Cómo mejorar el aprendizaje en el lugar de trabajo y por qué es importante

El aprendizaje en el lugar de trabajo puede ayudarle a mejorar su productividad y a mantener su relevancia en el sector. Trabajar continuamente para desarrollarse profesionalmente también puede generar confianza y ayudarle a ser competitivo en su carrera. Entender las muchas formas de mejorar su proceso de aprendizaje puede ayudarle a aprender nuevas habilidades o conocimientos relacionados con el trabajo. En este artículo, analizamos por qué el aprendizaje es importante en el lugar de trabajo y proporcionamos consejos sobre cómo mejorar su aprendizaje.

¿Por qué es importante el aprendizaje?

El aprendizaje es importante, especialmente en el lugar de trabajo, ya que te permite ampliar tu base de conocimientos y convertirte en un empleado informado. Puede ser una forma de ayudar a mejorar las habilidades esenciales relacionadas con el trabajo y alinearte con los objetivos de tu organización. También puede ayudar a facilitar sus tareas laborales mediante una mayor comprensión. Algunos de los beneficios del aprendizaje son:

  • Cómo seguir siendo relevante en tu carrera y en tu sector
  • Llevar a nuevas oportunidades de trabajo
  • Mejorar el rendimiento y la productividad en el trabajo
  • Aumentar la satisfacción y la moral de los empleados
  • Construir la sección de habilidades de tu currículum

Relacionado: El valor del aprendizaje y el desarrollo en el lugar de trabajo

Cómo mejorar el aprendizaje

He aquí algunos pasos que pueden ayudar a mejorar su aprendizaje:

1. Encuentre su estilo de aprendizaje

El primer paso para ayudarle a mejorar su aprendizaje es descubrir cuál es su estilo de aprendizaje. Esto puede ayudarle a entender la forma en que aprende mejor, de modo que pueda hacer un esfuerzo consciente para encontrar un método de estudio que se ajuste a su estilo. Por ejemplo, si aprendes de forma auditiva, considera la posibilidad de escuchar podcasts sobre tu tema. Algunos tipos de estilos de aprendizaje son:

  • Auditivo: Los alumnos auditivos dominan los conocimientos y las habilidades por medio de la audición y lo hacen mejor escuchando conferencias cuando aprenden o poniendo música mientras estudian.
  • 1. Kinestésica: Un aprendiz kinestésico es alguien que absorbe la información realizando una acción, como un experimento de laboratorio.
  • Visual: Un alumno visual asimila la información asociándola con imágenes y viendo demostraciones u otras ayudas visuales.

Relacionado: Relacionado: 8 tipos comunes de estilos de aprendizaje

2. Mejore su enfoque y concentración

Antes de estudiar, trabaja para mejorar tu enfoque y concentración para poder rendir mejor. Algunas formas de hacerlo son meditar, practicar la atención plena y entrenarse para concentrarse en las tareas. Además, considera la posibilidad de eliminar las distracciones, como las notificaciones del teléfono o las múltiples pestañas abiertas en la pantalla del ordenador.

3. Identifica tu objetivo de aprendizaje

Para mejorar su aprendizaje en el trabajo, identifique su objetivo de aprendizaje. Esto puede orientarle sobre lo que debe estudiar y mantenerle motivado sobre el motivo por el que está aprendiendo. Considere la posibilidad de mirar las descripciones de los puestos de trabajo similares al suyo y vea qué habilidades enumeran otros empleadores como necesarias de conocer. Por ejemplo, un empleador para un puesto de escritor puede enumerar la orientación al detalle como una habilidad necesaria.

4. Crear una rutina de aprendizaje

Encuentre un momento para dedicar al aprendizaje. Programar su aprendizaje puede ayudarle a comprometerse con él y a sacar tiempo para estudiar. Desarrolle una rutina de aprendizaje que funcione mejor para usted, como escuchar un podcast educativo mientras conduce a casa desde el trabajo. Además, considere la posibilidad de pedirle a un empleador o amigo que le ayude a rendir cuentas a lo largo del proceso.

5. Divida su concepto

Cuando aprendas, divide el concepto en categorías más pequeñas para facilitar su comprensión. Separar los componentes del concepto principal te ayuda a centrarte en su comprensión total. Esta práctica puede darle un punto de partida para el aprendizaje y le orienta sobre lo que debe estudiar a continuación, ya que está construyendo un concepto completo.

6. Tómate un descanso

Mientras estudias nueva información, haz pausas regulares para ayudar a tu cerebro a descansar y permitir una concentración sostenida. Una forma de hacerlo es utilizando la Técnica Pomodoro, que es un método de gestión del tiempo que sugiere trabajar en una tarea durante 25 minutos y luego tomar un descanso de cinco minutos, o un descanso de 15 a 30 minutos después de trabajar en una tarea durante una hora. También es importante dormir bien para mejorar la memoria, ya que el cuerpo convierte la memoria a corto plazo en memoria a largo plazo mientras duerme.

Relacionado: Utilizar la técnica Pomodoro para dominar la gestión del tiempo

7. Ponte en marcha

La actividad física puede ayudar a mejorar tu capacidad de aprendizaje y potenciar tu cerebro. Esto se debe a que ayuda a que las células nerviosas se unan entre sí, permitiendo el proceso de aprendizaje. Puede ser especialmente útil hacer ejercicio unas horas después de aprender nueva información para ayudar a tu cerebro a retenerla a largo plazo.

8. Aplique lo aprendido

Intenta aplicar lo que aprendes en tu lugar de trabajo de inmediato mientras todavía es relevante. Esto puede ayudarte a sacar el concepto de un escenario teórico y utilizarlo en tu vida diaria. Integrar tus conocimientos también puede mejorar tu productividad laboral.

Relacionado: Relacionado: 6 importantes habilidades laborales que puedes aprender en el trabajo (y cómo aprenderlas)

9. Recompénsese a sí mismo

Anímate a aprender ofreciéndote recompensas cuando consigas tus objetivos de aprendizaje. Por ejemplo, después de terminar de leer el libro relacionado con el sector, considere la posibilidad de hacer algo divertido. Comience por recompensar los pequeños logros y considere aumentar las recompensas por los logros más importantes.

10. Enseñe a otra persona

Parte de la comprensión y el aprendizaje de un concepto consiste en ser capaz de explicarlo y traducirlo a sus propias palabras. Considere la posibilidad de preguntar a su jefe si puede reservar un tiempo durante la jornada laboral para instruir a sus compañeros de trabajo sobre lo que está aprendiendo. Otra forma de enseñar a los demás es crear un blog educativo. Cuando eduques, presta atención a si hay áreas que te cuesta explicar o preguntas para las que no sabes la respuesta, de modo que puedas trabajar para mejorar en esas áreas.

11. Ponte a prueba

Para ver cómo te va, ponte a prueba con un simulacro de examen. Esto puede ser una herramienta que le muestre qué áreas necesita aprender o en las que debe centrarse. Algunas formas de hacer exámenes de práctica son buscar en Internet o idear tus propios problemas de práctica para tratar de recordar lo que estás aprendiendo.

Relacionado: 15 consejos para estudiar (y pasos para hacerlo con eficacia)

12. Seguir aprendiendo

Incluso después de entender completamente una nueva habilidad o concepto, siga aprendiendo. El aprendizaje continuo le ayuda a seguir siendo competitivo en su carrera. También le ayuda a desafiarse a sí mismo y a desarrollarse profesionalmente. Considera la posibilidad de volver a empezar el proceso y seleccionar otra habilidad o concepto en el que trabajar.

Te recomendamos

11 Beneficios del aprendizaje

Infantería del Ejército vs. Infantería del Cuerpo de Marines: 5 diferencias clave

Muestreo no probabilístico: Definición y tipos

¿Qué son los puntos de diferenciación? (Con beneficios y consejos)

30 ideas para fomentar el espíritu de equipo en el lugar de trabajo

Cómo mostrar las credenciales de enfermería (con consejos y ejemplos)