10 competencias de gestión de proyectos

Los grandes gestores de proyectos poseen las calificaciones clave de las competencias de gestión de proyectos, que incluyen habilidades, experiencia y otras calificaciones. Los gestores de proyectos combinan una serie de conocimientos y habilidades para lograr sus resultados. Al desarrollar las competencias de gestión de proyectos, puedes mejorar tu carrera como gestor de proyectos.

En este artículo, explicamos qué son las competencias de gestión de proyectos y por qué son importantes, y enumeramos varias competencias de gestión de proyectos diferentes.

¿Qué son las competencias de gestión de proyectos?

Un gestor de proyectos competente es alguien que tiene cualificaciones para la gestión de proyectos. Las competencias de gestión de proyectos incluyen habilidades, experiencia, conocimientos, rasgos de carácter y mucho más. A la hora de contratar a un gestor de proyectos, los responsables de la contratación suelen buscar personas con competencias cruciales para la gestión de proyectos.

Relacionado: 17 competencias básicas que debe incluir en su currículum

Importancia de las competencias de gestión de proyectos

Las competencias de gestión de proyectos son importantes porque pueden indicar los niveles de habilidad y experiencia de los gestores de proyectos. Los gestores de proyectos pueden impulsar el éxito de un proyecto, por lo que es crucial contratar a gestores de proyectos que posean las competencias esenciales de gestión de proyectos. La búsqueda de candidatos que posean competencias de gestión de proyectos puede ayudar a los reclutadores a asegurarse de encontrar un candidato cualificado que pueda destacar en un puesto de gestor de proyectos y beneficiar a su empresa.

Relacionado con lo anterior: 8 cualidades de un gestor de proyectos de éxito

10 competencias de gestión de proyectos

He aquí 10 competencias de gestión de proyectos que puede trabajar para desarrollar:

1. Comunicación

La comunicación es una de las competencias más esenciales para los gestores de proyectos. Los gestores de proyectos se comunican con frecuencia con una serie de personas, incluido su equipo de proyecto y las partes interesadas en el mismo. Por lo tanto, es crucial que los gestores de proyectos sepan comunicarse bien con una gran variedad de personas. Algunas habilidades de comunicación clave para los gestores de proyectos son

  • Escucha activa: La escucha activa es una habilidad de comunicación esencial que incluye el contacto visual y el ofrecimiento de comentarios. Es importante que los gestores de proyectos posean habilidades de escucha activa para poder comunicarse bien con la gente y demostrar que valoran las aportaciones de los demás.
  • **** Comunicación escrita:**** Los gestores de proyectos deben tener una gran capacidad de comunicación escrita. Deben saber cómo redactar correos electrónicos para diferentes propósitos, y deben saber cómo escribir una variedad de diferentes informes técnicos.
  • **** Hablar en público:**** A menudo, los gestores de proyectos realizan presentaciones sobre sus proyectos, por lo que las habilidades para hablar en público son imprescindibles para los gestores de proyectos. Los directores de proyecto deben saber hacer presentaciones, hablar con claridad y atraer a su público.

2. 4. Liderazgo

El liderazgo es otra competencia de la gestión de proyectos. Los gestores de proyectos son a menudo responsables de dirigir equipos de proyecto, por lo que es esencial que tengan fuertes habilidades de liderazgo. El liderazgo incluye:

  • Motivar a los miembros del equipo: Una de las principales responsabilidades de los líderes es motivar a sus equipos. Por lo tanto, es importante que los líderes comprendan las estrategias de motivación y cómo se motiva mejor a cada uno de los miembros de su equipo.

  • Dar y recibir feedback: Los líderes suelen dar retroalimentación a los miembros del equipo para ayudarles a mejorar, pero los buenos líderes también aceptan la retroalimentación de los miembros de su equipo. El proceso de dar y recibir comentarios puede ayudar a los líderes a resolver problemas dentro de un proyecto, detectar riesgos y ayudar a los miembros del equipo a tener éxito.

  • Mantener los proyectos en el plazo previsto Los líderes son responsables de supervisar el progreso de un equipo, lo que puede ayudar a mantener los proyectos dentro del plazo previsto. Los gestores de proyectos que tienen características de liderazgo comprenden las tareas y las funciones que conllevan sus proyectos, por lo que pueden mantenerlos encaminados.

  • Mostrar una visión: Los buenos líderes tienen una visión de liderazgo. Los directores de proyecto deben expresar una visión del proyecto que dé claridad e inspiración a todos los que participan en él.

  • Delegación: Los líderes deben estar dispuestos a delegar tareas en otros miembros del equipo cuando lo necesiten, de modo que las tareas importantes se realicen, dando al líder más tiempo para centrarse en otras responsabilidades. Esto puede ayudar a mantener la productividad y a que el proyecto se ajuste al calendario.

  • Resolución de conflictos: Cuando la gente no está de acuerdo con los proyectos, es importante que el director del proyecto desempeñe un papel en la resolución del conflicto, lo que implica habilidades de escucha, comunicación y mediación.

Relacionado: El concepto de liderazgo explicado: Cultivar un liderazgo eficaz

3. Toma de decisiones:

Dado que los gestores de proyectos toman muchas decisiones sobre los proyectos, la toma de decisiones es otra competencia de la gestión de proyectos. Los buenos gestores de proyectos suelen tener un fuerte proceso de toma de decisiones, así como habilidades de toma de decisiones, que incluyen:

  • Solución de problemas
  • Habilidades analíticas
  • Creatividad
  • Colaboración

Normalmente, los procesos de toma de decisiones implican una lluvia de ideas sobre las decisiones y los resultados, la elección de la mejor decisión y el seguimiento de los resultados de la decisión. Los gestores de proyectos deben ser capaces de analizar los efectos potenciales de las diferentes decisiones para tomar las mejores decisiones posibles para sus proyectos.

4. Perspectiva empresarial

La perspicacia empresarial es otra competencia de la gestión de proyectos. La perspicacia empresarial es la comprensión de los negocios y de lo que hay que hacer en diferentes situaciones empresariales. Tener visión empresarial ayuda a los gestores de proyectos a tomar buenas decisiones empresariales, lo que puede contribuir en gran medida al éxito de sus proyectos. Los gestores de proyectos con visión empresarial pueden comprender factores de gestión de proyectos como:

  • Presupuestos
  • Informes financieros
  • Estrategias empresariales
  • Marketing
  • Tendencias del sector

Relacionado: Habilidades de visión empresarial: Definición y ejemplos

5. Organización

Los buenos gestores de proyectos también tienen capacidad de organización. Una buena organización es esencial para la gestión de proyectos, ya que los gestores de proyectos suelen hacer malabares con muchos componentes diferentes de los proyectos al mismo tiempo. Para que los gestores de proyectos puedan hacer un seguimiento de todos los elementos de un proyecto, incluidas las funciones de los miembros del equipo, las tareas, los plazos y otra información, es crucial tener habilidades de organización y un buen sistema de organización.

6. Habilidades de negociación

Las habilidades de negociación también son importantes para los gestores de proyectos. A menudo, los gestores de proyectos son responsables de negociar los presupuestos, el alcance de los proyectos, la asignación de recursos y otros elementos de los proyectos. Una buena negociación implica una gran capacidad de comunicación y persuasión.

Relacionado: Habilidades de negociación: Definición y ejemplos

7. Creación de estrategias

Otra competencia de la gestión de proyectos es la creación de estrategias. La creación de estrategias es una parte esencial de la gestión de proyectos, ya que los gestores de proyectos suelen ser responsables de diseñar estrategias para alcanzar los objetivos del proyecto. La creación de estrategias implica:

  • Fijación de objetivos
  • Asignación de recursos
  • Capacidad de análisis
  • Toma de decisiones
  • Planificación

Los gestores de proyectos también deben comprender cómo sus proyectos afectan a toda la organización. Esto puede ayudarles a crear estrategias que conduzcan al éxito de los proyectos y a importantes resultados empresariales.

8. Gestión de riesgos

La comprensión de la gestión de riesgos también es importante para los gestores de proyectos. Los conocimientos de gestión de riesgos pueden ayudar a los gestores de proyectos a detectar los riesgos del proyecto y responder a ellos antes de que causen problemas. Esto puede ser esencial para completar los proyectos de forma segura y sin errores.

Relacionado: Riesgo del proyecto: qué es y cómo analizarlo

9. Planificar y programar

La capacidad de crear planes y calendarios es otra competencia de la gestión de proyectos. Una de las tareas esenciales de un gestor de proyectos es crear un plan de proyecto completo. Normalmente, los planes de gestión de proyectos incluyen objetivos, tareas, métricas, plazos y otros elementos.

Es importante que los gestores de proyectos posean habilidades de planificación para poder diseñar planes de gestión de proyectos eficaces y realistas. Además, para mantener el rumbo de los proyectos, los gestores de proyectos deben tener una buena capacidad de programación. Deben saber cómo programar las tareas para cumplir los plazos sin abrumar a sus equipos.

Relacionado: Cómo crear un plan de gestión de proyectos

10. Gestión del estrés

Los gestores de proyectos también deben poseer habilidades para gestionar el estrés. Es importante que los gestores de proyectos gestionen su estrés para poder dirigir a sus equipos con eficacia y producir un trabajo de calidad. La gestión del estrés incluye el conocimiento de los métodos de desestresamiento que funcionan para uno mismo. Algunas técnicas para aliviar el estrés pueden ser:

  • Ejercicio físico
  • Técnicas de respiración
  • Pasar tiempo al aire libre
  • Despejar su espacio de trabajo
  • Hablar con alguien de confianza