Cómo negociar con éxito un acuerdo de trabajo desde casa

Trabajar desde casa puede ser un acuerdo ideal para las personas que desean flexibilidad e independencia en su lugar de trabajo, pero no todas las empresas anuncian abiertamente la opción de trabajar desde casa. Si tienes un trabajo que te gusta y quieres pasar de un lugar de trabajo presencial a trabajar desde casa, puedes plantearte iniciar negociaciones con tu empresa para cambiar tu situación laboral. Preparar la negociación planificando una serie de estrategias para cada paso del proceso puede ayudarte a obtener el resultado que deseas y a iniciar la emocionante transición al trabajo a distancia.

En este artículo, compartimos consejos sobre cómo negociar un acuerdo de trabajo desde casa con su empleador y cómo asegurarse de que sus opciones de trabajo a distancia sean duraderas.

¿Por qué debería aprender a negociar trabajando desde casa?

Aprender tácticas de negociación antes de plantear una posible política de trabajo desde casa es la mejor manera de optimizar sus posibilidades de éxito. Algunas empresas están tan acostumbradas a sus políticas actuales que pueden resistirse a la idea de un cambio. Desarrollar un plan de negociación y ejecutarlo adecuadamente puede ayudarte a mostrar a tu empleador el beneficio mutuo de permitir un acuerdo de trabajo a distancia. Al tomar la iniciativa de negociar las opciones de teletrabajo, mejora su propia calidad de vida y crea nuevas oportunidades para los compañeros de trabajo que también pueden prosperar en un entorno remoto.

Relacionado: ¿Qué es el trabajo a distancia?

Métodos para preparar una negociación de trabajo desde casa

Antes de preguntar por las opciones de trabajo desde casa, investiga y prepárate para el éxito poniendo en práctica estos consejos:

Investiga el trabajo desde casa

Asegúrate de que trabajar desde casa es realmente una situación ideal para ti antes de pedirlo. Aunque el trabajo a distancia tiene muchas ventajas, también presenta retos. Tienes que tener las características adecuadas para autogestionarte en un entorno de trabajo a distancia. También tienes que tener acceso a una oficina en casa tranquila o a otro lugar de trabajo remoto donde puedas concentrarte en tus responsabilidades laborales. Intenta hablar con amigos que trabajen desde casa o leer testimonios sobre los impactos positivos y negativos de trabajar desde casa.

Esboza tu acuerdo ideal

Piensa en el tipo de trabajo desde casa que quieres realizar. El trabajo desde casa puede ser diferente en función de tu función y de cómo quieras estructurar tu tiempo. Decide si quieres trabajar exclusivamente desde casa o si estás abierto a pasar parte de tu tiempo en el lugar y parte en casa. Considere los cambios en su horario y hábitos de trabajo que podrían alinearse con un acuerdo de trabajo a distancia. Tener una idea de lo que quieres puede facilitar la defensa de tus necesidades en una negociación.

Relacionado: Solicitar trabajar desde casa: Qué incluir y 5 ejemplos de correos electrónicos

2. Reúna pruebas

Prepárate para defender las ventajas del trabajo desde casa investigando cómo benefician a los empresarios las políticas de trabajo a distancia. Los directivos pueden estar más dispuestos a permitirte trabajar desde casa si tienes estadísticas y datos que apoyen tu sugerencia. Asegúrate de utilizar fuentes creíbles para respaldar cualquier afirmación que quieras mencionar durante tu negociación.

Prepare una propuesta escrita

Crea un documento profesional que resuma tu propuesta de acuerdo de trabajo a distancia. Incluso si planeas negociar completamente en persona, tener una propuesta escrita preparada puede ayudarte a mantenerte organizado. Tener copias en papel de tu propuesta que puedas entregar a la dirección de la empresa puede demostrarles que has pensado y preparado esta sugerencia y que crees en el impacto positivo de tu idea. El documento de tu propuesta también puede servir de recordatorio de tus puntos principales mientras consideran tus ideas.

Relacionado: Ejemplos y plantillas para pedir a tu jefe que trabaje desde casa

Anticiparse a las reacciones

Prepárate mentalmente para un posible rechazo o argumento en contra de tu plan de trabajar a distancia. Piensa en las posibles razones por las que tu empleador podría decir que no, y luego considera qué argumentos utilizarás para responder a sus preocupaciones. Entender que su negociación puede no tener éxito inmediato puede animarle a preparar sus mejores argumentos.

Estrategias para una negociación exitosa para trabajar a distancia

Una vez que te sientas suficientemente preparado, puedes iniciar el proceso de negociación de una política de trabajo a distancia. Durante la negociación, pon en práctica estos métodos para tener las mayores posibilidades de éxito:

3. Pedir una conversación

Para iniciar la negociación, propón una discusión sobre la posibilidad de trabajar a distancia en tu puesto. Si preguntas directamente a tu jefe si puedes trabajar desde casa, podrías recibir un rechazo rotundo antes de que escuche tus razones para querer trabajar a distancia. Al proponer una discusión en lugar de hacer una pregunta de sí o no, puedes darte la oportunidad necesaria para argumentar tu punto de vista.

Relacionado: Cómo pedir trabajar a distancia a tiempo completo: pasos y consejos

9. Resalte las similitudes con el trabajo en persona

Durante las negociaciones, haga hincapié en cómo podrá realizar las mismas tareas con cambios mínimos trabajando desde casa. Es probable que a tu empleador le preocupe que el trabajo a distancia pueda provocar otros cambios, por lo que destacar las similitudes del trabajo a distancia con el trabajo en la oficina puede aliviar sus preocupaciones de antemano. Hable de cómo podrá mantener su horario, integrar la tecnología para asistir a las reuniones u otros aspectos de su trabajo que probablemente permanecerán constantes.

6. Céntrese en los beneficios para su empleador

Aunque el trabajo a distancia tenga muchas ventajas personales, déjelas fuera de las negociaciones. En su lugar, céntrate en cómo el hecho de tener opciones de trabajo a distancia puede hacer que la empresa sea más productiva o más eficiente. Explica cómo tu capacidad de concentrarte más en un entorno doméstico controlado podría permitirte cumplir con más responsabilidades en menos tiempo. Este es un buen momento para sacar a relucir cualquier estadística que hayas recopilado sobre cómo el trabajo desde casa puede mejorar la moral general y hacer que las prácticas empresariales sean más adaptables.

11. Recuerda tus aportaciones

Recuerda a tu empleador cómo has apoyado específicamente los objetivos de la empresa y has contribuido a ella. Sacar a relucir tu valor como empleado puede hacer que tu empleador se dé cuenta de que mantenerte satisfecho con una opción de trabajo a distancia es un intercambio justo por la dedicación y el compromiso que has mostrado con la empresa. Haz referencia a las revisiones de rendimiento anteriores y a los proyectos notables, y luego explica cómo el trabajo desde casa podría permitirte aumentar tus contribuciones en el futuro.

12. Ofrecer soluciones

Es probable que la empresa tenga algunas dudas sobre la posibilidad de trabajar desde casa, y es tu responsabilidad disiparlas durante la negociación. Cuando un empresario plantee sus preocupaciones, prepárate con soluciones. Por ejemplo, si el empresario se preocupa por tu capacidad para responder a las llamadas telefónicas a la oficina, puedes explicarle que has buscado un programa gratuito de desvío de llamadas y que tienes un estudio tranquilo en tu casa donde puedes atenderlas.

8. Esté abierto al compromiso

Si un empleador no puede ofrecerle opciones de trabajo a tiempo completo desde casa, considere la posibilidad de encontrar un compromiso. Pregunte si puede trabajar desde casa algunos días a la semana o reorganice su horario para limitar su tiempo en la oficina. Ser flexible en la negociación puede animar a tu empleador a hacer lo mismo y ayudar a elaborar una política de trabajo desde casa que beneficie a ambas partes.

Proponer un periodo de prueba

Si tu empleador no está seguro al final de la negociación, pídele que considere la posibilidad de dejarte trabajar desde casa durante un periodo de prueba de una o dos semanas, y que luego tome su decisión final en función de lo bien que funcione la situación. Esto permite al empresario ver cómo funcionaría tu propuesta sin correr un gran riesgo. Una vez que tengas pruebas de que puedes prosperar trabajando desde casa, probablemente será mucho más fácil convencer a tu empleador de que te deje seguir trabajando a distancia.

Consejos para mantener los privilegios del trabajo desde casa

Después de cerrar la negociación, tendrás que tomar medidas para asegurarte de que puedes seguir trabajando desde casa. Aquí tienes algunos ejemplos de estrategias que puedes poner en práctica tras una negociación exitosa para el teletrabajo:

16. Haz un seguimiento de tu productividad

Anote sus índices de productividad de antes de empezar a trabajar desde casa para establecer una línea de base de sus capacidades anteriores. Mientras trabaje desde casa, realice un seguimiento meticuloso de su rendimiento y productividad, esforzándose no sólo por alcanzar sus objetivos anteriores, sino por superarlos. Puedes utilizar tus índices de productividad para justificar que tu situación de trabajo desde casa sea permanente o incluso instituir una política de trabajo a distancia para toda la empresa.

Establezca medidas de responsabilidad

Su rendimiento durante una prueba de trabajo a distancia es muy importante. Considere la posibilidad de crear procedimientos para rendir cuentas. Esto podría incluir actualizar brevemente a un compañero de trabajo sobre su progreso cada día, establecer alarmas para mantenerlo en una tarea o llenar listas de control para seguir su progreso.

Dedique más tiempo a la comunicación

Haz más hincapié en la interacción con tus compañeros de trabajo para superar la barrera de comunicación que supone trabajar en casa. Envía correos electrónicos o llama a los miembros de tu equipo para hablar de los problemas de los proyectos, envía actualizaciones periódicas a tu jefe y aprovecha cualquier plataforma de comunicación digital que utilice tu empresa.

Reserve una reunión de seguimiento

Después de pasar un tiempo trabajando desde casa, programe una reunión de seguimiento con su jefe para hablar del éxito de su periodo de prueba de trabajo a distancia. Exprese su gratitud por el hecho de que su empresa haya confiado en usted con la oportunidad de trabajar desde casa, y luego comparta detalles sobre todos los cambios positivos que hizo durante la experiencia.

Te recomendamos

9 Tipos de marketing en los medios de comunicación

Cómo hablar de forma más concisa (con 6 pasos que puedes seguir)

¿Qué son las declaraciones de visión de liderazgo?

¿Cuáles son los diferentes tipos de chefs?

Cómo encontrar un presupuesto flexible: 6 Pasos (Con Ejemplo)

Más de 100 aficiones que puedes añadir a tu currículum