Cómo manejar el conflicto con un compañero de trabajo

Aprender a manejar los conflictos con un compañero de trabajo puede aumentar tu productividad y hacer que el trabajo sea más agradable. Independientemente de sus funciones dentro de un equipo, una buena comunicación entre usted y sus compañeros de trabajo puede tener un impacto directo en su éxito profesional. La resolución de conflictos es una habilidad valiosa, pero requiere paciencia e investigación. En este artículo, analizamos cómo enfocar y abordar un conflicto con un compañero de trabajo.

¿Por qué es importante saber gestionar los conflictos con un compañero de trabajo?

La mayoría de las organizaciones y departamentos dependen de la cooperación entre compañeros de trabajo con diversas especialidades. Sin embargo, la interacción constante y la presión de entregar un trabajo de calidad a tiempo pueden afectar a las relaciones entre oficinas, y algunos empleados muestran a veces actitudes negativas o de confrontación hacia sus colegas. Manejar este tipo de comportamientos, ya sea de un compañero o de alguien con un cargo superior, puede ayudarte a evitar estas distracciones y a centrarte en los resultados de tu trabajo.

Relacionado: Guía para el liderazgo y la gestión de conflictos

Cómo manejar un conflicto con un compañero de trabajo

Tener en cuenta estos pasos a la hora de afrontar los conflictos con sus compañeros de trabajo:

1. Mantenga el asunto para sí mismo

Si el asunto sólo le concierne a usted y a su compañero de trabajo, es aconsejable no hablar de él con sus colegas hasta que los dos lo hayan hecho. Si sientes la necesidad de discutir el asunto con alguien y para obtener apoyo o una opinión externa, considera la posibilidad de hablar con tu jefe o con un amigo o familiar.

2. No posponer el tratamiento del problema

Algunos problemas entre empleados suelen empezar como cuestiones menores y, si no se abordan a tiempo, pueden generar malestar. Una vez que haya llegado a la conclusión de que tiene un problema con uno de sus compañeros de trabajo, asegúrese de hablarlo con él lo antes posible.
Abordar la situación de inmediato puede conducir a una rápida resolución. Sin embargo, si el conflicto es repentino e inesperado, suele ser mejor esperar hasta que ambos hayan tenido la oportunidad de calmarse y reflexionar sobre el asunto.

Relacionado: Ejemplos de la teoría del conflicto en el lugar de trabajo

3. Mantenga una perspectiva positiva

Mantener una actitud positiva cuando te enfrentas a un desacuerdo en el trabajo puede ayudarte a mantener un buen nivel de productividad, reducir tus niveles de estrés y aumentar las posibilidades de una resolución sencilla. Aunque el asunto pueda afectarte, intenta mantenerte positivo y relativizarlo.

4. Discutir el asunto en persona

Una vez que haya decidido discutir el asunto con su compañero de trabajo, es mejor que lo haga cara a cara para transmitir la emoción y evitar confusiones. Aunque un enfoque indirecto, como un correo electrónico explicando tu punto de vista, puede parecer una alternativa tentadora a un enfoque directo, es menos probable que conduzca a una resolución.

5. Hablar con calma

La gente tiende a emocionarse durante los desacuerdos, pero debes hacer todo lo posible por mantener la calma durante una discusión en el lugar de trabajo. No sólo mantiene su reputación como empleado que' es capaz de regular sus emociones, sino que también puede evitar que su compañero de trabajo se ponga a la defensiva o sea agresivo.

Si crees que te puede resultar difícil mantener la calma y la serenidad, puedes anotar algunos de los puntos clave que quieres exponer durante la reunión, para no perder el rumbo. También puedes pedir a un amigo o familiar que te ayude a ensayar la conversación.

Relacionado: Relacionado: 5 estrategias eficaces de resolución de conflictos

6. Ir al grano

Al discutir el asunto con tu compañero de trabajo, intenta adoptar un enfoque directo y decirle inmediatamente cuál es el problema. Habiendo analizado la cuestión de antemano, deberías tener una idea clara de lo que tienes que decirles para explicarles cuál es tu punto de vista. Ser directo puede ser más incómodo que adoptar un enfoque indirecto, pero os permite a ambos expresar abiertamente vuestros puntos de vista y maximiza las posibilidades de resolver completamente la situación.

7. Intente encontrar cosas en las que esté de acuerdo

Expresar simplemente lo que consideras incorrecto en relación con el enfoque de tu compañero de trabajo puede hacer que se pongan a la defensiva y reducir las probabilidades de una resolución rápida. Para evitarlo, recuérdale que estás del mismo lado. Dependiendo de la situación concreta, puedes mencionar que ambos queréis que el proyecto tenga éxito, que a los dos os apasionan los objetivos a largo plazo de la empresa o cualquier otra cosa que conecte vuestros objetivos.

8. Escuche su punto de vista

Al abordar un conflicto con un compañero de trabajo, lo mejor es tener en cuenta que puede haber un lado de la cuestión que usted no ve. Después de exponer tu argumento, haz un esfuerzo por escuchar y comprender lo que tu compañero de trabajo tiene que decir sobre el asunto y los motivos que hay detrás de sus acciones.

Después de escuchar su punto de vista, puedes hacer más preguntas para asegurarte de que entiendes su razonamiento. Escuchar adecuadamente los puntos de vista del otro puede ayudarte a llegar a un compromiso.

Relacionado: Relacionado: 9 formas de mediar en los conflictos en el trabajo

9. Buscar una solución amistosa

Debe buscar una resolución que se ajuste a ambas partes. Dado que es probable que sigáis trabajando juntos, hay que llegar a un acuerdo, aunque estéis de acuerdo en no estarlo. Es esencial que ambos salgan de la reunión con la sensación de poder cooperar en el futuro inmediato.

10. Entender cuándo es necesario que intervenga un tercero

La mayoría de los conflictos entre oficinas pueden resolverse entre las dos personas implicadas, pero hay algunas situaciones en las que es necesario que intervenga un tercero. Si el problema tiene que ver con un desacuerdo sobre un proyecto en el que estás trabajando junto con otros, los otros miembros del equipo probablemente puedan aportar su opinión para ayudar a resolver el conflicto. Si su compañero de trabajo le discrimina o le acosa de alguna manera, la dirección de la empresa y el departamento de recursos humanos deben intervenir.

Te recomendamos

Cómo realizar una identificación y evaluación de riesgos en 6 pasos

Cómo Calcular la Media con Números Negativos y Positivos

¿Qué es el autoaprendizaje eficaz? (Con consejos y beneficios)

Cómo escribir una línea de asunto de un correo electrónico de networking: Pasos y ejemplos

15 estrategias efectivas de promoción cruzada (más beneficios)

Cómo escribir una carta de propuesta (con plantilla y ejemplo)