Cómo pedir trabajar desde casa en 10 pasos

Hoy en día, muchos empleados trabajan desde casa para aumentar la productividad, reducir las distracciones y disfrutar de un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida privada. Aunque su empresa no ofrezca actualmente un programa de trabajo a distancia, es posible que acceda a permitirle trabajar desde casa si aborda el tema de la forma adecuada. Aprender los pasos que hay que dar para pedir trabajar desde casa puede ayudarte a tener más éxito con tu propia petición.

En este artículo, hablamos de por qué es importante saber cómo pedir trabajar desde casa y de los 10 pasos que hay que dar si se pide a la propia empresa trabajar a distancia.

Relacionado: 12 trabajos legítimos desde casa que no requieren un ordenador

Por qué es importante saber cómo pedir trabajar desde casa

Es importante saber cómo pedir trabajar desde casa, ya que pedirlo en el momento adecuado y estar preparado con una investigación que destaque el valor del trabajo desde casa puede aumentar la probabilidad de que tu jefe acepte tu petición.

Relacionado: Cómo encontrar trabajos reales en casa

Cómo pedir trabajar desde casa

Aquí tienes x pasos que debes seguir si quieres plantear a tu jefe la posibilidad de trabajar desde casa:

1. Realiza tu investigación

Si te estás preparando para tener una conversación con tu empleador sobre el trabajo a distancia, es importante que estés preparado. Tu preparación para la reunión debe incluir el dedicar tiempo a evaluar lo común que es el trabajo a distancia en el sector y también en tu empresa en concreto.

Cuando evalúe la frecuencia de los empleados remotos en su empresa, infórmese sobre la disposición que tienen los empleados remotos. Por ejemplo, algunos empleados pueden trabajar a distancia todo el tiempo, mientras que otros pueden trabajar desde casa uno o dos días a la semana. Averigüe también si su empresa tiene ya una política de trabajo a distancia.

2. Centrarse en los beneficios de la empresa

Mientras te preparas para reunirte con tu empleador, es importante que veas la situación desde su perspectiva. La mayor parte de su propuesta para trabajar a distancia debe centrarse en cómo beneficia a su empleador. Para ello, durante su investigación, debe reunir datos sobre las ventajas de trabajar a distancia. Por ejemplo, las investigaciones demuestran que los empleados que trabajan desde casa suelen ser más productivos, tienen menos probabilidades de renunciar y suelen ser menos costosos para la organización.

Prepárate con ejemplos concretos de cómo tu trabajo y la empresa se beneficiarían de un acuerdo de trabajo a distancia. Por ejemplo, debe ser capaz de explicar cómo podría hacer mejor su trabajo, de qué manera sería más productivo y por qué y si podría trabajar en un horario que se adaptara mejor a la empresa. También puede considerar cómo afectaría el trabajo a distancia a su concentración y a su capacidad de trabajar sin interrupciones.

3. Identifique cualquier preocupación

Antes de la reunión con el empleador, es importante identificar las posibles preocupaciones que puedan tener. Por ejemplo, pueden estar preocupados por la productividad o por si estarás igual de localizable si trabajas desde casa. Una vez que hayas identificado las que crees que serán sus mayores preocupaciones, prepara una lista de soluciones. Por ejemplo, si crees que les preocupa la comunicación, puedes sugerir un horario de trabajo regular en el que estarás en tu mesa y disponible a través de una herramienta de comunicación basada en la web.

4. Cree un plan para trabajar desde casa

Después de completar toda su investigación e identificar las principales preocupaciones que probablemente tenga su empresa, debe crear un documento que describa cómo podría funcionar su acuerdo de trabajo desde casa. Este plan debe incluir el horario que pretende mantener cuando trabaje a distancia y el proceso que seguirá para controlar su rendimiento y comunicarse con los miembros del equipo. Si su empresa no está utilizando actualmente ninguna herramienta para la comunicación o la gestión de proyectos, puede incluir en su plan recomendaciones sobre herramientas digitales.

Relacionado: Los pros y los contras de trabajar desde casa

5. Planifique su solicitud de forma estratégica

Su petición de trabajar desde casa tendrá más éxito si su jefe ya confía en usted para el trabajo y valora sus esfuerzos. La mejor manera de aumentar la probabilidad de que acepten es hacer la petición en el momento ideal, como por ejemplo después de completar con éxito un gran proyecto o de alcanzar otro objetivo con tu trabajo.

6. Pregunte en persona

Es importante que hagas tu petición en persona, en lugar de por correo electrónico. Si sueles tener reuniones periódicas con tu jefe, plantear la idea de trabajar a distancia durante esa reunión es adecuado. Si no tiene reuniones periódicas, programe un momento para tener una conversación.

El tono de la reunión debe reflejar la relación que tienes con tu jefe. Si tienes una relación relajada e informal, puedes ser directo con tu petición, abriendo una conversación informal sobre el asunto. Si tienes una relación estrictamente profesional, entonces es importante que hagas una petición formal para reunirte con ellos y sugieras que tienes ideas sobre cómo puedes mejorar tu entorno de trabajo.

7. Prepárate para dirigir la reunión

Prepárate para la probabilidad de que tengas que dirigir la conversación con tu jefe. Explica que estás interesado en trabajar a distancia y habla de lo común que es para la gente de tu sector y empresa trabajar desde casa. Destaca los proyectos en los que has trabajado y que demuestran tu capacidad para gestionar eficazmente tu tiempo y trabajar de forma independiente.

8. Abra una conversación

Prepárese para la posibilidad de que su empleador no apruebe inicialmente su solicitud de trabajar desde casa, especialmente si ese tipo de acuerdo laboral no es habitual en su empresa. Cuando presente la idea, haga saber a su jefe que su petición es flexible. Comparta con él las ventajas de trabajar desde casa y preséntele las soluciones que tenga para superar los posibles problemas.

Por ejemplo, si su jefe saca a relucir sus preocupaciones, usted podría responder diciendo: «En realidad, me alegro de que haya sacado a relucir algunos ejemplos concretos de las preocupaciones que podría tener. De hecho, he investigado mucho sobre cómo otras empresas similares han implementado con éxito acuerdos de trabajo a distancia». A continuación, puedes compartir con ellos una propuesta física y escrita que describa tu solución al problema, incluyendo cuándo estarás disponible, las medidas de seguridad que pondrás en marcha para proteger los datos de la empresa y la frecuencia con la que comprobarás que el nuevo acuerdo se desarrolla sin problemas.

9. Sugerir una prueba

Para ayudar a tu empleador a sentirse más cómodo con la idea de que trabajes desde casa, sugiérele que empiece con algo pequeño, trabajando desde casa un día a la semana. Una vez aprobada esta idea, puede demostrar que alcanza sus niveles más altos de productividad cuando trabaja desde casa. A medida que vaya demostrando su fiabilidad como empleado a distancia, podrá pedir que se aumente el número de días que trabaja desde casa.

10. Construir la confianza en un periodo de prueba

Si tu empleador aprueba un acuerdo de prueba de trabajo desde casa, aprovecha la oportunidad para desarrollar la confianza. Comunica en exceso el trabajo que estás haciendo. Si estás trabajando en un proyecto, piensa en lo que podrías necesitar de tu jefe al principio y pídelo enseguida. Si pasas algunos días en la oficina, asegúrate de ser muy visible durante esos momentos. Cuando estés a distancia, sugiere utilizar el videochat para las comprobaciones y las reuniones en lugar del teléfono.