Cómo prepararse para hablar en público y en diferentes tipos de eventos

En algún momento de su carrera, es probable que tenga que dar un discurso o una presentación. Dependiendo del tipo de discurso, puede utilizar varias estrategias para realizar una presentación convincente que mantenga a la audiencia interesada. Prepararse para un discurso o una presentación es un paso importante que puede hacer que te sientas más seguro al darlo. En este artículo, analizamos los tipos de actos de oratoria y cómo prepararse para hablar en público.

Tipos de actos de oratoria

Conocer los distintos tipos de actos de oratoria te ayudará a determinar cómo preparar tu compromiso. A continuación, te mostramos algunos tipos comunes de actos de oratoria:

Seminarios

Un seminario es una conferencia dirigida a un público numeroso y suele ser lo que uno piensa cuando oye «hablar en público». Muchas organizaciones ofrecen seminarios para formar a un grupo de profesionales sobre un tema concreto. Por ejemplo, una empresa inmobiliaria puede ofrecer un seminario sobre formas eficaces de preparar una casa. Muchos seminarios van acompañados de presentaciones de diapositivas o de otros elementos visuales.

Conferencias

Las conferencias son reuniones en las que los ponentes se presentan ante un público. Por ejemplo, una empresa tecnológica puede organizar una conferencia sobre las últimas innovaciones del sector. La mayoría de las conferencias suelen contar con varios ponentes que se presentan en diferentes áreas de la conferencia. Es de esperar que haya un nutrido grupo de ponentes a lo largo de la conferencia.

Por lo general, tu público está formado por personas que han venido a escucharte a ti y a tu panel para hablar de un tema concreto. Tu panel está formado por personas que presentan algo relacionado con tu tema. Al final de las presentaciones, lo más probable es que haya una parte de preguntas y respuestas con el público. Los miembros del público le hacen preguntas a usted o a todo el grupo sobre los temas tratados durante el panel.

Eventos virtuales

Junto con las telecomunicaciones, cada vez son más frecuentes los actos de oratoria virtuales. En este tipo de eventos, usted presentará desde su ordenador en lugar de estar de pie frente a un público. Sin embargo, esto significa que habrá mucha gente escuchando y observando. Deberá presentar en un lugar profesional y vestirse en consecuencia. Una tecnología que funcione bien es especialmente importante para este tipo de eventos.

Premios

Las ceremonias de entrega de premios son momentos de celebración y logros. En una ceremonia de entrega de premios, usted puede recibir o dar un premio. Estos eventos son más formales. Si crees o sabes que vas a recibir un premio, asegúrate de tener tu discurso preparado y practicado. Mantén el discurso más corto y mantén una presencia humilde.

Ocasiones especiales

Las fiestas de jubilación o las reuniones de despedida son ocasiones especiales que suelen incluir un breve discurso de un colega cercano o un directivo. Normalmente, los discursos durante estos eventos son informales y breves.

Cómo prepararse para un acto público

Siga estos pasos para prepararse para su evento de oratoria:

1. Conoce a tu público

Conocer a tu público te ayuda a saber cómo ajustar tu discurso y tu presentación. Tener en cuenta a tu público te ayuda a decidir qué tipo de lenguaje utilizas, la duración de tu discurso y qué temas son apropiados. Asegúrate de que la experiencia sea agradable y de que la información que ofrezcas sea útil para tu audiencia específica.

2. Familiarícese con el entorno

Intenta visualizar tu entorno y cómo será el evento el día de su celebración. Intenta obtener toda la información posible sobre el lugar en el que vas a presentar. Comprueba si estarás en el escenario y si tendrás un podio o un micrófono.

Ten en cuenta cómo tendrás que llegar al lugar, sobre todo si se trata de un evento más grande. Ten en cuenta espacios como los bastidores o las diferentes entradas que puedas necesitar como orador. Prepare de antemano materiales y suministros, como agua, su ordenador, un cuaderno y un bolígrafo.

3. Resumir los puntos principales

Esbozar los puntos principales de tu discurso hace que tu presentación esté centrada y organizada. Intenta utilizar estos puntos principales como base de tu discurso.

Considere la posibilidad de perfilar su discurso con palabras clave. Las palabras clave son beneficiosas porque son fáciles de recordar y funcionan bien con un esquema. Puedes echar un vistazo fácilmente a tus notas y ver las palabras clave específicas que te ayudarán a mantenerte centrado.

Relacionado: 12 estilos de presentación habituales en el lugar de trabajo

4. Haz que alguien revise tu discurso

Una vez que hayas escrito tu discurso, dáselo a un amigo o compañero de trabajo de confianza para que lo lea. Obtener otra perspectiva puede ayudarte a identificar áreas de mejora. Pídeles que hagan anotaciones o cambios para ayudar con la fluidez y el contenido.

5. Practica por tu cuenta

Averigüe de cuánto tiempo dispone para su discurso. Cuando practiques, asegúrate de cronometrar el tiempo desde el principio hasta el final y de leer todo el discurso varias veces. Las primeras veces, no dudes en utilizar tarjetas o un guión, pero una vez que te sientas cómodo, intenta utilizar estos recursos sólo cuando te olvides de una línea. Esto puede ayudarte a establecer un mayor contacto visual con tu público, lo que ayuda a captar su atención.

6. Incorpore sus manos

Utilizar gestos con las manos para explicar puntos de su discurso puede ser útil. No sólo se relacionará mejor con el público, sino que el uso de gestos con las manos puede ayudarle a recordar momentos. Por ejemplo, si estás explicando los audiolibros, puedes señalar tus orejas. Este vínculo entre la palabra y el movimiento puede ayudarte a recordar lo que tienes que decir.

7. Utilice un espejo

Mientras practica por su cuenta, diga su discurso frente a un espejo. Esto le permitirá ver cómo se mostrará ante el público. También puedes integrar más fácilmente los gestos de las manos y las expresiones faciales cuando puedes ver cómo son.

8. Grábese practicando

Grabar vídeo es tan fácil como abrir una aplicación en tu teléfono. Aprovecha esta tecnología y graba todo tu discurso mientras practicas. Una vez que termines, puedes revisar tu grabación y analizar tu actuación. Piensa en lo que has hecho bien y en qué partes puedes volver a practicar.

9. Ensaya delante de alguien

La mejor manera de sentirse cómodo dando discursos es hacerlo ante un público reducido, aunque sea una sola persona. Acostumbrarse a que alguien te escuche y te observe mientras hablas te ayudará a sentirte cómodo. Al final de tu discurso, invita a tu público a dar su opinión sobre tu actuación.

10. Aprovechar el escenario

Aprovecha el escenario, sobre todo si te presentas ante un público numeroso. Utiliza el espacio a tu favor caminando lentamente durante la presentación. Los movimientos ligeros atraerán al público porque sus ojos le seguirán de forma natural. Cambiar de posición también permitirá que otros sectores del público te vean mejor.

11. Anticiparse a las preguntas y preparar las respuestas

Lo más probable es que algunos miembros del público tengan preguntas relacionadas con tu discurso. Piensa en algunas que podrían recibir. Luego escribe las respuestas a las mismas y practica cómo decirlas en voz alta. Aunque tu discurso termina con tu punto final, tu presentación continúa con la respuesta a las preguntas, por lo que debes estar preparado también para esta parte.

12. Prepara tu tecnología

Piensa en la tecnología que podrías utilizar para tu discurso, como un ordenador o un proyector. Piensa en cualquier material digital que necesites, como una presentación de diapositivas o imágenes. Asegúrate de tener estos elementos a mano, actualizados y guardados para poder acceder a ellos fácilmente. Puedes guardar esos archivos en tu escritorio para encontrarlos rápidamente. Debes asegurarte de que toda la tecnología funciona correctamente para que la transición a través de tu presentación sea perfecta.

13. Establezca un límite de práctica

Practicar es muy beneficioso porque te permite sentirte cómodo explicando tu información en voz alta. Sin embargo, practicar en exceso o memorizar tu discurso puede hacer que suenes poco comprometido o robótico. Practica lo suficiente para sentirte lo suficientemente cómodo como para depender sólo de las tarjetas de notas o de un breve esquema cuando lo necesites.

Relacionado: Cómo superar el miedo a hablar en público

Consejos para mejorar su capacidad de hablar en público

Estos consejos pueden ayudarte a mejorar tus habilidades para hablar en público:

Ofrécete como portavoz de un club u organización

Muchas organizaciones cuentan con un presidente de comunicación o un puesto de relaciones públicas. Considera la posibilidad de ofrecerte como voluntario para algunos de estos puestos para practicar más.

Ver discursos en línea

Hay muchos vídeos en Internet de personas que hablan ante audiencias de todo tipo. Observa a estos oradores y piensa en lo que te ha gustado y lo que no te ha gustado de sus presentaciones. Intenta emular a las personas que te han gustado y que te han parecido bien.

Asistir a eventos en vivo

Hay muchos eventos en los que la gente habla delante de una multitud, como la palabra hablada o el teatro. Aunque no sean del todo iguales a lo que tú podrías hacer, suelen utilizar las mismas habilidades. Piensa en cómo captan la atención del público, en la lentitud con la que hablan y en lo bien que pronuncian. No dudes en tomar notas mientras estés en estos eventos.

Relacionado: Consejos para mejorar su capacidad de hablar en público

Entrevistar a un conocido

Si conoces a alguien con habilidad para hablar en público, puede que esté dispuesto a reunirse contigo. Invítelo a tomar un café o incluso pídale una llamada telefónica rápida para hablar de sus consejos y estrategias para hablar en un acto público.

Te recomendamos

Evaluación de equipos: Una guía definitiva

Correduría vs. Banco de Inversión: ¿Cuál es la diferencia?

10 ideas de boletines informativos para atraer a tus suscriptores

MBA vs. Doctorado: ¿Cuál es el más adecuado para mí?

12 Ejemplos de habilidades de consultor de gestión

Aprenda a calcular los pasivos