Cómo impulsar su negocio utilizando las competencias básicas

Aprender cuáles son sus competencias básicas y cómo puede desarrollarlas puede darle una idea de cómo mejorar su lugar de trabajo o sus prácticas empresariales. Puede determinar cuáles son sus competencias básicas y aprender estrategias para desarrollar su empresa de forma que aproveche sus puntos fuertes y características únicas. En este artículo, explicamos cómo descubrir sus competencias básicas y utilizarlas para el éxito de su lugar de trabajo.

¿Qué son las competencias básicas?

Las competencias básicas, también llamadas capacidades básicas, son habilidades únicas que forman la base de su negocio y lo diferencian de su competencia. Son acciones o características de una empresa que realiza especialmente bien y que no pueden ser imitadas fácilmente por otros. Determinar las competencias básicas de su empresa puede ayudarle a determinar cómo desarrollar su identidad o marca única. Cuando define las competencias básicas de su empresa, examina las formas de aprovechar sus puntos fuertes y ofrecer productos y servicios de calidad que inspiren lealtad a sus clientes 

Algunos ejemplos de competencias básicas generales de las empresas de éxito son

  • Servicio al cliente
  • Reconocimiento de la marca
  • Marketing
  • Innovación
  • Precios de valor
  • Productos de calidad
  • Fiabilidad

Relacionado: Pregunta de la entrevista: “¿Qué le hace único?”

Cómo descubrir y utilizar las competencias básicas de su empresa

Prestar atención a los puntos fuertes y los éxitos de su empresa puede ayudarle a identificar las competencias básicas. Siga estos pasos para descubrir y luego utilizar sus capacidades:

  1. Considere lo que es importante para sus clientes.
  2. Enumere las herramientas de rendimiento.
  3. Examine su lista de competencias].
  4. Evaluar la relevancia de su lista
  5. Evalúa la dificultad de imitación de tu lista.
  6. Evaluar su lista para la amplitud de la aplicación.
  7. Vuelva a evaluar si no encuentra las competencias básicas.
  8. Utilice sus competencias básicas para estructurar su trabajo.

1. Considere lo que es importante para sus clientes

Piensa en las personas que compran productos o servicios como el tuyo y en las razones por las que podrían hacerlo. Asegúrese de pensar en todos los factores que sus clientes utilizan para tomar decisiones, no sólo en las características del producto. Si tiene un buen conocimiento de lo que sus clientes valoran cuando buscan negocios como el suyo, podrá determinar qué rasgos pueden formar parte de sus competencias principales.

Por ejemplo, los vegetarianos pueden ser el público objetivo de una empresa que produce alternativas cárnicas saludables. Como los vegetarianos quieren mantenerse sanos sin comer animales, una de las competencias principales podría ser que la empresa diseñe sus productos con nutrientes esenciales que suelen faltar en las dietas vegetarianas.

2. Herramientas de rendimiento de la lista

Al considerar sus competencias básicas, elabore una lista de los criterios positivos que la gente suele utilizar cuando evalúa su rendimiento. Puedes considerar las revisiones de rendimiento, los ascensos o las nuevas funciones para darte un marco de referencia. También puede hacer una lluvia de ideas sobre posibles competencias preguntándose a sí mismo «¿En qué destaco?»; los comentarios críticos externos pueden ayudarle a elaborar una lista de sus prácticas más exitosas y cómo se relacionan con lo que sus clientes consideran importante.

La empresa vegetariana puede señalar que tiene un historial de elogios de los clientes por el auténtico sabor de sus alternativas a la carne y por lo satisfactorio que resulta como parte de una comida. Estas críticas positivas pueden ayudar a la empresa a descubrir sus competencias básicas a través de su reputación actual.

Relacionado: Pregunta de la entrevista: “¿Cuáles son sus puntos fuertes y débiles?”

3. Examine su lista de competencias

Después de crear una lista de sus habilidades, puede filtrarlas evaluando la relevancia de cada una de ellas en su sector, lo difícil que es imitarlas y la amplitud de su aplicación en diferentes mercados. Si alguna de sus habilidades cumple con estos tres criterios, puede considerarse como sus competencias principales.

Si descubre que ya tiene competencias básicas, puede trabajar para desarrollarlas y construirlas aún más. Aunque pensar en lo que su empresa hace bien puede ser inspirador, las competencias básicas son algo más que eso— son cosas que otras empresas no pueden imitar fácilmente.

Por ejemplo, la empresa de productos vegetarianos puede identificar tres posibles competencias básicas que deben examinarse: las proteínas y los nutrientes de sus comidas, su sabor preciso y lo satisfactorio que resulta como parte de una comida.

4. Evaluar su lista de relevancia

Sólo debe considerar una habilidad que identifique como competencia básica si es relevante. Pregúntese: “¿Se relaciona esta habilidad con mi sector? ¿Hace que mi producto o servicio sea una opción más atractiva para los clientes potenciales?” Una competencia relevante debe ofrecer a sus clientes algo que les influya para buscarle a usted en lugar de a la competencia. 

Si la competencia que identifica ayuda a dotar a su producto o servicio de este poder de influencia, le ayudará a tener éxito a largo plazo. Las competencias que usted esboza deben influir positivamente en la forma de competir en su mercado para ser consideradas una competencia básica.

Por ejemplo, las competencias de la empresa vegetariana’son cada una de ellas relevantes para su sector. Sin embargo, algunas son más relevantes que otras. El valor nutricional es un factor importante para todas las empresas que producen alimentos, así como el grado de satisfacción de la propia comida. Una alternativa deliciosa a la carne es muy relevante para el nicho de mercado particular de la empresa vegetariana.

5. Evalúe en su lista la dificultad de imitación

La siguiente prueba considera la complejidad de imitar una competencia. Una vez que haya identificado lo que cree que puede ser una competencia central de su trabajo, pregúntese: «¿Qué dificultad tiene un competidor para imitar esto?» Si determina que su competencia es difícil de duplicar, entonces sus ofertas serán probablemente únicas dentro de su sector. Entonces, puede trabajar constantemente para mejorar esta habilidad, servicio o producto. Esto le permitirá mantener su posición competitiva.

Consideremos el ejemplo de la empresa vegetariana. Elaborar un producto satisfactorio es esencial para el éxito de cualquier fabricante de alimentos. Sin embargo, esto no es algo exclusivo de la empresa, ya que muchos fabricantes de alimentos ofrecen productos que se consideran satisfactorios. Esta facilidad de imitación demuestra que el grado de satisfacción del producto no se considera una competencia básica.

6. Evalúe su lista para la amplitud de la aplicación

Aplicar tu especialidad de nuevas formas puede abrirte un abanico de posibles mercados. Una competencia básica debe poder contribuir a ampliar el mercado al que te diriges. Pregúntese, ¿A qué grupos demográficos me ayuda a atraer esta competencia? ¿Qué tamaño tienen esos grupos demográficos? ¿Cómo puede esta competencia ayudarme a llegar a nuevos mercados?” Es estupendo si su habilidad hace que su empresa sea un competidor importante en mercados pequeños, pero puede utilizar sus competencias para ampliar su negocio a mercados más grandes.

Los clientes elogian a la empresa vegetariana por la exactitud del sabor de sus productos con respecto a la carne que intenta imitar. Este es un buen ejemplo de una competencia que puede aplicarse ampliamente a diferentes mercados. El público principal de la empresa de productos alternativos a la carne pueden ser los vegetarianos, pero una alternativa deliciosa a la carne también atraerá a las personas que necesitan limitar su consumo de carne por razones médicas. Piense de forma creativa en todos los mercados posibles a los que puede acceder y en la relevancia e imitabilidad de su especialidad dentro de estos mercados.

7. Reevaluar si no se encuentran las competencias básicas

Después de evaluar su lista mediante estas pruebas, puede determinar que las capacidades que ha identificado no son competencias básicas. Si esto ocurre, busque en su lista las capacidades que cree que puede convertir en competencias básicas con el tiempo.

Si encontrar algo que pueda convertir en valor para sus clientes resulta un reto, intente hacerse las siguientes preguntas: ¿Cómo puedo crear algo único en mi mercado? ¿Hay algo convencional dentro de mi sector que me gustaría que fuera diferente? Si se creara una nueva empresa en mi sector, ¿qué cambios podrían hacer que me entusiasmaran? ¿Cómo lo conseguirían? ¿Qué tendría que hacer yo mismo para realizar esos cambios?”  

Estas preguntas le ayudan a reflexionar sobre lo que sus clientes pueden encontrar valioso en un servicio y pueden ayudarle a determinar qué rasgos debe intentar dedicar tiempo a desarrollar en competencias básicas. Después de elegir dónde quiere centrar sus esfuerzos, puede volver a evaluar sus competencias.

Relacionado: Cómo cambiar de carrera

8. Utilice sus competencias básicas para estructurar su trabajo

Una vez que tenga una lista definida de sus competencias básicas, utilícela para reconsiderar cómo estructura su trabajo y su relación con los clientes. Piense en lo que hace durante su jornada y hágase las siguientes preguntas: ¿Cuáles de estas cosas son costosas o consumen mucho tiempo? ¿Me ayudan a desarrollar y utilizar mis competencias básicas? Si no es así, ¿puedo externalizar alguna de ellas de forma eficaz?” Desplazar ciertas tareas de su carga de trabajo diaria le liberará tiempo y dinero para dedicarlo al desarrollo de sus competencias principales. Por ejemplo, una pequeña empresa puede externalizar las nóminas, la contabilidad o los recursos humanos para liberar recursos y centrarse en sus especialidades.

Aprender cuáles son las competencias básicas de su empresa y por qué son importantes es el primer paso para desarrollar una estrategia empresarial que se base en sus propios puntos fuertes y le permita alcanzar un éxito continuado. Sus competencias y especialidades le guiarán a la hora de elegir las mejores formas de hacer crecer su negocio y garantizar que su tiempo y recursos se utilizan para diferenciarse de la competencia.

Te recomendamos

Liderazgo democrático: Definición, pros y contras y ejemplos

Comportamiento del consumidor: Definición, tipos y estrategias

Cómo escribir un informe de incidencias laborales

¿Qué es la gestión? Definiciones y funciones

Guía completa sobre la integración vertical (consejos, tipos, ejemplos y más)

Cómo responder a una buena evaluación del rendimiento