14 Consejos para mejorar sus habilidades de liderazgo en el trabajo

Los líderes eficaces pueden inspirar un trabajo de alta calidad, productividad, una cultura organizativa convincente y una colaboración innovadora entre los miembros del equipo. Estos profesionales son muy valiosos para cualquier organización que busque la eficiencia y la longevidad de la industria, pero el desarrollo de habilidades de liderazgo puede ser una tarea difícil para muchos. Si usted es un profesional que busca ascender en su carrera o se está adaptando a un nuevo papel directivo, puede ser útil considerar las acciones específicas que puede llevar a cabo para perfeccionar sus habilidades de liderazgo en el lugar de trabajo. En este artículo, describimos qué son las habilidades de liderazgo, por qué es importante desarrollarlas y 14 consejos para ayudarle a crecer con éxito como líder.

Cómo desarrollar habilidades de liderazgo y convertirse en un gran gerente

¿Qué son las habilidades de liderazgo?

Las habilidades de liderazgo son aquellas competencias que los profesionales emplean para motivar a los demás, desarrollar equipos, organizar el flujo de trabajo y lograr objetivos compartidos. Los profesionales de diversos campos utilizan sus habilidades de liderazgo para fomentar el éxito en equipos, departamentos y organizaciones enteras. Los líderes fuertes suelen poseer un conjunto de habilidades diversas que combinan para ser eficaces en sus funciones. He aquí algunos ejemplos de habilidades que pueden poseer los líderes:

  • Innovación
  • Creatividad
  • Paciencia
  • Capacidad para resolver problemas
  • Escuchar
  • Comunicación
  • Retroalimentación constructiva
  • Conocimiento de sí mismo
  • Toma de decisiones
  • Asumir riesgos
  • Dependencia
  • Puntualidad
  • Empatía
  • Compasión
  • Organización
  • Mentores
  • Motivación
  • Autodisciplina
  • Adaptabilidad
  • Flexibilidad

Relacionado: Habilidades de liderazgo: Definiciones y ejemplos

¿Por qué es importante desarrollar habilidades de liderazgo?

El desarrollo de habilidades de liderazgo es importante porque permite a los profesionales guiar a los equipos hacia el éxito. Los líderes eficaces pueden ser responsables de una serie de tareas que contribuyen a este éxito. Pueden formar y desarrollar las habilidades de los miembros del equipo, identificar soluciones creativas a problemas desafiantes, establecer objetivos generales y desarrollar visiones, delegar responsabilidades, supervisar la productividad y la calidad del trabajo, ofrecer retroalimentación y construir una cultura organizativa. Los líderes convincentes también pueden asumir la responsabilidad de motivar a su equipo, inspirarles para que realicen un trabajo excelente y ayudarles a alcanzar sus objetivos profesionales mediante actividades de tutoría.

Estas funciones esenciales son fundamentales para la eficacia general de cualquier organización y su capacidad para alcanzar sus objetivos. Sin embargo, incluso con esto, el desarrollo de las habilidades de liderazgo puede ser una tarea difícil para muchos profesionales, especialmente para aquellos que anteriormente trabajaron en funciones especializadas con altos niveles de competencia técnica. Esto se debe a que ser un líder destacado requiere que los profesionales combinen varias habilidades blandas y amplíen sus conjuntos de habilidades generales para dirigir a los miembros del equipo en departamentos y especialidades fuera de los suyos. Por lo tanto, desarrollar intencionadamente tus habilidades de liderazgo es un paso fundamental para aquellos que buscan avanzar profesionalmente o cambiar a un nuevo rol directivo.

Relacionado: Cómo mejorar sus habilidades de liderazgo: Pasos y consejos

14 consejos para desarrollar tus habilidades de liderazgo en el trabajo

Hay varias acciones que puedes llevar a cabo para perfeccionar tus habilidades de liderazgo cuidadosamente en el lugar de trabajo. Aquí tienes 14 consejos que debes tener en cuenta en tu viaje para convertirte en un mejor líder:

1. Buscar la opinión de los demás

Solicitar la opinión de los demás es una forma eficaz de identificar las áreas de crecimiento en sus habilidades profesionales. Cuando los colegas de confianza pueden ofrecer con franqueza sus consejos, perspectivas y opiniones sobre su rendimiento con regularidad, puede comprender mejor cómo la ejecución de sus habilidades repercute en el flujo de trabajo de la organización y en la productividad de su equipo en general. Con esta información en mente, puedes centrarte en las áreas específicas que necesitan mejorar y perfeccionar cuidadosamente tus habilidades. Por ejemplo, si tu colega te dice que tus habilidades organizativas necesitan trabajo, puedes comprometerte a trabajar en esas habilidades específicamente.

Relacionado: Relacionado: 4 formas en que el feedback mejora el rendimiento en el trabajo

2. Analiza tus puntos fuertes y las áreas que necesitas mejorar

Si no te sientes cómodo buscando la opinión directa de colegas u otras personas de tu vida, puedes realizar procesos de introspección y analizar tus puntos fuertes de forma independiente. Si prefieres este método, intenta mantenerte imparcial mientras analizas tu propio rendimiento. A través de su análisis, puede trazar un gráfico de las áreas particulares en las que sobresale y otras que pueden necesitar atención adicional. A partir de aquí, puedes concentrarte en ofrecer tu experiencia siempre que sea posible y trabajar en privado para fortalecer tus otras habilidades.

3. Inscríbase en un seminario o taller de desarrollo profesional

Muchos profesionales optan por encontrar métodos externos para desarrollar sus habilidades de liderazgo. Varias empresas y organizaciones profesionales ofrecen programas de formación en liderazgo en los que puedes asistir a seminarios o talleres orientados a desarrollar tu base de habilidades. Estos programas pueden ayudarle a perfeccionar una amplia gama de habilidades blandas, a conocer su importancia o a centrarse en determinadas competencias que necesita mejorar. Además, dependiendo del programa que elijas, puedes obtener certificaciones de liderazgo reconocidas por la industria después de completar tu curso para mostrar tus habilidades en tu currículum y legitimarte como líder.

4. Practicar la comunicación intencionada

Los líderes fuertes deben ser comunicadores eficaces que puedan coordinar el flujo de trabajo, delegar tareas, formar a los miembros del equipo, relacionarse con diversos tipos de profesionales y trabajar junto a los miembros del equipo ejecutivo. De este modo, la comunicación es una de las funciones clave de un líder. Por lo tanto, para desarrollar sus habilidades de liderazgo en general, intente practicar una comunicación intencionada que sea clara, concisa e inteligible para los demás. Es importante que te asegures de que los demás puedan entender lo que dices y que actúen a partir de las indicaciones que les das para que puedas guiar a los miembros del equipo hacia el cumplimiento de los objetivos de la organización.

5. Comparta sus conocimientos con los demás

Enseñar a los demás es una de las mejores formas de reforzar tus propias habilidades. Intente compartir su conjunto de conocimientos específicos con los demás mediante sesiones de formación y talleres de desarrollo. Esto le permitirá practicar la oratoria, la presentación, la instrucción, la resolución de problemas y la comunicación, actividades que muchos líderes deben realizar en su día a día. Además, cuando usted puede ayudar a los demás a aprender de forma directa y accesible, ellos pueden perfeccionar sus propias habilidades. Su capacidad para lograr este desarrollo en sus compañeros de equipo puede servir como medida práctica de sus capacidades de liderazgo.

Relacionado: Habilidades de liderazgo instructivo: Definición y ejemplos

6. Establecer objetivos claros

Establecer objetivos claros para usted mientras desempeña sus funciones cotidianas puede ayudarle a adquirir la práctica de establecer objetivos a largo plazo en un puesto de liderazgo. Aunque es probable que la organización para la que trabaja ya le fije objetivos en términos de cuotas o metas, es una buena práctica establecer también objetivos autoimpuestos. Este esfuerzo puede ayudarle a desarrollar la capacidad de automotivarse y trabajar con un propósito hacia objetivos específicos, como superar los plazos, mejorar sus métricas de productividad o encontrar soluciones para cubrir las carencias de la organización. Este tipo de competencia será especialmente importante a medida que se acerque a las funciones de liderazgo.

7. Pruebe algo nuevo

Diversificar tus habilidades es una forma eficaz de perfeccionar tus capacidades de liderazgo, ya que la mayoría de los líderes necesitan un amplio conjunto de competencias para dirigir equipos enteros y motivar un trabajo de alta calidad en todas las especialidades. Por lo tanto, probar algo nuevo puede ayudarle a evitar el exceso de especialización en una sola función y a aumentar sus conocimientos interfuncionales. Puede considerar la posibilidad de reunirse con profesionales de otros departamentos para comprender lo que hacen, cómo logran sus objetivos y la terminología que utilizan en su especialidad. De este modo, podrá perfeccionar sus habilidades de comunicación y estar mejor equipado para trabajar en equipos como líder.

Relacionado: Relacionado: 51 hábitos de la gente de éxito que pueden revitalizar su vida personal y profesional

8. Escuchar activamente

Los líderes deben escuchar con fluidez y comprender las perspectivas y experiencias de los demás. Comprender los puntos de vista de los miembros de su equipo puede ayudarle a atender mejor sus necesidades, resolver problemas y encontrar formas de mejorar la funcionalidad del lugar de trabajo como líder. Para hacerlo con eficacia, intente escuchar activamente, formulando preguntas reflexivas y asegurándose de que comprende plenamente lo que le comunican. Aunque te sientas presionado para participar en las conversaciones e involucrar tu propia perspectiva, practicar el autocontrol y simplemente escuchar puede ayudarte a ser un mejor líder.

9. Ofrezca confianza y refuerzo

Como líder, es probable que tenga que motivar a su equipo, inspirar un trabajo de alta calidad y replantear positivamente los obstáculos profesionales como oportunidades de crecimiento. Por ello, es importante acostumbrarse a ofrecer confianza y refuerzo a los colegas cuando se enfrentan a desafíos. Por ejemplo, si te encuentras con una situación en la que un colega te confía que se siente desanimado mientras colabora con otros, puedes ofrecerle positividad, apoyo y aumentar su confianza utilizando un lenguaje alentador. Esto puede marcar una diferencia significativa en la perspectiva de tu colega y ayudarte a identificar mejor las oportunidades de aliento.

Relacionado: 10 Habilidades de motivación para un liderazgo eficaz

10. Sea honesto con los desafíos

Practicar la humildad como líder es una cualidad convincente que los colegas y los miembros del equipo pueden apreciar. Todo el mundo se encuentra con retos en algún momento de su carrera profesional, por lo que es una buena práctica ser honesto con los que se enfrenta. Esto puede significar reflexionar sobre los retos que ha superado en el pasado o los que está experimentando actualmente. Por ejemplo, tal vez cometió un descuido que provocó un retraso en el flujo de trabajo— asuma ese error y sea honesto al respecto. Esto le ayudará a ser un modelo de responsabilidad para sus colegas, le dará margen para cometer errores y le dará la oportunidad de resolver cualquier problema resultante públicamente.

11. Asumir mayores responsabilidades

Si aún no desempeña un papel de liderazgo y busca ascender en su carrera, puede tomar más iniciativa y solicitar a su jefe un aumento de las responsabilidades. Puedes ofrecerte a trabajar con un cliente difícil, asumir un proyecto complejo y polifacético o dedicarte a las tareas tediosas que los compañeros tienden a evitar. Esto mostrará tu capacidad de automotivación y de servir con ingenio, que pueden ser habilidades impresionantes para tener como líder. Aunque la mayoría de los líderes llegan a delegar tareas en otros miembros de su equipo, es posible que tengas que asumir responsabilidades adicionales en algún momento para apoyar a tu organización.

Relacionado: P&R: ¿Cuáles son las responsabilidades de un gerente?

12. Establezca una red de contactos con otros profesionales del sector

Establecer una red de contactos con otros profesionales de tu sector puede ayudarte a estudiar los tipos de estilos de liderazgo disponibles en tu función. Hay varios enfoques que puedes adoptar para ser un líder—algunos más eficaces que otros—y observar los estilos de liderazgo de los demás— te ayudará a decidir qué tipo de líder quieres ser. Además, los profesionales con los que se relaciona pueden ofrecerle ideas o estrategias específicas que pueden influir en su forma de abordar un papel de liderazgo. Este tipo de asesoramiento puede ayudarte a ser más eficaz a la hora de inspirar a tu equipo, comprender sus necesidades y fomentar el éxito.

13. Colaborar con otros miembros del equipo

Ser capaz de trabajar junto a otros es una parte clave para ser un líder fuerte. Debe ser capaz de solicitar la opinión de los demás, poner en práctica sus ideas y permitir que los miembros de su equipo tomen la iniciativa en sus tareas. Este tipo de esfuerzo puede producir un trabajo de alta calidad que lleve a las organizaciones a ser las más destacadas en sus sectores. Por lo tanto, intente colaborar con otros en proyectos y equipos para reforzar su capacidad de trabajo interpersonal. Al comprometerse con los esfuerzos de colaboración, puede aprender de los demás, encontrar formas de entrenarlos hacia el éxito y obtener una mejor comprensión de su papel específico como líder.

Relacionado: ¿Qué es un líder colaborativo?

14. Adaptarse a su entorno

Los líderes deben ser flexibles y adaptables cuando encuentran obstáculos, discrepancias o desafíos. Cuando las cosas no salen según lo previsto, esfuércese por introducir cambios en el flujo de trabajo de su equipo, prevea cualquier retraso futuro y adapte sus prioridades en consecuencia. Por lo tanto, para desarrollar su agilidad, intente buscar con determinación oportunidades para ofrecer flexibilidad a sus colegas, incluso cuando no se la pidan. Por ejemplo, si un miembro del equipo se acerca a usted y le dice que se siente estresado por la proximidad de un plazo, puede considerar la posibilidad de ofrecerle una prórroga para que pueda producir un mejor trabajo y concentrar su energía.

Te recomendamos

Sueldo vs. Salario: ¿Cuál es la diferencia?

Cómo crear un cuadro de mando integral (con plantilla y ejemplo)

15 tipos de auditorías

Cómo mejorar tus habilidades pragmáticas

Cómo escribir historias cortas (con consejos)

Cómo presentar una historia: Con Pasos, Plantilla y Ejemplo