Aprenda a ser un asesor financiero

¿Qué es un asesor financiero?

Un asesor financiero es un profesional financiero certificado que ayuda a las personas a crear planes financieros a corto y largo plazo. Estos planes incluyen una variedad de estrategias financieras relacionadas con las inversiones, los seguros, los impuestos y la planificación de la jubilación, y su intención es ayudar a preparar a los individuos para una jubilación cómoda y/o emergencias financieras imprevistas. Los asesores financieros ayudan a sus clientes a alcanzar sus objetivos financieros mediante la revisión de las áreas de presupuesto, ahorro e inversiones, entre otras.

Las responsabilidades de un asesor financiero pueden incluir:

  • Revisar los presupuestos, los planes de ahorro a corto y largo plazo y los objetivos de inversión
  • Investigar las oportunidades de inversión
  • Gestionar la planificación fiscal y patrimonial
  • Proporcionar estrategias fiscales y productos de seguros que ayuden a los clientes a alcanzar sus objetivos financieros
  • Informar a los clientes sobre las opciones de seguros e inversión y los beneficios y riesgos asociados
  • Ayudar a los clientes a planificar financieramente la educación, la jubilación o los objetivos de legado
  • Ofrecer asesoramiento financiero en caso de cambios importantes en la vida, como casarse o tener hijos
  • Supervisar las cuentas de los clientes para posibles actualizaciones de la estrategia de inversión con el fin de mejorar el rendimiento financiero o adaptarse a los cambios de vida previstos

    Relación: Guía completa para convertirse en asesor financiero

    ¿Qué hace un asesor financiero?

    El deber de un asesor financiero es ayudar a guiar las decisiones financieras para los objetivos a corto y largo plazo. Ayudan a sus clientes a conseguirlo siguiendo los siguientes pasos:

    Averiguar la salud financiera actual

    A través de un cuestionario o de una consulta individual, un asesor financiero ofrece a sus clientes un conocimiento completo de su situación financiera actual, incluyendo activos, pasivos, fuentes de ingresos y gastos. Parte de esto puede estar cubierto en un plan presupuestario inicial que se crea, pero también es importante entender todas las fuentes de ingresos que estarán disponibles durante la jubilación, como las pensiones, los planes de jubilación y las prestaciones de la seguridad social. El panorama financiero completo también ayudará a determinar la tolerancia al riesgo del cliente y el ancho de banda para aumentar las inversiones. También se asesora a los clientes sobre el modo en que el aumento de las inversiones o de las cotizaciones a los seguros afecta a sus obligaciones fiscales.

    Establezca un plan financiero

    Una vez recibida toda la información financiera del cliente, un asesor financiero elabora un plan integral que sirve de hoja de ruta para los objetivos de jubilación del cliente. Este anteproyecto no sólo resumirá la situación financiera actual—incluyendo el patrimonio neto, las obligaciones actuales de la deuda, los activos líquidos actuales, las inversiones existentes y los ingresos discrecionales—sino que también abarcará un plan paso a paso para lograr los objetivos abordados en el cuestionario o consulta inicial.

    El plan tendrá en cuenta la tolerancia al riesgo, los detalles de la familia, las necesidades de salud y otras posibles áreas de interés de cara a la jubilación. El asesor ayuda al cliente a elegir las estrategias que tienen más sentido para él y que le ayudarán a evitar una situación en la que sobreviva a su dinero.

    Actuar

    Un asesor financiero no sólo ayuda a crear un plan financiero sólido o blueprint, sino que también ayuda a gestionar las carteras de jubilación y de seguros del cliente y ajusta las inversiones según sea necesario. El asesor recomienda estrategias de inversión y asignaciones de activos para la cartera general en función del nivel de riesgo y la edad del cliente.

    Los inversores jóvenes suelen estar dispuestos a asumir mayores riesgos que un inversor que se dirige a la jubilación, ya que el más joven puede tener más años para soportar la volatilidad del mercado. Así, el asesor ayuda al cliente a determinar la asignación de activos, que se compone de bonos, acciones, fondos con fecha objetivo, ETF, REIT—Fideicomisos de Inversión Inmobiliaria—cuentas del mercado monetario y efectivo.

    Administración regular de la cuenta

    Una vez que el plan de inversión se pone en marcha, un asesor financiero supervisa el plan y actualiza al cliente con estados de cuenta regulares. Esto también puede significar reuniones periódicas con el cliente para discutir cambios en la estrategia de inversión o nueva información financiera, como la venta de activos, cambios importantes en el estilo de vida, acontecimientos vitales o la compra de una vivienda.

    Relación: Su guía de carreras financieras

    ¿Cómo se paga a los asesores financieros?

    Existen varias estructuras de pago para los asesores financieros, pero las dos más comunes son los modelos basados en honorarios y en comisiones. La mayoría de los asesores trabajan en base a comisiones, donde los ingresos obtenidos están directamente correlacionados con la cantidad total de activos gestionados o productos financieros vendidos al cliente.

    Un asesor puede ganar una cantidad significativa de dinero a través de esta estructura de pago, pero debe tener presente el interés financiero del cliente como fiduciario financiero. Otros asesores trabajan con una estructura basada en los honorarios, en la que los ingresos obtenidos se basan en un porcentaje acordado del total de los activos—normalmente el 1% o en unos honorarios por hora que pueden oscilar entre los 100 y los 300 dólares por hora—en función de la experiencia del asesor o de la ubicación del negocio. Es típico que un asesor ofrezca al cliente una consulta inicial gratuita para establecer una relación y entender las necesidades del cliente para ver si la relación es adecuada para ambas partes. Según Indeed Salary, el salario común de los asesores financieros en EE.UU. es de 69.608 dólares al año.

    Calificación para convertirse en asesor financiero

    La mayoría de las empresas públicas o privadas de servicios financieros contratan a asesores o asociados financieros nada más salir de la universidad. Las siguientes áreas son importantes para una persona que esté considerando una carrera como asesor financiero:

    Educación, habilidades y formación

    La mayoría de los empleadores suelen pedir que un nuevo asesor financiero tenga una licenciatura pero no es necesario haber completado un curso de estudio específico. La mayoría de los asesores financieros tienen un título en finanzas, contabilidad, economía, negocios o matemáticas, pero a veces pueden entrar en el sector con un título no relacionado con las finanzas si están dispuestos a aprender en el trabajo.

    Un máster en finanzas o administración de empresas, o cursos sobre seguros, inversiones, planificación financiera o de la jubilación, impuestos o gestión de riesgos son buenos, pero no son obligatorios. Sin duda, estos títulos pueden acelerar el crecimiento de la carrera o atraer a más clientes.

    Aunque hay habilidades que podrían ser beneficiosas para cualquier persona interesada en una carrera como asesor financiero, pueden aprenderse en el trabajo con el tiempo. La experiencia y los conocimientos adquiridos al ayudar a una multitud de clientes desarrollarán las habilidades necesarias en esta línea de trabajo. Para convertirse en un gran asesor financiero, son beneficiosas las siguientes habilidades: analítica, interpersonal, de comunicación, de resolución de problemas y de perspicacia en las ventas.

    Los asesores financieros obtienen la mayor parte de su formación mientras trabajan. La mayoría de los empleadores exigen que un asesor complete un periodo de formación inicial antes de que pueda gestionar clientes por su cuenta. El periodo de formación limita el número de comisiones ganadas y requiere que los nuevos asesores financieros trabajen bajo la supervisión de asesores experimentados mientras aprenden las tareas administrativas, la estructuración de planes financieros personalizados y la gestión/construcción de una cartera de negocios o red de clientes.

    Relación: Muestras de currículos de asesores financieros

    Certificaciones

    Cada empresa de servicios financieros puede tener diferentes requisitos para sus asesores, pero la mayoría exige que sus asesores financieros obtengan las certificaciones necesarias en un plazo de 60 días desde su contratación. Estos requisitos pueden variar en función de la trayectoria profesional deseada o del nicho que un asesor quiera seguir.

    Las certificaciones Serie 6 y 7 (licencias de la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera)

    La licencia Serie 6 permite a un asesor vender seguros de vida y rentas vitalicias variables, y fondos de inversión, mientras que una licencia Serie 7 les autoriza a vender todos los productos de valores, incluidos los valores de fondos corporativos y municipales, y las opciones. Para obtener estas licencias, los candidatos deben aprobar un examen para cada una de ellas y renovar sus credenciales según las directrices vigentes.

    Las certificaciones Serie 63, 65 y 66 (licencias de la Asociación Norteamericana de Administración de Valores)

    La licencia Serie 63 permite vender valores de forma similar a la Serie 7, pero es específica para cada estado. Una licencia de la Serie 65 permite a un profesional financiero dar consejos de inversión o análisis financieros, mientras que una licencia de la Serie 66 califica a las personas como representantes de asesores de inversión (IAR) o agentes de valores.

    Planificador Financiero Certificado (CFP)

    Un CFP se especializa en áreas como impuestos, planificación patrimonial, planificación financiera y planificación de la jubilación. Para obtener la designación de CFP, los solicitantes deben tener al menos una licenciatura de una institución acreditada, al menos tres años de experiencia relevante y obtener una calificación de aprobado en el examen. También tienen que someterse a una comprobación de antecedentes para asegurarse de que pueden cumplir las normas de conducta. Los que tienen un CFP necesitan someterse a una formación continua para renovar su certificación.

    Ejemplo de descripción del puesto de asesor financiero

    Wilson Advisors, una consolidada empresa de gestión de patrimonios, está contratando asesores financieros para ayudar a los clientes a gestionar su patrimonio mientras planifican su futuro financiero. Buscamos personas altamente motivadas y con iniciativa que tengan un gran don de gentes, una fuerte ética de trabajo y un espíritu emprendedor. No es necesario tener experiencia previa en finanzas, ya que ofrecemos un completo programa de formación que le proporcionará las herramientas, los recursos y el apoyo necesarios para hacer crecer su base de clientes y proporcionar servicios de planificación financiera e inversión de calidad.

    Nuestros asesores financieros son responsables de reunirse con los clientes para evaluar sus necesidades financieras y desarrollar planes financieros personalizados basados en sus objetivos, circunstancias y tolerancia al riesgo. Este puesto requiere que los profesionales mantengan relaciones sólidas con los clientes y proporcionen consultas y apoyo continuos.

    Carreras relacionadas