Las mejores formas de motivar a su equipo

La motivación es uno de los muchos factores que contribuyen a estar satisfecho con tu carrera. Aunque la motivación propia es ciertamente importante, también es útil recibir motivación externa de personas en el trabajo, como supervisores y compañeros.

Como directivo, entender cómo motivar a los empleados es una de sus mayores responsabilidades, ya que puede influir positivamente en la productividad y reducir los índices de rotación.

Cómo motivar a los empleados

Hay varias formas de proporcionar a sus empleados la motivación que necesitan para hacer su mejor trabajo y alcanzar los objetivos tanto personales como de la organización.

Aquí tienes varias ideas para motivar a los empleados que puedes poner en práctica en tu lugar de trabajo para favorecer la productividad y la satisfacción laboral:

  1. Establezca un sistema de recompensas.
  2. Haga que su entorno de trabajo sea lo más acogedor posible.
  3. Mantén las líneas de comunicación abiertas.
  4. Ofrecer oportunidades de desarrollo profesional.
  5. Dé libertad a su equipo.
  6. Sea el tipo de líder que la gente quiere seguir
  7. Pregunte a sus empleados.

En este artículo, discutiremos los detalles de cada método de motivación y cómo podría aplicar cada uno de ellos a su equipo.

1. Establezca un sistema de recompensas

Si aún no lo ha hecho, la implementación de un sistema de recompensas puede ofrecer motivación para que la gente trabaje. Mientras que las personas pueden encontrar motivación intrínseca a través de su creencia en los valores de la empresa y el disfrute genuino de su trabajo, recompensar a los que más rinden muestra su aprecio y enfatiza los estándares para que otros trabajen.

Hay varias formas de recompensar a un empleado por su duro trabajo:

  • Compensación
  • Reconocimiento
  • Agradecimiento
  • Beneficios

Dependiendo de su posición y presupuesto, puede utilizar todos o sólo algunos de estos sistemas de recompensa. El reconocimiento y el agradecimiento son las recompensas más rápidas y rentables que puede adoptar. Reconocer el trabajo de calidad mantendrá a los individuos motivados para seguir superando las expectativas.

Por ejemplo, puedes enviar una nota de agradecimiento personal o un correo electrónico a un empleado que haya tenido un rendimiento especialmente bueno o haya recibido comentarios positivos de un cliente o colega. Un agradecimiento personal hará saber al empleado que está haciendo un gran trabajo y reforzará su ética laboral. Si se trata de un gran esfuerzo de grupo, puede considerar la posibilidad de ofrecer un almuerzo al equipo para celebrar y reconocer sus esfuerzos cuando alcancen determinados objetivos de forma mensual, trimestral o semestral.

Si cree que puede ser beneficioso para su equipo, también puede intentar implantar un sistema de puntos de recompensa. Una forma de hacerlo es mediante revisiones periódicas del rendimiento. Puedes establecer un sistema de puntos basado en su nivel de rendimiento y recompensar a los mejores después de cada ronda de revisiones. Por ejemplo, puedes explicar que se recompensa con entre uno y siete puntos las principales responsabilidades de cada función individual de la siguiente manera:

7 – Se desempeña de manera consistente de acuerdo a un ‘modelo de conducta’ estándar.

6 – Casi siempre realiza según un ‘modelo de rol’ estándar.

5 – Se desempeña al nivel de ‘modelo de conducta’ alrededor del 50% del tiempo y al nivel de ‘cumple con las expectativas’ alrededor del 50% del tiempo.

4 – Realiza de forma consistente el nivel de ‘cumple con las expectativas’.

3 – Rinde en el nivel ‘cumple con las expectativas’ alrededor del 50% del tiempo y en el nivel ‘por debajo de las expectativas’ alrededor del 50% del tiempo.

2 – Casi siempre rinde al nivel de ‘por debajo de las expectativas’.

1 – Se desempeña constantemente en el nivel ‘por debajo de las expectativas’.

Como resultado, pueden ganar recompensas como un día extra de vacaciones o algo más tangible, como una tarjeta regalo de su elección. Asegúrese de que queda muy claro cómo los individuos pueden ganar puntos máximos, explicando las expectativas en relación con el papel de cada persona. Realice revisiones de rendimiento constantes con carácter anual, semestral o trimestral.

Relacionado: Cómo utilizar la gestión del rendimiento en el trabajo

2. Haz que tu entorno de trabajo sea lo más acogedor posible

Crear un entorno abierto, alentador y acogedor proporciona un espacio para que las personas ofrezcan su mejor trabajo. Estar atento y mantener un espacio de trabajo y una cultura de equipo positivos es importante para la motivación de los empleados.

Estos son algunos consejos para hacer que su lugar de trabajo sea acogedor y alentador:

Aprovechar la luz natural

Deje que entre la mayor cantidad posible de luz natural en su oficina. Utiliza persianas más ligeras que eliminen el deslumbramiento pero que dejen entrar algo de luz.

Añade plantas

Añadir vegetación a tu oficina puede hacerla más agradable estéticamente. También está demostrado que las plantas reducen el estrés y aumentan la productividad.

Hazlo con comodidad

Si sus empleados van a pasar la mayor parte de su tiempo en un escritorio, invierta en sillas cómodas y de apoyo. También puede invertir en material ergonómico, como ratones de posición neutra y escritorios de pie. Asegúrate de que tu oficina está bien ventilada y cuenta con la calefacción y la refrigeración adecuadas.

Abrir el espacio

Abrir el espacio de tu oficina al máximo fomentará un entorno de colaboración que puede motivar a tus empleados a trabajar más entre ellos. Para ello, considera la posibilidad de eliminar las barreras físicas. Sustituir los cubículos por escritorios puede ser beneficioso si es posible con tu presupuesto.

3. Mantén las líneas de comunicación abiertas

La comunicación es un componente clave de la motivación del personal. Mantener una comunicación coherente permite a los individuos saber exactamente cómo están rindiendo con respecto a las expectativas. También elimina la ambigüedad sobre los objetivos, las prioridades, la forma de completar las tareas y la forma de trabajar juntos.

Cree y mantenga una línea de comunicación abierta con su equipo. Pregúnteles si hay algo que les impide alcanzar sus niveles normales de productividad. Deje claro que son libres de expresar cualquier preocupación que tengan relacionada con el lugar de trabajo.

Considera la posibilidad de aplicar las siguientes técnicas para mejorar la comunicación:

Programar reuniones

Considere la posibilidad de programar una reunión periódica de grupo o individual con los empleados en función de sus necesidades. Una reunión de grupo diaria o semanal es una buena manera de obtener información actualizada sobre los proyectos y escuchar cualquier preocupación que pueda tener su equipo. Las reuniones individuales con los empleados les permitirán hablar libremente de sus necesidades.

Mantener un horario de oficina

Reserve un tiempo cada día o una vez a la semana para que los empleados puedan acudir a usted con preguntas, ideas o quejas. Las horas de oficina son una forma de que sus empleados se sientan cómodos hablando con usted en privado de forma regular sin tener que programar tiempo extra con usted.

Pida su opinión

Pida opiniones sobre su papel como supervisor, sobre el funcionamiento del equipo y sobre cómo éste trabaja con otros grupos. Puede considerar la posibilidad de incluir esto en las revisiones de rendimiento trimestrales o semestrales. Si sus empleados se sienten cómodos diciéndole cómo lo está haciendo como director, serán más receptivos a los comentarios que les proporcione.

La comunicación constante con sus empleados les hará sentir que se les apoya y que se valora su aportación.

Relacionado: Barreras de comunicación comunes

4. Proporcionar oportunidades de desarrollo profesional

Tener un camino claro para avanzar en su puesto mejorando las habilidades blandas y duras clave es esencial para una motivación profesional duradera. Si quiere ayudar a sus empleados a mantenerse motivados, es importante ofrecerles la oportunidad de crecer dentro de la empresa.

Puede ofrecer oportunidades de promoción profesional de varias maneras. He aquí algunos ejemplos:

  • Sesiones de formación en línea o en persona
  • Talleres profesionales internos o de terceros
  • Admisión a conferencias relevantes
  • Estipendio de desarrollo para libros o audiolibros
  • Lista de podcasts, vídeos y otros recursos útiles
  • Programas de tutoría
  • Programas de seguimiento profesional
  • Revisiones periódicas del rendimiento

Si observa que uno de sus empleados tiene potencial para pasar a la dirección, proporciónele formación adicional que le prepare para la gestión y ayúdele a encontrar oportunidades dentro de su empresa.

Comunique claramente todos los recursos que su equipo tiene a su disposición para desarrollar sus habilidades y avanzar en sus carreras. Los empleados que sienten que tienen la oportunidad de avanzar en sus carreras suelen estar más motivados.

Relacionado: Establecer objetivos para mejorar la carrera profesional

5. Dé libertad a su equipo

Aunque ciertas situaciones requieren un enfoque práctico, la microgestión suele disminuir la motivación. Los empleados que sienten que no tienen autonomía en el trabajo tendrán poco impulso para completar sus tareas y a menudo experimentarán el agotamiento.

Dar a su equipo la posibilidad de realizar las tareas necesarias para alcanzar sus objetivos les proporcionará una sensación de control sobre su trabajo. Cuando una persona siente que tiene la libertad de trabajar como quiere, estará más motivada para producir su mejor trabajo.

Dar autonomía a su equipo también demostrará que usted confía en que harán un excelente trabajo por su cuenta. Cuando los empleados saben que se confía en ellos, esto inspira lealtad y apoya la motivación para mantener esa confianza.

Relacionado: Estilos de dirección: Visión general y ejemplos

6. Sea el tipo de líder que la gente quiere seguir

Los empleados a los que les gusta y respetan su jefe estarán más motivados que los que sienten que no pueden confiar en su supervisor. Si quiere inspirar a sus empleados para que hagan el mejor trabajo posible cada día, tiene que ser el tipo de líder al que la gente esté dispuesta a seguir y esté contenta de hacerlo.

El respeto es uno de los aspectos más importantes para ser un buen líder. Trate a los empleados como le gustaría que le trataran a usted. Utilice siempre un tono respetuoso cuando hable con sus empleados. Si hay un problema que debe ser abordado, hágalo en privado.

También debe dar prioridad a la honestidad en su equipo. Si hay falta de transparencia en el lugar de trabajo, es difícil mantener la motivación.

Por último, debe estar disponible y ser útil cuando las personas necesiten apoyo. Si un empleado se enfrenta a un problema que interfiere con su motivación y capacidad de trabajo, debe saber que usted está ahí para ayudarle en lo que necesite. Cuando los empleados saben que usted está ahí para apoyarlos, mantenerse motivados es más fácil.

Relacionado: 10 estilos de liderazgo más comunes

7. Obtenga la opinión de sus empleados

La solución más sencilla para encontrar la mejor manera de motivar a tus empleados es preguntarles. Cada persona se motiva de forma diferente, por lo que lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra.

Considere la posibilidad de encuestar a su equipo para ver qué les motiva. Si tiene un equipo grande, es posible que no pueda encontrar la forma de llevar a cabo un plan individual para motivar a todos. En casos como éste, intente encontrar un tema común y planifique un acuerdo que se ajuste a la idea general.

También debe estar atento a las formas en que se suprime la motivación en su lugar de trabajo. Comprender los problemas que impiden a sus empleados dar lo mejor de sí mismos le ayudará a priorizar las soluciones que debe explorar.

Consejos para motivar a los empleados

Hay otras cosas que puedes probar para motivar a tus empleados en función de tu entorno de trabajo y tu presupuesto. Aquí hay algunos consejos más que pueden ayudar a aumentar el impulso de su equipo:

Ofrezca incentivos como comida gratis

Ofrecer a sus empleados comidas o aperitivos gratuitos puede ser una buena forma de mantenerlos motivados si dispone de presupuesto. Ofrecer un almuerzo de forma regular o semirregular también puede reducir los tiempos de desplazamiento si la gente sale de la oficina por la tarde.

Utilizar la programación flexible

Permitir que tus empleados personalicen sus horas de trabajo en lugar de depender del tradicional horario de 9 a 5 es un gran incentivo que podrías ofrecer para las funciones adecuadas. Algunos empleados pueden ser más productivos trabajando cuatro días de 10 horas con un fin de semana de tres días en lugar de trabajar durante ocho horas al día, cinco días a la semana.

Los empleados que sientan que tienen cierto control sobre su horario probablemente se sentirán más motivados. Por supuesto, esto no es posible en el caso de algunos puestos que requieren atención durante los horarios de trabajo habituales (como el servicio de atención al cliente, por ejemplo).

Tener una jornada de “concentración” o de trabajo desde casa

Al igual que el horario flexible, dar a sus empleados la opción de trabajar desde casa les permite tener cierto control sobre su forma de trabajar. Un día de concentración en el que un empleado trabaja desde casa también puede aumentar su productividad.

Involucrar a sus empleados en el proceso de gestión

Implicar activamente a los empleados en la gestión del lugar de trabajo es otra forma de motivarlos. En algunos casos, el liderazgo tendrá que venir de arriba a abajo, pero en otros, puede dejar que los empleados aporten su opinión y tomen decisiones. Los empleados que sientan que su opinión importa en la gestión del lugar de trabajo estarán mucho más motivados para dar lo mejor de sí mismos.

Los directivos tienen una gran variedad de responsabilidades, entre ellas la de mantener a sus empleados motivados. Los distintos lugares de trabajo requieren diferentes técnicas de motivación, por lo que es importante seleccionar una estrategia que se adapte a su equipo. Con un poco de planificación, deberías ser capaz de encontrar una forma efectiva de motivar a tus empleados para que rindan al máximo y se sientan bien al venir a trabajar cada día.

Te recomendamos

Cómo establecer objetivos para la jubilación: Pasos y consejos

Las mejores estrategias de marketing hotelero

Trazado de procesos: Definición, beneficios y ejemplos

Guía del proceso M&A

¿Qué son los guardianes del marketing? (y 5 consejos para evitarlos)

Estructura organizativa matricial: Ventajas y desventajas