12 formas de tomar mejores decisiones

Con la mayoría de las cosas que haces, especialmente en el trabajo, es probable que pases por un proceso de toma de decisiones. Con el tiempo, deberías desarrollar las habilidades para tomar mejores decisiones basándote en experiencias pasadas y en cualquier conocimiento nuevo. Todavía hay pasos que puedes dar para aprender a tomar mejores decisiones para ti, tu futuro y tu lugar de trabajo. En este artículo, exploramos 12 formas de tomar mejores decisiones.

¿Por qué es importante para tomar mejores decisiones?

Es importante tomar mejores decisiones por muchas razones, como tener un mayor sentido de sí mismo, aprender de las experiencias, destacar entre sus compañeros de trabajo, aumentar su confianza y mostrarse como profesional.

12 consejos para tomar mejores decisiones

Aquí tienes 12 cosas que puedes hacer para tomar mejores decisiones:

1. Intente no pensar demasiado

Toda decisión debe ser objeto de reflexión, ya que hay que sopesar los pros, los contras, las consecuencias y todas las opciones disponibles, pero pensar demasiado puede impedir que se tome una decisión definitiva. Es importante ser capaz de llegar a una conclusión sin pasar demasiado tiempo evaluando todo. Pensar demasiado puede hacer que tomes una decisión que normalmente no hubieras tomado y, al mismo tiempo, causarte un estrés excesivo.

Cuanto más pienses, más probable será que introduzcas la duda en tu proceso de toma de decisiones, lo que puede convertirse en un patrón y afectar a las futuras decisiones que tengas que tomar. Si te cuesta tomar una decisión, aléjate de ella y vuelve cuando tengas la mente más clara.

2. Cuida de ti mismo

El sueño y la ingesta de agua pueden afectar a la claridad mental y a la concentración y repercutir en la capacidad de tomar decisiones. Intenta dormir entre siete y nueve horas de calidad por noche. Para conseguirlo, intente dejar de utilizar los aparatos electrónicos justo antes de acostarse y considere la posibilidad de utilizar una máquina de ruido blanco para que le arrastre y le mantenga dormido. Durante el día, bebe ocho vasos de agua. Puede que te resulte más fácil beber si mantienes una botella de agua junto a ti en todo momento. Si te cuesta beber agua, intenta ponerle fruta para que sea más agradable.

3. Quítese de encima la situación

Si quieres tomar mejores decisiones, puede ser útil que te permitas ser un observador externo de la situación. Cuando lo haces, es más probable que pienses en todas las demás opciones e incluso que estés más abierto a considerar compromisos, lo que puede ser especialmente útil cuando tu decisión afecta a otros. A veces hay muchas emociones en el proceso de decisión, y alejarse de la situación, incluso durante un breve periodo de tiempo, puede ayudarte a volver a centrarte y a ver los hechos que tienes delante.

4. No rehúyas tus errores

Una de las mejores maneras de tomar mejores decisiones es afrontar los errores y aprender de ellos. Cometer errores no es necesariamente algo negativo, ya que pueden darte más confianza en tus capacidades para tomar decisiones en el futuro basadas en tus experiencias.

Relacionado: Pasos a seguir después de cometer errores en el trabajo

5. Examine lo contrario de su decisión

Antes de seguir adelante con lo que cree que es su decisión final, asegúrese de que ha considerado todo lo contrario. Es importante estar seguro de tus decisiones, por lo que al examinar otras opciones, puedes ganar confianza en que estás tomando la decisión correcta o se te ocurren opciones diferentes en las que no habías pensado. Cuando te cuestionas a ti mismo, también estás desafiando cualquier creencia que hayas tenido durante mucho tiempo y que pueda haber enturbiado tus decisiones pasadas. Examinar las opciones le ayuda a tomar decisiones bien fundadas y a crecer como responsable de la toma de decisiones.

6. Pida opiniones

Existe un delicado equilibrio con el que debes tener cuidado cuando pidas opiniones durante tu proceso de decisión. Algunos comentarios pueden ser muy valiosos, sobre todo si proceden de personas que han estado en tu misma situación y pueden contarte su resultado o a quienes admiras por su experiencia y conocimientos sobre un tema concreto. También es eficaz pedir la opinión de aquellas personas a las que afectará directamente su decisión, ya que podrán darle la perspectiva que usted aún no tiene.

Sin embargo, un exceso de opiniones puede dificultar aún más tu decisión, ya que te proporciona demasiadas opiniones diferentes que te resultarán difíciles de conciliar.

7. Asesórese a sí mismo

Para tomar mejores decisiones, haz como si estuvieras aconsejando a un amigo sobre cómo proceder. De este modo, te alejas de la situación lo suficiente como para ser más objetivo en tu decisión. Puede ser mucho más fácil aconsejar a un amigo que decidir sin él, además de que puedes descubrir que eres más amable contigo mismo y tienes una actitud más positiva respecto a tu papel en la toma de decisiones importantes.

8. Gestiona tus emociones

Las emociones deben desempeñar un papel en la toma de decisiones, pero es necesario asegurarse de que se actúa con inteligencia emocional si se quiere tomar mejores decisiones. Al igual que existe un delicado equilibrio a la hora de pedir opiniones, lo mismo ocurre con la gestión de las emociones. Demasiadas emociones pueden nublar tu juicio, haciéndote tomar decisiones que no habrías tomado si hubieras pensado de forma más racional.

Esto se aplica tanto a las emociones positivas como a las negativas. Por ejemplo, si estás demasiado entusiasmado con algo, no querrás tomar decisiones precipitadas basadas en tu entusiasmo en lugar de basarte en cómo se verá este elemento cuando se ponga en práctica.

9. Sopese las consecuencias a corto y largo plazo

Casi todas las decisiones tienen consecuencias a corto y largo plazo, y es importante pensar en ambas cuando se llega a una conclusión. Lo que puede parecer una gran decisión a corto plazo puede no ser maravillosa cuando se mira la perspectiva a largo plazo, y viceversa.

Además, asegúrese de explorar las decisiones que pueden causar cierta desorganización o incomodidad a corto plazo, pero que tienen beneficios muy provechosos a largo plazo que hacen que todo merezca la pena. Por ejemplo, si un directivo decide reestructurar la oficina, es posible que te sientas desplazado al obligar al equipo a trabajar en otro lugar mientras la oficina está en construcción, pero una vez que esté terminada, puedes estar contento con un espacio de oficina cohesionado que promueve el trabajo en equipo y la comunicación abierta.

10. Acepte la posibilidad de tomar una mala decisión

Ser un mejor tomador de decisiones implica estar dispuesto a asumir riesgos y saber que no todas las decisiones que tomes van a ser las mejores. Esta posibilidad es algo que hay que aceptar para sentirse seguro al decidir en primer lugar. Una ventaja de saber que existe la posibilidad de que tu decisión no sea la correcta es que estás más abierto a tener un plan de contingencia en caso de que las cosas no salgan bien.

11. Mantente fiel a tus valores

Cuando te mantienes fiel a tus valores durante el proceso de toma de decisiones, debería ser más fácil ver el camino que tienes delante, basando tus decisiones en tus objetivos y en cómo ves la situación a largo plazo. Además, mantenerte fiel a tus valores te da confianza y te ayuda a aceptar tu decisión incluso cuando las cosas no funcionan como esperabas.

Relacionado: Relacionado: 6 pasos para descubrir tus valores fundamentales

12. Utilice los datos

Para tomar decisiones informadas que puedas presentar a tu jefe, utiliza los datos cuando estén disponibles. Los informes de datos y análisis pueden ayudarte a tomar decisiones basadas en el historial, las tendencias y las proyecciones. Los datos te ayudan a entender cómo han funcionado los procesos en el pasado y a producir información procesable que puedes utilizar en tu beneficio.

Te recomendamos

¿Qué es el comercio minorista multicanal? (Con consejos)

Cómo convertirse en un paseador de perros

10 rasgos y 10 habilidades de los ingenieros de éxito

Cómo ser voluntario: 13 pasos para empezar a trabajar como voluntario en su comunidad

¿Qué son los términos del neto 30?

Cómo ser músico: Pasos y preguntas frecuentes