15 Consejos para que las enfermeras sobrevivan al turno de noche

Según datos recientes, la enfermería es una de las profesiones más populares. El sector sanitario es especialmente fuerte, con muchos puestos de enfermería en el turno de noche abiertos y disponibles para personas cualificadas. Por otra parte, los enfermeros del turno de noche se enfrentan a retos únicos en su trabajo que probablemente no encuentren en el turno de día.

En este artículo, explicamos qué hacen las enfermeras del turno de noche y ofrecemos 15 consejos de supervivencia para trabajar de noche.

Relacionado: 12 trabajos en el sector de la salud que están bien pagados

¿Qué es un enfermero del turno de noche?

Los auxiliares de enfermería y las enfermeras registradas de práctica avanzada que trabajan por la noche se denominan enfermeras del turno de noche.

Programar

Las enfermeras a tiempo completo tienden a trabajar en uno de estos tres horarios:

  • Turnos de ocho horas cinco días a la semana
  • Turnos de 10 horas cuatro días a la semana
  • Turnos de 12 horas tres días a la semana

Todos estos turnos se consideran a tiempo completo. Los turnos nocturnos suelen ser de 10 o 12 horas, aunque algunos centros ofrecen turnos nocturnos de ocho horas.

Lugar de trabajo

Los enfermeros del turno de noche son necesarios en cualquier centro asistencial que albergue pacientes durante la noche. Los lugares de trabajo más habituales para los enfermeros del turno de noche son los hospitales, los centros de cuidados de larga duración y las residencias de ancianos.

Deberes

Las enfermeras del turno de noche tienen las mismas responsabilidades que las del turno de día, como son los cuidados rutinarios de los pacientes, la administración de la medicación y la respuesta a las preocupaciones de los pacientes. A menudo, el trabajo del turno de noche es más lento y manejable que el del turno de día, ya que muchos pacientes están dormidos. Sin embargo, el horario nocturno puede ser un reto para los que no están acostumbrados a trabajar en el turno de noche.

Relacionado: Trabajo por turnos: Definición, trabajos, ventajas e inconvenientes

15 consejos de supervivencia para las enfermeras del turno de noche

Aquí tienes 15 consejos de supervivencia para que los enfermeros del turno de noche hagan su mejor trabajo y aprovechen al máximo sus días:

  1. Establecer un horario
  2. Dar tiempo a la adaptación
  3. Comer sano
  4. Crear una zona de descanso
  5. Controla tu salud
  6. Lleva colores brillantes
  7. Vigila tu consumo de cafeína
  8. Hazte amigo de tus compañeros de trabajo
  9. Mantener las relaciones
  10. Bebe agua
  11. Ajustar los medicamentos
  12. Mantente ocupado
  13. 2. Hacer ejercicio con regularidad
  14. Toma los descansos
  15. Conduce a casa con seguridad

Relacionado: 10 Consejos para estar más orientado a los objetivos en el trabajo

1. Establezca un horario

Mantén un horario coherente de trabajo y sueño. Al principio puede ser un reto dormir durante el día cuando estás acostumbrado a estar despierto, pero dormir adecuadamente es vital para tu rendimiento laboral y tu bienestar general. Establece un horario claro para dormir después de tu turno y cúmplelo. Algunas enfermeras prefieren mantener su horario de sueño diurno en los días libres para mantener sus cuerpos y mentes preparados para el trabajo, mientras que otras prefieren ajustar su horario para que coincida con el de sus familias. Determina qué es lo mejor para ti y para tu familia.

2. Dejar tiempo para adaptarse

Lo más probable es que haya estado despierto durante el día y durmiendo por la noche durante la mayor parte de su vida. Su cuerpo y su mente tardarán en adaptarse a trabajar de noche y dormir de día. Date tiempo para adaptarte al nuevo horario.

3. Coma alimentos saludables

Una alimentación sana es importante para todos, pero aún más para los trabajadores nocturnos. Lleve una dieta saludable para mantener su bienestar. Evita los tentempiés poco saludables en el trabajo cuando estés cansado y come en su lugar un tentempié saludable. Te dará más energía y hará que te sientas bien.

4. Crear una zona de descanso

Cuando haya terminado su turno y sea hora de irse a la cama, asegúrese de que su espacio para dormir sea propicio para el descanso. Nuestros cuerpos y mentes utilizan la luz para determinar si debemos estar despiertos o dormidos. Invierte en cortinas opacas, un antifaz y tapones para los oídos para convencer a tu mente de que está oscuro y es hora de dormir. La luz que se filtra a través de las finas cortinas o el sonido de la gente moviéndose en otro lugar de la casa pueden despertarte, y es muy difícil volver a dormir después de despertarse a mediodía.

5. Vigila tu salud

Los trabajadores del turno de noche corren un mayor riesgo de padecer problemas de salud, como insomnio, hipertensión y aumento de peso, que sus homólogos diurnos. Mantenga un estilo de vida saludable y controle su salud con regularidad.

6. Lleva colores brillantes

Los colores brillantes indican a su cerebro que es hora de estar activo y despierto. Seleccione uniformes de colores brillantes con patrones divertidos para ayudar a su cerebro a mantenerse activo durante su turno. Sus compañeros de trabajo también se beneficiarán de su elección de ropa.

7. Vigila tu consumo de cafeína

Adapte su consumo de cafeína para apoyar su horario de trabajo y de sueño. Evite el café o los refrescos a primera hora de la mañana cuando termine su turno, ya que esto puede hacer que conciliar el sueño al llegar a casa sea un reto. En su lugar, beba una taza de café al comienzo de su turno y pase a tomar bebidas saludables e hidratantes a medida que éste continúe.

8. Hazte amigo de tus compañeros de trabajo

El aislamiento puede hacer que te sientas somnoliento y deprimido durante tu turno. Hable con sus compañeros y establezca relaciones positivas en el trabajo. Esto te ayudará a mantenerte despierto y concentrado durante tu turno. Además, las relaciones en el trabajo tienden a elevar la moral general y a evitar que los empleados abandonen sus puestos de trabajo.

9. Mantenga las relaciones

Hay que prestar especial atención a las relaciones personales cuando se trabaja en el turno de noche. Saca tiempo para hablar con tu pareja y tus hijos sobre tu trabajo y el de ellos. Envíe mensajes de texto o deje notas en la casa para que su familia las encuentre mientras usted está en el trabajo. Programe salidas después de haber dormido durante el día.

10. Bebe agua

La hidratación es vital, especialmente para las enfermeras del turno de noche, que suelen estar de pie o trasladando pacientes. Beba mucha agua durante su turno. Esto tiene el beneficio añadido de mantenerte despierto y activo al enviarte al baño regularmente.

11. Ajustar los medicamentos

Revisa cuidadosamente los efectos secundarios de los medicamentos que puedas estar tomando antes de tu primer turno de noche. Si antes tomabas la medicación por la noche porque puede provocar somnolencia, tómala en su lugar antes de irte a dormir por la mañana.

12. Manténgase ocupado

Los turnos nocturnos de enfermería suelen tener un ritmo más lento que los diurnos. La mayoría de los pacientes están dormidos y el personal auxiliar se ha ido a casa por el día. Puede haber periodos de inactividad entre las tareas rutinarias. Manténgase ocupado paseando por los pasillos, conversando con sus compañeros o poniéndose al día con el papeleo.

13. Haga ejercicio con regularidad

El ejercicio regular le ayuda a mantenerse sano y en forma. Haz que el ejercicio sea una parte constante de tu rutina. El ejercicio puede ayudar a aliviar la dificultad para conciliar el sueño, lo que es vital para las enfermeras del turno de noche.

14. Tomar descansos

Utilice sus descansos obligatorios. Asegúrese de que come alimentos saludables y descansa durante sus descansos. Algunos centros permiten a las enfermeras del turno de noche dormir la siesta durante los descansos y proporcionan lugares seguros y designados para ello. Asegúrate de que tu lugar de trabajo lo permite y, si es así, aprovéchalo. Estarás mejor preparado para trabajar si estás bien descansado.

15. Conduce a casa con seguridad

Al final de su turno, puede estar agotado y somnoliento. Asegúrate de tomar precauciones para llegar a casa con seguridad. Abre las ventanas del coche y sube el volumen de la radio para mantenerte despierto. Si crees que no puedes conducir con seguridad, llama a alguien para que te recoja o contrata un servicio de coche para que te lleve a casa.