Aprenda a ser un animador

¿Qué hace un animador?

Un animador es un profesional de las artes y el entretenimiento que dibuja y diseña una variedad de activos para diferentes tipos de medios, incluidos los videojuegos, el cine, la televisión y los anuncios. Estos profesionales suelen especializarse en un activo para perfeccionar sus habilidades, convertirse en un maestro de las técnicas necesarias para ese activo y asegurarse un empleo como parte de un equipo de animación completo. Algunas de sus responsabilidades son:

  • Colaborar con guionistas, directores, productores y compañeros de animación para desarrollar los rasgos de los personajes, los escenarios, las acciones, los puntos de la trama y otros elementos de la historia que informan la animación

  • Elaborar diseños iniciales de activos y aplicar los comentarios del equipo creativo para desarrollarlos y perfeccionarlos

  • Utilizar programas y herramientas informáticas, como una tableta de dibujo digital, para realizar composiciones de animación, finalizar los diseños y crear escenas

  • Crear movimientos expresiones faciales y otros detalles personalizados para los personajes, especialmente los que coinciden con los diálogos y los efectos sonoros

  • Seleccionar colores, formas y estilos artísticos para los decorados y los elementos de fondo que informan eficazmente la historia y complementan los personajes y las acciones importantes

Salario medio

Los salarios de los animadores dependen de su nivel de formación y experiencia, así como del tipo de trabajo que realizan y de la organización para la que trabajan. La ubicación geográfica también puede influir en los ingresos.

Si bien no se dispone de datos salariales detallados para los animadores, a continuación se presentan los salarios de títulos de trabajo estrechamente relacionados para proporcionar un posible rango para esta función:

  • Animador 3D: 17,13 dólares por hora
  • Animador 2D: 16,35 dólares por hora
  • Artista: 16,97 dólares por hora
  • Ilustrador: 24,37 dólares por hora
  • Los salarios oscilan entre 7,25 y 50,50 dólares por hora

Requisitos de los animadores

Esta trayectoria profesional suele requerir una combinación de lo siguiente:

Educación

La mayoría de los empleadores prefieren que los candidatos tengan una licenciatura de cuatro años en animación, bellas artes, artes gráficas u otra disciplina. Algunos animadores pueden optar por seguir un programa acelerado, que suele terminar en un título de asociado de dos años, que puede ayudarles a conseguir antes un empleo de nivel inicial. Algunos pueden optar luego por cursar una licenciatura para perfeccionar aún más sus habilidades y obtener una práctica más avanzada.

Tanto un título de asociado como una licenciatura en animación proporcionan a estos profesionales una base en el dibujo de figuras, la teoría del color, el modelado, el diseño intencional de personajes y la física del movimiento, entre otros temas. Algunos programas también pueden ofrecer la oportunidad de estudiar narración y realización de películas para ayudarles a conocer todo el proceso creativo, mejorar sus habilidades de colaboración y fundamentar sus elecciones de animación.

Mientras están en un programa de grado, los aspirantes a animadores desarrollan un portafolio de trabajo, que incluye proyectos completamente animados, así como ilustraciones y maquetas. Los portafolios pueden utilizarse después en el proceso de búsqueda de empleo para demostrar sus habilidades y su potencial. Algunos empleadores pueden contratar a candidatos con sólo un diploma de bachillerato o GED si están autoformados y tienen una sólida cartera de trabajos.

Formación

Los animadores adquieren gran parte de su formación mientras estudian, ya sea en un programa de grado o mediante el autoaprendizaje. En ambos caminos, suelen aprender las habilidades artísticas relacionadas con la animación, incluyendo el dibujo, la pintura, la escultura y las artes gráficas, así como desarrollar una comprensión avanzada de los diversos programas informáticos utilizados en la industria de la animación.

Algunos animadores optan por realizar prácticas durante el autoaprendizaje o mientras están en la universidad. Estas oportunidades de formación profesional proporcionan a los aspirantes a animadores una aplicación práctica de sus habilidades y técnicas bajo la supervisión de un animador profesional y otros profesionales de la industria. También obtienen una visión de primera mano del proceso creativo, la oportunidad de contribuir a proyectos profesionales y tener trabajo que añadir a su cartera y experiencia a su currículum.

Una vez contratados, la formación en el puesto de trabajo puede incluir la familiarización con el software específico de animación y edición que utiliza la empresa. Los nuevos animadores también pueden recibir información sobre los procesos operativos concretos de la empresa, ponerse al día sobre los proyectos en los que colaborarán y aprender las propiedades creativas de la empresa.

Certificaciones

Los animadores no suelen buscar certificaciones para avanzar en su carrera, ya que la mayoría de las habilidades y cualificaciones adicionales pueden obtenerse mientras se trabaja o con una formación avanzada, como un máster. Aquellos que son autodidactas pueden considerar un diploma certificado en animación o una técnica de animación específica en lugar de una educación formal. Muchos de estos programas de certificación se ofrecen en línea y pueden durar desde unos pocos meses para una técnica específica hasta dos años para una experiencia de formación en animación completa.

Habilidades

Estas son las habilidades más útiles necesarias para los animadores:

  • Creatividad: Los animadores utilizan habilidades artísticas avanzadas y el pensamiento creativo para crear un personaje o diseño original y traducir rasgos y elementos de la historia en imágenes significativas. También deben tomar una idea, un guión o un storyboard y crear una escena que sea clara y atractiva para el público.

  • Pensamiento crítico: Estos profesionales también utilizan habilidades de resolución de problemas para crear imágenes con mensajes claros, específicos y a menudo universales. Deben utilizar el pensamiento crítico para anticiparse a lo que el público necesita para comprender plenamente la escena o el personaje y plasmar esa necesidad en sus diseños.

  • Atención al detalle: Los animadores deben tener un buen ojo para el color y las formas, así como para el efecto de esos elementos en el público. Utilizan su atención al detalle cuando toman decisiones de diseño intencionadas y se aseguran de que las imágenes no presentan problemas de continuidad.

  • Gestión del tiempo: Habilidades como la organización, el establecimiento de objetivos y la programación de tareas permiten a los animadores completar un trabajo de calidad con plazos ajustados. Es posible que algunos pasos deban completarse antes que otros, por lo que estos profesionales pueden planificar su contribución a un proyecto basándose en el tiempo que debería llevar completar cada paso para asegurarse de que se mantienen dentro del calendario.

  • Colaboración: Los animadores suelen trabajar como una parte de un equipo creativo, por lo que una comunicación eficaz garantiza que los animadores comprendan plenamente el alcance, el propósito y el estilo del proyecto, así como que puedan aplicar correctamente los comentarios a su trabajo y proporcionar comentarios a los demás. Además, la comprensión de su papel en un proyecto global puede permitir a estos profesionales completar el trabajo a tiempo para que otros miembros del equipo puedan completar sus siguientes pasos.

Entorno de trabajo de los animadores

Los animadores suelen trabajar en la industria del entretenimiento, incluidas las productoras de cine y televisión, los estudios de animación y efectos especiales y las empresas de videojuegos o medios interactivos. Algunos pueden trabajar como animadores para una empresa que produce sus animaciones o para un estudio externo que proporciona trabajo por contrato para otras empresas u organizaciones de entretenimiento que necesitan proyectos de animación. Otros animadores pueden ser contratistas independientes que trabajan con una gran variedad de clientes y empresas.

Los animadores suelen trabajar a tiempo completo y, a menudo, trabajan muchas horas para cumplir los plazos de entrega en la acelerada industria del entretenimiento. Algunos pueden trabajar los fines de semana y los días festivos para cumplir los plazos.

Tienden a trabajar en oficinas de estudio, ya sea en pequeños puestos de trabajo privados, en espacios de oficina abiertos o en habitaciones individuales. Sus puestos de trabajo suelen estar bien equipados con el hardware y el software informáticos necesarios, así como con herramientas adicionales, como tabletas de dibujo.

Cómo convertirse en animador

Estos son los pasos habituales para seguir esta carrera artística:

  1. Proseguir la educación. Muchos animadores desarrollan habilidades artísticas y de animación básicas antes de seguir la educación universitaria, pero a menudo obtienen un título para adquirir conocimientos más avanzados y practicar con las técnicas y el software necesarios para trabajar en la industria. Elija un programa de licenciatura que ofrezca las oportunidades más adecuadas a sus objetivos profesionales. Considere la posibilidad de realizar un programa de grado asociado para acelerar los estudios y para decidir si le gustaría obtener una licenciatura.

    Elija una especialización. Seleccione un activo de animación que le atraiga y desafíe su creatividad. Los animadores eligen esta especialización en muchas etapas diferentes de su trayectoria profesional, incluso antes de seguir estudiando, mientras están en un programa, durante unas prácticas o incluso después de haber desempeñado diversas funciones profesionales. Mientras encuentra su especialización o después de haberla elegido, perfeccione las técnicas artísticas valoradas en ese papel.

  2. Gane experiencia relevante. Considere la posibilidad de realizar unas prácticas o de buscar un trabajo independiente como animador para perfeccionar sus habilidades, crear su cartera, establecer una red de contactos con profesionales del sector y adquirir más experiencia práctica para incluirla en su currículum.

  3. Crear una cartera. Esta colección de trabajos suele ser uno de los elementos más importantes de una solicitud de empleo para animadores. Dependiendo de las funciones que le interesen o a las que se presente, incluya trabajos que muestren su capacidad para trabajar en una variedad de estilos o que demuestren su dominio de un recurso concreto.

Ejemplo de descripción de trabajo de animador

Silk Studio Productions está buscando un animador con talento y pasión para unirse a nuestro equipo de profesionales creativos. Nuestro nuevo animador estará inmerso en el proceso creativo, ayudando a los productores, guionistas y directores a desarrollar personajes atractivos y argumentos emocionantes para nuestras nuevas series infantiles. Buscamos un candidato que pueda redactar los diseños de los personajes y que esté deseoso de colaborar con los narradores para dar vida a su aspecto, sus movimientos y sus peculiaridades.

El candidato cualificado debe tener una licenciatura en animación o una licenciatura en otras bellas artes con conocimientos demostrados de software y técnicas de animación. Preferimos candidatos con al menos dos años de experiencia en animación, incluyendo prácticas y trabajos independientes. Envíenos su portafolio, preferiblemente una muestra de sus mejores trabajos en una variedad de estilos artísticos. También es necesario que le gusten los medios de comunicación para niños.

Carreras relacionadas

Si le interesan las responsabilidades, las habilidades y el entorno de trabajo de esta carrera, considere también estas funciones similares:

  • Diseñador gráfico
  • Asistente de producción
  • Pintor