12 Consejos para superar la indecisión

La toma de decisiones es una habilidad esencial que utilizarás a lo largo de tu carrera. Cuando necesitas tomar una decisión importante o sientes que tienes demasiadas opciones, puedes sentirte indeciso. Entender este concepto y cómo vencerlo puede ayudarte a desarrollar un proceso de toma de decisiones más eficiente y seguro. En este artículo, hablamos de la indecisión y ofrecemos 12 consejos para ayudarle a superar este sentimiento.

15 formas de mejorar tu capacidad de decisión

¿Por qué es importante superar la indecisión?

Es importante superar la indecisión porque puede retrasar la toma de decisiones o provocar la inacción. La toma de decisiones es una habilidad crucial en tu vida profesional porque puede tener un impacto en tu carrera, como determinar si aceptas una oferta de trabajo.

Dependiendo de su función en el trabajo, es posible que tenga que tomar decisiones que afecten a sus compañeros o a la organización. Eliminar la indecisión en tu carrera te hace sentir más seguro y eficiente en tu proceso de toma de decisiones y te ayuda a rendir más en el trabajo, a crear relaciones más fuertes y a mejorar tu autoestima en general.

Relacionado: ¿Por qué la toma de decisiones es una habilidad de liderazgo importante?

12 consejos para superar la indecisión

Aquí tienes 12 consejos que puedes utilizar para superar esta sensación:

1. Reconocer los resultados de la indecisión

Piensa en cómo puede afectarte a ti y a otras personas la falta de toma de decisiones, sobre todo si conlleva impactos negativos. Por ejemplo, es posible que tengas que elegir un nuevo software de contabilidad para tu empresa, y dedicar demasiado tiempo podría afectar a la productividad de tu equipo. Una vez que reconozcas las posibles consecuencias de tu inacción, puede ayudarte a motivarte para centrarte en este objetivo y tomar una decisión.

2. Céntrate en los beneficios de cada opción

Al considerar los beneficios de cada opción, puede determinar qué opción representa el mejor resultado posible en función de los aspectos positivos que proporciona. Identificar los posibles resultados positivos de su decisión también puede ayudarle a sentirse más seguro de haber tomado la decisión correcta.

3. Comprender el alcance de tus decisiones

Comprender el impacto que pueden tener sus decisiones puede ayudarle a contrarrestar su indecisión. A veces, una decisión que puede parecer importante en su alcance puede ser menor en la realidad, pero la sensación de impacto importante puede haberle impedido tomar la decisión. Llevar a cabo una investigación y un análisis detallados puede ayudarte a sentirte más cómodo y seguro sobre tu decisión en función de sus repercusiones.

Por ejemplo, si decide implantar una nueva política de ciberseguridad, es posible que asuma que la revisión de los sistemas de su empresa requiere grandes costes monetarios y de mano de obra. Sin embargo, dedicar tiempo a investigar los costes y el impacto de esta decisión puede mostrarle que los costes son más mínimos de lo esperado, y que puede completar el trabajo en sólo unas semanas.

4. Escriba cada opción

A veces, resulta útil utilizar representaciones visuales para entender tus opciones. Por ejemplo, puedes utilizar una lista de pros y contras para detallar cada opción y sus ventajas y posibles dificultades. Este método te permite conectar y visualizar las ideas y los resultados, ayudándote a tomar decisiones más meditadas.

Anotar las cosas también puede mejorar su concentración durante el proceso de toma de decisiones, ya que le permite pensar y perfilar los diferentes aspectos de cada opción. Durante este proceso, es posible que identifique o aprenda algo de lo que no se había dado cuenta antes.

Relacionado: Cómo crear una lista de prospección significativa

5. 9. Crear plazos personales

Establecer plazos también puede ayudarte a combatir la indecisión, ya que te proporciona una forma de rendir cuentas. Algunas decisiones pueden venir acompañadas de plazos, como aceptar o rechazar una oferta de trabajo. Ponte plazos realistas que te permitan investigar tus opciones y sus posibles resultados.

Dependiendo de sus preferencias, puede compartir sus plazos para mejorar su responsabilidad. Saber que los demás están supervisando tu progreso o que confían en tu decisión dentro de un plazo concreto puede motivarte a actuar.

6. Trabaja en tu autoestima

Si no tienes confianza en ti mismo, puede resultarte difícil sentirte seguro de las decisiones que tomas. Puedes encontrar muchas actividades o técnicas para aumentar tu confianza, como dedicar tiempo a practicar el autocuidado y centrarte en tus cualidades positivas.

Cuando te encuentres con pensamientos negativos, sustitúyelos por autoafirmaciones que destaquen tus habilidades y talentos. Por ejemplo, cuando tenga dudas sobre una decisión, piense en decisiones anteriores que ha tomado y en los resultados positivos que le han proporcionado. Cuando reconozcas estos éxitos, te resultará más fácil confiar en ti mismo y en tu capacidad para tomar decisiones.

Relacionado: Cómo construir la confianza en sí mismo: 5 consejos clave

7. Practique técnicas de gestión del estrés

Sentirse estresado puede llevar a la indecisión porque hace más difícil concentrarse en las opciones y los posibles resultados. Hay muchas técnicas de gestión del estrés que puedes probar, como descansar bien por la noche o realizar ejercicios de respiración.

Entender cómo gestionar su estrés puede ayudar a su rendimiento en el trabajo, ayudándole a sentirse fresco y con la mente despejada. Al eliminar la distracción del estrés, puedes centrarte en las decisiones que tienes que tomar y analizar tus elecciones con más detenimiento.

Relacionado: 16 consejos para cuando estés estresado por el trabajo

8. Utilice el proceso de eliminación

Puedes encontrarte con la indecisión cuando tienes demasiadas opciones a tu disposición. El proceso de eliminación le ayuda a reducir sus opciones estableciendo parámetros y eliminando todo lo que no se ajuste a ellos.

Por ejemplo, si estás haciendo un cambio de carrera, puedes establecer parámetros relacionados con el salario, el horario, el entorno de trabajo o las habilidades que quieres utilizar. Después, puedes comparar cada carrera con tus parámetros y eliminar las opciones que no los cumplan.

9. Pida ayuda

Pedir consejo a tus compañeros, amigos o familiares puede ayudarte a sentirte más seguro de tus decisiones. Cuando confías en otras personas, te permite reconocer diferentes perspectivas y conocer beneficios o impactos que no habías considerado inicialmente. Si están de acuerdo con tu proceso de pensamiento, también puede hacerte sentir más apoyado y cómodo cuando tomes la decisión final.

10. Tómese un descanso

A veces, ayuda tomarse un descanso en el proceso de toma de decisiones y volver a él cuando se sienta más descansado o relajado. Por ejemplo, si estás eligiendo entre los patrocinadores para tu próxima promoción, puedes salir a correr o a caminar. El ejercicio puede ayudar a aumentar el flujo sanguíneo al cerebro y podría mejorar su claridad mental.

11. Comprender las emociones asociadas a cada decisión

Tus emociones pueden desempeñar un papel importante en la toma de decisiones. Aprende a reconocer y analizar estas emociones para comprender su efecto en el proceso. Si una opción le produce una fuerte reacción emocional negativa, puede significar que debe elegir otra cosa. En cambio, una opción que te hace sentirte emocionado sugiere un camino potencialmente mejor.

12. Lanza una moneda

Lanzar una moneda representa una solución sencilla para decidir entre dos opciones. Como la moneda tiene dos caras, tienes un 50% de probabilidades para cada resultado. Puedes considerar esta opción cuando te sientas cómodo con ambos resultados o no encuentres diferencias significativas entre ellos.

Por ejemplo, puede lanzar una moneda al aire para decidir dónde celebrar un almuerzo de equipo. Los resultados de un lanzamiento de moneda también pueden ayudar a resolver sus sentimientos de indecisión. Si se siente decepcionado por el resultado que recibe, podría indicar que prefería la otra opción.

Te recomendamos

Políticas de trabajo flexible: Definición, tipos y consejos

Comprender los gastos de contratación: ¿Cuánto cuesta contratar a un empleado?

Tipos de itinerarios de ingeniería informática (con niveles de titulación y consejos)

¿Cuáles son los 7 pasos del proceso de diseño de ingeniería?

Cómo decidir si una semana laboral comprimida es adecuada para ti

Plan de continuidad del negocio: Qué es y cómo hacer uno