Aprenda a ser un gestor de casos

Infórmate sobre los requisitos y expectativas del trabajo de gestor de casos, incluyendo el salario, la formación y la experiencia.

¿Qué hace un gestor de casos?

Un gestor de casos organiza, facilita y evalúa las opciones de atención para satisfacer lo mejor posible la salud mental, física y emocional de un individuo. El gestor de casos se esfuerza por conseguir el bienestar integral del cliente defendiendo sus necesidades, identificando a los proveedores y asegurándose de que los servicios sean rentables. Los gestores de casos prestan servicios sociales y comunitarios en el sector público o privado. Sus responsabilidades pueden incluir también las siguientes:

  • Evaluar a los nuevos clientes para determinar el mejor curso de atención
  • Coordinar a los proveedores y centros de atención
  • Explicar al cliente la fisioterapia (PT), la terapia ocupacional (OT) y otras opciones de tratamiento
  • Comunicarse regularmente con los clientes y sus familias en relación con el tratamiento
  • Abogar por las opciones que más convengan al cliente Promover la seguridad del paciente y la calidad de la atención
  • Asociarse con organizaciones de servicios sociales y humanos para administrar la atención al cliente
  • Recoger datos estadísticos sobre la eficacia de las distintas terapias y programas

Salario medio

Un gestor de casos suele trabajar a tiempo completo y puede hacer horas extras, noches o fines de semana para satisfacer las necesidades del cliente. El salario de un gestor de casos varía en función del tipo de empleador, su ubicación geográfica y los niveles de formación y experiencia del empleado. Para obtener la información salarial más actualizada de Indeed, haga clic en el enlace de salarios.

  • Salario común en EE.UU.: 18,87 dólares por hora
  • Algunos salarios oscilan entre 7,25 dólares y 44,15 dólares por hora.

Requisitos para ser gestor de casos

Llegar a un puesto de gestor de casos requiere una amplia formación y experiencia. También puede optar por obtener una o varias certificaciones para mejorar sus posibilidades de conseguir un trabajo o negociar un salario más alto.

Educación

La mayoría de los puestos de gestor de casos requieren una licenciatura, pero algunos puestos requerirán un máster. Un título de asistente social puede obtenerse en una variedad de disciplinas, como el trabajo social, la administración pública, la enfermería u otro campo relacionado. Independientemente de la titulación que obtenga, realizar cursos de trabajo social también le ayudará a prepararse para una carrera en la gestión de casos.

Formación

Un gestor de casos adquiere formación a través de los cursos universitarios pertinentes, las prácticas y las experiencias laborales de entrada. Los cursos universitarios proporcionan a las personas los conocimientos y habilidades básicos necesarios para empezar a trabajar en los servicios sociales y comunitarios. Los estudiantes suelen realizar prácticas para comprender mejor el sector en el que se preparan para entrar y para adquirir experiencia práctica en el trabajo social.

Conseguir un empleo como trabajador social es un primer paso común en el camino para convertirse en gestor de casos. Como trabajador social de nivel inicial, el nuevo empleado se encargará de los casos bajo la supervisión de un gestor de casos mientras sigue aprendiendo las habilidades necesarias para que su carrera progrese.

Certificaciones

Las certificaciones demuestran las habilidades de un gestor de casos y ayudan a avanzar en su carrera. Entre las certificaciones que se obtienen con más frecuencia se encuentran:

Trabajador social con licencia de bachillerato (LBSW)

Esta licencia administrada por el estado es el primer nivel de certificación disponible para los trabajadores sociales. Los profesionales que trabajan con la licencia LBSW suelen desempeñar trabajos de nivel básico que no prestan servicios directamente a los clientes. Los prerrequisitos para este examen incluyen una licenciatura en trabajo social de una universidad acreditada y la aprobación del examen de nivel de licenciatura de la Asociación de Consejos de Trabajo Social (ASWB).

Licencia de Maestro Trabajador Social (LMSW)

El nivel secundario de licencia para los trabajadores sociales requiere un título de maestría y la aprobación del examen de nivel de maestría de la ASWB. Los profesionales que poseen esta licencia pueden trabajar en una gran variedad de campos a nivel de dirección. Los requisitos de renovación de esta licencia varían según el estado.

Trabajador social clínico con licencia (LCSW)

Los profesionales que prestan servicios de evaluación, diagnóstico y tratamiento directamente a los clientes deben tener una licencia de trabajador social clínico. Los requisitos previos para esta certificación incluyen un título de máster pertinente y de dos a tres años de experiencia en trabajo social clínico supervisado. Esta licencia se administra a nivel estatal y los requisitos varían según el estado.

Comisión para la Certificación de Gestores de Casos (CCMC)

Esta certificación de alto nivel, administrada por la Comisión Nacional de Agencias Certificadoras (NCCA), requiere una formación relevante y experiencia laboral profesional para poder presentarse al examen. El proceso de certificación CCM incluye una rigurosa revisión de la experiencia de un gestor de casos s. El CCMC tiene una validez de cinco años, y un trabajador social debe acumular 80 horas de formación continua para renovar su licencia.

Habilidades

Un gestor de casos con éxito tendrá que poseer una serie de habilidades y cualidades, entre las que se incluyen:

  • Habilidades analíticas: Esto requiere la capacidad de evaluar datos y asesorar a la organización o a los clientes sobre los programas actuales y las iniciativas potenciales. Un trabajador social revisará la eficacia de los programas de sus clientes o de la organización para garantizar que el cliente alcance el mejor nivel de bienestar posible.

  • Comunicación: Esta habilidad incluye las interacciones escritas y verbales con otras personas en el lugar de trabajo. Unas sólidas habilidades de comunicación incluyen la capacidad de articular planes, pensamientos y calendarios en correos electrónicos y a través de presentaciones verbales. Los gestores de casos deben ser capaces de comunicar el plan de bienestar de un cliente a ellos, a sus familias y a cualquier proveedor de atención pertinente.

  • Liderazgo: Un líder proporciona orientación y tutoría a los demás. También debe ser capaz de motivar a su equipo para que se esfuerce en alcanzar los objetivos de sus clientes. Un gestor de casos con éxito puede dirigir con confianza un equipo de trabajadores sociales y proveedores de atención, lo que ayuda a garantizar una atención de calidad para los clientes.

  • Solución de problemas: Esta habilidad implica identificar y resolver rápidamente cualquier problema potencial en el plan de tratamiento de un cliente. El gestor de casos debe asegurarse de que el cliente reciba una atención estable y de calidad y resolver de forma proactiva los problemas que vayan surgiendo.

  • Gestión del tiempo: Los gestores de casos manejan muchos clientes, organizaciones e instalaciones al mismo tiempo y deben priorizar sus tareas de forma adecuada. Deben ser capaces de gestionar su tiempo y los horarios de las citas de forma eficaz para garantizar que todos los clientes reciben servicios de calidad.

  • Empatía: Las personas con esta cualidad muestran comprensión hacia las emociones de los demás y reaccionan de forma adecuada. Los gestores de casos deben mantener el respeto y la comprensión de la situación de cada cliente.

Entorno de trabajo de los gestores de casos

Los gestores de casos trabajan en una gran variedad de entornos, como clínicas, oficinas, hospitales y centros de acogida. Su jornada laboral varía mucho, pero a menudo incluirá lo siguiente:

  • Sentarse en un escritorio con un ordenador, reunirse con clientes o completar el papeleo
  • Conducir entre instalaciones y clínicas para comprobar el estado de los clientes
  • Pararse y caminar por una clínica con un cliente
  • Visitar a los clientes hogares según sea necesario

Cómo convertirse en un gestor de casos

Estos son los pasos más comunes para convertirse en un gestor de casos cualificado:

  1. Proseguir la educación. Revise los requisitos educativos para los puestos de gestor de casos en el sector que más le interese y obtenga el título pertinente que se suele exigir. La mayoría de los gestores de casos también obtienen un título de máster para aumentar sus oportunidades laborales.

  2. Obtenga las certificaciones requeridas. Considere la posibilidad de presentarse al examen para obtener la licencia de bachillerato después de completar su licenciatura. Si obtiene un título de máster, puede presentarse al examen de licencia de maestro de trabajo social. Estar en posesión de cualquiera de estas licencias le permitirá empezar a trabajar en el sector que prefiera y mostrar su motivación a un posible empleador.

  3. Busque puestos vacantes. Busque puestos de trabajo en servicios sociales disponibles cerca de usted. Si acaba de entrar en la fuerza laboral, busque trabajos de trabajo social y otros relacionados con el trabajo de casos para acumular experiencia de cara a convertirse en gestor de casos.

  4. Escriba un currículum sólido. Cree un currículum que incluya su educación, experiencia relevante, habilidades y cualquier certificación que haya obtenido. Considere la posibilidad de utilizar el lenguaje de las descripciones de los puestos de trabajo para describir su experiencia y sus habilidades, con el fin de alinear mejor sus cualificaciones con las expectativas de sus posibles empleadores.

  5. Prepárese para su entrevista. Cuando se entreviste para un puesto de trabajo en gestión de casos, es importante destacar sus habilidades de liderazgo y comunicación, así como cualquier certificación que posea. Prepárese para compartir amplios ejemplos de planes de rehabilitación de clientes con éxito y cómo ha colaborado con los centros en funciones anteriores.

Ejemplo de descripción de trabajo de gestor de casos

Nuestro centro de rehabilitación está buscando un gestor de casos con experiencia para encargarse de la admisión de clientes y supervisar a nuestro equipo de proveedores de servicios. Esta función desempeña un papel fundamental en los primeros pasos de nuestros nuevos clientes en nuestro centro, evaluando su estado de salud actual y recomendando un plan de bienestar. En este puesto, se asociará con otro personal clínico certificado para proporcionar una atención de alta calidad a entre 10 y 25 clientes al día, tanto en sesiones individuales como de grupo. Para este puesto se requiere una certificación LCSW o CCM y un mínimo de tres años de experiencia en la prestación de atención clínica. Preferimos un título de máster en enfermería o trabajo social. Si tiene una gran capacidad de comunicación, análisis y trabajo en equipo, queremos saber de usted.

Carreras afines

  • Coordinador de programas
  • Trabajador social
  • Trabajador social escolar
  • Profesional de apoyo directo