pueden incluir la mejora de la cultura del lugar de trabajo, el reconocimiento del personal o el aumento de la productividad entre los empleados. Sea específico y elija un objetivo que no sólo sea alcanzable, sino que la dirección invierta activamente en su consecución. Una vez que la empresa haya decidido un objetivo claro y medible, todos los demás pasos del proceso de planificación deben reflejar formas tangibles de alcanzarlo.

Relacionado: 10 ideas para mejorar el compromiso de los empleados

2. Crear un grupo de discusión

Una vez que la dirección de la empresa ha establecido un objetivo de compromiso, es el momento de crear un grupo que ayude a establecer los criterios que ayudarán a la dirección a medir su objetivo. Los grupos de discusión deben incluir a varios directivos y a una muestra representativa de empleados, idealmente en grupos de cinco a diez personas. Estos grupos más pequeños dan a los empleados la oportunidad de expresar su opinión con mayor libertad en un espacio neutral. Comunique claramente el objetivo de la estrategia de compromiso y escuche activamente a los miembros sobre sus ideas para lograr ese objetivo.

Después de que el grupo haya discutido el objetivo de compromiso, tómese el tiempo necesario para determinar cómo medirá la empresa el objetivo y cuál será la definición de éxito.

3. Desarrollar una encuesta

Las encuestas o sondeos pueden proporcionar una métrica de calidad para determinar el nivel actual de compromiso de una empresa. Es importante distribuir estas encuestas a una amplia selección de empleados, si no a toda la empresa, para proporcionar una sólida comprensión de la cultura del lugar de trabajo.

Es una buena idea limitar las encuestas a unas pocas preguntas clave que se centren directamente en el objetivo de la estrategia de compromiso. Haga que los resultados de la encuesta sean anónimos y asegure a los empleados que la dirección de la empresa no verá sus nombres en las encuestas para que el personal se sienta más cómodo compartiendo sus opiniones sinceras. Dé a los empleados tiempo suficiente para completar la encuesta y envíe recordatorios periódicos sobre la fecha límite.

4. Medir los datos

Después de que los empleados envíen sus encuestas, es el momento de recopilar esos datos en un formato presentable para su consulta mientras se desarrolla una estrategia de compromiso. Los gráficos circulares y lineales sencillos pueden ser excelentes herramientas para mostrar los datos de forma visual y fácil de entender.

Es útil evaluar los resultados de los datos con respecto a sus expectativas iniciales y determinar si necesita realizar más encuestas para llegar a resultados concluyentes. Es posible que desee presentar los datos al grupo de discusión y medir su reacción, siempre que considere que los resultados de la encuesta son adecuados para compartirlos con el grupo.

5. Comunicar los resultados

Una vez que la dirección de la empresa y los grupos de discusión hayan recopilado y traducido los datos, considere la posibilidad de resumir los resultados de la encuesta y compartir esta información con los empleados. Esta comunicación puede ayudar a proporcionar un nivel de transparencia en el proceso de medición, lo que hará que el personal se sienta más involucrado en el resultado. Considere la posibilidad de celebrar una reunión para compartir los resultados o programe una conferencia telefónica a una hora que funcione para la mayoría del personal.

Independientemente de la forma en que decida incluir a sus empleados en el proceso, comunique cómo los líderes de la empresa planean utilizar los datos para crear una estrategia de compromiso eficaz. Estos esfuerzos demuestran un compromiso sostenido con sus empleados que puede mejorar la forma en que ven la gestión y la empresa.

Relacionado: La importancia de la retroalimentación positiva y cómo transmitirla a los demás

6. Continúe con el seguimiento

Una vez que las empresas han establecido objetivos para mejorar el compromiso, es importante que sigan siendo una prioridad para los directivos y los empleados. Anime a los supervisores a celebrar sesiones de escucha individuales con los miembros de sus equipos para determinar si la empresa está cumpliendo el objetivo de compromiso. Cuando los empleados dejen la empresa, incluya preguntas relacionadas con el compromiso de los empleados en las entrevistas de salida. Estas conversaciones, tanto con los empleados actuales como con los salientes, pueden ser vitales a la hora de que la empresa busque remodelar su estrategia de compromiso.

Te recomendamos

Análisis empírico: Definición, Características y Etapas

Cómo convertirse en un ingeniero informático

Cómo convertirse en un maestro de escuela primaria

Guía para la clasificación de datos (con tipos y ejemplos)

Guía de las 4 perspectivas del Cuadro de Mando Integral y por qué son importantes

Metáforas y símiles: Diferencias y ejemplos