Cómo mejorar sus habilidades de presentación

En algún momento de tu carrera tendrás que hacer una presentación ante un grupo de personas. Ya sea para presentar una idea a un cliente o para presentar un nuevo proyecto a su equipo, es fundamental tener una gran capacidad de presentación. Tener estas habilidades puede permitirte expresar tus ideas y pensamientos a una audiencia.

En este artículo, compartimos cómo mejorar tus habilidades de presentación y atraer a una audiencia.

Cómo mejorar su capacidad de hablar en público (con ejemplos)

¿Qué son las habilidades de presentación?

Una persona con escasas habilidades de presentación puede tener dificultades para atraer a un grupo de personas. Los siguientes son algunos ejemplos de cosas que pueden hacer las personas con buenas habilidades de presentación:

  • Investigar los antecedentes de su tema.
  • Escribir un discurso organizado en torno a un tema central.
  • Preparar elementos visuales atractivos, como diapositivas, vídeos y gráficos.
  • Conectar con su público a través de una narración eficaz.
  • Utilizar el lenguaje corporal para mostrar que se trata de un interlocutor seguro.
  • Interactuar con los miembros del público a lo largo de su presentación.
  • Realice su presentación de forma natural y auténtica.
  • Memorizar los puntos clave de la conversación sin necesidad de un guión línea por línea.

Relacionado: Pasos para una presentación ejecutiva ganadora

Cómo mejorar las habilidades de presentación

Utilice estos consejos para mejorar sus habilidades de presentación:

1. Presentar información útil

A la hora de crear su presentación, piense qué información es útil que conozca su público. Por ejemplo, si vas a presentar una idea a tu cliente, piensa en qué aspectos del proyecto le importarán. Antes de comenzar el proceso de planificación, debes saber quién es tu público. Investiga los antecedentes para saber quiénes podrían ver tu presentación y qué preguntas o preocupaciones podrían tener.

2. Vea cómo lo hacen los expertos

Aunque la práctica puede ayudarle a ser un orador más eficaz, también puede aprender bastante conociendo lo que hacen algunos de los mejores oradores. Planifica un tiempo para asistir a una presentación en persona o ver vídeos de presentaciones en línea. Toma nota de lo que estos oradores hacen bien y de lo que crees que podrían mejorar. Intenta incorporar algunas de sus estrategias de oratoria más eficaces a tu propia presentación.

3. Apréndelo sin apuntes

Aunque es cierto que puedes disponer de tarjetas de presentación para utilizarlas, intenta aprenderte la presentación de memoria. En lugar de memorizar cada una de las líneas de un guión, intenta ser capaz de hacer tu presentación sólo con un esquema suelto. Esta estrategia puede ayudarte a desarrollar un flujo de discurso más natural. A veces, memorizar demasiado el guión puede dificultar la vuelta al tema si se olvida una línea. Por eso, tener una idea general de lo que vas a decir puede ser más indulgente.

4. Obsérvate en el espejo

Cuando practiques por primera vez tu presentación, obsérvate en el espejo para ver tu lenguaje corporal. Incluso puedes grabarte y ver la grabación después. Fíjate en tu postura, en el contacto visual y en tu comportamiento general. Durante la presentación, esfuérzate por parecer comprometido con lo que dices y mantente erguido.

5. Véalo como una oportunidad

En lugar de sentir aprensión por la presentación, considérela como una oportunidad emocionante. Intenta encontrar formas de sentirte entusiasmado por la reunión con tus colegas o clientes. Por ejemplo, cuando presente un proyecto a un cliente, piense que es su oportunidad de impresionarle. Del mismo modo, cuando se reúna con sus compañeros de trabajo, piense en su presentación como una forma de transmitir información importante.

6. Darse tiempo para prepararse

Intente llegar a la sala de reuniones con 15 minutos de antelación. De este modo, podrá configurar todos sus dispositivos y familiarizarse con el entorno. Tener tiempo suficiente para preparar su presentación puede ayudarle a sentirse más tranquilo y confiado.

7. Utilice una ayuda visual

Además de activar tu memoria, una ayuda visual puede hacer que tu presentación sea más interesante. Considere la posibilidad de hablar junto con una presentación de diapositivas. Cuando elijas lo que vas a poner en tu presentación, asegúrate de que haya poco texto. La mayor parte de la información que compartas debe provenir de ti. Utiliza las diapositivas para compartir estadísticas, datos, gráficos e imágenes. También puede añadir un vídeo complementario para interrumpir la presentación y mantener a la audiencia interesada.

Relacionado: Cómo crear una presentación de PowerPoint sobresaliente

8. Practicar el pensamiento positivo

Recuerde que usted es su mayor crítico, es decir, que sus compañeros quieren verle triunfar. Antes de su presentación, dése una pequeña charla de ánimo. Recuérdate a ti mismo que has dedicado tiempo y esfuerzo a hacer una presentación de calidad y que lo vas a hacer muy bien.

9. Manténgase en el tema

Mantenga la atención de su público manteniendo el tema durante toda la presentación. Intente que su presentación sea lo más limitada posible, cubriendo la información que sea relevante para su audiencia. Siempre puedes hacer una presentación posterior si crees que hay otros temas importantes de los que hablar.

Relacionado: Cómo hacer una buena presentación de negocios

10. Siga un esquema general

Su presentación necesita un principio, un medio y un final. Aproveche los primeros minutos para presentar a su público el tema del que piensa hablar. Después, puede entrar en los detalles más importantes y en la información complementaria. Por último, termine su presentación con un resumen y un tiempo para preguntas.

11. Conecte con su público

Antes de comenzar su presentación, no dude en charlar con su público mientras la gente se acomoda. Esto puede ayudarle a sentirse más cómodo y a crear una conexión con su público.

12. Relajar la mente y el cuerpo

Busca una habitación tranquila y privada para prepararte mental y físicamente. Puedes prepararte mentalmente diciéndote a ti mismo afirmaciones positivas: «Puedo hacerlo», «Soy un buen orador» y «Tengo cosas interesantes que decir». Puedes prepararte físicamente haciendo algunas respiraciones profundas, estiramientos y posturas de fuerza.

13. Sea consciente de sus señales no verbales

Una forma de demostrar que eres un orador seguro de sí mismo es ser consciente de tus señales no verbales. A lo largo de su presentación, mantenga el contacto visual con su público. Aunque está bien echar un vistazo a las notas, utilice la mayor parte del tiempo cambiando gradualmente el contacto visual de una persona a otra. Además del contacto visual, esfuércese por sonreír.

Relacionado: 15 consejos y trucos para hablar en público en tu próxima presentación

14. Abrazar las pausas

Si llega a perder la concentración, haga una pausa para recoger sus pensamientos. Esto es mejor que llenar el silencio con «um» o «ah».

15. Presentar a un pequeño grupo

Practica tu presentación con un pequeño grupo de amigos o familiares. Esto puede ayudarte a tener una idea de la realidad mientras te facilitas el proceso. Incluso puedes hacer que tu mascota te observe mientras trabajas en la estructura de tu presentación.

16. Estar abierto a las preguntas

Cuando pases a la siguiente parte de tu presentación, considera la posibilidad de tomarte un momento para responder a las preguntas de los asistentes. Intenta responder lo mejor que puedas, aunque puedes admitir que no sabes la respuesta. Puede que otro colega pueda incluso suplirte cuando necesites ayuda.

17. Conozca su límite de tiempo

Cuando crees tu presentación, trabaja con tus limitaciones de tiempo. Si la reunión sólo dura una hora, haz que tu presentación sólo ocupe una parte de ella para que tu equipo tenga tiempo para debatir. Si te ciñes a tu límite de tiempo, es más probable que mantengas la atención de todos en ti y no en el reloj.

18. Aprender a frenar

Cuando la gente se siente nerviosa, tiende a hablar más rápido. Cuando practique su presentación, haga un esfuerzo por ir más despacio. Quieres que todos oigan claramente tus ideas y tengan tiempo de procesarlas.

19. Mantenerse hidratado

Lleva una botella de agua a tu presentación. Es muy útil cuando la garganta empieza a rasparse de tanto hablar. También es una buena manera de hacer una pausa natural y prepararse para su siguiente pensamiento.

20. Ser un contador de historias

Si tiene sentido para su presentación, incorpore algunas anécdotas personales. Se trata de historias breves y divertidas que pueden ayudar a su audiencia a relacionarse con lo que está tratando de decir.

21. Incorporar algo de humor

A no ser que estés presentando algo muy serio, considera añadir un poco de humor a tu presentación. Esto puede aligerar el ambiente y mantener a la gente interesada en lo que tienes que decir. Piensa en un chiste apropiado para el trabajo para empezar tu presentación.

22. Elija una estructura

Haz que tu presentación sea fácil de seguir siguiendo algún tipo de estructura o patrón. Por ejemplo, considera la posibilidad de formatear la mayoría de tus diapositivas de la misma manera.

23. Vestir el papel

Cuando haga una presentación delante de su equipo o de sus clientes, es posible que quiera tener un aspecto más agradable. Vestirse con un atuendo que le guste puede ayudarle a sentirse más seguro y arreglado.

24. Hablar alto y claro

Habla lo suficientemente alto como para que todos los presentes te oigan. Esfuérzate en enunciar tus palabras para que todos puedan entender claramente lo que dices. Practica esto grabando tu voz.

25. Calcula los detalles técnicos

Reúnete con tu departamento técnico para hablar de la tecnología que puedas necesitar para tu presentación. Practica la configuración de tu presentación de diapositivas, vídeo y audio. Haz una prueba para asegurarte de que todo se carga correctamente en el espacio que estás utilizando.

26. Ofrézcase como voluntario para presentar

Por supuesto, una de las mejores formas de convertirse en un orador más seguro de sí mismo es acostumbrarse a hablar delante de multitudes. Siempre que tenga la oportunidad de presentar algo en el trabajo, considere la posibilidad de aprovecharla. Empezando por algo pequeño, puede llegar a sentirse lo suficientemente cómodo como para hablar delante de toda la empresa.

27. Darse la gracia

Aunque no seas un orador profesional, la mayoría de la gente te reconocerá el mérito de estar dispuesto a hablar ante un público. Recuerde que cada vez que presenta algo, está desarrollando sus habilidades de presentación. Cometer errores es una oportunidad para aprender y crecer.

28. Muestra algo de autenticidad

Aunque quieras ser profesional y pulido durante tu presentación, también puedes mostrar un poco de personalidad. Contar chistes, compartir historias, reírse de los comentarios y sonreír son formas de ser agradable ante los demás. Ser tú mismo es una parte importante para crear una presentación auténtica.

29. Pedir opiniones

Cuando acabes de hacer la presentación, pide a tu jefe que te dé su opinión. Intenta aplicar lo que te han dicho a tu próxima presentación. También puedes pedir opiniones a tus amigos o familiares ante los que estés practicando. De este modo, podrás aprender lo que necesitas mejorar antes de tu presentación real.

30. Resuma sus ideas principales

Al final de tu presentación, asegúrate de incluir una pequeña recapitulación de todos tus puntos principales. Esto puede ayudar a tu audiencia a recordar toda la información que has compartido. Incluso puede enviar a todos sus diapositivas y cualquier otra información complementaria.