Cómo saber cuándo es el momento de dejar un trabajo

Hay muchas razones que pueden contribuir al deseo de dejar su puesto actual y seguir una nueva carrera. Puede haber señales que pueden servir de guía a la hora de determinar si debe dejar su trabajo. Conocer estas señales y cómo prepararse para dejarlo puede ayudarle a avanzar en su carrera. En este artículo, hablaremos de las señales que indican que deberías dejar tu trabajo y de los consejos para dejarlo.

Cómo escribir una carta de dimisión (con ejemplos y consejos)

Señales de que deberías dejar tu trabajo

Estos son los signos más comunes de que debería considerar hacer un cambio de carrera.

  • Está sobrecualificado
  • Está sobrecargado de trabajo
  • Su productividad ha disminuido
  • No tienes espacio para avanzar
  • No encajas en la cultura del lugar de trabajo
  • Quieres un mejor equilibrio entre la vida laboral y la personal
  • Has encontrado una oportunidad mejor

Usted’está sobrecualificado

Aunque te parezca bien completar tu trabajo todos los días y tener tiempo adicional, esto puede ser una señal de que ha llegado el momento de encontrar un trabajo que ofrezca más desafíos. Buscar una nueva oportunidad puede ayudarte a aprender más, a progresar en tu carrera y a completar nuevos retos cada día.

Usted’está sobrecargado de trabajo

Sentir que tiene demasiadas obligaciones que cumplir en un día puede ser una señal de que necesita un nuevo trabajo. Si tiene la sensación de estar sobrecargado de trabajo, es posible que tenga que buscar una oportunidad en la que se sienta cómodo con la carga de trabajo. Antes de buscar un nuevo trabajo, habla con tu jefe o supervisor y exprésale tus preocupaciones. Es posible que puedan ayudarle con ciertas tareas o contratar a otro empleado para que realice algunas de sus funciones.

Tu productividad ha disminuido

El agotamiento puede producirse cuando se realizan las mismas tareas o deberes de forma continuada durante un largo periodo de tiempo. A veces, el agotamiento puede provocar una disminución de la productividad. Se trata de una reacción natural que les ocurre a muchos empleados, y la mejor manera de resolver el problema es encontrar un nuevo reto que le ayude a sentirse de nuevo ilusionado con el trabajo.

2. No tienes espacio para avanzar

Una carrera profesional debe tener una trayectoria ascendente constante, pero puede que no esté disponible en todas las empresas. Si crees que no hay oportunidades de progreso en tu empresa actual, puede que tengas que buscar oportunidades en otra parte. A veces, las empresas crean nuevos puestos para empleados con cualificaciones únicas. Es útil investigar la empresa en la que trabaja para ver si tienen un vacío de empleo que usted podría cubrir en un nuevo puesto.

No encajas en la cultura del lugar de trabajo

En algunos casos, los empleados pueden tener dificultades para encajar en la cultura del lugar de trabajo. Por ejemplo, puede que le guste implicarse en su comunidad mientras que a su empresa podría no interesarle. Encontrar una empresa que comparta los mismos valores que usted puede ayudarle a sentirse más motivado y productivo.

Quieres un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida privada

Si sientes que tienes menos tiempo para pasar en casa debido a tu trabajo, podría ser el momento de encontrar un nuevo trabajo que se adapte mejor a tu vida personal. Deberías hablar primero con tu jefe antes de tomar medidas para buscar otras oportunidades en la posibilidad de que puedan ayudarte a aliviar parte de tu estrés laboral.

Has encontrado una oportunidad mejor

Puede que te guste tu trabajo, pero siempre puedes encontrar una oportunidad mejor. Puedes encontrar un puesto que se adapte mejor a tu trayectoria profesional, que ofrezca mejores prestaciones o que tenga un tiempo de desplazamiento más corto. Aunque es difícil dejar un trabajo que te gusta, si hay una oportunidad mejor, deberías buscarla.

Relacionado: Cómo explicar las razones para dejar un trabajo (con ejemplos)

Cómo dejar un trabajo

Una vez que haya decidido que ha llegado el momento de marcharse, puede seguir estos pasos para asegurarse de mantener una conexión profesional con su empleador:

  1. Primero, consolide sus opciones. Puedes prepararte para tu salida buscando un nuevo trabajo o acumulando ahorros suficientes para seis meses. Si es necesario, puede hacer que su presupuesto sea más restringido para ayudar a prolongar la vida de sus ahorros. De este modo te aseguras de no encontrarte sin trabajo y sin dinero al poco tiempo de marcharte.

  2. Presta atención a los detalles. Ten en cuenta los beneficios que recibes del trabajo. Lo más habitual es que esto incluya planes de seguro o contribuciones a la jubilación. Asegúrate de tener en cuenta cualquier beneficio cuando analices si es el momento de marcharte o no. Cuando considere nuevas oportunidades, asegúrese de que ofrecen beneficios similares.

  3. Habla con personas de confianza. Siempre ayuda tener perspectivas alternativas cuando se toma una decisión importante en la vida, así que tómate tiempo para hablar con personas en las que puedas confiar para que te den un buen consejo. También deberías asegurarte de discutir cualquier decisión laboral importante con tu familia para asegurarte de que se sienten cómodos con tu plan.

  4. Sigue el procedimiento. Una vez que haya resuelto los preparativos básicos, es el momento de iniciar el proceso de dejar su actual trabajo. Si existe un procedimiento formal de dimisión en su empresa, debe seguirlo. Consulta el manual del empleado o ponte en contacto con un representante de recursos humanos para obtener más información sobre las políticas de dimisión. Irse con una nota positiva puede ayudarle a mantener una conexión abierta con su empleador en caso de que necesite una referencia.

  5. Avisa con antelación. Algunos empleadores exigen un tiempo mínimo de preaviso antes de poder marcharse. Un plazo de preaviso estándar es de dos semanas. Aunque su empresa no exija un plazo de preaviso formal, ofrecerlo puede demostrar su profesionalidad y ayudar a su jefe a prepararse para su marcha.

  6. Póngalo por escrito. Aunque una dimisión verbal suele ser aceptable, sobre todo si tenías una relación estrecha con tu jefe, pon tu dimisión por escrito. Puedes entregar una carta o un correo electrónico, siempre y cuando crees un registro escrito de la fecha de tu renuncia.

  7. Ayudar en la transición. Si tu empresa contrata a un sustituto antes de que te vayas o asigna tu trabajo a tus compañeros, sé lo más servicial posible durante la transición para mantener una relación laboral sólida.

Te recomendamos

¿Qué son los procesos presupuestarios? (y cómo desarrollar los suyos propios)

Método FIFO (First In, First Out): (Definición y cómo utilizarlo)

¿Qué es el análisis externo? Definición y ejemplos

¿Qué es una EPMO? (Con funciones y beneficios)

Una visión de los métodos de depreciación

El papel de la PMO: Definición y Funciones Clave