Consejos para compartir un espacio de trabajo con compañeros de casa

A medida que la COVID-19 sigue afectando al país, muchas personas se ven obligadas a trabajar, vivir, socializar y compartir espacios reducidos con sus compañeros de piso, sus parejas y sus hijos de una forma sin precedentes. Por ello, podría ser necesario encontrar nuevas formas de navegar juntos por este desafío. Es probable que las personas de su hogar tengan diferentes prioridades y necesidades durante este tiempo. A continuación te ofrecemos varios consejos para compartir el espacio con tus compañeros de casa, de modo que puedas seguir siendo productivo y mantener tus relaciones saludables.

Consejos para compartir un espacio de trabajo en casa y distanciarse socialmente

Ten en cuenta estas sugerencias para ayudarte a compartir el espacio de trabajo en casa con tus compañeros:

Dedica un tiempo a discutir tus necesidades

Es probable que tú y tus compañeros de casa tengáis diferentes necesidades y prioridades durante este tiempo. El trabajo a distancia, la educación en línea, el desarrollo personal y profesional, el desempleo imprevisto y el cuidado personal requieren horarios y entornos específicos. Encontrar un buen momento para hablar con tus compañeros de casa sobre lo que necesitas, y lo que ellos necesitan de ti, os ayudará a que cada uno siga siendo productivo en sus objetivos y a evitar malentendidos.

Pregunte a sus compañeros de casa cuándo sería un buen momento para hablar de su espacio compartido a la luz del coronavirus. Es posible que sus compañeros de casa estén encerrados en casa con usted, pero que no estén preparados ni emocionalmente disponibles para hablar de la situación de inmediato. La comunicación es diferente en cada hogar y circunstancia. Algunos hogares se sienten cómodos hablando a la hora de la cena, mientras que otros pueden utilizar un chat de grupo— hagan lo que les parezca mejor y más útil para el grupo.

Cuando te reúnas con tus compañeros de casa, intenta ser respetuoso y específico al compartir lo que necesitas para ser productivo en casa. Asegúrate de preguntarles lo que necesitan de ti y haz todo lo posible por satisfacer sus peticiones si puedes. Puede ser necesario encontrar compromisos y negociar mientras todos se adaptan a esta nueva rutina.

Por ejemplo, si tiene reuniones matutinas en línea, podría considerar la posibilidad de pedir a sus compañeros de casa que establezcan un horario de silencio entre las 9 y las 11 de la mañana, y luego ofrecerse a llevar auriculares con cancelación de ruido durante el resto de la jornada laboral para que puedan poner música y hablar libremente. Centrarte en tus necesidades en lugar de en el comportamiento de los demás’te ayudará a facilitar la conversación.

Compartir espacios de trabajo y recursos si es posible

Es posible que no haya suficientes espacios de trabajo para que todas las personas de tu casa trabajen al mismo tiempo. Comunícate con tus compañeros de casa para que te digan qué es lo que prefieren. Si hay zonas que son más populares, como delante de una ventana grande o en la mejor tumbona, intenta crear un horario que sea justo y equitativo para todos. Tal vez puedas acordar un horario rotativo para que todos se turnen en el uso de ese espacio de trabajo.

También es posible que tú o tus compañeros de casa no tengáis todo lo necesario para trabajar cómodamente en casa. Si te sientes cómodo, compartir artículos que faciliten el trabajo dentro de tu casa puede hacer que compartir espacios de trabajo sea más agradable. Asegúrate de seguir las directrices de higiene de los CDC y desinfectar todo lo que tomes prestado antes y después de utilizarlo.

Elementos comunes que podrían mejorar los espacios de trabajo domésticos compartidos:

  • Teclado o ratón de repuesto
  • Auriculares con cancelación de ruido
  • Monitores no utilizados o adicionales
  • Artículos ergonómicos como almohadas, soportes para ordenadores portátiles o cajas que puedan utilizarse como reposapiés
  • Cables de carga y alargadores

Programe y comunique su horario de trabajo para mantenerse concentrado

Informa a tus compañeros de casa de tu horario de trabajo con antelación. Establecer límites con los compañeros de casa comunicándoles que no estarás disponible durante esas horas puede ayudarte a mantener la concentración con las mínimas distracciones. Puedes considerar la posibilidad de pegar tu horario de trabajo en el exterior de tu puerta o añadirlo al calendario compartido de la casa, si ésta tiene uno.

La programación de las horas de trabajo también puede mejorar la productividad al crear un espacio para el trabajo concentrado. Aunque trabajar a distancia tiene sus ventajas, puede ser un reto trabajar y vivir en el mismo espacio. Los proyectos domésticos y personales pueden ser distracciones tentadoras cuando hay poca separación entre lo profesional y lo personal en tu casa. Programar bloques de tiempo para concentrarse en proyectos específicos puede ayudarle a mantener la concentración. Recuerde hacer descansos regulares, como estirarse o escuchar un breve podcast— hacerlo puede evitar el agotamiento y ayudar a mantener la productividad.

Relacionado: Cómo utilizar la técnica Pomodoro para dominar la gestión del tiempo

Crear oportunidades de distancia artificial

Compartir un espacio de trabajo con tus compañeros de casa puede ser difícil, sea cual sea la situación. Quizá descubras que crear una distancia artificial entre tú y tus compañeros de casa os ayuda a convivir, trabajar y socializar más tranquilamente. Esta separación podría mejorar tu bienestar y tus relaciones, incluso si tu compañero de casa es tu cónyuge, un familiar o un compañero de piso cercano.

Hay muchas maneras de dar espacio emocional, físico o mental a uno mismo y a los demás, incluso en un hogar cerrado. He aquí algunas ideas sobre cómo crear una distancia artificial con tus compañeros de casa durante el

  • Cree periodos de tiempo de “No molestar” para usted. Pide a tus compañeros de casa un tiempo de tranquilidad para ti mismo para recargar pilas. Dedica unas horas a hacer algo que te guste, como leer un libro, hacer ejercicio o ver una película. Considera la posibilidad de crear una señal para tu espacio personal cuando requieras ese tiempo.
  • Intenta apartarte de tus compañeros de casa y ponte auriculares cuando trabajes para crear la ilusión de que estás solo.
  • Estructurar el tiempo social compartido y el tiempo a solas con tus compañeros. Programar tiempo para estar juntos, como una noche de cine o un café compartido, puede facilitar la concentración en el trabajo profesional y personal fuera del tiempo social.
  • Practica la petición de espacio y tiempo de forma respetuosa a las personas con las que vives, y estate abierto a que tus compañeros de casa también necesiten espacio de ti.

3. Ten paciencia contigo mismo y con tus compañeros de casa

Practica la paciencia y la empatía tanto contigo como con tus compañeros durante este tiempo. Las personas responden a la incertidumbre de diferentes maneras. Crear un espacio compartido respetuoso para trabajar, vivir y socializar puede requerir cierto esfuerzo y comunicación, pero puede ayudar a apoyar a las personas que te rodean y manteneros a todos productivos y saludables durante este tiempo.