Cómo prepararse para trabajar en un turno de noche

Trabajar por primera vez en un turno de noche requiere prepararse para un cambio de estilo de vida. Si eres un profesional del ámbito médico, trabajar en el turno de noche es algo que probablemente tendrás que hacer durante tu carrera. Saber qué se necesita para trabajar durante la noche puede ayudarte a decidir si una carrera que implique trabajo nocturno es la adecuada para ti. En este artículo, analizamos qué es un turno de noche, cómo prepararse para uno y ofrecemos algunos consejos sobre cómo trabajar en un turno de noche.

¿Qué es un turno de noche?

Un turno de noche se refiere al trabajo realizado después del horario normal de trabajo en cualquier empresa, como un hospital, una residencia de ancianos, una oficina, una escuela o una fábrica. Si una organización o empresa funciona las 24 horas del día, el turno de noche se refiere al trabajo que comienza entre las 10 de la noche y la medianoche y termina entre las 6 y las 8 de la mañana. Cuando una empresa anuncie un puesto de trabajo en el turno de noche, comprueba el horario de trabajo y aclara las horas que trabajarías en este puesto.

Dependiendo de la empresa, la gente se refiere al turno de noche con diferentes nombres. Si la empresa tiene varias opciones de turnos, puede clasificarlos como turnos de madrugada y de noche. Algunos nombres comunes para el turno de noche son

  • Turno de medianoche
  • Cierre de turno
  • Turno de noche
  • Turno de noche
  • Tercer turno

Relacionado: Cómo superar los retos como enfermero del turno de noche

Cómo prepararse para el turno de noche

Si trabajas en servicios de emergencia, seguridad, comercio minorista, servicios de alimentación, viajes, atención al cliente, fabricación, hostelería o en el sector médico, puedes esperar trabajar en un turno de noche. Si no estás acostumbrado a trabajar en un turno de noche, tendrás que prepararte para este cambio. Estos son algunos pasos que te ayudarán a prepararte:

1. Analiza tu horario actual

Ten en cuenta tu estilo de vida y tus hábitos de trabajo actuales. Determina cuántas horas de sueño necesitas y trata de planificar tu día para conseguir esa cantidad de sueño. Si necesitas tener algo de tiempo para ti antes de ir a trabajar, tenlo en cuenta en tu nuevo horario de sueño. Es posible que tenga que ajustar su horario social para evitar las actividades nocturnas porque tendrá que prepararse para ir a trabajar.

Organiza tu horario diario para poder mantener el funcionamiento de tu casa (lavandería, limpieza, platos) e intenta organizar el tiempo con tus amigos en función de tu nuevo horario.

2. Controla tus patrones de sueño

Algunas personas parecen pasar sin problemas a trabajar en el turno de noche, mientras que otras tienen más dificultades para hacer el cambio. Dormir durante el día requiere cierta adaptación, pero se puede aprender. Prueba estas ideas para ayudarte a gestionar el sueño diurno:

  • Intente irse a la cama en cuanto llegue a casa del trabajo. Es probable que sea entonces cuando estés más cansado. A medida que vayas haciendo más turnos de noche, podrás estar despierto más tiempo para hacer algunas cosas en casa antes de tener que irte a dormir.
  • Reserve entre siete y nueve horas para dormir durante el día. Esto le ayudará a mantenerse despierto por la noche.
  • Evitar el consumo de alcohol antes de acostarse. Consumir alcohol antes de acostarse puede ayudarle a conciliar el sueño, pero puede reducir la calidad del mismo y perturbar el sueño profundo.
  • Evite fumar antes de irse a dormir. La nicotina es un estimulante y puede dificultar la conciliación del sueño.

Relacionado: 11 consejos para un CNA en el turno de noche

3. Transición lenta

Antes de empezar el turno de noche, prepárate para trabajar en el nuevo horario. Si tienes algo de tiempo antes de empezar a trabajar, intenta quedarte despierto hasta más tarde y dormir más tiempo cada día. Para cuando empieces el trabajo, debería ser más fácil mantenerse despierto durante la noche y dormir durante el día.

4. Crear el mejor ambiente para dormir

Prepara tu dormitorio para dormir durante el día. Cuelga cortinas que bloqueen la luz y utiliza tapones para bloquear el ruido del vecindario. Apague los ordenadores, teléfonos móviles y televisores. Controle la temperatura de la habitación para estar cómodo. Si hace mucho calor o frío, utilice aparatos domésticos, como una nevera o un calefactor, para mantener una temperatura agradable.

5. Descomprima

Si ves que no puedes dormir durante el día, considera la posibilidad de hacer cosas que te ayuden a descomprimirte. Por ejemplo, el yoga puede ayudarle a relajarse. Pruebe a darse un baño caliente o a escuchar música relajante. Encuentra tu actividad relajante favorita para ayudarte a dormir después del trabajo.

Relacionado: 15 trabajos nocturnos en los que puedes trabajar desde casa

6. Comer comidas que aumenten la energía

Tomar bebidas con cafeína y comer alimentos llenos de energía puede ayudarte a trabajar por la noche. Las proteínas y los cereales integrales te proporcionan una liberación constante de energía para ayudarte a superar el turno de noche. Bebe mucha agua para mantenerte hidratada y te sentirás con energía durante la noche.

7. Manténgase alerta

Manténgase alerta por la noche poniendo en práctica estos consejos:

  • Paseo por la ciudad
  • Salpicaduras de agua fría en la cara
  • Entablar una conversación significativa con un colega

Bebe café mientras trabajas para combatir la somnolencia, pero deja de hacerlo unas horas antes de salir del trabajo para poder dormir al llegar a casa.

Relacionado: Los 35 mejores trabajos en el turno de noche

8. Conduce con seguridad y evita la fatiga

Evite conducir si tiene mucho sueño al salir del trabajo. Considere la posibilidad de utilizar el transporte público o de volver a casa con un compañero que esté acostumbrado a trabajar de noche. Si estas opciones no están disponibles, llama a un taxi. No te arriesgues a quedarte dormido mientras conduces. Vuelve a casa sano y salvo para poder trabajar la noche siguiente.

Puedes echarte una pequeña siesta durante el descanso. Si lo hace, programe un temporizador en su teléfono para despertarse cuando termine su descanso. La siesta podría ayudarte a conducir a casa con seguridad.

9. Potenciar el estado de alerta con la actividad

Muévete para combatir la somnolencia. Si puede, suba unas escaleras, ponga música o baile. Elige algún tipo de actividad física que te dé energía sin interrumpir tu trabajo.

Te recomendamos

Cómo calcular los gastos generales y los beneficios en la construcción (con ejemplos)

Cómo empezar un ensayo argumentativo (con consejos)

Guía completa para hacer preguntas de cualificación

¿Qué son los objetivos de venta? (con ejemplos)

Guía definitiva para el patrocinio de marketing (con ideas de patrocinio)

Guía completa para establecer objetivos estratégicos (con ejemplos)