20 Pasos Para Mejorar El Lenguaje Corporal Que Se Utiliza En El Trabajo

Un lenguaje corporal adecuado es importante para garantizar que los mensajes verbales que expresas se reciban correctamente. Utilizar el lenguaje corporal de forma adecuada también puede ayudarte a parecer más seguro y cómodo en tus interacciones con los demás. Repasar las estrategias para desarrollar un lenguaje corporal eficaz puede ayudarle a comprender las áreas que puede mejorar.

En este artículo, analizamos qué es el lenguaje corporal, por qué es importante en el lugar de trabajo y cómo mejorar el propio lenguaje corporal para presentarse como una persona segura y a gusto en su entorno.

Relacionado:

Relacionado: 12 consejos de lenguaje corporal para tu próxima entrevista

¿Qué es el lenguaje corporal?

El lenguaje corporal se refiere a las señales no verbales que las personas utilizan para comunicarse. Estas señales no verbales incluyen elementos como los gestos, el tono de voz, el contacto visual y la postura. Por ejemplo, cuando se habla con otra persona, inclinar la cabeza hacia un lado puede indicar que se está escuchando. Del mismo modo, mantener una postura erguida ayuda a transmitir que estás interesado en lo que la otra persona tiene que decir. Por el contrario, las señales no verbales, como cruzar los brazos o encorvarse, pueden percibirse como defensivas o indicar que no estás interesado en la conversación.

Relacionado: Ejemplos positivos y negativos de lenguaje corporal

¿Por qué es importante el lenguaje corporal en el trabajo?

El lenguaje corporal es un factor importante que influye en la forma en que la gente le percibe en el lugar de trabajo. Ayuda a reforzar y enfatizar los mensajes que transmites y a crear un significado adicional. Sin embargo, el lenguaje corporal puede negar ciertas suposiciones si las señales no verbales que transmites no coinciden con tu mensaje verbal. Ser consciente del lenguaje corporal que utilizas cuando te comunicas con tus compañeros y jefes puede ayudarte a garantizar que tu mensaje se transmite de forma eficaz y a evitar la posibilidad de que el lenguaje corporal negativo cree un mensaje contradictorio o incluso transmita un mensaje subyacente que no tenías intención de enviar. Si aprende a utilizar el lenguaje corporal en su beneficio, podrá,

  • Cree una mejor comunicación dentro de su equipo
  • Entienda mejor cómo se sienten los demás cuando hablan con usted
  • Cree un impacto más positivo en sus clientes y consumidores
  • Proyectar una imagen profesional dentro de su propia organización

Relacionado: Cómo leer el lenguaje corporal

Cómo mejorar el lenguaje corporal

Estos son algunos pasos que puedes dar para mejorar tu lenguaje corporal:

1. Practicar el autoconocimiento

Uno de los primeros pasos que debes dar para mejorar tu lenguaje corporal es adquirir un mayor conocimiento de ti mismo. Cuando hables con la gente o discutas ciertos temas, toma nota de tus comportamientos y de los mensajes no verbales que podrías estar enviando. Al practicar el autoconocimiento, sabrás qué comportamientos debes vigilar y cuáles debes practicar más.

2. Relajar los hombros

Otro paso que puede dar para mejorar su lenguaje corporal es relajar los hombros, dejándolos caer a una altura cómoda. Los hombros demasiado altos pueden hacer que parezca que está nervioso, mientras que los hombros caídos pueden dar la impresión de que está triste. Sé consciente de dónde están tus hombros y deja que bajen a una posición natural.

3. Enderezar la espalda

Para asegurar a la persona con la que te comunicas que te interesa lo que dice y la escuchas, es importante que te sientes erguido y mantengas la columna vertebral recta. Una buena forma de asegurarse de que el cuello está en la posición adecuada es recordarse a sí mismo que debe mantener la barbilla levantada.

4. Utiliza una postura adecuada

Es importante mantener una postura adecuada para transmitir una apariencia de confianza. Cada vez que entable una conversación con otra persona, asegúrese de estar sentado o de pie con una postura correcta.

5. Inclínese ligeramente

Una forma de demostrar a la otra parte que te interesa la conversación es enterarte ligeramente cuando ellos están hablando. Sin embargo, es importante que seas consciente de hasta dónde te inclinas, ya que inclinarte demasiado puede hacer que la otra parte se sienta incómoda o dar una impresión equivocada. Del mismo modo, inclinarse demasiado hacia otro lado puede hacer que parezcas distante.

6. Descruzar los brazos

Para indicar a la persona con la que estás hablando que tienes confianza y estás a gusto, es importante que no te cruces de brazos. Dependiendo de si estás sentado o de pie, puedes mantenerlos cruzados sobre el regazo o a los lados. También puedes llevar las manos detrás de la espalda con las manos entrelazadas, lo que puede transmitir confianza.

7. Sonríe

Sonríe cuando te presenten a alguien por primera vez y a lo largo de la conversación, cuando sea apropiado. Sea consciente de sus expresiones faciales a lo largo de la conversación, ya que una cara neutra puede parecer a menudo un ceño fruncido. Basta con que levante ligeramente las comisuras de los labios para dar una expresión tranquila y agradable.

8. Establecer contacto visual

Es importante mantener el contacto visual con la persona con la que hablas. Sin embargo, también es importante evitar el contacto visual excesivo. Un truco sencillo para asegurarse de mantener el contacto visual adecuado es mirar a los ojos de la persona el tiempo suficiente para observar el color de sus ojos antes de apartar la mirada. Esta estrategia garantiza un contacto visual adecuado durante un tiempo que resulte natural y cómodo para ambas partes.

9. Reflejar a la otra parte

Otra estrategia para asegurarse de que la persona con la que está se siente cómoda cuando mantiene una conversación con usted es reflejar su lenguaje corporal y otras señales no verbales. Por ejemplo, puedes igualar el tono que utiliza y reflejar la posición de su cuerpo. Incluso un reflejo sutil puede ayudar a que la otra parte se sienta más cómoda.

10. Utilizar las manos

La mayoría de la gente utiliza gestos con las manos cuando mantiene una conversación cotidiana. Incluso cuando se está en un entorno profesional, hay que utilizar los gestos con las manos para enfatizar ciertas palabras y frases con naturalidad.

11. Muévete despacio

Sé consciente de la velocidad con la que te mueves. Caminar y moverte más despacio puede ayudarte a parecer seguro y tranquilo.

12. Hable despacio

La gente tiende a hablar más rápido cuando está nerviosa. Proyecte una sensación de confianza hablando despacio y con cuidado. Esto también garantizará que su interlocutor pueda entenderle. Reduzca la velocidad cuando haga los puntos clave e incluso haga una pausa periódica si lo necesita para ordenar sus pensamientos.

13. Asiente periódicamente

Asentir con la cabeza es una buena forma de mostrar a la persona con la que hablas que estás escuchando y participando en lo que dice. Es una forma no verbal de animarle a continuar con lo que está diciendo y de transmitirle que estás de acuerdo o que te interesa el mensaje que está compartiendo, lo que puede ayudar a aumentar su confianza.

14. Cuidado con los movimientos inquietos

Sé consciente de los movimientos que haces y haz lo posible por relajarte. Algunos tipos de movimientos inquietos habituales son dar golpecitos con los dedos o agitar la pierna o el pie. Desarrollar un fuerte sentido de autoconciencia puede ayudarte a evitarlos.

15. Baje el volumen de su bebida

Si tiene una bebida en la mano, sea consciente de dónde la sostiene. Sostener una bebida o cualquier otra cosa delante de su corazón le hace parecer distante y reservado. Baja la bebida y mantenla a un lado, junto a tu pierna.

16. Exude energía

Cuando te reúnas con alguien por primera vez, es importante que aumentes el nivel de energía que desprendes. La gente suele creer que está mostrando niveles de energía más altos de los que realmente tiene. Si te esfuerzas por aumentar el nivel de energía que desprendes cuando entablas una conversación con otra persona, puedes sentirte seguro de que estás mostrando los niveles de energía que deseas.

17. Utilizar un apretón de manos que coincida

Si conoce a alguien nuevo, dé siempre un apretón de manos firme o iguale el de la persona con la que se reúne. Esto te ayuda a presentarte de forma profesional y hace que la persona con la que te reúnes se sienta más cómoda.

18. Enfrentarse a la persona con la que se habla

Cuando se entabla una conversación, es importante mirar directamente a la persona con la que se está hablando. Estar de espaldas a ella puede dar la impresión de que no le interesa lo que dice o de que está distraído. Fíjese también en la forma en que apuntan sus pies y diríjalos hacia la posición con la que está hablando.

19. Mantener una distancia adecuada

Fíjate en el lenguaje corporal de la persona con la que hablas. Por ejemplo, es posible que se incline para escucharle mejor o que se aleje de usted. Utiliza estas señales para comprender mejor cuál es la distancia adecuada.

20. Estudiar el lenguaje corporal de los demás

Por último, estudie el lenguaje corporal que utilizan otras personas, especialmente el de las personas que admira. Fíjate en cómo se comportan, en su tono de voz y en sus gestos. Practica tú mismo la imitación de esas señales no verbales.

Te recomendamos

Renta fija: Qué es y cómo funciona

Preguntas frecuentes sobre la coherencia en el trabajo

Guía completa sobre el marketing de boletines informativos

Certificaciones de asistente médico para avanzar en su carrera

Evaluación de directivos: Definición, beneficios, consejos y más

Cálculo del coste del puesto de trabajo vs. Cálculo del coste del proceso: ¿Cuál es la diferencia?