Cómo afrontar los conflictos interpersonales en el trabajo

Los conflictos interpersonales en el lugar de trabajo son un asunto serio con el que todo empleador y empleado acabará encontrándose. En un esfuerzo por mitigar la presencia de conflictos interpersonales en el lugar de trabajo, es importante entender los diferentes tipos que se pueden encontrar en el lugar de trabajo y cómo abordarlos eficazmente. Analizar ejemplos de conflictos interpersonales puede ser un método poderoso por el cual un empleador o empleado puede compensar los desafíos que se presentan y que contribuyen a este tipo de problemas relacionados con el trabajo. En este artículo, explicaremos los conflictos interpersonales en el lugar de trabajo y discutiremos las posibles soluciones.

¿Qué son los conflictos interpersonales en el trabajo?

El conflicto interpersonal es cualquier tipo de conflicto que implique a dos o más personas. En el lugar de trabajo, el conflicto interpersonal en el lugar de trabajo se define como una persona o un grupo de personas que interfieren en los intentos de otra persona por alcanzar sus objetivos o completar sus tareas. La resolución de esta forma de conflicto en el lugar de trabajo puede ayudar a reparar las relaciones laborales, elevar la moral y aumentar la satisfacción de los clientes.

¿Por qué se producen conflictos en el lugar de trabajo?

Los conflictos en el lugar de trabajo surgen cuando dos o más personas expresan puntos de vista diferentes. Esto puede ocurrir entre compañeros de trabajo, directivos o clientes y consumidores. Puede ocurrir por numerosas razones, como una diferencia de valores, choques de personalidad o una mala comunicación. En lo que respecta a la mala comunicación, este tipo de conflicto puede surgir cuando un directivo reasigna una tarea a un nuevo empleado sin informar al empleado al que se le había asignado originalmente. Esto puede llevar a que el empleado se sienta menospreciado y desconfiado por su jefe, y podría desencadenar una animosidad hacia el empleado que ahora tiene la tarea. Aunque los conflictos interpersonales son inevitables, los empleados pueden tomar medidas para remediar o prevenir la situación. Para empezar, es importante tener en cuenta el tipo de conflicto interpersonal que tiene lugar.

Tipos de conflicto interpersonal

Para entender los conflictos interpersonales y la mejor manera de enfocar su resolución, es importante tener en cuenta todos los tipos. He aquí los cuatro tipos de conflictos interpersonales:

1. Pseudo-conflictos

Los pseudoconflictos surgen cuando dos partes quieren cosas diferentes y no pueden llegar a un acuerdo. Si dos jefes de equipo están trabajando en un proyecto pero uno quiere que todos tomen notas en un ordenador y el otro quiere que todos usen papel y lápiz, esto sería un pseudoconflicto. Su deseo de enfocar el proyecto de dos maneras diferentes y el hecho de no coincidir es la razón del conflicto. Los pseudoconflictos suelen tratar de desacuerdos triviales que a menudo enmascaran la raíz del problema.

2. Conflictos interpersonales relacionados con la política

Cuando el conflicto se refiere a una decisión o situación que implica a ambas partes, puede denominarse conflicto interpersonal relacionado con la política. Un ejemplo sería si se asigna un proyecto de trabajo a un par de empleados y uno de ellos quiere seguir los pasos ABC, mientras que el otro piensa que tendría más sentido empezar por XYZ. Cuando surgen conflictos interpersonales relacionados con la política en el lugar de trabajo, lo mejor es intentar resolverlos con una situación en la que todos salgan ganando o a través de un compromiso, especialmente cuando se trata de asuntos más triviales, de modo que se sigan abordando las preocupaciones importantes del conflicto en ambas partes.

3. Conflictos interpersonales relacionados con el valor

A veces se producen conflictos entre dos personas cuando tienen sistemas de valores diferentes. Este tipo de conflicto puede ser difícil de identificar cuando se produce por primera vez porque las personas que están en conflicto suelen pensar que la otra parte está siendo terca o desagradable, cuando en realidad sólo tienen valores subyacentes diferentes. Un colega puede dar tanto valor a su tiempo fuera de la oficina que se niega a revisar el correo electrónico o a estar localizable durante las horas fuera de la oficina. Otros compañeros pueden dar más valor a estar disponibles para los clientes o los compañeros de trabajo. Puede surgir un conflicto si un compañero que valora la disponibilidad no puede ponerse en contacto con alguien que valora su equilibrio entre vida y trabajo. Los conflictos interpersonales relacionados con los valores suelen ser difíciles de resolver, ya que ninguna de las partes quiere ceder. A menudo es mejor acordar no estar de acuerdo.

4. Conflictos interpersonales relacionados con el ego

En los conflictos de ego, perder la discusión tiene el potencial de dañar el orgullo de una persona&#x2019. A veces los conflictos de ego surgen cuando un montón de pequeños conflictos quedan sin resolver y se acumulan. Un ejemplo de conflicto interpersonal relacionado con el ego se produce cuando uno de los compañeros de trabajo ya está sensibilizado por el hecho de que el jefe favorezca a otro empleado. Si el jefe pide la opinión de ambas partes, el compañero que ya es sensible a que el jefe favorezca al otro empleado puede decir o hacer algo que represente sus mayores sentimientos sobre el favor del jefe. Esto haría que el conflicto se intensificara más de lo que la situación podría justificar. Lo mejor es llegar a la raíz del problema y trabajar para resolverlo.

Cómo resolver los conflictos interpersonales en el lugar de trabajo

Aunque es probable que se produzcan conflictos en el lugar de trabajo, también se pueden prevenir. A menudo, resolver el problema ayuda a construir relaciones más fuertes y allana el camino para el éxito futuro. He aquí algunas formas de resolver los conflictos interpersonales:

  • Hable con él; Entender el punto de vista de tu compañero de trabajo’es una forma habitual de resolver los conflictos interpersonales. Escuche las opiniones y puntos de vista del otro sin hablar por encima de él. Asegúrese de encontrarse cara a cara y de mantener una conversación orientada a los objetivos.
  • Practicar la escucha activa.  Escuche lo que la otra persona tiene que decir sin interrumpirla. Esto no sólo demuestra empatía, sino que también te ayuda a llegar a la raíz del asunto. Hacer preguntas para aclarar tu comprensión de sus preocupaciones también le ayudará a saber que le estás escuchando.
  • 5. Mostrar empatía.  Reconocer las preocupaciones de tu compañero de trabajo y escuchar atentamente sus frustraciones es una buena manera de mostrar empatía y demostrar que te importa. Es importante entender sus sentimientos y acciones para fomentar la honestidad y evitar futuros conflictos.

Relacionado: ¿Por qué es importante la empatía en el trabajo?

  • No guarde rencores; Con las personalidades múltiples en el lugar de trabajo, es importante aceptar lo que es, perdonar y seguir adelante. Dejar atrás los rencores te permitirá centrarte en lo positivo en el futuro y mantener tu atención en el trabajo.
  • Trabaje en sus habilidades de comunicación  Hay varios métodos para mejorar tus habilidades de comunicación. Algunos métodos incluyen mantenerse en el tema, ser consciente del lenguaje corporal y mantener el contacto visual. Practicar la escucha activa es otra buena manera de mejorar tus habilidades comunicativas.

Relacionado: 10 habilidades de comunicación para el éxito profesional

Ejemplo de conflicto interpersonal

Si un empleado recibe un aumento de sueldo y otro no, este último podría sentir animosidad hacia el otro empleado, así como hacia su supervisor, si considera que trabaja más duro en su trabajo que el que recibió el aumento. En este conflicto interpersonal relacionado con el ego, el orgullo del empleado se ha visto afectado y podría sentir que su jefe favorece al otro empleado. Es posible que los celos o los sentimientos de animosidad del empleado se hayan ido acumulando a lo largo de los años y que sus sentimientos lleven a una acción rencorosa por su parte. En estas circunstancias, lo mejor es abordar la cuestión subyacente para resolver cualquier sentimiento herido y un mayor conflicto.

Los conflictos interpersonales relacionados con el trabajo pueden ser igual de complicados. Debido a que hay tantas características de personalidad, estilos de liderazgo, responsabilidades laborales y formas de interacción entre las personas, los conflictos interpersonales siempre serán algo que debemos seguir aprendiendo a resolver en el lugar de trabajo. Trabajar en tus habilidades interpersonales te ayudará a prevenir este tipo de conflictos laborales en el futuro.

Te recomendamos

Cómo Calcular el Nivel de Reordenamiento (Con Pasos y Ejemplo)

Publicidad vs. Ventas: ¿Cuál es la diferencia?

¿Qué son las habilidades blandas de venta? Definición y ejemplos

Tomar descansos mientras se hace trabajo a distancia durante COVID-19

Cómo convertirse en un analista de negocios en 3 pasos: Guía de la carrera de analista de negocios

Cómo Calcular el Valor Futuro (Con Ejemplos)