Consejos para conseguir la aceptación de sus ideas

Tener la capacidad de influir en los demás o de conseguir la aceptación de tus planes e ideas es una habilidad importante en los negocios. Conseguir la aceptación te ayuda a obtener el apoyo que necesitas para introducir una nueva iniciativa, cambiar el statu quo o arreglar un sistema roto. Si quieres saber cómo garantizar el apoyo a tus planes, es importante que sepas cómo conseguir la aceptación.

En este artículo explicamos qué es la aceptación, cómo conseguirla en el trabajo y consejos para conseguirla.

Relacionado: Habilidades de negociación: Definición y ejemplos

¿Qué es el reconocimiento en el trabajo?

Conseguir la adhesión es animar a los demás a apoyar su visión de algo. Los líderes de la organización y los mandos intermedios suelen influir entre sí, en los accionistas y en los empleados para que apoyen sus ideas. Por ejemplo, los directivos pueden exigir a los accionistas que apoyen una inversión empresarial, mientras que los mandos intermedios pueden necesitar que los empleados apoyen una visión de la empresa para reducir las ineficiencias. Conseguir el apoyo de los demás puede ser importante cuando:

  • Introducir cambios organizativos significativos
  • Permitir que los miembros del equipo conozcan su contribución individual
  • Permitir que los miembros del equipo conozcan los procesos y no sólo el resultado
  • Hacer que los empleados sientan que son una parte valiosa de la organización

Conseguir la adhesión no significa estar 100% de acuerdo con su visión, sino tener el apoyo de su equipo aunque no estén totalmente de acuerdo con usted. Los líderes deben saber cómo conseguir la aceptación de sus seguidores para aumentar el apoyo a su visión y lograr el éxito de la organización.

Relacionado: Habilidades de persuasión: Definición y ejemplos

Cómo conseguir que te acepten

Estos son algunos de los pasos que puede seguir para conseguir que los demás acepten sus ideas:

1. Formular una visión clara

El paso inicial para conseguir la aceptación es desarrollar una visión clara de lo que se quiere introducir. Tener una visión clara puede demostrar a los demás que crees que es una buena idea. Formular una visión implica:

  • Definir el problema
  • Ofrecer ejemplos concretos de la solución
  • Respaldar su solución con un razonamiento sólido
  • Proporcionar datos y métricas para respaldar su solución
  • Transmitir los riesgos de tu plan

2. Invita a los demás' ideas

Este paso implica invitar a su público a mejorar su idea mediante críticas y opiniones. Conseguir su aceptación puede implicar algún componente de co-creación, que puede ayudar a asegurar el compromiso, dinamizar a su público y proporcionarle dirección. Invitar a otras personas a aportar sus ideas también puede hacer que se sientan parte del proceso y sea más probable que apoyen su punto de vista. Puede hacerlo de la siguiente manera:

  • Dar tiempo a la audiencia para que entienda la visión
  • Responder a tantas preguntas como sea posible
  • Reconocer las críticas y utilizarlas para explicar mejor su plan
  • Mostrar un interés genuino por las opiniones de los demás
  • Hacer las preguntas adecuadas para obtener la información que necesita

Es posible que necesites diferentes métodos para captar las opiniones, como cuestionarios, grupos de discusión y encuestas. Hacer que el proceso sea anónimo también podría suscitar comentarios significativos.

3. Aprovechar los comentarios

Utiliza los comentarios del equipo para mejorar la idea original. Es más probable que la gente se comprometa a actuar si siente que sus ideas forman parte del plan. Es posible que no todos los comentarios se conviertan en parte del plan, pero es vital reconocer a todos los que han contribuido diciendo «nuestro plan». La forma de comunicarse puede ayudar a mostrar a los demás que la visión no es de un individuo, sino que es el producto de un esfuerzo de equipo.

4. Comunicar los progresos

Para que la gente siga formando parte de la visión, manténgala al día sobre los progresos. Si hay hitos alcanzados, puedes comunicárselos al equipo para ayudar a motivarlos. Podría haber algunas preocupaciones o resistencias, pero puedes colaborar con ellos para abordar estos problemas emergentes. Un buen punto de partida podría ser preguntar al equipo qué puede hacer para que se sienta cómodo con el plan o el proceso.

Relacionado: Presentación de la empresa: Definición y cómo redactar una (con consejos)

Consejos para conseguir el apoyo de los clientes

Estos son algunos consejos que le ayudarán a conseguir la aceptación de sus ideas:

Adapte su propuesta a su público

Organice reuniones previas con los actores clave para presentar su visión por adelantado. Una buena presentación puede responder al «por qué» de su visión, por ejemplo, por qué es necesario actuar. Presentar la idea a los actores clave también puede permitirte familiarizarte con los objetivos, las motivaciones y los valores de la audiencia. Si te diriges a la preocupación de las personas influyentes, te resultará más fácil ganarte el apoyo de los demás.

Relacionado: Cómo escribir un pitch paso a paso

Crear una imagen de cambio

Cree una imagen de los beneficios del cambio y muestre a su público por qué es necesario actuar. Puede hacerlo mediante un marco de planificación de escenarios. Dibujar el mejor escenario, el peor escenario y el escenario realista puede permitir que su equipo reaccione y se apropie de su visión. También puede utilizar estudios de casos para ayudar a su audiencia a visualizar lo que está trabajando para lograr.

Muestre los beneficios de su plan

Mostrar cómo el plan va a ayudar a la organización puede permitir a su equipo hacer cálculos mentales sobre si la idea merece la pena. A veces, la pérdida percibida de los beneficios actuales puede hacer que algunas personas sean lentas para aceptar el cambio. Si les muestra los aspectos positivos del cambio, es más probable que acepten su plan.

Dirija a su equipo con el ejemplo

Puede ser más fácil conseguir la adhesión de un equipo si predica con el ejemplo. Si una idea requiere cambios de personal, primero haga usted mismo los cambios para demostrar a los miembros del equipo que está dispuesto a hacer lo que les pide. Esto puede darles una idea de lo que les pide y animarles a confiar en usted.

Esté preparado para comprometerse

A veces una idea original no es del todo viable para una empresa u organización y puede necesitar algún cambio para seguir adelante. Esté preparado para aceptar un compromiso si su público no está de acuerdo con toda su visión o incluso con parte de ella. Es posible que tenga que trabajar con otros para encontrar una solución viable que siga cumpliendo los objetivos deseados.

Aproveche el poder de la repetición

Conseguir la adhesión es un proceso que puede requerir repetir su mensaje con regularidad en diferentes foros y de diversas maneras. Por ejemplo, puede enviar correos electrónicos a los miembros de su equipo y también incluir su idea en el orden del día de una reunión en la oficina.

Trabaje en el encuadre de su mensaje

La forma de presentar su mensaje también puede determinar el grado de aceptación de su idea por parte de su equipo. El lugar que ocupa una visión en la lista de prioridades de una organización puede depender de cómo se enmarque el plan. Si la gente ve cómo puede encajar en el plan general de la organización, es más probable que apoye su idea. Por ejemplo, puede mencionar cómo el plan puede apoyar el plan estratégico general de la empresa o puede hacer que el negocio sea más competitivo.

Regular y ser consciente de las emociones

Conseguir la adhesión es una actividad interpersonal, a menudo con mucho en juego. Vender tu visión puede despertar emociones como la pasión y la ira, que, si se dirigen adecuadamente, pueden mejorar tus posibilidades de conseguir el compromiso de los demás. Para tener éxito a la hora de conseguir el compromiso, puedes prestar atención a las emociones de tu audiencia y al mismo tiempo mantener tus propias emociones.

Entender la motivación de la audiencia

Si entiende lo que motiva a su público, es más probable que consiga su adhesión. Puedes conocer sus motivaciones a partir de las ideas que han expresado previamente y luego puedes entrelazar tu visión con sus motivaciones para tener más posibilidades de conseguir su apoyo.

Dominar el arte del timing

Encontrar el momento adecuado para plantear sus ideas puede ser fundamental para asegurar su aceptación. Los vendedores de ideas con éxito suelen ser sensibles a las predisposiciones de su público y a las circunstancias que les rodean. Los mejores influenciadores pueden estar abiertos a posponer una idea a una fecha posterior si las circunstancias actuales no favorecen la aceptación. También es vital tener en cuenta que si un plazo es inminente, vender una visión puede ser menos eficaz que proponer una consulta abierta.

Adherirse a las normas de la organización

Entender las normas de tu organización puede ayudarte a saber cuál es la mejor manera de vender tu visión. Algunas personas prefieren los enfoques formales, mientras que otras son más propensas a dejarse influir por las conversaciones informales y extraoficiales. Otras normas a tener en cuenta son si los datos pueden influir en la decisión de tu audiencia.

Utilice una combinación de tácticas

Utilizar una sola táctica para convencer a un público mixto puede no tener demasiado éxito. Puede combinar diferentes tácticas para aumentar sus posibilidades de conseguir la aceptación de su visión.