Cómo motivarse: 32 consejos para ponerse en marcha

La motivación es crucial para impulsar la productividad y alcanzar los objetivos, ya sea en tu vida personal o profesional. Encontrar la motivación y animarse a completar ciertas tareas puede requerir práctica para desarrollarla. En este artículo, hablamos de la importancia de la motivación, así como de los pasos específicos que puedes dar para motivarte.

¿Por qué es importante motivarse a uno mismo?

La motivación es el deseo o la voluntad de hacer algo y es necesaria para alcanzar objetivos a corto y largo plazo. Muchas personas afirman que la motivación les ayuda a trabajar de forma más productiva y rápida. Le anima a cambiar de comportamiento y a establecer y cumplir objetivos. Aprender a aprovechar la motivación cuando más la necesita puede ayudarle a alcanzar sus objetivos. Puede ser útil desglosar el proceso de motivación en pasos procesables.

Relacionado: Una guía para la motivación del poder

Consejos adicionales para mantener la motivación

Ahora que ha encontrado medidas específicas que puede utilizar para motivarse, tenga en cuenta estos consejos adicionales para mantenerse motivado:

  1. Pase tiempo con personas motivadas: Cuando pasas tiempo con otras personas motivadas, es más probable que tú mismo te sientas motivado. Pregunte a sus amigos y compañeros de trabajo que están motivados en la vida para obtener algún consejo adicional.
  2. Prueba a escuchar música: La música ayuda a algunas personas a mantenerse concentradas y motivadas. Los auriculares con cancelación de ruido o las máquinas de ruido blanco también pueden bloquear los ruidos exteriores que no puedes controlar.
  3. Aproveche la competitividad: Si te va bien la competitividad, puedes utilizarla para motivarte. Compite con tus compañeros de trabajo o incluso contigo mismo para alcanzar medidas de motivación. Por ejemplo, puedes programar un chequeo semanal para compartir el progreso hacia los objetivos. Establezca hitos y quien marque más, será el ganador de esa semana.
  4. Despeje su espacio de trabajo: El desorden puede llamar la atención sobre diferentes cosas. Concéntrese en desordenar su espacio de trabajo para evitar distracciones. Si su espacio de trabajo se encuentra en una oficina o casa muy concurrida, también puede ser útil cambiar de lugar de trabajo, si es posible.
  5. 6. Prevea momentos de desmotivación: Mientras aprendes a motivarte, es probable que haya momentos en los que te sientas poco motivado. En lugar de rendirte, aprovecha esos momentos para saber qué ha provocado la falta de motivación.
  6. Utilice objetivos SMART: A la hora de fijar objetivos, también puede ser útil establecer objetivos SMART o objetivos que sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y basados en el tiempo.
  7. Preocúpese de la edición más tarde: Siempre puedes volver a revisar tu trabajo y editarlo más tarde.
  8. Programe tiempo para trabajar a diario: Programar una cantidad de tiempo determinada para trabajar diariamente puede ayudarte a desarrollar un hábito de motivación.
  9. Pide a un amigo que te haga responsable: La responsabilidad puede mejorar la confianza y la motivación. Pide a un amigo o familiar de confianza que te haga responsable de tus objetivos.
  10. Haz pausas para moverte: No sólo son necesarias las pausas a lo largo de la jornada laboral, sino también el movimiento. El ejercicio puede reducir el estrés, que puede ser una barrera común para mantenerse motivado.
  11. Intenta mantenerte optimista: Una mentalidad positiva también puede ayudar a gestionar el estrés. Ayuda a despejar la mente, para poder concentrarse en las tareas que tiene por delante.
  12. Recuérdese a sí mismo la razón de sus objetivos: A veces, pararse a recordar por qué su objetivo es importante para usted puede darle un impulso de motivación.
  13. Reconozca las mejoras: Dado que motivarse es un proceso, puede ser útil tomarse un tiempo para reconocer hasta dónde se ha llegado.
  14. Encuentra una recompensa que te motive Las recompensas pueden aumentar el compromiso con una tarea al anticipar la recompensa.
  15. Elimine las tareas innecesarias de su lista de tareas pendientes: Una lista de tareas pendientes demasiado larga hace que sea difícil mantener la concentración en el objetivo que tienes delante. Elimine cualquier tarea que sea importante para su objetivo en ese momento.
  16. Aprenda a celebrar los éxitos: Celebrar diferentes hitos a medida que vas completando objetivos puede ayudarte a sentirte comprometido y motivado. Celébralo con un día libre o permítete quedarte en la cama una hora más.
  17. Cierra los ojos y vuelve a concentrarte: Si siente que su motivación disminuye, cierre los ojos y vuelva a concentrarse. Piensa en la tarea que tienes delante, en lugar de en la tarea en su conjunto. Esto puede evitar que te sientas abrumado.
  18. Diseñe su oficina para conseguir la máxima motivación: Diseñe su lugar de trabajo para fomentar la motivación. Rodéate de tus plantas favoritas o de citas de motivación.
  19. Asegúrese de no saltarse las comidas: Saltarse las comidas puede ahorrar tiempo, pero también provoca bajadas de azúcar en la sangre, lo que puede afectar a tu concentración y motivación general.
  20. Leer libros de modelos de conducta: Lee libros para saber cómo tus modelos de conducta han utilizado la motivación para llegar a donde están. A veces, leer sobre aquellos a los que admiras también te dará motivación.
  21. Utilizar alarmas: Las alarmas tienen más usos que despertarle por la mañana. Programe su alarma para incrementos de trabajo más pequeños, de modo que sepa cuándo debe tomarse un descanso.
  22. Imagina cómo serán las cosas cuando alcances tus objetivos: Puede ser fácil perder de vista el objetivo final cuando se está al principio o en medio del proyecto. Detente e imagina cómo serán las cosas cuando alcances tu objetivo.
  23. Acuéstate pronto: Dormir bien puede ayudarte a mantener la concentración y la motivación.
  24. Intente no depender de la cafeína: Aunque la cafeína puede ayudar a despertarte, es mejor no depender de ella para motivarte. El consumo de cafeína le da un límite de tiempo para mantenerse motivado.
  25. Vístete todos los días: Incluso si está trabajando para alcanzar sus objetivos en casa, vestirse cada día aporta muchos beneficios. Engaña a la mente para que se mantenga motivada.
    <br /
  26. Empuje usted mismo: 1. A medida que empiece a probar diferentes estrategias de motivación y encuentre las que funcionen, esfuércese por mantenerse motivado durante más tiempo.
  27. Haz que los demás conozcan tu objetivo: Compartir tus objetivos con los demás los hace más reales, lo que puede ayudarte a mantener la motivación para trabajar por ellos.
  28. Deje entrar la luz La luz del sol tiene una capacidad natural para mejorar el estado de ánimo. Esto suele conducir a una mayor concentración y a la capacidad de mantenerse motivado.
    2
  29. Escuchar podcasts relacionados con la motivación: En lugar de gastar sus descansos en las redes sociales, Encontrar la motivación escuchando podcasts con personas motivadas, incluyendo oradores inspiradores o entrevistas con propietarios de negocios.
  30. Lleve un diario de motivación: Un diario de motivación ayuda a realizar un seguimiento de los objetivos y de tu progreso hacia ellos. Le ayuda a dividir cada objetivo en tareas.

Cómo motivarse

Esta es una lista de pasos que puede dar para motivarse:

1. Cree una lista de objetivos, determinando cómo va a medir la consecución de cada uno de ellos

Para determinar el grado de motivación y si las medidas que ha puesto en marcha funcionan o no, es importante decidir primero qué objetivos quiere alcanzar. También es útil considerar cómo va a medir la consecución de estos objetivos y su capacidad para mantenerse motivado. Enumera estos objetivos y determina cómo es el éxito para cada uno de ellos.

Relacionado: 15 consejos para fijar objetivos

2. Dividir las tareas en incrementos realizables con recompensas

Antes de comenzar una tarea, o de trabajar para conseguir un objetivo, divide esa tarea en diferentes incrementos. A continuación, divida el proyecto o los objetivos en un calendario que sea alcanzable.

Este método también puede animarte a completar las tareas más pequeñas con prontitud, lo que podría significar tomar un descanso de 15 minutos después de completar un determinado número de tareas o trabajar de forma productiva durante una hora ininterrumpida. Asegúrese de incluir descansos en su horario, para poder despejar la mente y volver a concentrarse. También puede ser útil programar tiempo para preparar tus próximos proyectos. Esto te permite reunir los recursos y herramientas necesarios para garantizar la productividad.

Relacionado: Habilidades de gestión del tiempo: Definición y ejemplos

3. Considere los retos de la motivación

Considera los retos que te impiden mantener la motivación. Es posible que un día tenga que sentarse y prestar atención a las cosas que está haciendo en lugar de a la tarea prevista. Piensa en qué distracciones te impiden estar motivado.

Haz una lista de estos retos y luego considera las medidas específicas que puedes tomar para evitarlos. Esto podría significar evitar por completo las redes sociales o cerrar la sesión en tu teléfono durante el día. También puede ser apagar el timbre de tu teléfono o encontrar un lugar tranquilo en tu casa u oficina para trabajar.

4. Empieza a trabajar

A veces, basta con empezar la tarea para encontrar la motivación. Si descubre que se siente desmotivado mientras trabaja, deténgase, analice la situación, considere los desafíos y vuelva a empezar. Si sigue trabajando y todavía le resulta difícil mantenerse motivado, tómese un descanso y vuelva a intentarlo más tarde. A veces, las emociones o las frustraciones pueden impedir que las personas estén motivadas. Aprender a motivarse es un proceso, y a veces parecerá más fácil que otras veces hacerlo.

Ejemplo de cómo motivarse

Aquí tienes un ejemplo de cómo motivarte siguiendo los pasos anteriores:

Paso 1: Crear una lista de objetivos, determinando cómo se medirá la consecución de los mismos

Un estudiante de secundaria se está preparando para solicitar plaza en las universidades. Creando una lista de sus objetivos y midiendo cómo va a completar cada uno de ellos, puede encontrar la motivación que necesita para investigar y elegir las universidades a las que va a presentar su solicitud. El objetivo principal es ser admitido en la universidad de su elección. Otros objetivos podrían ser:

  • Investigar posibles universidades y programas académicos
  • Cómo escribir su ensayo personal para la universidad
  • Solicitar cartas de recomendación a sus profesores

A continuación, el estudiante determinará cómo va a medir la consecución de cada objetivo. El estudiante podría considerar que su objetivo es dedicar 10 horas de estudio a la semana.

Paso 2. Dividir las tareas en incrementos realizables

Lo ideal sería que el estudiante completara el segundo paso para cada uno de sus objetivos anteriores. Este paso se refiere al objetivo de elegir posibles universidades. Un cronograma podría ser el siguiente:

  • Semana 1: Dedica dos horas cada noche a investigar las posibles universidades antes de reducir la lista.
  • Semana 2: Dedica una hora cada noche a investigar los programas académicos y las actividades extracurriculares de las universidades de la lista, antes de seguir reduciendo la lista.
  • Semana 3: Dedica dos horas cada noche a recopilar información sobre los requisitos de admisión de las seis principales opciones universitarias, eliminando las que ya no te interesen.
  • Semana 4: Clasifique las universidades que le queden, desde su primera opción hasta la última.

Relacionado: Recompensas e incentivos en el trabajo (ventajas y ejemplos)

Paso 3. Considerar los desafíos a la motivación

A continuación, el alumno considera los retos que le impiden alcanzar cada uno de sus objetivos incrementales. Se da cuenta de que está respondiendo a muchos mensajes de texto y de que quedarse despierto hasta tarde por la noche le dificulta tener suficientes horas en el día para completar sus objetivos. Un plan para superar estos retos podría ser el siguiente:

  • Desafío 1: Responder a los mensajes de texto. Debido a que pasan mucho tiempo enviando mensajes de texto, deciden apagar su teléfono durante la hora asignada cada noche.
  • Reto 2: Se quedan despiertos hasta altas horas de la noche. Les cuesta encontrar suficientes horas en el día para completar las tareas. Se proponen irse a la cama una hora antes, para despertarse motivados.

4. Empezar a trabajar

Ahora que el estudiante ha identificado sus objetivos y un plan para alcanzar cada uno de ellos, se sientan y empiezan a investigar las posibles universidades, entendiendo que aprender a motivarse es un proceso. Saben que hay días, y momentos, en los que probablemente se sentirán menos motivados, y en esos días, reflexionarán sobre estas barreras, ideando formas de superarlas para automotivarse.

Te recomendamos

Macrogestión: Qué es y cómo funciona

56 citas inspiradoras sobre la comunicación en equipo para motivar a tu equipo

11 formas de ofrecer un gran servicio al cliente

FAQ: ¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LA INTEGRACIÓN VERTICAL? ¿Cuáles son las ventajas de la integración vertical?

P&R: La revisión de 360 grados

10 consejos empresariales para el éxito