Habilidades adquiridas: Definición y ejemplos

Disponer de los conocimientos necesarios para desempeñar las funciones de su trabajo es sólo una forma de desarrollar un conjunto de habilidades específicas que puede ser clave para rendir a niveles superiores. Adquirir habilidades en el sector también puede ser beneficioso. Aprender a adquirir nuevas habilidades puede ayudarle a desarrollar una estrategia eficaz para adquirir nuevas capacidades y avanzar en su carrera.

En este artículo, hablaremos de las habilidades adquiridas y de por qué son importantes, daremos ejemplos de habilidades adquiridas para varios sectores y proporcionaremos los pasos a seguir para conseguir una habilidad adquirida.

¿Qué son las competencias adquiridas?

Las aptitudes y los conocimientos, que suelen adquirirse a través de la educación o el trabajo, se denominan competencias adquiridas. Las habilidades blandas, como la comunicación, por ejemplo, y las habilidades duras o técnicas, como la programación informática, son ejemplos de habilidades adquiridas. Las funciones de su puesto de trabajo pueden desempeñarse a un nivel competente y otras funciones de su sector pueden asumirse mediante la adquisición de habilidades. Puede adquirir habilidades a través de la práctica y el compromiso o buscando un puesto de aprendizaje o de prácticas, recibiendo formación en el puesto de trabajo, leyendo libros y asistiendo a clases además de tomar clases.

Relacionado: Habilidades técnicas: Definiciones y ejemplos

¿Por qué son importantes las habilidades adquiridas?

Las habilidades adquiridas pueden ayudarle a progresar en su función actual y a encontrar potencialmente nuevas oportunidades profesionales. Esta vía de desarrollo también puede ayudarle a mantenerse al día en entornos y prácticas de trabajo que cambian continuamente. Algunas de las ventajas de adquirir habilidades son:

  • Construir la confianza y el sentido del logro
  • Creación de un currículum más sólido
  • Desarrollar una mentalidad de crecimiento y flexibilidad
  • Diversificar las responsabilidades de su trabajo
  • Aumentar la velocidad de aprendizaje
  • Crear una posibilidad de promoción

Ejemplos de competencias adquiridas

Cada sector tiene habilidades únicas que pueden ayudar a los empleados a tener éxito. Estas habilidades adquiridas son útiles para incluirlas en tu currículum y en tus cartas de presentación para mostrar tu competencia en el campo. He aquí algunos ejemplos de habilidades adquiridas en varios sectores que puedes trabajar para desarrollar:

Carreras administrativas

Las habilidades relacionadas con el mantenimiento de una oficina organizada y la gestión de un negocio incluyen:

  • Anticipación de necesidades
  • Colaboración
  • Atención al cliente
  • Gestión de documentos
  • Habilidades interpersonales
  • Resolución de problemas
  • El ingenio
  • Gestión del tiempo
  • Comunicación escrita y oral

Carreras de servicio al cliente

Las carreras de atención al cliente pueden requerir las siguientes habilidades:

  • La escucha activa
  • Comunicación
  • Eficiencia
  • Empatía
  • Paciencia
  • Actitud positiva
  • Gestión del tiempo
  • Resolución de problemas

Relacionado: Habilidades de servicio al cliente: Definiciones y 17 ejemplos

Carreras educativas

Los que trabajan en la industria de la educación pueden desarrollar habilidades como:

  • Escucha activa
  • Colaboración
  • Gestión de las aulas
  • Flexibilidad
  • Liderazgo
  • Organización
  • Hablar en público
  • Comunicación escrita y oral

Carreras de tecnología de la información (TI)

Además de aprender un programa específico relacionado con tu trabajo, algunas habilidades informáticas a desarrollar son

  • Analítica
  • Lenguajes de codificación
  • Colaboración
  • Pensamiento crítico
  • Multitarea
  • Gestión de proyectos
  • Módems y routers inalámbricos
  • Comunicación escrita y oral

Relacionado: Habilidades de tecnología de la información en la demanda hoy en día

Carreras de marketing

Estas son algunas habilidades que te ayudarán a tener éxito en el sector del marketing:

  • Atención al detalle
  • Adaptabilidad
  • Creatividad
  • Pensamiento crítico
  • Marketing digital
  • Gestión de proyectos
  • Prácticas de SEO
  • Medios de comunicación social

Carreras médicas

Las siguientes habilidades son útiles para quienes trabajan en el ámbito médico o sanitario:

  • Escucha activa
  • Adaptabilidad
  • Atención al detalle
  • Diagnóstico
  • Liderazgo
  • Multitarea
  • Resolución de problemas
  • Investigación
  • Gestión del tiempo

Relacionado: 15 habilidades de enfermería para poner en tu currículum

Carreras de ventas

He aquí algunas habilidades que deben desarrollar los empleados de ventas:

  • Escucha activa
  • Marca
  • Inteligencia emocional
  • Adquisición y retención de clientes
  • Colaboración
  • Negociación
  • Conexión en red
  • La persuasión
  • Hablar en público

Relacionado: Cómo desarrollar tus habilidades para avanzar en tu carrera

Cómo conseguir las habilidades adquiridas

He aquí ocho pasos que puede dar para aprender las habilidades adquiridas:

1. Aprender qué habilidades son valiosas

Antes de desarrollar una determinada habilidad, verifique su valor en su sector concreto. Por ejemplo, si trabajas en el campo de la medicina y estás pensando en trabajar en tus habilidades de comunicación, investiga para ver si la comunicación es una habilidad necesaria en tu trabajo. Así te asegurarás de dedicar tu tiempo a aprender algo que te ayude en tu puesto. Para encontrar habilidades relevantes, lee las descripciones de puestos similares al tuyo o pregunta a tu jefe qué habilidades buscan los empresarios en los candidatos.

2. Establece algunos objetivos para ti mismo

Una vez que hayas seleccionado la habilidad que te gustaría desarrollar, establece un objetivo. Intente relacionarlo con sus objetivos profesionales pensando en el tipo de puesto que desea en el futuro y en las habilidades que necesita para conseguirlo. Para que su adquisición sea más manejable, divida su objetivo general en otros más pequeños. Puedes empezar aprendiendo los componentes básicos de la habilidad y luego aprender los más avanzados.

3. Elegir la formación adecuada

Reflexiona sobre tu forma de aprender a la hora de elegir la formación adecuada. Saber cómo aprendes mejor y adaptar un programa de formación a tu estilo de aprendizaje puede ayudarte a ser más eficiente. Por ejemplo, si aprendes de forma auditiva, considera hacer un curso online con un profesor que te instruya a través de una serie de conferencias.

4. Crear tiempo para trabajar en la habilidad

Para desarrollar tus habilidades, reserva algo de tiempo para dedicarlo a tu desarrollo e invierte en ti mismo. Intenta crear un horario regular que te ayude a completar tu trabajo y a comprometerte con tu aprendizaje. A la hora de programar los horarios para trabajar en tus habilidades, piensa en las horas en las que eres más productivo para que puedas aprovechar al máximo tu tiempo.

5. Encuentra un mentor con el que trabajar

Busque a un empleado con más experiencia en su organización para que le ayude a compartir sus conocimientos. Vea si tiene algún consejo o truco que le ayude a mejorar. Un mentor también puede compartir sus experiencias con usted y recomendarle prácticas que debe evitar. Incluso pueden ayudarte a superar los retos que surgieron mientras trabajabas en tu habilidad.

6. Añadir más responsabilidades

Para aplicar los conocimientos adquiridos, pide a tu jefe más trabajo o propón un proyecto que utilice tus nuevas habilidades. Otra forma de hacerlo es encontrar un problema que resolver en tu organización. Por ejemplo, si notas que puedes mejorar el flujo de trabajo en tu empresa, trabaja en el desarrollo de un nuevo software utilizando el lenguaje de codificación que estás aprendiendo.

7. Considere la posibilidad de compartir habilidades

Para aprender una habilidad valiosa en tu campo, colabora con alguien que tenga experiencia en el sector. Alguien que tenga la habilidad que deseas puede enseñarte a convertirte en un experto en ella a cambio de que tú le enseñes una habilidad. Este intercambio de habilidades puede ayudar a ambos a crecer y tener un impacto positivo en la organización en general.

8. Solicite opiniones con regularidad

Obtenga información periódica que le ayude a reflexionar sobre su rendimiento. Esto puede implicar pedir a un compañero de trabajo o a un directivo que evalúe su progreso para proporcionar una perspectiva externa. También puede realizar una autoevaluación de su rendimiento para determinar qué va bien y en qué aspectos puede mejorar.