Cómo mejorar sus habilidades blandas en el trabajo

Los directivos contratan a personas para sus equipos basándose en su experiencia y en cómo se presentan durante el proceso de entrevista. Pueden esforzarse por formar un equipo completo de personas que ayuden a su departamento y a toda la empresa a tener éxito. Es importante tener en cuenta tanto las habilidades duras como las blandas a la hora de tomar decisiones de contratación y decidir quién se gana los puestos de liderazgo y los ascensos. En este artículo, compartimos qué son las habilidades blandas y cómo puedes mejorar las tuyas para destacar.

¿Qué son las habilidades sociales?

Las competencias blandas son las habilidades que posees y que van más allá de tus capacidades técnicas y cuantificables. Las habilidades blandas se centran más en tus habilidades sociales, de liderazgo, de comunicación y de resolución de problemas, entre otras. Mientras que las habilidades duras están compuestas por la formación y los conocimientos que has adquirido a lo largo de tu carrera, las habilidades blandas son la forma en que trabajas con los demás y por tu cuenta. Aunque las habilidades blandas se basan más en la personalidad, puedes mejorarlas.

Relacionado: Habilidades blandas: Definición y ejemplos

Cómo mejorar las habilidades interpersonales

La mejora de las habilidades interpersonales tiene muchos beneficios, como la creación de relaciones con los compañeros de trabajo y el desarrollo de la carrera profesional. Aquí tienes 11 pasos para mejorar tus habilidades sociales:

  1. Estar abierto a la retroalimentación.
  2. Comunicarse con frecuencia.
  3. Enfatiza el trabajo en equipo.
  4. Construir relaciones positivas.
  5. Salga de su zona de confort.
  6. Prepárese para aprender.
  7. Adaptarse a los cambios en el lugar de trabajo.
  8. Observar a los demás
  9. Trabajar a través de los conflictos.
  10. Asumir un papel de liderazgo.
  11. Llegue al trabajo a tiempo

1. Estar abierto a la retroalimentación

Una gran parte de la mejora de sus habilidades interpersonales es estar abierto a los comentarios que pueda recibir de los supervisores, gerentes e incluso compañeros de trabajo. Cuando esté abierto a los comentarios, podrá recibir mejor las críticas constructivas y utilizar esa información para mejorar en su puesto de trabajo, incluidas sus habilidades interpersonales. Puede recibir comentarios sobre sus habilidades de comunicación, su capacidad para trabajar en grupo, la gestión del tiempo, su potencial de liderazgo, etc. Cuando recibas comentarios, considera la posibilidad de dar las gracias a la persona que te los proporciona y de elaborar un plan, ya sea contigo mismo o hablando con tu jefe, para mejorar y aprender.

2. Comunicar a menudo

La comunicación eficaz es una habilidad blanda que beneficia a todos en el lugar de trabajo. Aunque tenga tareas y responsabilidades que no requieran la ayuda de nadie más en su oficina, aproveche las oportunidades que tenga para establecer relaciones con los que le rodean. Comunícate a menudo para desarrollar esta habilidad blanda. Esto incluye la comunicación cara a cara, a través del correo electrónico y en las presentaciones ante un grupo. Dado que casi todos los métodos de comunicación son diferentes, es importante que te comuniques por varios medios para que tus habilidades blandas de comunicación sean más completas.

Cuando te comuniques, piensa en cómo te diriges a los demás, en la claridad de tu mensaje, en tu lenguaje corporal y en tu tono de voz. También podrás ver cómo se comunican los demás y tomar consejos y técnicas de ellos para encontrar un estilo de comunicación que te funcione.

3. Hacer hincapié en el trabajo en equipo

Cuando participa en un buen trabajo en equipo, demuestra a su empleador que es muy bueno colaborando con los demás. El trabajo en equipo puede producirse en un entorno de grupo para una presentación o uno a uno con otro compañero de trabajo para completar una tarea compartida. Durante una tarea compartida o una responsabilidad diaria, permita que cada miembro del grupo aporte su parte y celebre las diferentes habilidades y personalidades del grupo. Cuando enfatizas el trabajo en equipo, te abres a las oportunidades de aprendizaje de tus compañeros de trabajo mientras mejoras tus propias habilidades.

Relacionado: Relacionado: 6 cualidades que hacen a un gran jugador de equipo

4. Construya relaciones positivas

Muchas de las habilidades blandas que se utilizan en el lugar de trabajo dependen de la relación que se tenga con otros empleados y directivos. Puedes construir relaciones positivas con tus compañeros de trabajo entablando una conversación genuina sobre sus planes de fin de semana, su familia, sus aficiones y sus intereses. Intente encontrar formas de conectar con ellos a través de una experiencia compartida. Si trabaja en un departamento con varias personas, considere la posibilidad de preguntar a todos si estarían interesados en salir a comer en grupo el viernes.

Alejarse de la oficina es una buena manera de poder conectar con ellos a nivel personal. Esto puede ayudarte profesionalmente porque conocerás un poco más su personalidad y tendrás la capacidad de entender cómo influye en su ética de trabajo.

5. Salga de su zona de confort

Como con cualquier cosa que quieras mejorar, es importante que salgas de tu zona de confort y te enfrentes a algo nuevo. Puede tratarse de un nuevo entorno, nuevas responsabilidades o un papel de liderazgo. Incluso puedes ofrecerte a ser la persona de tu grupo que haga la presentación del proyecto como forma de mejorar tu capacidad de hablar en público. Situarte en un territorio desconocido profesionalmente tiene el potencial de mostrar a tu jefe lo serio que te tomas tu trabajo y te permite aprender algo completamente nuevo.

6. Prepárate para aprender

A medida que avanza en su proceso de mejora de cualquier habilidad blanda, puede encontrar contratiempos, pero también es probable que encuentre muchos éxitos. En cualquier caso, lo importante es que aprendas de ellos.

Por ejemplo, si estás a cargo de un proyecto y estás trabajando en tus habilidades blandas de liderazgo y colaboración, considera la posibilidad de tomarte un tiempo después de que el proyecto esté completo (o incluso en fases durante el mismo) para recoger comentarios sobre tu liderazgo y cómo el proyecto podría mejorar la próxima vez. Las personas con las que trabajas son las más capacitadas para evaluar cómo ha ido el proyecto y ofrecer sus comentarios basándose en experiencias anteriores.

7. Adaptarse a los cambios en el lugar de trabajo

Es habitual que en un lugar de trabajo se produzcan fluctuaciones, desde el personal de la oficina hasta los procedimientos del lugar de trabajo, y una forma de mejorar tus habilidades blandas es ser adaptable. La adaptabilidad también es una habilidad blanda importante para poder encontrar soluciones alternativas a cualquier problema que pueda surgir en el lugar de trabajo. Esté abierto a aprender las nuevas tecnologías cuando salgan al mercado y colabore en la formación de los recién llegados a la organización.

8. Observar a los demás

Una de las formas más potentes de mejorar tus habilidades sociales es observando a los demás a tu alrededor. Esto puede significar prestar atención a los jefes, compañeros de trabajo y empleados de otros departamentos. Observe la forma en que completan una tarea, incluyendo cómo interactúan con los demás y su proceso individual, que puede implicar muchas habilidades blandas. Es importante estar abierto a aprender de los demás, ya que todo el mundo llega al trabajo con su propio conjunto de habilidades duras y blandas.

9. Trabajar a través de los conflictos

No es infrecuente que haya conflictos en el lugar de trabajo, pero lo importante es cómo se resuelven. Cuando surja un conflicto, piense en formas alternativas de resolverlo para poder continuar su relación con los compañeros de trabajo, aprender unos de otros y seguir siendo productivos como compañeros de equipo. Todos los miembros de la organización se benefician de un entorno de trabajo colaborativo, y tú puedes mostrar tus habilidades como jugador de equipo y tus capacidades como líder.

Relacionado: Relacionado: 5 estrategias eficaces para la resolución de conflictos

10. Asuma un papel de liderazgo

Para mejorar tus habilidades blandas de liderazgo, considera la posibilidad de asumir un papel de liderazgo real en el lugar de trabajo. Empieza por hablar con tu jefe o supervisor sobre tus intereses, y averigua si hay alguna oportunidad de dirigir un proyecto o un grupo, o incluso de ser mentor de otra persona en el lugar de trabajo que tenga menos experiencia. En este papel, piensa en cómo puedes inspirar a tu grupo para que dé lo mejor de sí mismo. Pide a tu jefe que te considere como supervisor interino en caso de que esté fuera de la oficina por una reunión o unas vacaciones planificadas.

También es posible ser líder en la creación de un nuevo proceso, así que si tienes ideas sobre cómo mejorar tu oficina, piensa en compartirlas con tu jefe y pídele que se encargue de la logística y de dirigir la formación.

11. 14. Llegue al trabajo a tiempo

La gestión del tiempo es una sólida habilidad blanda que hay que tener en el lugar de trabajo, y una gran manera de mejorarla es llegar al trabajo a tiempo. Cumplir con un horario puede darte la capacidad de cumplir con los objetivos, terminar el trabajo a tiempo y mantenerte organizado, que son todas las habilidades que conducen a una mayor productividad y pueden ayudarte a destacar entre tus compañeros.

Relacionado: Formación en gestión del tiempo: Mejores prácticas y consejos

La importancia de las habilidades blandas en el trabajo

Las habilidades blandas son excelentes para tener en cualquier organización, y los beneficios son muchos, incluyendo:

Aumento de las relaciones con los empleados

Cuando trabajas en tus habilidades blandas y continúas desarrollándolas, tus relaciones con tus compañeros de trabajo pueden mejorar. Esto beneficia a cualquier colaboración en el lugar de trabajo.

Disminución de los costes de la empresa

Unas habilidades sociales más desarrolladas en el lugar de trabajo pueden reducir el coste de la empresa debido a una mayor eficiencia. Cuando los empleados desarrollan habilidades blandas, los clientes pueden tener una mejor experiencia y los miembros del equipo de ventas pueden mejorar sus números y obtener más trabajo de los clientes existentes.

Se necesita menos formación

Puedes desarrollar la mayoría de las habilidades blandas a tu propio ritmo poniéndote en situaciones que las pongan a prueba. Por lo tanto, es posible que su organización no necesite formar a las personas para que mejoren sus habilidades interpersonales. En su lugar, los directivos pueden orientarte en las formas en que puedes mejorar y darte la oportunidad de averiguar qué es lo que mejor te funciona.

Te recomendamos

8 cosas que hacer el último día de trabajo

Todo lo que necesitas saber sobre el liderazgo efectivo

Cómo crear sinergias

FAQ: ¿QUÉ ES UNA POSICIÓN REMOTA Y EN QUÉ CONSISTE? ¿Qué es un cliente potencial?

¿Qué es un personaje de usuario? Definición y cómo hacer un UX Persona

9 Certificaciones de fisioterapeuta para la especialización