9 Consejos para mantener conversaciones efectivas en el trabajo

Mantener una conversación es una parte importante para convertirse en un comunicador eficaz. Esta habilidad puede beneficiar tanto a su carrera profesional como a su vida personal. Por ejemplo, mantener una conversación puede mejorar tus posibilidades de conseguir un trabajo y establecer relaciones laborales sanas con tus compañeros.

En este artículo, explicamos la importancia de mantener una conversación y enumeramos varios consejos para mantener una conversación en el trabajo.

Relacionado: 21 consejos que te ayudarán a comunicarte mejor en el trabajo

¿Por qué es importante mantener una conversación?

Mantener una conversación te asegura sacar el máximo provecho de tu intercambio con un colega o con un reclutador. Aquí tienes cuatro razones para ello:

  • Creación de redes: Mantener una conversación con los reclutadores puede ayudarle a establecer una red de contactos lo suficientemente larga como para que tengan una descripción más precisa de sus credenciales. Cuando los reclutadores tengan un mayor conocimiento de tus cualificaciones, podrás tener más posibilidades de empleo.
  • Entrevistas: Si estás haciendo una entrevista para un puesto, prolongar la conversación con el director de la empresa te da más tiempo para destacar tus habilidades. El tiempo extra que tienes para hablar con ellos puede ayudarles a entender mejor si eres una buena persona para el puesto que están contratando.
  • Por el vínculo: Saber mantener una conversación puede ayudarte a conocer mejor a tus compañeros de trabajo. Esencialmente, le da la oportunidad de hacerse amigo de sus colegas, lo que puede permitir un entorno de trabajo más agradable.

Relacionado: Cómo comunicarse mejor con los compañeros de trabajo

Consejos para mantener una conversación

Saber mantener una conversación puede ayudarle en diversas circunstancias. Tanto si eres un empleado nuevo como si tienes un nivel superior, ten en cuenta estos consejos para fomentar conversaciones más largas en el lugar de trabajo:

Utiliza preguntas abiertas

En lugar de hacer una pregunta cerrada a la que alguien pueda responder con un «sí» o un «no», haga una pregunta abierta que fomente una respuesta más larga. Una pregunta abierta suele requerir más que una respuesta de una sola palabra. Por ejemplo, puede preguntar:

  • ¿Puede hablarme del equipo que ha seleccionado para este proyecto?
  • ¿Qué tareas ha realizado hoy?
  • ¿Cuáles son tus objetivos para el nuevo departamento?

Haz preguntas de seguimiento

Mantenga la conversación haciendo una pregunta de seguimiento. No sólo aumenta la probabilidad de que la conversación sea más larga, sino que también demuestra que usted está realmente interesado en lo que tienen que decir. Por ejemplo, si responden a tu pregunta sobre su día, puedes continuar preguntándoles sobre un proyecto específico que hayan completado.

Asegure una conversación equilibrada

Si piensas hacer preguntas de seguimiento, comparte algo sobre ti mismo a lo largo de la conversación para mantener una conversación equilibrada. En lugar de hacerles preguntas continuamente, menciona cosas sobre ti mismo que se apliquen a la conversación. Por ejemplo, si está hablando con alguien sobre su primera semana en el trabajo, comparta detalles sobre lo que fue para usted como nuevo empleado.

Prepara algo para discutir

Piensa en lo que quieres decir y prepara algunos puntos de discusión con antelación. Por ejemplo, antes de asistir a una reunión, piensa qué preguntas tienes para el anfitrión o los demás asistentes. Tome notas y llévelas a la reunión para poder recordar lo que quiere tratar o preguntar. Tener algunos puntos de discusión o preguntas puede ayudarte a aprovechar al máximo el tiempo y fomentar un flujo continuo de comunicación.

Practica la escucha activa antes de responder

Escuche activamente a su interlocutor antes de articular una respuesta. Por ejemplo, elimine cualquier distracción y concéntrese en cada una de sus palabras. Cuando entiendas completamente lo que están diciendo, es más probable que respondas con algo que les haga querer responder. Por último, tu escucha activa les hace saber que te interesa lo que dicen, lo que puede llevar a una conversación más larga.

Relacionado: Habilidades de escucha activa: Definición y ejemplos

Encuentre intereses mutuos para discutir

Vaya más allá de la conversación trivial buscando lo que tiene en común con la persona con la que está hablando. Ten en cuenta los intereses mutuos para poder mencionar cosas que la persona pueda querer discutir. Encontrar una conexión mutua te ayuda a crear una conexión especial que sólo puedes conseguir con personas con las que compartes intereses comunes. También ayuda a prolongar la conversación y te permite hablar de algo que realmente te gusta.

Por ejemplo, si está conversando con un compañero de trabajo al que le gusta leer, considere la posibilidad de hablarle de un libro que ha terminado recientemente y pregúntele si ha leído algo interesante últimamente. Esto les anima a mantener la conversación con un tema del que probablemente estén interesados en hablar.

Concéntrese en su lenguaje corporal

Preste atención a su lenguaje corporal durante sus conversaciones. En lugar de apartar la vista mientras habla, mire directamente a la persona con la que está hablando, ya que esto demuestra su interés en la conversación. Además, mantén el contacto visual mientras hablan y proporciona información a través de tu lenguaje corporal. Por ejemplo, puedes asentir con la cabeza a lo que dicen para expresar que sigues interesado en la conversación.

Relacionado: Entender el lenguaje corporal y el lugar de trabajo

Repasar un tema anterior

Considera la posibilidad de retomar un tema que la otra persona haya mencionado de pasada. Por ejemplo, si durante la conversación han mencionado brevemente una nueva herramienta de marketing, puedes decir:

  • «Entonces, cuéntame más sobre la nueva herramienta de marketing que mencionaste antes. Me encantaría saber más sobre las estrategias y herramientas que estás implementando en el departamento de marketing»
  • «Creo que ha mencionado antes una nueva herramienta de marketing. ¿Cómo piensa utilizarla en el futuro?

Volver a un tema anterior no sólo te ayuda a mantener la conversación, sino que también demuestra que has prestado atención a lo que han dicho antes.

Sea audaz

Di lo que quieres decir en ese momento. Aunque es normal preguntarse qué puede pensar otra persona sobre tu cambio de tema o tu opinión, expresa tus pensamientos con confianza. Es posible que les interese el nuevo tema. Asegúrate de que el nuevo tema que introduces es algo que te resulta interesante para poder mantener una conversación con el mínimo esfuerzo.