Cómo tener éxito en la escuela de enfermería

La decisión de matricularse en una escuela de enfermería es un paso emocionante hacia tu carrera sanitaria. El programa te dará la formación, la educación y las conexiones que necesitas para comenzar tu carrera profesional. Aunque esta fase de tu vida será un reto, hay varias formas de prosperar.

En este artículo, abordamos Cómo tener éxito en la escuela de enfermería.

¿Por qué estudiar enfermería?

La profesión de enfermero está creciendo a un ritmo más rápido que el mercado laboral en general. Los trabajos de enfermería también pueden ser muy lucrativos. Las carreras de enfermería pueden desarrollarse en un amplio abanico de entornos, como oficinas, hospitales, residencias de ancianos y centros de atención sanitaria a domicilio. Una vez que termines un programa de enfermería, se te abrirán muchas posibilidades apasionantes.

Cómo terminar con éxito la escuela de enfermería

Una vez que te hayas comprometido a asistir a la escuela de enfermería, aquí tienes algunos consejos para tener éxito:

1. Planifique su tiempo y trabaje en la creación de un horario

Haz una lista de todo lo que tienes que hacer en una semana, incluyendo el estudio, el trabajo y las tareas domésticas. No te olvides de reservar tiempo para relajarte y pasar tiempo con la familia. Una vez que tengas esa lista,  programa tiempo para realizar todas tus actividades. Cuanto más planifiques, menos estrés sentirás y más probable será que lo hagas todo. Además, comparta su horario con su familia para que puedan apoyarle y planificar con usted.

2. Estudiar con eficacia

Al comenzar la escuela de enfermería, tómate un tiempo para pensar en qué tipo de estudiante has sido en el pasado. ¿Cuándo y dónde estudias mejor? ¿La música te ayuda a concentrarte o te distrae? ¿Recuerdas mejor las cosas cuando las lees o cuando las escuchas? Saber qué tipo de estudiante eres te ayudará a averiguar cómo estudiar de forma más eficaz.

Mientras te preparas para estudiar, crea un espacio organizado y despejado para estudiar en tu casa o encuentra un buen lugar para estudiar fuera de ella si eso te ayuda a evitar distracciones. Las cafeterías suelen ser lugares estupendos para esta actividad y muchas ofrecen WiFi que te será útil mientras trabajas.

Es habitual que los estudiantes de enfermería estudien juntos para los exámenes. Prueba a trabajar con tus compañeros para ver si esa estrategia te funciona. Recuerde que sus compañeros saben lo que está experimentando y pueden ofrecerle consejo y simpatía. También es posible que tú y tus compañeros queráis trabajar juntos y planificar las tareas más importantes. Presupuesten su tiempo y dividan los proyectos grandes en tareas más pequeñas con fechas de entrega individuales. Crear tus propios plazos te ayudará a mantenerte en la tarea. Por último, si te cuesta mantener la concentración, prueba la estrategia 45-15. Programa un temporizador para 45 minutos y concéntrate, sin distracciones, durante esos 45 minutos. Después, tómate un descanso de 15 minutos. Los estudios demuestran que tomarse un descanso le ayudará a recordar más. Invertir en pequeños descansos puede dar grandes resultados.

3. Establecer pequeños objetivos

Para conseguir y mantener una actitud positiva, evita empezar tu viaje con el único objetivo de obtener un título. En su lugar, establece objetivos más pequeños que te ayuden a conseguir ese objetivo mayor. Por ejemplo, podrías fijarte el objetivo de encontrar una hora para estudiar cada día, o podrías fijarte el objetivo de sacar una nota alta en tu próximo examen. Los objetivos pequeños y manejables te ayudarán a sentirte bien y a mantener la motivación;

4. Manténgase saludable

Mientras aprendes sobre la dieta y el ejercicio en clase, asegúrate de aplicar esa información para mantenerte sano. Programa tiempo para tomar aire fresco y hacer ejercicio. Además, una dieta sana puede ayudarte a combatir las enfermedades contagiosas a las que probablemente estarás expuesto en tu nueva profesión.

Parte de la salud consiste en dormir lo suficiente, lo que puede ser un reto cuando se compaginan los estudios con el resto de la vida. Sin embargo, es importante porque los estudios demuestran que dormir una media de siete a nueve horas puede suponer una mayor capacidad para comprender y retener nueva información.

5. Pedir ayuda

Las personas que se dedican a la ayuda a veces se resisten a pedirla, pero es realmente importante durante esta época difícil. No dude en pedir ayuda a sus profesores cuando tenga problemas con materiales complejos o intente gestionar todas las responsabilidades de la escuela. Además, no olvides pedir apoyo a tus amigos y familiares, tanto si necesitas que te echen una mano como si solo te escuchan desahogarte. La enfermería puede ser emocionalmente agotadora, y es importante que te sientas cómoda pidiendo apoyo cuando lo necesites;

6. Recompénsese a sí mismo

Dedica algún tiempo a pensar en cómo puedes recompensarte a lo largo de la escuela de enfermería, ya sean grandes o pequeñas recompensas. Tal vez quieras hacer una escapada de fin de semana o comprarte un regalo caro. O si prefieres recompensas más pequeñas, que sea un café especial los viernes o una relajante ducha caliente al final de un largo día. Tómese el tiempo necesario para premiarse a sí mismo. Te ayudará a seguir trabajando y a mantenerte positivo.

¿Cuáles son algunos de los retos a los que te puedes enfrentar mientras estudias enfermería?

Uno de los principales retos de la escuela de enfermería es equilibrar tus compromisos con tu familia y tus amigos con tus responsabilidades académicas. Muchos de los estudiantes de enfermería de hoy en día se consideran «no tradicionales», lo que significa que no salen directamente de la escuela secundaria y que a menudo tienen otros compromisos fuera de la escuela.

Estos estudiantes mayores tienen mucho que ofrecer a sus pacientes porque tienen muchas experiencias vitales, pero esos compromisos adicionales también pueden suponer retos adicionales. En primer lugar, hay’una cantidad increíble de material que aprender mientras se obtiene el título. También tendrás que adaptarte a unos horarios de trabajo poco habituales, ya que los turnos de enfermería son de 24 horas al día. También tendrás que mantenerte económicamente mientras estudias, y querrás seguir teniendo tiempo para tu familia y amigos. Y lo que es más importante, tendrás que mantenerte sano para poder cumplir todos estos objetivos. Estos retos pueden parecer abrumadores, pero merece la pena superarlos.