5 Pasos para Mejorar la Inteligencia Social en el Trabajo

La inteligencia social se refiere a la capacidad de las personas para conocer e interactuar con los demás en diferentes situaciones. En el lugar de trabajo, la inteligencia social ayuda a evitar los conflictos, a gestionar las expectativas y a comunicarse con eficacia. Saber cómo mejorar la inteligencia social en el lugar de trabajo puede contribuir a un entorno laboral más positivo y productivo. En este artículo, definimos qué es la inteligencia social, describimos cómo mejorarla en cinco pasos y comentamos consejos generales a tener en cuenta.

¿Qué es la inteligencia social?

La inteligencia social es la capacidad de conectar eficazmente con otros individuos. Este tipo de inteligencia significa que es consciente de los pensamientos y sentimientos de los demás, aunque no se los describan explícitamente. Algunos rasgos importantes que puede reconocer en las personas socialmente inteligentes son la escucha y la comunicación eficaces, la consideración de la impresión que causan en los demás y los esfuerzos conscientes por evitar las discusiones.

Hay cuatro componentes de la inteligencia social que pueden ayudarle a entender mejor el concepto:

  • Conciencia de sí mismo: La autoconciencia es la capacidad de comprender las propias habilidades, pensamientos y sentimientos. Ser consciente de quién eres y cómo respondes a las cosas son ejemplos de autoconciencia.

  • Autogestión: La autogestión es un paso más allá de la autoconciencia, ya que se refiere a la forma en que aplicas tu autoconciencia para abordar cualquier situación difícil. La autogestión puede considerarse como un proceso interno de toma de decisiones.

  • Conciencia social: La conciencia social es la forma de reconocer las señales sociales, el lenguaje corporal y el subtexto cuando te comunicas con los demás.

  • Gestión de las relaciones: La gestión de las relaciones es la forma de aplicar su conciencia social. Esto puede incluir evitar la confrontación, desarrollar la empatía, comprender cómo su motivación puede diferir de la de los demás' e identificar el papel que desempeña en su red social.

Cómo mejorar la inteligencia social

Una vez que entienda qué es la inteligencia social, podrá desarrollar la suya propia en el lugar de trabajo. He aquí algunos pasos que puede dar para mejorar su inteligencia social o la de su equipo:

1. Desarrolle sus habilidades sensoriales

Cada día, intenta observar tu entorno utilizando tus sentidos: vista, olfato, sonido y tacto. Esto le ayuda a ser más consciente de su entorno. Practicar este acto de atención plena cada día puede ayudarte a crear este hábito. Ser consciente de ti mismo y de tu entorno es un primer paso importante para ser más inteligente socialmente.

Relacionado: Habilidades Sociales: Definición y ejemplos

2. Evalúe críticamente su autoconciencia y su autogestión

Antes de intentar mejorar su inteligencia social, considere sus propios pensamientos, emociones, comportamientos y reacciones. Piense en si debe contribuir a una conversación, en lo bien que escucha a los demás y en cómo responde a ciertos desencadenantes. Entender cómo actúas y respondes puede ayudarte cuando te encuentres con una situación inesperada.

Por ejemplo, si un compañero de trabajo aporta ideas que pueden no funcionar para un proyecto, puede sentirse frustrado. Reconocer su frustración puede ayudarle a modificar sus reacciones y comportamientos. En lugar de expresar su frustración, podría agradecer a su compañero de trabajo su contribución y ver si hay algún aspecto de sus ideas que pueda funcionar.

Relacionado: Habilidades de inteligencia emocional que necesitas en el trabajo: Definición y ejemplos

3. Ajuste sus prácticas de comunicación

Ser socialmente inteligente puede significar estar atento a las señales sociales de los demás, pero es importante ser directo y auténtico si alguno de sus comportamientos o palabras no son claros o si necesitas algo.

Por ejemplo, si alguien dice o hace algo que afecta negativamente a tu trabajo y normalmente respondes retirándote, comunica tus preocupaciones y tus necesidades. Ten en cuenta cómo puede responder la otra persona a los comentarios críticos, lo que puede influir en tu forma de expresar tus sentimientos. Ajustar tus propios comportamientos teniendo en cuenta a los demás es importante para desarrollar la inteligencia social.

4. Examinar las situaciones desde la perspectiva de otra persona

En cada situación que se le presente, tenga en cuenta la perspectiva de la otra persona. Esto puede significar pensar en sus reacciones típicas, en qué otros acontecimientos puede encontrar y en cuáles pueden ser sus sentimientos personales. Todo esto puede ayudarte a ajustar tus acciones y a crear empatía. Después de practicar esto durante un tiempo, la consideración de las perspectivas de los demás puede aparecer automáticamente en tu proceso de toma de decisiones.

5. Practicar la escucha activa

Pensar en la perspectiva de otro' es útil, pero comprometerse activamente con otros en sus pensamientos le proporciona información procesable que puede informar su conciencia social.

Por ejemplo, si un miembro de tu equipo dice que responde bien a la retroalimentación constante, mira a ver si hay una manera de incorporarla al flujo de trabajo. Incluso puede considerar la posibilidad de organizar reuniones para escuchar lo que la gente piensa y siente en respuesta a determinadas situaciones. Esto puede mejorar el estado de ánimo de los empleados y puede ayudar a establecer la confianza entre todos.

Relacionado: Mejore su capacidad de escucha en el trabajo (con consejos)

Consejos para la inteligencia social

Aquí tienes otros consejos para mejorar tu inteligencia social en el trabajo:

Respete las diferencias culturales

Las diferencias culturales pueden afectar a la forma en que las personas responden a determinadas situaciones. Las personas suelen aprender sus habilidades sociales de sus familias, escuelas y amigos, y es posible que cada uno de tus compañeros de trabajo tenga un conjunto de habilidades ligeramente diferente. Busca estas diferencias para ser consciente de ellas y considera cómo podrías responder en diferentes situaciones para mantener un ambiente positivo y profesional.

Sea consciente del lenguaje corporal

El lenguaje corporal es una señal no verbal que puede indicarle lo que otra persona está pensando. Por ejemplo, si una persona tiene los brazos cruzados, es posible que esté disgustada con algo. Ten en cuenta el lenguaje corporal de los demás cuando les respondas para asegurarte de que respondes adecuadamente. Tu propio lenguaje corporal también es importante. Cuando escuches, puedes establecer contacto visual e inclinarte para mostrar que estás interesado en lo que la otra persona está diciendo. Ser consciente de tu lenguaje corporal y del de los demás puede mejorar tanto tu autogestión como la gestión de tus relaciones.

Relacionado: Entender el lenguaje corporal y el lugar de trabajo

Exprese su aprecio y atención

Expresar el agradecimiento en el lugar de trabajo puede crear una experiencia general positiva para todos. Ya sea para su personal o para sus compañeros de trabajo, expresar que le importa es una de las formas más sencillas de mejorar su inteligencia social. Tratar de mejorar su inteligencia social es en sí mismo un acto de empatía, ya que el objetivo final es mejorar sus relaciones y luchar por un lugar de trabajo más unificado.

Relacionado: Las 40 mejores ideas para mostrar aprecio por tus empleados

Adaptarse a los cambios

Adaptarse es una parte importante de la mejora de la inteligencia social, porque las personas y los entornos de trabajo cambian constantemente. Considere la posibilidad de trabajar continuamente para reforzar hábitos como la atención plena, la escucha activa y la autoevaluación. Los cambios frecuentes en la dirección, las responsabilidades y el personal pueden provocar diferentes respuestas emocionales, por lo que comprometerse a mejorar la inteligencia social puede ayudarle a desenvolverse en cualquier situación nueva.

Te recomendamos

Rescindir la oferta: Por qué se puede retirar una oferta de trabajo

7 Tipos de Razonamiento: Definiciones y Ejemplos

Contabilidad de fideicomiso: Definición, ventajas y ejemplos

Ratio de Corriente vs. Capital de Trabajo: ¿Cuáles son las diferencias?

Habilidades de gestión de conflictos: Definición y ejemplos

NAT vs. PAT: ¿Cuál es la diferencia? (Más preguntas y respuestas)