Aprenda a ser ginecólogo

Infórmate sobre los requisitos y expectativas del trabajo de ginecologo, incluyendo el salario, la formación y la experiencia.

¿Qué hace un ginecólogo?

Un ginecólogo es un profesional de la salud especializado en el bienestar reproductivo femenino. Algunos ginecólogos también se convierten en obstetras, los profesionales médicos cualificados para supervisar el embarazo y dar a luz, obteniendo el calificativo de OB/GYN.

Los ginecólogos suelen tener las siguientes responsabilidades:

  • Reunirse con las pacientes para las revisiones y pruebas anuales o de rutina, incluidas las pruebas de detección de cáncer, las pruebas de ITS y el control de la fertilidad

  • Diagnosticar las afecciones reproductivas femeninas, como las ITS, el síndrome de ovario poliquístico endometriosis y otras

  • Prescribir anticonceptivos y otros medicamentos para controlar el bienestar reproductivo o tratar las ITS

  • Ordenar pruebas adicionales o remitir a las pacientes a especialistas para el tratamiento de las afecciones médicas que afectan al sistema reproductivo

  • Monitorear otras afecciones que afectan a la salud reproductiva, incluyendo la diabetes, las enfermedades cardíacas y el control del peso

  • Educar a los pacientes en materia de planificación familiar, fertilidad y prevención

  • Documentar las citas de los pacientes para mantener la exactitud de su historial médico y la facturación

Salario medio

Los salarios de los ginecólogos dependen de su ubicación geográfica así como de la organización que los emplea. Los años de experiencia y la especialización profesional también pueden influir en los ingresos. Para obtener la información salarial más actualizada de Indeed, haga clic en el enlace de salarios.

  • Salario común en EE.UU. : 188.100 dólares al año
  • Los salarios oscilan entre 61.000 y 538.000 dólares al año

Requisitos de los ginecólogos

Estos profesionales suelen necesitar ciertas cualificaciones para conseguir un empleo, entre las que se incluyen las siguientes:

Educación

Estos profesionales de la medicina suelen comenzar su formación con una licenciatura de cuatro años en ciencias premédicas, como biología, química u otra disciplina relevante. Los programas de pre-medicina suelen ofrecer cursos de anatomía y fisiología, biología, física y química, mientras que una licenciatura s suele requerir cursos de educación general que proporcionen una formación completa, incluyendo clases de comunicación, artes liberales y humanidades y ciencias sociales. Todos estos cursos pueden proporcionar a los futuros ginecólogos una formación diversa que les prepare para los estudios de posgrado y el trabajo con los pacientes.

Después de obtener su licenciatura, estos profesionales se presentan al examen de admisión a la facultad de medicina (MCAT) para ser aceptados en un programa de la escuela de medicina. Estos exámenes evalúan a los estudiantes en sus conocimientos básicos necesarios para tener éxito en la facultad de medicina, como las ciencias de la salud, el pensamiento analítico y el razonamiento. Las puntuaciones aceptables para aprobar el examen dependen de los requisitos de la facultad de medicina.

Los programas de las facultades de medicina suelen tener una duración de cuatro años y en los dos primeros se imparten cursos y se realizan exámenes que cubren los conocimientos y la terminología más avanzados de las ciencias médicas. En el tercer y cuarto año, los estudiantes suelen realizar una serie de rotaciones clínicas en las que observan a los profesionales actuales en una variedad de disciplinas y practican como médicos en formación. Normalmente se requieren rotaciones con experiencia en obstetricia y ginecología.

Formación

Los ginecólogos obtienen gran parte de su formación inicial a través de experiencias clínicas durante sus programas de postgrado. La mayoría de los programas exigen a los estudiantes de medicina que completen un determinado número de horas de rotaciones clínicas que se ajustan a las normas nacionales de los programas de las facultades de medicina. Tras completar su doctorado, estos profesionales optan por especializarse y realizar una residencia de cuatro años en ginecología.

Durante esta experiencia, los residentes de ginecología practican junto a médicos más experimentados, ginecólogos, obstetras y enfermeras. Proporcionan atención primaria y preventiva a las pacientes y consultan con otros ginecólogos los diagnósticos y tratamientos de las pacientes. Los horarios de las residencias son cada vez más flexibles y requieren largas horas, a menudo durante los fines de semana y por la noche, dependiendo del horario del centro sanitario en el que realicen el programa de residencia.

Después de la residencia, algunos profesionales optan por ampliar su formación en una beca para obtener más horas de práctica médica supervisada que les capacite mejor para presentarse a los exámenes necesarios para convertirse en ginecólogos con licencia completa. Las becas, que suelen ser programas de tres años, pueden realizarse en muchos hospitales de EE.UU. y ofrecen a estos profesionales de la medicina más oportunidades para especializar aún más su práctica médica.

Certificaciones

Estos profesionales deben estar autorizados en el estado en el que ejercen. Después de la residencia, estos profesionales deben aprobar el Examen de Licencia Médica de EE.UU. (USMLE) y presentar una prueba de educación, formación clínica y formación de residencia completa a la junta de su estado. Además, muchos ginecólogos obtienen la certificación de la Junta Americana de Obstetricia y Ginecología (ABOG) presentando pruebas de educación y formación, así como aprobando un examen oral y escrito.

Otras certificaciones suelen demostrar la especialización de un ginecólogo' en un determinado tipo de problema de bienestar reproductivo femenino y requieren una formación adicional posterior a la residencia, a menudo en forma de beca especializada. Entre estas certificaciones se encuentran las siguientes, ofrecidas por la ABOG:

  • Oncología Ginecológica: Estos profesionales pueden especializarse en el diagnóstico, el tratamiento y la investigación de los cánceres de ovario, útero y otros del sistema reproductor femenino.

  • Endocrinología reproductiva e infertilidad: Los ginecólogos pueden especializarse en el diagnóstico y tratamiento de mujeres con problemas de fertilidad, incluyendo la infertilidad y las anomalías hormonales.

  • Medicina pélvica femenina y cirugía reconstructiva: Estos profesionales pueden especializarse en el tratamiento de pacientes femeninas que han experimentado afecciones afectadas por la pérdida de fuerza en las estructuras pélvicas.

Para aquellos que quieran mantener su certificación de especialidad profesional, se les exige que completen rigurosas oportunidades de formación continua que incluyan los avances y conocimientos médicos más actualizados en su campo de especialización.

Habilidades

Estas son las habilidades y cualidades más útiles que utilizan los ginecólogos para tratar eficazmente a sus pacientes:

Comunicación

Estos profesionales de la medicina deben ser capaces de adaptar su estilo de comunicación para ajustarse mejor a las necesidades de sus pacientes, incluso en situaciones en las que la paciente pueda experimentar malestar. También son responsables de proporcionar información clara y práctica a los pacientes sobre la prevención y el tratamiento, por lo que deben ser capaces de utilizar una comunicación verbal y escrita eficaz para traducir la terminología médica en consejos e instrucciones fáciles de entender para garantizar que los pacientes reciban la atención más completa.

Habilidades de liderazgo

Los ginecólogos pueden motivar a los pacientes durante el tratamiento e infundirles confianza y seguridad en sus capacidades médicas. Además, deben utilizar su capacidad de enseñanza para educar a las pacientes en materia de prevención y tratamiento para garantizar que se sientan capacitadas para mantenerse sanas.

Empatía

Deben procurar proporcionar una atención que aborde las necesidades únicas de cada paciente, incluidas las emocionales y las médicas. Los ginecólogos suelen emplear la paciencia y la escucha activa para comprender plenamente cómo se siente una paciente, cuáles pueden ser sus preocupaciones y preguntas y para proporcionar la atención más eficaz y eficiente posible.

Atención al detalle

Estos profesionales de la medicina también utilizan la empatía para evaluar los síntomas de la paciente y descubrir anomalías o aquellas que puedan indicar diagnósticos específicos. Emplean la atención al detalle cuando evalúan el estado de una paciente para asegurarse de que se tienen en cuenta todas las posibilidades y de que cada síntoma se aborda adecuadamente.

Resolución de problemas

Los ginecólogos utilizan la capacidad de resolución de problemas, el análisis y el pensamiento crítico para identificar la causa de los síntomas de la paciente y asignar el tratamiento adecuado. También prevén el mayor número de resultados posibles para los tratamientos y las estrategias de prevención para educar a los pacientes y garantizar el mantenimiento de su salud.

Entorno de trabajo del ginecólogo

Estos profesionales de la medicina suelen trabajar en consultas privadas, a menudo con otros ginecólogos u obstetras/ginecólogos y profesionales de la enfermería. Algunos trabajan en hospitales, clínicas y otras organizaciones sanitarias, a menudo junto a otros profesionales médicos, como ginecólogos y obstetras, enfermeras, médicos, asistentes médicos y otros especialistas.

Mucho de su trabajo puede implicar reunirse con pacientes, realizar pruebas y procedimientos invasivos y no invasivos y documentar con precisión las citas de los pacientes. Los que trabajan en la práctica privada y tienen pacientes en el hospital para su tratamiento pueden desplazarse para llevar a cabo la atención y el seguimiento postoperatorio, aunque muchos realizan esas sesiones en sus consultas.

Cómo convertirse en ginecólogo

Estos son los pasos básicos para seguir esta trayectoria profesional:

1. Obtenga una educación universitaria.

Considere la posibilidad de cursar una ciencia premédica, como la biología o la química, para obtener la formación científica básica para los cursos de ciencias avanzadas en la facultad de medicina. Además, los cursos de artes liberales y ciencias sociales pueden proporcionarle habilidades vitales de comunicación, empatía y pensamiento crítico. Este paso suele durar un total de cuatro años.

2. Cursar un doctorado en medicina.

Después de los estudios de grado, realice el MCAT y solicite el ingreso en la facultad de medicina. Complete los cursos avanzados de ciencias médicas, incluyendo clases con elementos de laboratorio e investigación. Este trabajo de curso le prepara para las habilidades de resolución de problemas y los profundos conocimientos científicos necesarios como profesional de la medicina. La facultad de medicina suele durar otros cuatro años.

3. Completar la formación clínica.

Mientras esté en la facultad de medicina, aproveche las rotaciones clínicas que le ofrezca su programa para perfeccionar las habilidades de comunicación con el paciente, además de aplicar de forma práctica sus conocimientos de ciencias médicas para diagnosticar y tratar a los pacientes. Este paso tarda dos años en completarse.

4. Terminar una residencia de cuatro años.

Continúe con una residencia médica en ginecología para completar toda la formación inicial necesaria para comenzar el proceso de obtención de la licencia. Durante la residencia, considere la posibilidad de determinar si desea especializarse en un aspecto de la ginecología que se ajuste a sus objetivos profesionales y a sus intereses médicos.

5. Obtenga la licencia para ejercer.

Pase el USMLE y cumpla los requisitos de su estado para obtener la licencia médica completa. Considere también la posibilidad de obtener la certificación en ginecología a través de la ABOG.

6. Considere la posibilidad de especializarse profesionalmente.

Después de obtener la licencia para ejercer, considere la posibilidad de especializar aún más su práctica ginecológica a través de una beca de tres años en especializaciones como la oncología ginecológica y la endocrinología reproductiva.

Ejemplo de descripción del puesto de ginecólogo

La Dra. Sarah Connor, ginecóloga y obstetra, busca un ginecólogo con experiencia para educar a las pacientes en el bienestar reproductivo, llevar a cabo revisiones preventivas y proporcionar una atención médica integral, que incluya el diagnóstico, los tratamientos prescritos y holísticos y las derivaciones a especialistas cuando sea necesario. Trabajando junto a las enfermeras ginecológicas y otros dos ginecólogos y obstetras, el nuevo médico compartirá las pacientes actuales y las nuevas que lleguen. La candidata cualificada debe estar autorizada para ejercer la ginecología en Nuevo México, estar certificada por la ABOG y tener al menos dos años de experiencia, ya sea en una beca, en otra consulta o en un hospital.

Carreras relacionadas