10 Consejos clave para los profesores sustitutos

Los centros escolares recurren a los profesores sustitutos para suplir la ausencia de un profesor ausente. La duración de las asignaciones varía, desde unas pocas horas hasta muchos meses. Dependiendo del distrito, los sustitutos pueden especificar asignaturas, niveles de grado o escuelas, además de las asignaturas preferidas. Debido a estos factores, la docencia sustituta es una profesión muy flexible.

Como profesor sustituto, entrar en una nueva aula puede ser un reto. Al fin y al cabo, es un entorno nuevo con personas y procesos nuevos.

En este artículo, te damos nuestros 10 mejores consejos para profesores sustitutos que te ayudarán a tener éxito en la gestión del aula y en tu carrera.

¿Qué hace que un profesor sea un buen sustituto?

Un distrito escolar que valora a sus profesores sustitutos puede beneficiarse de la amplia gama de habilidades que aportan. Los centros escolares suelen solicitar profesores sustitutos que puedan gestionar un aula de alumnos con eficacia. Los profesores sustitutos deben ser organizados, concienzudos y capaces de adaptarse a cualquier situación que surja en el aula. Trabajan para establecer relaciones positivas con sus alumnos y son cariñosos, compasivos y se comprometen a ayudarles a tener éxito. Muchos sustitutos acaban convirtiéndose en profesores.

Cómo ser un buen profesor sustituto

Ser profesor sustituto puede ser un trabajo desafiante, pero gratificante. Siga estos 10 consejos para mejorar sus habilidades como educador y convertirse en un profesor sustituto eficaz: 

  1. Llegar antes.
  2. Ser comprensivo.
  3. Utiliza a otros profesores como recurso.
  4. Mantener el control del aula
  5. Traer sus propios suministros
  6. Tenga en cuenta las necesidades especiales de los alumnos.
  7. Tenga un plan de respaldo.
  8. Premiar el buen comportamiento.
  9. Diviértete y asegúrate de que los estudiantes también lo hagan.
  10. Dejar una nota.

1. Llegar temprano

Intente llegar temprano el primer día, especialmente cuando esté haciendo una sustitución en una escuela en la que no haya estado antes. Llegar temprano te da la oportunidad de familiarizarte con la escuela, presentarte a los profesores de las aulas vecinas y revisar los planes de clase que ha dejado el profesor al que sustituyes. Al llegar temprano, también puede disponer de tiempo adicional para reunirse con los administradores de la escuela, que pueden dirigirle al aula, mostrarle dónde se encuentran los planes de clase y ponerle al corriente de los cambios de horario y otros procesos.

2. Sea comprensivo

La enseñanza sustitutiva puede ser una experiencia agradable que le permita interactuar con los alumnos y participar en diversas actividades. Sin embargo, algunos días serán más difíciles que otros y tendrá que mantener la calma y hacer ajustes. Sé comprensivo no sólo con tus propias necesidades, sino con las de tus alumnos. Tenga en cuenta que tener un profesor sustituto también supone un cambio en las rutinas de los alumnos. Para algunos alumnos, los cambios en su rutina suponen un reto mayor que para otros 

Un método eficaz que muchos profesores sustitutos utilizan para reducir el estrés de una rutina cambiante es compartir el horario del día’con sus alumnos. Preparar a los alumnos para lo que viene a continuación puede facilitar las transiciones entre actividades.

3. Utilizar otros profesores como recurso

Conocer a los profesores de las aulas vecinas puede ser útil. Otros profesores pueden responder a preguntas sobre el horario y los procedimientos de la escuela, y darle consejos generales para que su jornada sea fructífera. Algunos pueden sugerirte actividades alternativas o incluso prestarte material. Muchos profesores empezaron su carrera como profesores sustitutos y estarán encantados de ayudarte.

4. Mantener el control del aula

Puede ser fácil suponer que los alumnos se comportarán igual que con su profesor habitual, pero no siempre será así. Al principio de la clase, preséntese y aprenda el nombre de cada alumno. Establezca expectativas claras sobre su comportamiento y su trabajo, y asegúrese de que entienden que sus métodos y procedimientos de enseñanza pueden ser diferentes a los de su profesor habitual.

5. Traiga sus propios suministros

Aunque el profesor al que sustituyes y los profesores de las aulas vecinas pueden tener material que puedes utilizar durante el día, intenta venir preparado con el tuyo propio. La mayoría de las aulas tendrán bolígrafos, lápices, rotuladores de borrado en seco y otros materiales que pueda necesitar a lo largo del día, pero puede ser útil llevar algunos propios. Recuerde que es posible que el profesor habitual no haya tenido tiempo suficiente para elaborar un plan de clases, por lo que debe tener uno preparado. También puede traer juegos, actividades u otros materiales para fomentar el interés de los alumnos. Con sus propios suministros, estará mejor preparado para manejar cualquier situación.

6. Considerar cualquier necesidad especial de los estudiantes

Lee los planes de clase que te ha dejado el profesor habitual y ten en cuenta a los alumnos con necesidades especiales. Es posible que estos alumnos sigan un horario modificado, a menudo abandonando el aula para trabajar con otros profesores, y que requieran adaptaciones adicionales. Sea flexible y sepa adaptarse a las necesidades únicas de cada alumno.

7. Tener un plan de respaldo

Los profesores sustitutos deben estar preparados para cualquier situación en el aula. La mayoría de los profesores dejan planes de clase detallados para que los profesores sustitutos los sigan. Sin embargo, puede haber situaciones en las que tenga que venir preparado con su propio plan de apoyo. Por ejemplo, es posible que el profesor al que sustituye haya tenido una emergencia y no haya tenido tiempo de elaborar un plan de clase o que usted haya terminado una actividad antes de tiempo y tenga unos minutos extra que llenar. Un profesor sustituto eficaz debe tener planeadas actividades o juegos adicionales para que los alumnos participen.

8. Premiar el buen comportamiento

Los profesores sustitutos pueden hacer mucho para fomentar un comportamiento positivo en el aula, pero puede haber casos en los que los alumnos causen interrupciones. Si se produce un enfrentamiento o una interrupción, es importante mantener la calma y encontrar formas positivas de resolver la situación de forma eficaz. En lugar de castigar a los alumnos por comportarse mal en el aula, concéntrese en recompensar a los alumnos por su buen comportamiento. Dependiendo del grado, puede recompensar el buen comportamiento con pequeños premios, pegatinas o golosinas.

9. Diviértase y asegúrese de que los alumnos también lo hagan

Aunque la enseñanza sustitutiva puede ser un trabajo difícil, es importante recordar que hay que divertirse. Entienda que no todo saldrá siempre como se ha planeado, tenga sentido del humor y busque oportunidades para hacer que el día sea agradable para todos. Un profesor sustituto eficaz encuentra formas de relacionarse positivamente con sus alumnos conociéndolos, introduciendo actividades divertidas y manteniendo el ambiente general de la clase alegre y agradable.

10. Dejar una nota

Al final del día, tómate unos minutos para escribir una nota detallada o un correo electrónico al profesor al que has sustituido. Aprovecha esta oportunidad para hacer saber al profesor titular cómo ha ido el día en su ausencia. Toma nota de: 

  • Estudiantes ausentes
  • Cualquier cambio en los planes de clases
  • Estudiantes que participaron en actividades
  • El comportamiento de los alumnos
  • Cualquier otra cosa que el profesor deba tener en cuenta cuando vuelva 

Asegúrate de que la nota es detallada e informativa, pero mantén la profesionalidad y céntrate en lo positivo. Los profesores sustitutos que dejan notas útiles para los profesores titulares tienen más probabilidades de que se les pida que vuelvan a sustituir en su ausencia en el futuro 

La enseñanza sustitutiva es una carrera ambiciosa y significativa que tiene sus propias recompensas. Si le gusta trabajar con niños y se siente bien en situaciones que requieren manejar lo inesperado, la enseñanza sustituta puede ser la carrera adecuada para usted. Recuerda que los profesores sustitutos más eficaces se interesan por el éxito de sus alumnos, fomentan las interacciones positivas en el aula y son capaces de adaptarse a las circunstancias cambiantes.