Aprenda a ser un asistente legal

Infórmate sobre los requisitos y expectativas del trabajo de asistente legal, incluyendo el salario, la formación y la experiencia.

¿Qué hace un asistente jurídico?

Los asistentes jurídicos ayudan a los abogados organizando los documentos legales, recopilando información sobre los casos y asistiendo durante los juicios y las audiencias. Su investigación y organización de los hechos y el papeleo de los casos ayudan a los abogados a prepararse para el juicio. Los asistentes jurídicos pueden trabajar en diversas áreas, como el derecho corporativo, los litigios, el derecho penal y la inmigración, entre otras. Aunque sus funciones varían en función del tamaño y el tipo de bufete, las responsabilidades de los asistentes jurídicos pueden incluir:

  • Realizar tareas administrativas básicas y de atención al cliente, como contestar a las llamadas telefónicas, responder a los correos electrónicos y saludar a los clientes

  • Mantener todos los documentos legales o la correspondencia organizados y al día

  • Reunir todos los documentos declaraciones y pruebas que un abogado necesitará para el juicio

  • Proporcionar ayuda durante un juicio

  • Crear borradores de contratos, cartas y otros documentos legales

  • Programar reuniones, citas y entrevistas con clientes, abogados, testigos y más.

  • Realizar tareas de contabilidad y facturación

Salario medio

El salario medio de un asistente jurídico varía en función del tamaño y el tipo de bufete, la experiencia del individuo y la ubicación de la empresa. Dado que los asistentes jurídicos suelen ser principiantes, los empleadores suelen pagar por horas. La mayoría de los asistentes jurídicos son empleados a tiempo completo, aunque algunos pueden encontrar puestos a tiempo parcial o con contrato.

Para obtener la información salarial más actualizada de Indeed, haga clic en el enlace de salarios.

  • Salario común en los EE.UU.: 16,35 dólares por hora
  • Algunos salarios oscilan entre 7,25 y 32,50 dólares por hora.

Requisitos de los asistentes jurídicos

Aunque los asistentes jurídicos pueden encontrar empleo sin un título universitario o experiencia previa, la educación y la formación en este ámbito pueden hacer que un candidato sea más atractivo para los empleadores.

Educación

La mayoría de los asistentes jurídicos tienen al menos un título de dos años de asociado, preferiblemente en estudios paralegales. Sin embargo, muchos empleadores buscan candidatos que tengan una licenciatura en estudios jurídicos o paralegales. Estos programas proporcionan a los candidatos una formación completa en áreas como la redacción jurídica y los diferentes tipos de derecho. Si su institución no ofrece titulaciones jurídicas, un título en casi cualquier materia puede seguir proporcionándole valiosas habilidades y formación.

Formación

Algunos bufetes de abogados ofrecen formación en el puesto de trabajo a recién licenciados o a personas que no tienen experiencia jurídica o educación formal. Dado que es importante contar con sólidos conocimientos informáticos, los asistentes jurídicos también pueden recibir formación para utilizar las bases de datos electrónicas y los programas informáticos necesarios para archivar y organizar los documentos legales y judiciales.

Certificaciones

Aunque no es necesario obtener una licencia o una certificación para conseguir un trabajo de asistente jurídico, algunos bufetes de abogados son más propensos a contratar a alguien que cuente con una certificación de Asistente Jurídico Certificado (CLA), que demuestra que una persona puede realizar tareas de asistente jurídico. Para convertirse en un CLA, debe demostrar que tiene un título o que ha tomado ciertas clases de estudios jurídicos o paralegales, y luego aprobar un examen a través del colegio de abogados de su estado. Este examen pondrá a prueba sus conocimientos sobre temas como la ética jurídica, las comunicaciones, la investigación jurídica y el juicio.

Algunos estados exigen que los asistentes jurídicos realicen pruebas adicionales antes de poder trabajar en el ámbito jurídico. Una vez certificado, es posible que tenga que volver a solicitar la certificación una vez cada dos o tres años.

Habilidades

Los asistentes jurídicos suelen tener muchas de las mismas habilidades de servicio al cliente, informáticas y organizativas que los asistentes administrativos o ejecutivos. Sin embargo, estas habilidades serán específicas del ámbito jurídico. Algunos ejemplos de habilidades de los asistentes jurídicos son:

Comunicación

Los asistentes jurídicos deben poseer habilidades de comunicación tanto verbales como escritas para redactar documentos legales y presentar información a los abogados. También suelen trabajar con bufetes externos, clientes y representantes de los tribunales para programar las fechas de los tribunales y las audiencias.

Informática

Los asistentes jurídicos introducen y organizan documentos e información importantes en bases de datos electrónicas. También deben tener una gran capacidad de investigación informática. La mayoría de los bufetes mantienen sistemas de programación en línea, por lo que los asistentes jurídicos deben ser capaces de mantener un calendario electrónico detallado.

Inteligencia emocional

Los asistentes jurídicos suelen encargarse de contestar al teléfono y al correo electrónico, programar reuniones y saludar y hablar con los clientes. También trabajan estrechamente con los abogados y otros profesionales. La capacidad de entender rápidamente las necesidades de los demás les permite trabajar con eficacia.

Organización

La capacidad de acceder fácilmente a los datos es importante en un entorno jurídico. Los asistentes jurídicos deben mantener organizados tanto los archivos en papel como los electrónicos para poder recuperar los documentos cuando los necesiten.

Gestión del tiempo

Como los asistentes jurídicos suelen trabajar en situaciones de ritmo rápido y pueden tener que manejar varios casos a la vez, es importante programar y gestionar el tiempo de forma eficiente. Algunos asistentes jurídicos manejan múltiples horarios y deben ser capaces de mantener cada uno de ellos con precisión.

Entorno de trabajo del asistente jurídico

Los asistentes jurídicos suelen trabajar a tiempo completo en despachos de abogados. Sin embargo, algunos trabajan para agencias gubernamentales o departamentos jurídicos en oficinas corporativas. Los asistentes jurídicos pueden trabajar muchas horas o horas extras durante los casos o para cumplir los plazos. Pueden viajar fuera de la oficina para reunir o entregar documentos o para ayudar a los abogados durante los juicios.

Los asistentes jurídicos suelen trabajar en entornos de ritmo rápido. Pueden trabajar con un solo abogado o en un solo caso, o pueden apoyar a un equipo de abogados y otro personal jurídico. Deben ser capaces de permanecer sentados durante largos periodos de tiempo, normalmente frente a un ordenador.

Cómo convertirse en asistente jurídico

Para convertirse en asistente jurídico, debe tener alguna formación o experiencia en el ámbito jurídico. Algunas personas que se interesan por las carreras jurídicas consiguen primero trabajos como asistentes jurídicos y luego solicitan el ingreso en la facultad de derecho. Ser asistente jurídico puede proporcionarle una base para carreras o títulos jurídicos más avanzados. Dependiendo de sus objetivos profesionales, estos son los pasos que puede dar para convertirse en asistente legal:

1. Obtenga un título de asistente jurídico.

Los empleadores suelen buscar asistentes jurídicos con algún nivel de educación formal. Esto puede ir desde un título de asociado de dos años en estudios paralegales hasta una licenciatura de cuatro años. No todas las instituciones ofrecen títulos en estudios paralegales, por lo que podría seguir una titulación relacionada, como política pública o ciencias políticas. Si finalmente planea estudiar derecho, primero deberá obtener una licenciatura.

2. Adquiera experiencia.

Solicite unas prácticas en un bufete de abogados, una agencia gubernamental, un departamento jurídico corporativo, una oficina de defensa pública u otro entorno jurídico. Esto le ayudará a adquirir la experiencia que necesita para optar a un puesto de asistente jurídico. Incluso podría llevarle directamente a una oferta de trabajo de ese bufete. Algunos programas de certificación exigen a los aspirantes a asistentes jurídicos que realicen unas prácticas o una formación similar antes de poder obtener la certificación.

3. Completar un programa de certificación.

La certificación le ayudará a prepararse para una carrera de asistente jurídico y le calificará potencialmente para más oportunidades de trabajo. Póngase en contacto con el colegio de abogados de su estado para informarse sobre los programas de certificación de asistentes jurídicos aprobados por el estado.

4. Desarrolle sus habilidades.

Tome medidas o clases para aprender terminología jurídica, documentos legales y otras habilidades relacionadas. Es posible que quiera aprender tipos específicos de software jurídico que puedan reforzar sus habilidades duras, como LexisNexis, Clio y MyCase.

5. Solicite puestos de trabajo.

Solicite puestos de trabajo de asistente jurídico en bufetes de abogados, compañías de seguros, bancos, empresas inmobiliarias, departamentos jurídicos de empresas y agencias gubernamentales. Puede buscar trabajos en áreas que haya estudiado o en las que tenga un interés especial, como el derecho de inmigración, penal, de quiebra, de familia o corporativo. Algunas empresas contratarán a un asistente jurídico sin experiencia laboral, mientras que otras exigen cierta experiencia en un entorno jurídico.

Ejemplo de descripción de trabajo de asistente jurídico

Nuestro bufete de abogados está buscando un asistente jurídico para unirse y apoyar a nuestro equipo de 15 abogados de derecho corporativo. El asistente legal realizará tareas administrativas como contestar el teléfono, comunicarse con los clientes y redactar documentos legales. Esta persona debe ser discreta, muy organizada y capaz de trabajar eficazmente bajo presión y en un entorno de ritmo rápido. El candidato ideal deberá tener un título de asociado o de licenciado en estudios jurídicos o en un campo relacionado o al menos tres años de experiencia trabajando en un bufete de abogados.

Carreras relacionadas