Cómo manejar a los compañeros de trabajo condescendientes

Aprender a lidiar con compañeros de trabajo condescendientes puede mejorar tu productividad y ayudarte a disfrutar más del trabajo. Independientemente del tipo de institución para la que trabajes, la capacidad de manejar a los compañeros de trabajo condescendientes puede tener un impacto directo en tus resultados laborales. Manejar a los trabajadores condescendientes es una habilidad valiosa, pero requiere investigación y paciencia.

En este artículo, analizamos los beneficios de manejar a los trabajadores condescendientes y proporcionamos pasos prácticos sobre cómo hacerlo.

Beneficios de tratar con compañeros de trabajo condescendientes

Estos son algunos de los beneficios más importantes de tratar con estos colegas:

  • Demuestra a todos tus colegas que eres el tipo de profesional y de persona que ofrece respeto a las personas que le rodean, pero que también exige el mismo nivel de respeto a todos los demás.
  • Puede reforzar el vínculo de un equipo, ya que se recuerda a todos que están en igualdad de condiciones.
  • Puede señalar el comportamiento inadecuado de un colega que no se da cuenta, ayudándole a cambiar su enfoque de las situaciones laborales.
  • Puede ayudar a otros miembros del equipo afectados por los respectivos comportamientos y que no tienen los conocimientos o la posición para decir lo que sienten.
  • Puede establecer su posición como mediador de equipos, lo que puede resultar una ventaja profesional en el futuro.

Relacionado: Cómo ser un gran compañero de trabajo

Cómo manejar a los compañeros de trabajo condescendientes

Considere la posibilidad de seguir estos pasos cuando se le presente un escenario de este tipo:

1. Tenga en cuenta que se trata de una situación puramente profesional

Lo primero que hay que hacer cuando se trata de cualquier problema interpersonal en la oficina es evitar tomárselo como algo personal. Aunque la gente tiende a sentirse instintivamente afectada por este tipo de comentarios y comportamientos, debes tener siempre presente que se trata de una situación laboral y que no va dirigida personalmente a ti.

Recordar que hay que separar siempre las situaciones profesionales de las personales puede ayudarte a evitar que te afecten ciertos comentarios y comportamientos y darte la claridad mental necesaria para afrontarlos de forma adecuada.

2. Identifique los elementos de su comportamiento

Antes de hablar del tema con tu compañero de trabajo, tienes que observarlo durante un tiempo e identificar los casos y las situaciones específicas en las que su comportamiento puede considerarse objetivamente inapropiado.

Esto puede incluir varios comentarios, acciones y otros elementos de comportamiento. Un relato detallado de estos casos puede mostrar a su colaborador que ha dedicado tiempo y energía a esta situación.

Relacionado: Cómo comunicarse mejor con los compañeros de trabajo

3. Considere el nivel de verdad de sus observaciones

Si evita tomarse la situación como algo personal, también puede analizar lo que ha dicho su compañero de trabajo y ver si sus comentarios son al menos parcialmente ciertos. Aunque no hayan transmitido su mensaje de forma constructiva, parte de él puede contener comentarios constructivos que puedes utilizar para mejorar los resultados de tu trabajo. Incluso si no encuentra ninguna verdad en sus observaciones, analizarlas puede proporcionarle argumentos lógicos para desactivarlas.

4. Mantener una actitud positiva

Aunque la mayoría de estos comportamientos y comentarios son producto de una actitud negativa, debes evitar replicar esa actitud y, en su lugar, ser tan positivo y optimista como puedas. Aunque esto suele ser más difícil en la teoría que en la práctica, hay que recordar que enfadarse y, en general, tener una actitud negativa, aunque se provoque, no es probable que resuelva la situación. Trabajar en mantener una actitud positiva en situaciones difíciles puede darte la claridad mental que necesitas para sortearlas con éxito.

5. Háblales de ello

Tras analizar sus comentarios y conseguir mantener una actitud tranquila y positiva, debes decirle directamente al compañero de trabajo que su actitud es inapropiada. Debes pedir hablar con ellos en privado, ya que este tipo de conversación suele ser más eficaz si no participan otras personas.

Antes de exponer la situación, debes hacerles saber con firmeza que tu intención no es criticarles ni atacarles, sino crear una relación abierta y sana entre ambos.

Debes utilizar un tono y un lenguaje profesionales, centrándote más en decirles cómo te han afectado sus palabras o su comportamiento, en lugar de hablar directamente de sus acciones. De este modo, hay más posibilidades de que el compañero de trabajo no se sienta acorralado y entienda que el problema es cómo afecta a los demás su comportamiento. Independientemente de su respuesta, debes mantener la calma y comprometerte a establecer una nueva base para vuestra relación profesional.

Relacionado: 10 consejos para llevarse bien con los compañeros de trabajo

6. Prepárese para la resistencia

Debe tener en cuenta que existe una gran posibilidad de que el compañero de trabajo no acepte inmediatamente que su comportamiento es inadecuado. Debes estar preparado para que te contradigan y exponer con calma tus argumentos, ya que tú has tenido más tiempo para construir tus argumentos que ellos. Si resuelves con calma y profesionalidad sus objeciones de una en una, mejorarás las probabilidades de que tu compañero de trabajo acabe aceptando que su comportamiento debe cambiar.

7. Mencione lo que aprecia de ellos

Tu compañero de trabajo también debe entender que tus problemas no son con todo lo que hacen y dicen. Puedes mantener una conversación positiva destacando las cosas que valoras de ellos, que pueden incluir tanto rasgos profesionales como personales. Esto puede mostrar a tu compañero de trabajo que tus problemas no son personales y que puedes ser objetivo en tu evaluación de ellos.

8. Intente abordar cada asunto de forma individual

Si tu compañero de trabajo admite que algunos elementos de su comportamiento han sido inapropiados, debes intentar abordar esos elementos de uno en uno, ya que mencionarlos todos a la vez puede hacer que tu compañero se sienta personalmente incómodo y a la defensiva. Hablar de un solo tema puede ayudarles a centrarse y a estar realmente interesados en resolverlo.

9. Pida ayuda a un supervisor

Si abordar con calma los problemas con tu compañero de trabajo no ha servido de nada y si el problema está afectando a tu rendimiento laboral, deberías hablarlo con tu supervisor directo. Como gerente, el manejo de los problemas de comunicación entre oficinas es una parte importante de su trabajo y normalmente tiene la autoridad para tomar medidas inmediatamente.

Al igual que cuando se habla del tema con el compañero de trabajo, al mencionarlo a su supervisor hay que describir situaciones concretas en las que se ha producido el comportamiento. Además, debes enfatizar tu deseo de una resolución positiva.

Relacionado: Ventajas y desventajas que hay que tener en cuenta al hacerse amigo de los compañeros de trabajo