Cómo Mejorar la Articulación en 9 Pasos

La mayoría de los puestos de trabajo requieren fuertes habilidades de comunicación para tener éxito y avanzar en el lugar de trabajo. Parte de ser un comunicador eficaz es saber hablar a un público de forma atractiva y comprensible. Mejorar su capacidad de expresión puede demostrar su competencia y mejorar su reputación en el trabajo. En este artículo, hablamos de lo que es la articulación, de los beneficios de mejorarla y de cómo mejorarla, y ofrecemos consejos para ser un mejor orador.

¿Qué es la articulación?

La articulación se refiere a la claridad con la que alguien forma las palabras. Incluye la capacidad de un orador para ser coherente y fácil de entender. La articulación implica el uso de una pronunciación y una gramática adecuadas, así como el uso de un volumen y un ritmo de habla apropiados. La articulación también puede referirse a las habilidades físicas necesarias para formar sonidos y palabras, incluidos los movimientos de la lengua, los labios, los dientes y las cuerdas vocales.

Relacionado: 15 consejos y trucos para hablar en público en su próxima presentación

Beneficios de mejorar la articulación

Ser más elocuente puede influir en la percepción que los demás tienen de ti. Desarrollar una gran capacidad de expresión puede ayudarle a parecer más competente. Pronunciar un discurso bien elaborado o hablar con facilidad con los compañeros puede demostrar que se siente cómodo en el lugar de trabajo. Además, ser elocuente puede demostrar confianza y aplomo, características que los empresarios valoran.

Cuando se siente cómodo hablando con los demás o ante un grupo, es más probable que se ofrezca para hacer presentaciones o proyectos especiales, lo que le convierte en un activo importante para su empresa y mejora sus posibilidades de ser reconocido por su supervisor. Esta capacidad puede ayudarle a destacar y puede conducir a ascensos u otros avances en su carrera.

Relacionado: 14 estrategias de comunicación para superar las barreras de comunicación en el trabajo

Cómo mejorar la articulación

He aquí nueve pasos que puede dar para mejorar su articulación:

1. Escúchate a ti mismo

Para ayudarle a mejorar su discurso, grábese a sí mismo hablando. Puede grabar una presentación real en el trabajo o simplemente hablar durante varios minutos por su cuenta. Escúchate e identifica las áreas que puedes mejorar, como afinar tu pronunciación y eliminar las palabras de relleno. Considera la posibilidad de pedir a tus amigos y familiares cercanos que te escuchen hablar y pídeles su opinión.

Relacionado: Cómo comunicarse mejor con los compañeros de trabajo

2. Compruebe su velocidad

Una buena articulación implica saber utilizar el ritmo de habla adecuado. Hablar demasiado rápido puede dificultar que la gente le entienda y siga sus pensamientos, mientras que hablar demasiado despacio puede dar a entender que no tiene confianza o que no conoce su material. Por lo general, un tono de conversación se sitúa entre 120 y 150 palabras por minuto. Puedes utilizar tu discurso grabado para medir tu ritmo de habla convirtiendo el audio en texto y pegándolo en un programa de recuento de palabras.

Una vez que conozca su ritmo, puede hacer un esfuerzo consciente para acelerar o ralentizar el ritmo que resulte atractivo para el público y cómodo para usted. También puede practicar la variación de la velocidad en distintas partes de su discurso. Hablar más rápido puede mostrar pasión y urgencia, mientras que hablar más despacio puede mostrar seriedad y ayudarte a enfatizar un punto.

3. Cuidado con las palabras innecesarias

Intente eliminar las palabras de relleno de su discurso, como "um," "como" y "vale." Estas palabras no añaden sustancia a su discurso y pueden distraer a sus oyentes. El uso de patrones de discurso ágiles y precisos puede sugerir confianza y ayudar a que su audiencia le entienda mejor y se mantenga interesada en sus ideas.

4. Utilizar las pausas con eficacia

Las pausas en su discurso pueden ser formas estratégicas de enfatizar ciertos puntos y permitirle organizar sus pensamientos antes de hablar. Cuando haces una pausa durante un discurso, le das a tu público tiempo para pensar en tu última declaración. Denota la seriedad o la importancia del tema.

Cuando hable casualmente o en un grupo pequeño, tomarse unos segundos para ordenar sus pensamientos antes de responder a un comentario o pregunta puede ayudarle a dar una respuesta más articulada y centrada. Organiza tus pensamientos para asegurarte de dar una respuesta completa, reflexiva y adecuada.

5. Practicar la pronunciación

Cuando se escuche a sí mismo hablar, puede notar que ciertas palabras o sonidos le suponen un reto. Practica cada día la pronunciación de estas palabras, concentrándote en cada sílaba y sonido y enfatizando la parte correcta de la palabra. Por ejemplo, la palabra "travieso" tiene un énfasis en la primera sílaba, "mis." Si no está seguro de cómo pronunciar ciertas palabras, búsquelas y escuche ejemplos de audio de su pronunciación.

También puede centrarse en expresar con claridad el último sonido de la palabra, asegurándose de que su voz no se interrumpe. Por ejemplo, preste mucha atención a las contracciones y a las palabras que terminan en t, sh o ch.

6. Varíe su discurso

Tu tono se refiere a lo alto o bajo que hablas. Para mejorar la articulación, intente variar su tono al hablar para sonar más natural y conversacional. La gente tiende a responder mejor a los oradores más tranquilos y melódicos que incorporan una gama de tonos altos y bajos.

7. Habla con el volumen adecuado

Elija un volumen adecuado cuando se dirija a los demás. Esto puede significar proyectar su voz cuando se dirija a una gran multitud o reducir su volumen cuando tenga una reunión con su supervisor.

8. Desarrollar la confianza

Un componente importante para hablar bien es sentirse seguro de sus conocimientos y capacidad. Antes de una presentación o reunión, haz cosas que te hagan sentir bien contigo mismo, como hacer ejercicio, pintar o escribir. Busque actividades que le den un impulso mental para sentirse más seguro de sí mismo al iniciar un debate importante. El aumento de la confianza puede ayudar a disminuir tu nerviosismo. Reducir tu ansiedad puede mejorar tu concentración, tu capacidad de recordar y tu habilidad para hablar clara y directamente.

Relacionado: Cómo superar el miedo a hablar en público

9. 10. Prepárese a fondo

Puede ser más fácil hablar bien cuando se conoce a fondo el material. Antes de un discurso, estudie su material hasta que se sienta cómodo dando la presentación sin notas. Considere la posibilidad de llevar sólo un esquema cuando pronuncie el discurso para ayudarle a hablar con naturalidad, en lugar de leer de un guión. Una preparación adecuada puede mejorar tu confianza, lo que puede ayudarte a sentirte más cómodo delante de la gente.

Consejos para mejorar la articulación

Aquí tienes varios consejos que puedes utilizar para ser más elocuente:

  • Imita a los oradores eficaces. Busque celebridades, artistas o profesionales que sean elocuentes y escuche sus discursos. Imita su cadencia, tono y volumen para ayudar a mejorar tu propia capacidad de hablar.
  • Imagínese su éxito. Antes de una presentación, visualícese hablando con seguridad y eficacia. Tener esta imagen en tu mente puede ayudarte a reducir tu incomodidad y darte confianza y optimismo para tu discurso.
  • Únase a un grupo de oradores. Busca grupos en tu zona que practiquen la oratoria. Estos grupos pueden proporcionarle herramientas y estrategias para ayudarle a superar sus miedos y convertirse en un orador más atractivo y elocuente.

Te recomendamos

Gestión de incidencias: Proceso, beneficios y cuándo utilizarla

Escalar vs. Crecer: ¿Cuál es la diferencia? (Más consejos)

Preguntas frecuentes sobre los activos de planta, propiedad y equipo (PP&E)

15 Beneficios de la Alineación de Negocios (Con Ejemplos)

Cómo hacer tarjetas de visita en Microsoft Word (con plantilla)

¿Qué es la autoestima? (Y por qué es importante)