Cómo conocer a tus compañeros de trabajo a través de preguntas

La mayoría de las personas pasan al menos un tercio de su semana laboral con sus compañeros de trabajo. Puedes mejorar tu lugar de trabajo conociendo mejor a tus compañeros. Haciendo preguntas y estableciendo conexiones informales con tus compañeros de trabajo, puedes mejorar el ambiente.

En este artículo, hablamos de por qué quieres conocer a tus compañeros de trabajo, de las formas de conocerlos, de cómo puedes conocerlos y de algunos ejemplos de preguntas que puedes hacer.

¿Por qué debes conocer a tus compañeros de trabajo?

Conocer mejor a tus compañeros de trabajo puede beneficiar tanto tu vida profesional como la personal. He aquí algunas razones:

Mejora del trabajo en equipo

Un equipo que se conoce y confía en los demás es más capaz que un equipo que no se conoce. Al aprender cosas nuevas sobre los demás, como los talentos y los puntos fuertes, se pueden dividir las tareas según la capacidad. Cuando se necesita orientación, se sabe quién es el más capacitado para responder a la pregunta o ayudar. También es más probable que disfrutes trabajando con los miembros del equipo que conoces, lo que mejora la moral del equipo.

Mejor comunicación

Los equipos con mayor conexión personal también se benefician de una mejor comunicación. Os consultáis más a menudo, aumentando la colaboración y la calidad del trabajo de todos. Se comparten direcciones, pautas y proyectos de forma cómoda y frecuente, lo que aumenta la productividad y la eficiencia. Los equipos también suelen incorporar nuevos compañeros de trabajo con mayor facilidad, acogiéndolos con procedimientos establecidos de presentación y conexión.

Vida personal enriquecida

Establecer una relación con un compañero de trabajo también puede beneficiarle personalmente. Los compañeros de trabajo pueden convertirse en tus amigos, y esto beneficia tu vida y la de ellos. Las relaciones aumentan la felicidad, y la felicidad es importante para la salud. Conocer a nuevas personas y comprender diferentes perspectivas puede ayudarte a considerar las cosas de forma diferente a como lo harías de otro modo. Mientras pasas tiempo con tus compañeros de trabajo, puedes aprender nuevas aficiones, recetas o probar nuevas actividades con gente nueva. Si eres más amigable con tus compañeros de trabajo, puede que incluso descubras que también disfrutas más de tu trabajo.

Relacionado: Cómo ser un gran compañero de trabajo

Formas de conocer a tus compañeros de trabajo

Incluso durante el trabajo, tienes muchas oportunidades de conocer mejor a tus compañeros. Algunas ideas son:

  • Disfruta de un almuerzo con uno o varios de tus compañeros.

  • Planifica actividades juntos fuera del horario de oficina, como la recaudación de fondos o la asistencia a una clase en grupo.

  • Incorporar preguntas para romper el hielo en las reuniones de equipo.

  • Lleve comida para compartir, como galletas caseras o bocadillos, o sugiera una comida compartida para un almuerzo de trabajo ocasional.

  • Organiza un viaje compartido.

  • Asistir a eventos patrocinados por la empresa, como barbacoas o actividades de creación de equipos por la noche.

  • Proponga una actividad de creación de equipo en la próxima reunión del equipo, como una sala de escape o un proyecto de construcción.

  • Crea un grupo de caminantes durante la comida.

  • Celebra los acontecimientos de la vida de tus compañeros de trabajo, como los cumpleaños, los hitos o las fiestas que celebran.

Relacionado: Salidas laborales divertidas para la formación de equipos corporativos

Cómo utilizar las preguntas para conocer mejor a sus compañeros de trabajo

Una forma sencilla de saber más sobre alguien es preguntarle sobre sí mismo. Siga estos pasos para conocer mejor a sus compañeros de trabajo:

1. Encuentre una oportunidad para hacer preguntas

Espere una oportunidad natural. Por ejemplo, si está rellenando su café al mismo tiempo que un nuevo compañero de trabajo, salúdelo e inicie una conversación. Sin embargo, asegúrese de no interrumpir el trabajo de alguien al hacerlo. Busca los momentos en los que ambos estéis en el descanso, como la hora de la comida o el comienzo y el final de la jornada laboral.

2. Pregunte por algo que les interese

Una vez que inicie una conversación, intente hablar de algo más interesante que las conversaciones casuales sobre el tiempo o el trabajo. Haga una pregunta que les anime a pensar o comparta algo un poco más personal con usted. Esto le permitirá conocer mejor quiénes son, más allá de la descripción de su trabajo.

Relacionado: Relacionado: 55 «Conocerte» preguntas para el lugar de trabajo

3. Escuche activamente sus respuestas

Cuando su colega le responda, preste atención a lo que dice. No planifiques una respuesta a lo que dicen mientras hablan, porque eso puede distraerte de lo que te están diciendo. Escucha su respuesta y reacciona después de que haya terminado de hablar.

Relacionado: La importancia de saber escuchar y cómo hacerlo eficazmente

4. Convierta la pregunta en una conversación

Responde interesándote por su respuesta o haciendo preguntas de seguimiento. Incluso puedes compartir tu respuesta a la pregunta que has formulado. Por ejemplo, si le has preguntado por una afición y dice que le gusta tocar la guitarra, dile que una de tus aficiones es también tocar un instrumento. Deja que la conversación continúe de forma natural y, si te hacen una pregunta a su vez, dales una respuesta meditada.

5. Recuerde sus respuestas

Intente mostrarles que recuerda la conversación que compartió con ellos. Por ejemplo, si mencionan que están aprendiendo a tejer, pregúnteles cómo va su último proyecto cuando los vea esa misma semana. Esto refuerza el hecho de que les has escuchado y te importa lo que han dicho.

6. Sugerir actividades y aceptar invitaciones

Pasar tiempo con un compañero de trabajo fuera de la jornada laboral te da más tiempo para conocerlo. Al ser fuera del horario de trabajo, puedes centrarte más en hacer preguntas y escuchar las respuestas, dándote realmente la oportunidad de construir una relación con tu compañero de trabajo. Extender una invitación es tan importante como ser invitado, ya que ninguna relación puede ser unilateral. Decide una actividad relacionada con la conversación que habéis mantenido. Por ejemplo, si habéis hablado de gustos musicales comunes, menciona un próximo concierto y pregúntale si quiere asistir contigo.

Ejemplos de preguntas

Cuando inicies una conversación con alguien, prueba con una de las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es su afición favorita?

  • ¿Qué programas o películas está viendo últimamente?

  • ¿Tiene mascotas?

  • ¿Qué' es su cena de bienvenida?

  • ¿Dónde fuiste a la escuela?

  • ¿Cuál es el lugar más memorable que ha visitado?

  • ¿Cuál era tu trabajo soñado de niño?