15 Consejos para elaborar un presupuesto eficaz que todo el mundo debería conocer

Crear y seguir un presupuesto es una forma eficaz y eficiente de alcanzar sus objetivos financieros, tanto si quiere ahorrar para unas vacaciones como si simplemente quiere dejar de vivir al día. Tanto si quieres ahorrar para unas vacaciones como si simplemente quieres dejar de vivir al día, la elaboración de un presupuesto es una forma excelente y eficaz de alcanzar tus objetivos monetarios.

En este artículo, exploramos qué es la elaboración de un presupuesto y 15 de los mejores consejos a tener en cuenta a la hora de crear e implementar un plan presupuestario.

¿Qué es la presupuestación?

Un presupuesto es un plan para asignar fondos con el fin de cumplir los objetivos financieros. Un presupuesto es la configuración de un plan financiero. Un presupuesto le permite determinar si dispondrá de los recursos adecuados para alcanzar sus objetivos, estimando cuánto dinero puede gastar o ahorrar.

Por ejemplo, si quiere ahorrar para unas vacaciones, es probable que cree un presupuesto que incluya el ahorro de una cantidad determinada de dinero cada semana o mes para tomar las vacaciones. Para ello, es probable que tenga que reducir sus gastos en un área para poder ahorrar dinero para las vacaciones.

Elaborar un presupuesto es importante porque te permite asegurarte de que siempre tienes dinero para pagar las cosas que necesitas y las que son importantes para ti. El presupuesto de cada persona será diferente en función de sus objetivos y situación individuales.

Relacionado: Presupuesto: Definición y tipos

15 consejos a tener en cuenta al crear un presupuesto

A continuación se ofrecen varios consejos para tener en cuenta a la hora de elaborar un presupuesto:

1. Tener claros los objetivos

Antes de crear un plan presupuestario, debe tener claros los objetivos que tiene para su presupuesto. Por ejemplo, ¿busca minimizar los gastos excesivos o quiere ahorrar para unas grandes vacaciones? Tener una idea clara de lo que quiere conseguir le servirá de orientación a la hora de crear y aplicar un enfoque presupuestario.

Relacionado: Cómo empezar un presupuesto en 7 pasos

2. Elige un método de presupuestación

Hay varias formas de presupuestar, y saber cuál es la mejor para su personalidad y necesidades únicas le ayudará a garantizar su éxito. Algunos ejemplos de métodos de presupuestación son

Presupuesto basado en cero

Este método de presupuestación consiste en conseguir que su presupuesto sea igual a cero después de restar sus gastos de sus ingresos. El dinero sobrante se destina a los ahorros o se asigna a otra cosa para que no te sobre dinero para gastar.

Sistema envolvente

Este tipo de presupuestación implica hacer todo el presupuesto con dinero en efectivo. Con los sistemas de sobres, se planifica cómo se va a gastar el dinero cada mes y se crea un sobre con la cantidad de dinero asignada para cada gasto. Luego, sólo utilizas el dinero del sobre para pagar los gastos.

Por ejemplo, cuando vas a hacer la compra, utilizas el dinero que tienes en el sobre de la compra. Si se queda sin dinero, no compra nada más en esa categoría hasta el mes siguiente.

Presupuesto de pago

Este método presupuestario hace hincapié en la amortización de la deuda y los ahorros. Utilizando este método presupuestario, usted' apartará una cantidad fija de dinero cada vez que reciba un cheque de pago para el pago de deudas y ahorros y luego utilizará el resto de su dinero de la manera que desee.

Presupuesto 50/30/20

Este tipo de presupuesto consiste en desglosar sus gastos en tres categorías diferentes: Gastos necesarios, gastos discrecionales y ahorros y pagos de deudas. El 50% del presupuesto se destina a los gastos necesarios, el 30% a los gastos discrecionales y el 20% al ahorro y la deuda.

3. Utilizar una plantilla de presupuesto

Hay varias plantillas de presupuestos disponibles en línea que le ayudarán a orientarse a la hora de crear un presupuesto. Estas herramientas son especialmente útiles para las personas que son nuevas en la elaboración de presupuestos. La mayoría de las plantillas de presupuestos incluyen los distintos gastos comunes para la mayoría de las personas, así como áreas en las que se pueden incluir gastos adicionales. Puede imprimir la plantilla y rellenarla para tenerla a mano cada mes.

Relacionado: Hoja de cálculo del presupuesto gratuita

4. Priorice sus gastos

Hay varios gastos que deben priorizarse sobre otros. Por ejemplo, los comestibles, la vivienda y el coste del transporte son ejemplos de gastos necesarios en los que incurre la mayoría de la gente. Estos gastos se consideran necesarios y son cosas sin las que la mayoría de la gente no puede vivir. Una vez que haya priorizado los gastos necesarios, podrá presupuestar los gastos que entran en la categoría de «deseos» en lugar de la de «necesidades».

5. Pagar la deuda

El pago de la deuda es un componente importante para el éxito de la elaboración de un presupuesto y, en última instancia, permitirá disponer de más dinero para el ahorro y los gastos. Hay varios métodos diferentes para hacer frente a la deuda, como el método de la bola de nieve. Cuantas más deudas tengas, más diligente deberás ser a la hora de pagarlas.

6. Lleve un registro de todos los gastos

Aunque pueda parecer tedioso, hacer un seguimiento de todos los gastos es importante a la hora de establecer un presupuesto. Esto le da una idea exacta de cómo está gastando su dinero y dónde puede reducir los gastos. Aunque no es necesario llevar un registro de los gastos para siempre, es una buena idea anotar todos los gastos durante uno o dos meses. Una vez que tengas una buena comprensión de a qué va tu dinero, estarás mejor equipado para asignar los fondos necesarios para acomodar estos gastos, así como para identificar las áreas en las que puedes ahorrar en lugar de gastar.

7. Analice sus hábitos de gasto

Al igual que el seguimiento de sus gastos, el análisis de sus hábitos de gasto es también un componente importante para crear un plan presupuestario sólido. Si es propenso a hacer compras de última hora o a gastar regularmente dinero en compras que no son necesarias, es posible que quiera reconsiderar sus hábitos de gasto.

Por ejemplo, si gasta 5 dólares en café todos los días, eso suma aproximadamente 150 dólares al mes en café. Puedes reducir fácilmente este gasto preparando el café en casa. Saber dónde están tus puntos débiles en cuanto a gastos te da poder a la hora de crear un presupuesto y aumentar tu poder adquisitivo general.

8. Utilizar un calendario establecido para gastar el dinero

Hay varios gastos que puedes elegir para pagar en una fecha determinada cada mes. Por ejemplo, puede elegir hacer la compra todos los lunes y pagar las facturas en un día determinado cada mes. Programar sus gastos le proporciona un mayor control sobre el destino de su dinero y le asegura saber qué puede esperar en términos de gastos.

9. Cree una sección de gastos diversos en su presupuesto

Los gastos imprevistos son inevitables, por lo que es importante presupuestarlos por adelantado. La creación de una cuenta de gastos diversos garantiza que se disponga de dinero cuando surja algún imprevisto, como un pinchazo o una reparación en casa. También garantiza que el pago de estos gastos no le haga endeudarse o le obligue a utilizar un dinero que tenía asignado para otro fin.

10. Utilice el efectivo en lugar de las tarjetas de débito o crédito

Cuando se gasta dinero con una tarjeta de crédito o débito, no se ve realmente el dinero que se gasta. Esto puede hacer que sea fácil gastar más de la cuenta o hacer compras que no necesitas sin darte cuenta de las consecuencias. Utilizar el efectivo en la medida de lo posible te permite ver físicamente el dinero que gastas y saber exactamente cuánto dinero te queda después de una compra.

11. Automatice sus ahorros

Ahorrar no siempre es fácil, sobre todo si eres nuevo en esto. Muchas personas son mucho más propensas a gastar dinero a corto plazo que a ahorrarlo a largo plazo. En lugar de dejar el ahorro en manos del autocontrol, automatiza tus ahorros transfiriendo una cantidad determinada de dinero a una cuenta de ahorro cada semana o cada mes. La automatización del ahorro elimina las conjeturas y le permite asignar fondos a una cuenta de ahorro sin tener que pensar en ello.

12. Utilizar recursos de ahorro

Existen varios recursos de presupuestación y ahorro que hacen que la gestión de su presupuesto sea más fácil y fluida. Por ejemplo, puedes utilizar una aplicación de teléfono móvil para controlar tus gastos o crear un presupuesto directamente en tu teléfono. Después, sólo tienes que abrir la aplicación para ver tu progreso y anotar las áreas en las que necesitas mejorar.

13. Deshágase de las tarjetas de crédito

Si estás tratando de pagar tus deudas mientras elaboras tu presupuesto, una buena manera de hacerlo es deshacerte de tus tarjetas de crédito. Algunas personas cortan sus tarjetas de crédito o las dejan en un cajón para que no estén accesibles cuando salen de compras. Cuando no tienes una tarjeta de crédito a mano para hacer una compra, es más probable que te lo pienses dos veces y determines si es realmente necesario. Si es necesaria, utiliza el dinero que tienes disponible para comprarla en lugar de aumentar tu deuda.

14. Sea realista

Pueden pasar varias semanas o meses para empezar a aplicar un plan presupuestario con éxito. Elaborar un presupuesto no es fácil, especialmente si nunca lo ha hecho antes. Sé realista con tus objetivos y concéntrate en gastar más de la cuenta o en cometer un error. Con la práctica continuada, mejorarás en la elaboración de presupuestos y aprenderás los hábitos que hacen que gastes más de la cuenta y cómo evitarlos.

Relacionado: Por qué es importante elaborar un presupuesto (más 7 beneficios de elaborar un presupuesto)

15. Revise periódicamente su presupuesto

Los presupuestos pueden cambiar mensualmente o incluso semanalmente. Por ejemplo, durante las fiestas, muchas personas desean destinar más dinero a gastos como regalos y decoraciones navideñas. Además, los ingresos también pueden cambiar, por lo que revisar periódicamente su presupuesto le asegura estar al tanto de estos cambios e implementar las medidas necesarias para adaptarse a ellos.