10 maneras de mejorar las habilidades de comunicación verbal

En el trabajo te relacionas con una gran variedad de personas, y saber cómo mejorar tus habilidades de comunicación verbal puede marcar una diferencia significativa en esas interacciones. No se trata sólo de las palabras que dices, sino también de las señales verbales y no verbales que utilizas al comunicarte. Al desarrollar estas habilidades, puedes establecerte como alguien con quien la gente quiere comprometerse y escuchar—ya sean colegas, clientes o potenciales empleadores. En este artículo explicamos estas habilidades y ofrecemos una lista de 10 pasos para mejorar las habilidades de comunicación verbal en el trabajo.

¿Qué son las habilidades de comunicación verbal?

La comunicación verbal se refiere al uso del lenguaje para transmitir información. Las destrezas de comunicación verbal representan algo más que la capacidad de hablar— demuestran cómo se transmiten y reciben los mensajes tanto en las interacciones orales como en las escritas. Estas habilidades se centran en la forma de comunicarse más que en lo que se dice. Por ello, puedes utilizar técnicas no verbales, como el lenguaje corporal, para mejorar tus interacciones.

Ejemplos de habilidades de comunicación verbal efectivas

  • Escuchar activamente
  • Pedir aclaraciones
  • Hacer preguntas abiertas para obtener información
  • Reconocer y responder a las señales no verbales
  • Hablar con claridad y concisión
  • Utilizar el humor para atraer al público

Relacionado: Habilidades verbales más demandadas: Definiciones y ejemplos

¿Por qué son importantes las habilidades de comunicación verbal?

Las habilidades de comunicación verbal son importantes porque te permiten establecer una relación con otras personas, lo que crea interacciones más positivas y relaciones laborales más sólidas. Con estas habilidades, puedes transmitir una sensación de confianza y asegurarte de que tu audiencia entiende tu mensaje o tus expectativas. La capacidad de comunicarse con claridad le ayuda a tener éxito en diversas situaciones laborales, como proyectos, negociaciones y entrevistas de trabajo.

Relacionado: Preguntas y respuestas: ¿Por qué es importante la comunicación?

Cómo mejorar las habilidades de comunicación verbal

Puedes utilizar los siguientes 10 pasos para mejorar tu comunicación verbal en el trabajo:

1. Piensa antes de hablar

La gente suele sentirse incómoda con el silencio, pero hacer una pausa antes de responder a una pregunta puede mejorar su respuesta. Tomarse un tiempo para reflexionar le permite organizar sus pensamientos en una declaración concisa y clara. Si te sientes apurado para responder, ese sentimiento se reflejará en la forma en que respondes, por lo que tu mensaje puede no salir como se pretende. Las pausas transmiten una sensación de reflexión, por lo que tu público tendrá la impresión de que has considerado la mejor respuesta antes de hablar.

Del mismo modo, si tu interlocutor hace una pausa, no sientas la necesidad de saltar y contrarrestar el silencio. La persona apreciará que le hayas dado tiempo para contemplar su respuesta, en lugar de interrumpir su proceso de pensamiento. Esto no sólo muestra profesionalidad, sino que también demuestra tu interés por escuchar lo que tiene que decir.

Relacionado: Relacionado: 8 tipos de comunicación verbal positiva para la entrevista

2. Utiliza un lenguaje conciso

Ser sucinto al hablar no sólo facilita la comprensión de tu mensaje, sino que consigue que tus puntos principales lleguen antes a la audiencia. Antes de hablar, pregúntate cómo puedes presentar la información de la forma más clara y con el menor número de palabras posible. Tanto si escribe como si habla, evite utilizar palabras y frases complicadas o incluir información irrelevante. Tomar estas medidas garantizará que su audiencia entienda claramente sus puntos principales y pueda responder en consecuencia. Esta habilidad es especialmente beneficiosa a la hora de dar instrucciones o expectativas a los compañeros, ya que su franqueza garantiza que haya poca confusión.

3. Comprender a su público

Para comunicar con eficacia los mensajes, es necesario entender a tu audiencia y ponerte en su lugar. No todo el mundo tiene los mismos conocimientos o la misma formación que usted, así que asegúrese de explicar la información de manera que la entienda fácilmente cualquiera—especialmente cuando trate temas complejos o técnicos. Además, intente tener en cuenta la cultura o la personalidad de su público, ya que los distintos grupos demográficos tienen sus propias preferencias comunicativas. Por ejemplo, a un amigo íntimo le hablarías de forma muy diferente que a un ejecutivo de una empresa.

Antes de las presentaciones, pregúntese qué quiere y necesita saber su público y cuál es su base de conocimientos. Cuando entiendes a quién te diriges, es más fácil adaptar tu mensaje a sus necesidades. Este enfoque adaptado también garantiza que el público mantenga su interés, ya que sólo le proporciona la información más relevante que desea escuchar.

4. Ten en cuenta tu tono

Tu tono desempeña un papel crucial en las comunicaciones verbales, y la forma en que lo utilices puede afectar a la manera en que tu audiencia se relaciona contigo. Combinar un tono amable y cálido con una sonrisa causa una impresión positiva. En cambio, hablar de forma plana o monótona puede hacer que parezcas desinteresado, lo que puede desanimar al público. Además, intente variar su tono y utilice la inflexión para enfatizar los puntos importantes. Esta técnica es una forma fácil de centrar la atención de tu audiencia.

También puedes utilizar el método de modelado verbal, en el que intentas copiar el tono de otra persona. Por ejemplo, durante una conversación, habla en voz baja cuando ellos hablen en voz baja o si tienen una energía excitada, intenta igualarla. Las personas se sienten atraídas por las voces que suenan como las suyas, por lo que este es un método útil para aumentar el compromiso.

5. Presta atención a tu lenguaje corporal

Tu lenguaje corporal puede afectar a la forma en que transmites los mensajes, a pesar de ser un método de comunicación no verbal. Cuando tienes un lenguaje corporal relajado, lo que significa evitar cruzar los brazos o poner el cuerpo rígido, transmites una sensación de confianza y autoridad que hace que la gente quiera escucharte. Este tipo de lenguaje corporal abierto también te hace parecer más dispuesto a recibir mensajes, lo que hace que los demás se sientan más cómodos hablando contigo.

Otras formas de transmitir un lenguaje corporal seguro son mantener el contacto visual y una postura adecuada. También puedes utilizar gestos o expresiones faciales para enfatizar puntos y captar la atención del público. Sin embargo, ten cuidado de no utilizar demasiados gestos ni parecer demasiado animado, ya que esto puede distraer.

Relacionado: Cómo entender y utilizar el lenguaje corporal en el trabajo

6. Emplee la escucha activa

Escuchar es tan esencial como hablar durante las conversaciones porque demuestra un interés genuino por el otro interlocutor y garantiza que entiende sus necesidades. De este modo, le resultará más fácil establecer una relación de confianza. Para aplicar las habilidades de escucha activa, preste toda su atención a la otra persona para asegurarse de que no sólo escucha las palabras que dice, sino también el mensaje que quiere transmitir. Cuando la otra persona se siente escuchada, se siente más interesada en corresponder y escuchar lo que tienes que decir.

Algunas técnicas eficaces de escucha activa son:

  • Evita juzgar o estereotipar a los demás.
  • Elimine cualquier posible distracción, como un entorno ruidoso.
  • Concéntrese en lo que la otra persona está diciendo, en lugar de pensar en lo que usted quiere decir a continuación.
  • Haz preguntas aclaratorias para asegurarte de que has entendido bien la información o el mensaje.
  • Espera a que la otra persona termine de hablar antes de responder.

Relacionado: Habilidades de escucha activa: Definición y ejemplos

7. Habla con confianza

La confianza es crucial porque si parece que no crees en lo que dices, tampoco lo hará tu audiencia. Quieres establecer que tienes credibilidad o autoridad, lo que hace que la gente confíe en ti y se sienta más interesada en escucharte. Hay varias formas de transmitir confianza, como la forma en que te mantienes durante las conversaciones y el tono de voz que utilizas.

Una forma de generar confianza antes de las conversaciones, presentaciones o discursos previstos es tomar notas mentales o físicas sobre lo que se va a tratar. Estas notas no tienen por qué ser un guión, pero deben resaltar los puntos principales que quieres exponer. Las notas proporcionan una dirección para tu interacción verbal, mostrando que sabes en qué tienes que centrarte o hacia dónde tienes que dirigir la conversación. Tener un plan le hará sentirse mucho más preparado y aumentará su confianza.

8. Muestra tu auténtico yo

Aunque puedes inspirarte en otros comunicadores para mejorar tus habilidades, lleva siempre tu yo honesto a las interacciones. La gente se siente más atraída por los oradores que parecen genuinos y actúan con transparencia. Por ejemplo, si no tienes la respuesta a una pregunta, no pasa nada por admitirlo. Tus colegas respetarán más tu honestidad que si finges saber algo y das una respuesta que acaba siendo inexacta.

Además, mostrar tu auténtico yo durante una conversación o presentación te ayuda a establecer relaciones porque tu audiencia llega a conocerte como persona. Transmite una sensación de comodidad y facilidad que les permite comprometerse de verdad contigo. Si tienen la sensación de que estás fingiendo tu personalidad o montando un espectáculo, esto puede crear distancia entre vosotros. Como resultado, puede ser más difícil generar confianza porque no pueden saber si la conversación es real.

9. Practica tus habilidades

Ahora que conoces las distintas formas de mejorar las habilidades de comunicación verbal, debes practicarlas. Esto no sólo desarrollará estas habilidades, sino que también puede ayudarte a sentirte más seguro de tus capacidades para hablar. Aplique estas técnicas con la mayor frecuencia posible en su trabajo diario y en sus interacciones personales para asegurarse de que se siente cómodo utilizándolas.

Practique a solas hablando frente a un espejo o grabándose haciendo una presentación o un discurso. Al observarse a sí mismo, puede estudiar su lenguaje corporal y tomar medidas para mejorarlo—por ejemplo, utilizando o limitando sus gestos y manteniendo una sonrisa o un comportamiento amable. Cuando te grabes, evalúa tu voz y tu tono. Una vez más, puede utilizar estas grabaciones para determinar qué áreas debe trabajar para hablar de forma más clara y concisa.

10. Obtener información

También puede practicar sus habilidades de comunicación verbal en entornos más reales, como delante de amigos o familiares. Esto no sólo le ayudará a sentirse más cómodo hablando delante de los demás, sino que también le permitirá obtener comentarios. Si tienes planeado un discurso o una presentación, hazlo como si estuvieras delante del público real y pide a esos amigos y familiares que juzguen tus habilidades de comunicación verbal y no verbal. Sus percepciones te instruirán sobre lo que ya haces bien y lo que necesitas mejorar.

La búsqueda de opiniones no se aplica estrictamente a las situaciones de práctica. Después de hacer una presentación en el trabajo, pide a un compañero de confianza o a un supervisor su opinión sobre tu actuación. Preguntar a un supervisor puede suponer un beneficio añadido, ya que le demuestra que te esfuerzas por desarrollarte profesionalmente. Una vez que sepan de tu interés por desarrollar estas habilidades, pueden observar tus futuras actuaciones y medir tu progreso o proporcionarte más oportunidades para el desarrollo de la comunicación verbal.

Te recomendamos

Guía definitiva para la investigación secundaria

Atención centrada en el paciente: Elementos y ejemplos

FAQ: ¿CÓMO FUNCIONAN LOS MICROSERVICIOS? ¿Cómo funcionan los microservicios?

FAQ: ¿QUÉ ES LO QUE CAUSA LOS SILOS DE INFORMACIÓN? ¿Qué causa los silos de información?

¿Qué es la venta por canal? (Y en qué se diferencia de la venta directa)

11 Ejemplos de grupos de control para experimentos de investigación