5 Consejos Para Pensar Estratégicamente En El Trabajo

El pensamiento estratégico consiste en elegir los recursos adecuados y dividir los procesos en pasos manejables. Se puede conseguir cualquier cosa si se piensa estratégicamente. Incluso si no estás acostumbrado a pensar estratégicamente, puedes aprender a hacerlo con la práctica.

En este artículo, veremos qué significa pensar estratégicamente y cómo puede empezar a hacerlo hoy mismo.

¿Qué es el pensamiento estratégico?

El pensamiento estratégico es un método para planificar la solución óptima a un dilema o la mejor manera de alcanzar un objetivo. Los pensadores estratégicos planifican cuidadosamente la mejor solución a los problemas u objetivos. Tener la capacidad de pensar estratégicamente le permite no solo ayudar a su empresa, sino también a su carrera profesional mediante acciones deliberadas.

Relacionado: Guía definitiva para la planificación estratégica

Cómo ser más estratégico en el trabajo

  1. Mirar hacia adelante.
  2. Seguir aprendiendo.
  3. Hable con otros.
  4. Asume riesgos.
  5. Tenga en cuenta la otra parte.

1. Mirar hacia adelante

Los pensadores estratégicos están acostumbrados a mirar hacia el futuro. Intentan anticiparse a los problemas que puedan surgir más adelante, a los retos que puedan surgir o a cómo pueden cambiar las cosas. Para pensar de forma estratégica, debes fijarte en tus objetivos actuales y luego tratar de imaginar qué obstáculos pueden aparecer. De este modo, tendrá una estrategia en caso de que surja algún problema. Estos objetivos pueden referirse a tu propia carrera personal, por ejemplo, conseguir un ascenso o solicitar un nuevo empleo, o pueden ser para tu actual lugar de trabajo. A los empresarios les gusta ver a los empleados que piensan en el futuro—y anticiparse a los obstáculos en tu trayectoria profesional te ayudará a superarlos más rápidamente.

Ejemplo: Un vendedor que sabe que las ventas de su empresa en el cuarto trimestre suelen ser bajas puede esforzarse más en la búsqueda de clientes potenciales durante el tercer trimestre. De este modo, cuando llega el cuarto trimestre, le resulta más fácil realizar ventas y mejorar las cifras globales de la empresa.

2. Seguir aprendiendo

El pensamiento estratégico requiere que sigas buscando nuevos conocimientos o formas de hacer las cosas, y que luego apliques lo que has aprendido a tus objetivos. Puedes aprender cosas nuevas de muchas maneras, como leyendo libros, tomando clases o incluso a través de tus propias experiencias.

Ejemplo : Un candidato a un puesto de marketing no es contratado para un trabajo. Aprenden de esta experiencia y proceden a leer sobre las redes sociales, a abrir sus propias cuentas en las redes sociales y a tomar clases de marketing en las redes sociales. La próxima vez que solicite un trabajo similar, podrá hablar de forma creíble sobre el tema y mostrar sus populares cuentas en las redes sociales. En este ejemplo, el candidato reconoció el problema y puso en marcha un plan estratégico para aprender más y abordarlo.

Relacionado: Cómo desarrollar tu conjunto de habilidades para avanzar en tu carrera

3. Hablar con otros

La retroalimentación y la colaboración son aspectos importantes del pensamiento estratégico. Para prepararse de la mejor manera posible para el futuro, debe pedir consejo a otras personas de su entorno. Es posible que tengan sugerencias sobre diferentes formas de hacer las cosas o experiencias vitales que puedan compartir. Hablando con otros, puede aprender estrategias que aplicar a sus propias circunstancias. Pruebe las ideas con los demás hasta dar con la mejor solución.

Ejemplo: Un recién graduado está buscando trabajo como diseñador gráfico. Hablan con el asesor de carreras de su universidad, que les orienta sobre la mejor manera de recopilar y presentar un portafolio. A continuación, el graduado habla con algunos amigos mayores que han entrado recientemente en el mundo del diseño gráfico. Estos amigos les aconsejan sobre lo que deben incluir en el portafolio, basándose en lo que buscan actualmente las empresas de diseño gráfico. Al hablar con el asesor profesional y con otras personas del sector, este graduado puede presentar un portafolio más sólido y tener más posibilidades de ser contratado.

Relacionado: Habilidades de comunicación: Definiciones y ejemplos

4. Asume riesgos

Una parte importante del pensamiento estratégico consiste en fomentar y asumir riesgos. Si tiene personal, debe animarles a que aporten ideas audaces e innovadoras. En lo que respecta a su propia carrera, reserve tiempo para pensar en las formas en que puede conseguir destacar. Una vez que tenga unas cuantas ideas arriesgadas, considere todos los factores que intervienen en ellas. Un pensador estratégico asumirá un riesgo cuando sea apropiado, después de considerar todos los pros y los contras.

Ejemplo: Prestige Marketing, una empresa de marketing en Internet, está intentando conseguir un gran cliente y hacerse cargo de su presencia en Internet. El cliente dice que solo quiere a alguien que retoque su sitio web y publique actualizaciones en su blog. En lugar de hacer esto, Prestige Marketing decide elaborar maquetas para un diseño web completamente nuevo para mostrar cómo podría ser mejor y presentarlo en la reunión de presentación. La empresa se arriesga a conseguir el cliente haciendo algo distinto a lo que el cliente pidió. Sin embargo, si al cliente le gusta, Prestige Marketing habrá destacado entre los demás y se habrá ganado un contrato más lucrativo. Tras considerar todos los pros y los contras, deciden que es un riesgo que merece la pena asumir.

5. Considerar la otra parte

Para cualquier paso que quieras dar, considera un enfoque alternativo y sopesa los beneficios. Los pensadores estratégicos suelen recordar que sus ideas podrían no ser las mejores y que podría existir una solución mejor. Al comprender mejor los puntos de vista opuestos, puede cambiar su opinión hacia la idea mejor o estar más convencido de su idea original.

Ejemplo: Top Notch Products está buscando una nueva estrategia publicitaria. Usted cree que el mejor camino a seguir es a través de una estrategia integral de inbound marketing, mientras que otra persona de su equipo piensa que la respuesta son los anuncios de televisión. Si te tomas el tiempo de entender más sobre el enfoque de los anuncios de televisión, puedes reforzar tu argumento por comparación o llegar a un plan mejor, como un enfoque combinado de televisión/inbound.